Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Venom en Chile

Publicado

en

Prometedora se veía la jornada del recién pasado miércoles 9 de diciembre, una tripleta de bandas extremas con Venom a la cabeza liderando el cartel para lo que sería quizás una de las visitas más esperadas en lo que a materia de metal extremo de culto se refiere. Y es que la ya mítica agrupación liderada por Cronos en las voces y que ha cambiado tanto de alineación como mujer cambia de zapatos, sólo había venido una vez en el pasado a Sudamérica en el distante año ’86 y sólo a Brasil, con Exciter y unos jóvenes Sepultura como teloneros. Recién en el presente año por fin sería la oportunidad de Chile.

El show daría inicio un poco pasado de las 20 horas con los locales de Atomic Aggressor quienes desde el Chile Metal Fest (donde tocó Obituary más Sadus) no se les veía pisar un gran escenario para telonear a una banda internacional. Con toda la garra que los caracteriza, estas leyendas del metal nacional se las jugaron con clásicos de Bloody Ceremonial, Resurrection y su más reciente material Rise Of The Ancient Ones. De esta forma la banda se luciría en vivo frente al poco pero presente público que iba en crecimiento a medida que pasaban los minutos.

A las nueve de la noche, sería el turno de los malditos Pentagram que reunidos este año sólo para tocar un par de fechas en Chile y Europa se darían el lujo de ser la antesala de una de las bandas que más los influenció a la hora de componer allá en los ochentas. Estos verdaderos dinosaurios primigenios del Death/Thrash local se ganarían al público desde el primer momento con cortes clásicos y conocidos por la masa chascona chilensis como Profaner, Fatal Predictions, Demented, la grindcore Pigs, y Demoniac Possession entre varias otras que decoraron una presentación muy parecida a la que fue para su show de reunión el pasado Agosto. Divertido fue el hecho de que Anton, el vocalista, destacara la “cagá” que quedó la vez pasada con los mosh en varias canciones y que ahora estaba gustoso de volver a verlas. Al parecer el público chileno en ese sentido le gana por lejos en respuesta a los pasivos europeos.

Bien pasados de las diez de la noche, un foco rojo potente se centraría en la figura omnipresente del macho cabrío, también conocido como satanás, que se ubicaba en el fondo del telón mientras una estrepitosa intro daba la bienvenida a una verdadera leyenda en vida como lo es Cronos quien acompañado de los leales Rage en guitarras y Danté en batería darían vida a una jornada de blasfemia, ocultismo y por supuesto toda la cuota de metal pesado, hard rock, y punk como sólo el sonido de Venom lo puede lograr.

El inicio con Black Metal era lo que muchos esperaban, y los círculos de mosh se armaron en un dos por tres. Continuarían rápidamente con Welcome to Hell y el sonido no era el más pulcro para la jornada, algo mejoraría con la llegada de Bloodlust pero en entrega y aguante la banda no se quedaba atrás. Puntos extras para la increíble iluminación que pudimos presenciar aquella noche, dando a todo el evento un toque lúgubre y misterioso de destacar. Que increíble era escuchar por fin estos temas en vivo, quizás tocados algo más sucios pero que va, y más chacal era ver a un prendidísimo Cronos que vociferaba “South America needs some Venom”, ¿alguna duda de esto?

La noche avanzaba y el ánimo del público no se apagaba ni por un segundo, los torbellinos de gente se dividían en cancha al ritmo de tonadas tales como Hell, Seven Gates Of Hell, Straight To Hell (y varias otras con Hell jajajá), pero el real caos se generó en Countess Bathory, tema clásico del trío que destaca por lo ganchero y pegajoso que resulta y más todavía porque debe ser uno de los temas que siempre Pentagram hace cover (y en este ocasión por razones obvias no lo hicieron). El público saltando y en las tribunas todos levantando los brazos al ritmo de los oscuros riffs del grupo.

Sorprendente fue la inclusión en el setlist de temas tales como In Nomine Satanas y Don’t Burn The Witch, canciones que hasta el momento no se habían tocado al parecer en este tour, nadie los esperaba realmente y fue muy grato que sorprendieran con este as bajo la manga.

La velada llegaba a su fin y con Metal Black se alejaban los músicos de escena por un momento, para luego a pedido del público volver a salir a las tablas y deleitarnos con las últimas sorpresas de la noche: In League With Satan y Witching Hour, canciones con las que el alboroto tomó un carácter masivo, y el desorden en cancha se vivió como pocas veces pasa en el Caupolicán. Las luces se encienden, la banda se despide, y luego de la tormenta vuelve la calma, sólo el grito de un emocionado Cronos irrumpía en la escena mientras aullaba “We’ll Be Back!” y todos aplaudían mientras se retiraban felices a sus casas luego de sendo espectáculo.

PD: Como dato gracioso, notable el final con el sonido de cierre de sistema de Windows que se escuchó a todo lo ancho y largo del Teatro. ¡Detalles que se escapan a los sonidistas!

Fotos por Jorge González Guerra

[nggallery id=14]

Publicidad
7 Comentarios

7 Comments

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 2 meses

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 2 meses

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas