Conéctate a nuestras redes
Steve Rothery Steve Rothery

Entrevistas

Steve Rothery: “Ya nadie disfruta la experiencia de esperar por un álbum”

Publicado

en

La historia de Marillion con nuestro país ya lleva varios capítulos. Sin ir más lejos, fue apenas en mayo de este año cuando Santiago recibió el “Marillion Weekend”, evento realizado durante tres días en el Teatro Caupolicán que pudo ratificar el amor especial que Chile siente por el conjunto británico. Tan solo algunos meses después de eso, su guitarrista Steve Rothery volverá a nuestro país de manera solista, presentando un show que mezcla su material con los clásicos de la primera etapa de Marillion, esa que tuvo al icónico Fish como su frontman.

Con el fin de amenizar la espera para el 4 de diciembre, día en que Rothery se presentará en el Teatro Nescafé De Las Artes, es que conversamos con el legendario guitarrista, quien nos contó sobre sus recuerdos de Santiago, su pasión por la fotografía y el espacio, además de los planes a futuro de Marillion. Te dejamos a continuación con nuestra entrevista completa al destacado compositor británico.

Hola, Steve. ¿Te gustaría que comenzáramos esta entrevista?

Hola, por supuesto, estoy caminando por un parque en estos momentos. Es parte de lo que hago en mis tiempos libres (risas).

Genial, comencemos entonces. Vuelves a tocar en Santiago nuevamente este año. Luego de tu paso con Marillion en mayo, esta vez te presentarás con The Steve Rothery Band. ¿Qué nos puedes contar sobre este show?

Así es, este es un show en dos partes. La primera mitad consiste en canciones de mi álbum “The Ghost Of Pripyat” (2014), que es música muy basada en la guitarra, con pasajes más instrumentales y atmosféricos. Luego de una pequeña pausa, regresamos para tocar canciones de Marillion, enfocándonos en aquellas que ya no tocamos en vivo con la formación actual, principalmente de los primeros cuatro álbumes. Esa parte es como una especie de celebración a la música de la banda, ya que compuse un gran porcentaje de canciones en los primeros años. Para mí es genial poder tocar nuevamente temas como “Fugazi”, “Incubus” o “Cinderella Search”. Tenemos un vocalista invitado para esta gira sudamericana, mi gran amigo Gabriel Agudo, que también es vocalista de Bad Dreams, una banda argentina muy buena. Él es un gran frontman y hace un muy buen trabajo interpretado las canciones de Fish.

Probablemente toquemos algunas canciones de álbumes más recientes, pero básicamente es ese show de dos partes el que hemos tocado alrededor del mundo y funciona muy bien. Creo que será muy especial, Santiago es la plaza que probablemente más espero, es la fanaticada más grande que tenemos en Sudamérica, así que este álbum será una enorme fiesta.

Estuve presente en dos noches del “Marillion Weekend” este año y me sorprendió mucho el inmenso amor que la fanaticada en nuestro país siente por la banda. ¿Qué es lo que más te llama la atención en Chile?

Bueno, tengo algunos amigos en Chile, esta actividad del Marillion Weekend se convirtió en algo más social y la gente no sólo disfrutó el show. De hecho, la última vez tuve la oportunidad de ir al Observatorio Paranal, en el norte de Chile, donde viví una tremenda experiencia al estar en las montañas presenciando las estrellas en el cielo. Y es algo que haré de nuevo este año, ya que al finalizar la gira sudamericana me iré unos días al norte de Chile nuevamente, será muy divertido. Esa vez no tuve la oportunidad de conocer el resto de país, es uno de mis pocos arrepentimientos. Algunos amigos me han dicho lo hermoso que es el sur de Chile, quizás algún día pueda explorar más del país.

Es curioso el interés que varios músicos sienten por el Observatorio Paranal, Brian May lo ha visitado algunas veces, incluso Steven Wilson grabó un videoclip ahí. No tenía idea que tuviste la oportunidad de conocerlo.

Si, incluso hay algunas fotografías en mi página de Facebook. Siempre he sido muy apasionado por el espacio, mi próximo proyecto es un álbum con una temática espacial, donde incluso una de las canciones está basada en el Paranal, quizás me inspire a hablar más de él en el álbum final.

¿Cuándo tendremos novedades sobre este lanzamiento?

En algún momento del próximo año, ya que estoy trabajando en muchos proyectos actualmente. Estoy componiendo algunos tracks con Steve Hackett, haremos un álbum nuevo con Marillion en algún punto también, ya sabes, me gusta mantenerme ocupado (risas). Como notarás, siempre están pasando muchas cosas, quizás ahora me embarque en la segunda parte de mi libro de fotografías “Postcards From The Road”, así que se ve un futuro muy ocupado.

Precisamente me gustaría conversar sobre tu pasión por la fotografía. Lanzaste un libro con fotografías que has tomado durante las giras, capturando la esencia y el contexto de lo que te rodea. ¿Pudiste hacer algo de eso en nuestro país? ¿Algo que quizás quieras usar en algún otro libro a futuro?

Una de las principales razones por las que vuelvo al Paranal es para hacer fotos, las que probablemente sean usadas en mi álbum sobre el espacio. Quizás haga un videoclip también, ya que me inspiré mucho durante las horas que estuve ahí.

¿Cómo surgió en ti esa pasión por la fotografía? ¿Fue antes o después de la música?

Creo que fue al mismo tiempo. Como a los quince aprendí a tocar guitarra, y más o menos a esa edad es que obtuve una antigua cámara Zenith rusa, y justo vivo en una ciudad pesquera en el norte de Yorkshire que es muy fotogénica. Solía tomar fotos de los alrededores, y luego, gracias a Marillion, tuve el dinero para comprar una cámara decente, así que mi técnica fue progresando con el correr de los años. Me gusta mucho tomar fotos en blanco y negro, creo que de eso será el segundo volumen del libro.

Pasemos a tu álbum “The Ghost Of Pripyat”, el que realizaste mediante una campaña de crowdfunding a través de Kickstarter, siendo un pionero en esta forma de grabar un disco. ¿Por qué decidiste hacerlo de esa manera?

Tuve la idea de hacer un álbum instrumental durante casi 20 años. Miles Copeland se me acercó para hacer un disco en 1993 más o menos, luego fui invitado a tocar en un festival en Bulgaria en 2013, donde acepté inmediatamente. Ahí me di cuenta de que debía componer algo de música y tener una banda para poder tocar, por lo que junté a algunos amigos con los que había buena química y compusimos algunas cosas. Dave Foster también estuvo presente en las sesiones, creamos algunas ideas juntos, fue por eso que decidí hacer un álbum. Tenía la opción de hacerlo rápido y barato, o tomarme mi tiempo y que fuera algo especial, por lo que la mejor opción para lo segundo era el crowdfunding, considerando que Marillion fue pionera de ese modelo. Logramos el 50 por ciento de la meta en uno o dos días, recaudando más de tres veces lo que se necesitaba finalmente, eso me ayudó a transformar mi estudio y entregarle un mejor lugar de trabajo a mi banda, además de que fuimos a un estudio de clase mundial para grabar y componer durante unos cuatro días. Es algo bastante curioso, hay gente que apoya estas iniciativas porque les gusta estar involucradas en el proyecto, aunque también está el caso cuando Marillion hizo un crowdfunding y la gente se quejó. Son diferentes tipos de personas, es bueno igualmente saber qué hay gente que se siente cómoda con su nombre en el booklet o con estar presentes en el lanzamiento, o lo que sea.

Hablando de Marillion, tu eres el único miembro que permanece desde el inicio de la banda. Luego de todos estos años, ¿te sientes como el responsable de mantener a la Marillion con vida?

(Risas) Bueno, igual nos consideramos un colectivo, básicamente. Trabajamos muy bien juntos la mayor parte del tiempo, creo que ya van una cantidad considerable de años con esta formación. Todos somos un poco peculiares, o excéntricos, pero nos entendemos entre nosotros, que es lo importante. Mantener una banda activa durante tantos años es un logro significativo, además de que artísticamente aún estamos en nuestro peak. Creo que “Fuck Everyone And Run (F E A R)” (2016) es uno de los mejores discos que hemos hecho, y comercialmente estuvo muy bien, lo que demuestra el momento en que estamos como banda.

Estuvimos tocando en Londres hace algunos días y fue un gran éxito. Nos sentimos como si llegó nuestro momento de nuevo; tal vez seamos una especie de sobrevivientes, porque con el ascenso de las redes sociales las grandes compañías ya no existen más y los artistas ya no tienen mucho control sobre su trabajo como antes. Hoy en día se está más expuesto y es mucho más fácil que alguien acceda a tu música.

Gracias al fenómeno de internet y las plataformas de streaming, los chicos hoy en día tienen toda la información sobre una banda, accediendo a discografías completas sin mayores problemas. Producto de eso, hay ocasiones en que ni siquiera logran evidenciar la evolución de una banda, el cambio de estilo entre un álbum y otro, ente otras cosas, porque todo está ahí al alcance. Considerando esa instantaneidad, ¿sientes que es más difícil hacer nuevos fans en la actualidad?

Absolutamente, estoy de acuerdo contigo. Eso es algo que depende de muchos factores. En Santiago, por ejemplo, sonamos en las radios, por ende nuestro público tiene entre 18 a 60 años. En algunos lugares de Europa, por ejemplo, ves al público y ellos tienen entre 40 a 50 años. El problema con todas estas plataformas, más allá de que descubres una banda de la forma que me mencionas, es que nadie disfruta la experiencia de esperar por un álbum. Con toda la instantaneidad y el rápido acceso a la música, se genera un fenómeno en que las bandas más antiguas terminan rindiéndose, o incluso las más jóvenes ni siquiera se esfuerzan por llegar a la cima, ven esto como un trabajo de medio tiempo porque no pueden luchar contra la ausencia de compañías discográficas y la clase exposición que tienes actualmente.

Esto es un periodo de transición, aún hay bandas que tienen un catálogo razonable y pueden tocar frente a una gran cantidad de público. Lo siento más por los artistas nuevos, porque es difícil mantener el interés de la gente y, por ende, es mucho más difícil que logren trascender en el tiempo.

Marillion siempre ha destacado por crear música inspirándose en el contexto social que atraviesa el mundo en un momento determinado. Con tantas cosas pasando a nivel político y social actualmente, ¿hay motivación de componer un álbum nuevo?

La hay, pero el problema es que aún estamos muy ocupados. Hemos estado girando durante todo el año, todavía nos quedan algunos shows en Inglaterra, luego tomaremos un descanso. En esa pausa yo iré a Sudamérica para hacer mis shows, y el próximo año ya está más o menos ocupado. Marillion no tendrá tiempo para trabajar en un nuevo álbum probablemente hasta septiembre, si es que tenemos suerte. En febrero haremos un show en un crucero para un gran festival que se hará en el mar, luego tendré una gira europea con mi banda solista, y con Marillion también tendremos varios shows en Norteamérica. Si te soy realista, yo no esperaría por un nuevo álbum de la banda hasta 2020, posiblemente 2021, eso dependerá de cuán fácil se dé el proceso de composición. Estamos muy ocupados aún.

Bueno, Steve, estamos terminando esta entrevista. ¿Quieres decirle algo a quienes esperan por ti acá en nuestro país?

Por supuesto. Espero que vengan al concierto porque será algo realmente especial. Estoy muy ansioso por volver a tocar allá, en el mismo teatro donde tocamos con Marillion hace algunos años. Vengan y disfruten nuestra música, estoy seguro de que nadie se sentirá decepcionado.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Una mañana con Nick Cave

Publicado

en

Nick Cave

Es una agradable y soleada mañana de octubre en la capital, cuando en uno de los salones del lujoso Hotel Sheraton la prensa espera ansiosa por el arribo de Nick Cave, quien citó a los medios nacionales para una conferencia donde se abordarían diferentes temas, desde su estatus como artista de culto, sus recuerdos del accidentado debut en Chile en 1996, además de su percepción sobre el mundo del arte, entre otras cosas.

Lo primero que llama la atención del australiano es su semblante y figura estilizada y elegante, como un vampiro por el cual parecieran no pasar los años. Cave llega, saluda amigablemente, da instrucciones para apagar la música y pide algunas fotos a los gráficos, todo eso en el transcurso de un fugaz minuto, donde toma asiento, con un café y botella de agua al costado, y entrega la oportunidad para escuchar a los presentes y responder sus consultas. Entre lo más destacado que ocurrió en la conferencia, la prensa interrogó al músico sobre diversos temas, como los siguientes:

Sobre su primer show en Chile con The Bad Seeds en 1996 y por qué tardó tanto en volver a presentarse en nuestro país:

“No sabía que la gente escupía porque querían ver a Cypress Hill, estoy más molesto ahora (risas). Hemos tratado de venir por mucho tiempo, pero es difícil llegar hasta acá, principalmente por factores financieros y logísticos. Estábamos planeándolo por mucho tiempo, pero este show es muy diferente al otro, sentimos que era importante llevar este espectáculo en particular a todos lados. Es esencial llevarlo adonde no hemos estado. Por cierto, todo el mundo nos escupía al principio; una vez en Glasgow la audiencia orinaba desde el balcón. Es ridículo pensar que no volvíamos a Chile por lo que pasó (risas)”.

Sobre las fotos que subió su esposa a Instagram, donde lo muestra trabajando en el estudio:

“Mi esposa siempre postea cosas, no puedo controlar su adicción a Instagram (risas). Hemos estado en el estudio en California, pero ahora no puedo decir mucho, lo único que les afirmaré es que estamos componiendo un nuevo disco, actualmente estamos en mitad de la composición, revisando las ideas y viendo lo que se genera a partir de ellas”.

Abordando la experiencia personal e íntima que se genera en sus shows. ¿Es algo que tiene una intención o se requiere para cantar estas canciones más oscuras de su último disco?

“Como sabrán, mi hijo murió hace tres años. Esto generó un gran impacto y cambió mi vida, después de eso llevé un proceso para abrirme y ser más receptivo con las cosas, la audiencia responde igual y eso es importante porque es algo que nos ha hecho girar en todos lados. Todo es una combinación, la verdad. De igual manera las canciones requieren ese intercambio con el público para ser interpretadas”.

Su trabajo en la música, el cine y literatura. ¿Considera al arte como una influencia en el comportamiento de la sociedad?

“Por supuesto, para mí el arte vive fuera del resto, vivimos en un mundo racional y el arte está fuera de ese mundo, como en otra dimensión. Los artistas cumplimos la función de ir a este otro mundo paralelo, volver con mensajes y traspasarlos al resto de la humanidad, es toda una ocupación porque sin eso el mundo no sería lo mismo”.

Sobre la aparición de su música en la serie “Peaky Blinders” y como eso ha generado una apertura en su público.

“Es algo extraordinario, tocamos para una audiencia joven en la actualidad, hay gente de todo tipo, con este álbum en particular la gente respondió de muy buena manera, a pesar de que es un tanto tranquilo. Hay aspectos de un disco que la gente joven detecta mejor, no sé por qué será”.

Hablando de sus shows en vivo, su antigua banda The Birthday Party era más agresiva, en contraste a la conexión más emocional con la gente que tiene ahora como frontman.

“Creo que lo del frontman es una idea que está casi muerta, ya no quedan muchos actualmente. Personalmente me gusta, crecí siguiendo a estas figuras centrales como Bowie, ya saben, esa gente que trae un mensaje. Hay un propósito para la figura principal, la audiencia se fija en un solo punto, es algo que pasa. Al momento de conectar con ellos es como conectarse a una fuente de poder, es tremendo lo que genera eso en mí, sobre todo a mis 61 años”.

Por supuesto, en HumoNegro tuvimos la oportunidad de intercambiar palabras con el artista, consultándole por su relación creativa junto a Warren Ellis, su compinche en la banda, a lo que el músico, de muy buen humor y con su particular ironía, nos respondió lo siguiente:

“No lo llamaría un compinche, eso es más para Batman y Robin (risas). Lo veo como alguien igual a mí porque me puedo apoyar mucho en él a la hora de hacer música, nunca he tenido eso con otro miembro, una relación tan cercana como esta. Es muy importante y estoy al tanto de que esto no durará para siempre, es algo normal en las colaboraciones, a veces se desinflan, pero nosotros hacemos mucho para mantener nuestra relación viva, y eso es realizar cosas fuera de la banda. Ambos tenemos proyectos por nuestro lado, por lo que realizamos en conjunto es nuestro punto de unión. Admiro mucho a Warren, lo que hace en el último disco es increíble, es un privilegio trabajar con él, es un maldito genio y un gran músico, es un regalo tenerlo junto a mí, ya sabes, ¡es mi compinche! (risas).

Acerca de su rol como novelista, la diferencia entre los procesos para componer música y para escribir un libro.

“Diría que la dedicación es algo fundamental, si no te dedicas de verdad a algo mejor no lo hagas. Lo más difícil al escribir un libro es pensar la idea de lo que quieres, al menos para mí. En un libro tienes esa idea y la plasmas escribiendo libremente, en cuanto a las canciones, hay veces en que la creas, tienes una maqueta y te enfrentas a la terrible situación de qué hacer con ella. Es algo mucho más complejo y dramático, pero igualmente funciona de forma abstracta”.

Sobre la premisa en “Push The Sky Away”, donde hay una línea que habla sobre como el rock & roll salva vidas.

“Si, diría que mi vida ha sido salvada por estos conciertos. No es exageración, el poder de la audiencia ha sido de mucha ayuda para mí”.

Cuando una periodista le consulta acerca de que se sabe todo antes sobre un concierto con sólo entrar a internet y qué piensa él de que no tengamos más sorpresas en los shows:

“Si, podrías simplemente no entrar a internet, (risas generales). Hay opciones, simplemente podrías no entrar, siempre tocamos el mismo set, no hay necesidad de que no sepan eso. La narrativa y proyección del set es la misma, la emocionalidad es importante, no es sólo subir y tocar un par de canciones, tenemos partes en el set que cambiamos instrumentos, etcétera. Pero la emoción es la misma, tocamos ese tipo de show, hay un gran propósito detrás, no es que no nos preocupemos de hacer el mismo setlist o que seamos flojos, es todo un concepto que está detrás, independiente de que las canciones sean las mismas”.

Lo interactivo del show, momento en que sube gente al escenario.

“Esto no es algo que hayamos planeado, de pronto la gente comenzó a subir en un show y pensamos “oh, ok, no hay problema” (risas). De pronto comenzamos a hacerlo, pero muchas veces se salía de control. Ahora suben cuando yo digo, pero hubo problemas una vez, ya que alguien cayó del escenario y se tuvieron que tomar medidas a contar de ese momento, porque no es algo bueno. No sé qué pasará hoy, la verdad, pero de seguro subiremos gente”.

Sobre el show de la noche y como las sillas pueden afectar la experiencia

“No es lo ideal tener sillas, pero tampoco es lo ideal tener un mar de gente que no vea nada. No me preocuparía mucho de eso. ¿Preguntas porque tienes un mal asiento? (risas). No soy un profesor de escuela, no puedo decirle a la gente que no se suba o lo que sea. Los asientos VIP sí son un problema: tienes una primera fila completa de gente que no presta atención y eso es un problema. Erradicamos eso y ya no nos preocupa”.

Finalmente, se le consultó sobre sus actividades en Santiago:

“Creo que me iré mañana, así que visitaré la ciudad. Quiero conocer y caminar, siempre que viajo a un lugar consigo un auto y un conductor local al que le pido que me lleve al sector más rico y al sector más pobre de la ciudad y que me cuente sobre él. Es interesante hacer eso, no sé si acá sea buena idea ir al sector más pobre, ¿qué dicen ustedes? Quizás debería quedarme en el auto (risas). Es bueno para saber sobre la ciudad, además que trabajo escribiendo mientras viajo, lo tomo como una oficina móvil que me lleva por una ciudad desconocida que no conozco, es algo que me gusta hacer donde sea que vayamos”.

Nick Cave & The Bad Seeds se presentará esta noche en el Teatro Caupolicán, con entradas absolutamente agotadas. Atentos a nuestro review del show.

IR A LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas