Conéctate a nuestras redes
Steve Hackett Steve Hackett

Entrevistas

Steve Hackett: “La música tiene el poder para transformar a las sociedades”

Publicado

en

Año 1970. Genesis triunfaba en la música luego de lanzar “Trespass”, su segundo álbum de estudio, cuando el guitarrista Anthony Philips decide abandonar la banda abruptamente. Para suplirlo, ingresó un joven y poco experto Steve Hackett, quien, desde los tiempos de “Nursery Cryme” (1971), se hizo parte de una de las alineaciones más clásicas dentro de la historia de la banda. Luego de seis álbumes de estudio, abandonó la agrupación para dedicarse de lleno a su carrera solista, lanzando una gran variedad de discos y colaboraciones con otros artistas.

Ahora Steve regresará a nuestro país con su “Genesis Revisited Solo Gems & Gtr 2018”, donde promete un repaso completo a toda su carrera, desde su estadía en la mítica banda inglesa, hasta sus trabajos de estudio con otros artistas. La cita, será el próximo 6 de marzo en el Teatro Nescafé de las Artes, por lo que en HumoNegro, y bajo ese contexto, conversamos con el guitarrista sobre su último disco de estudio, la influencia que The Beatles ejerció en su vida, su trabajo con Genesis, sus colaboraciones en el estudio, entre otras cosas, en una conversación que te dejamos a tu disposición.

Hablemos de “The Night Siren” (2017), tu último álbum, donde decidiste trabajar con músicos de distintas partes del mundo. ¿Cuál fue tu intención detrás de todo esto?

Bueno, estuve trabajando con amigos de todo el mundo. La mejor parte de esto es que pudimos hacer algunas cosas cara a cara, así como otras a distancia, viéndonos por cámara o compartiendo archivos en línea. Así pudimos aprender muchas cosas, distintos instrumentos, géneros, entre otras cosas. Lo hicimos entre veinte personas de todas partes del mundo, por lo que fue todo un logro en términos tecnológicos.

Estoy muy orgulloso de este disco, especialmente por el hecho de que en estos días el nacionalismo parece ser la manera en que hay que ver el futuro para los políticos. En cambio, para la música no hay fronteras, somos todos lo mismo cuando se trata de compartir culturas, podemos celebrar juntos lo mejor de cada nación. En Londres, donde vivo, pasa algo muy similar: puedes ir a restaurantes chinos, indios, franceses, alemanes, suizos, cualquier cosa. Es curioso, luego de que Inglaterra fuera desplazado de Europa en cierta forma con el Brexit, es lo opuesto a como yo me siento. Me gusta celebrar lo mejor de cada país en este mundo.

¿Cómo describirías el poder de la música sobre nuestra sociedad?

Sin duda tiene el poder para transformar a las sociedades. Tienes el ejemplo del tremendo trabajo que The Beatles hizo a mediados de los sesenta, donde demostraron de cierta forma que el concepto de “aldea global” era una realidad. El hecho de que hiciesen esta música tan extraordinaria con elementos de la India, que la desarrollaran con una tendencia, la llevaran al mainstream e inspiraran distintas áreas, desde la música hasta la cocina, es increíble. Incluso a mí me llegó, me interesé mucho por India, visité el país con mi esposa hace un tiempo, conocí su tremenda música, conocí algunos músicos, fue algo fantástico. Se mezcla muy bien con cualquier estilo que haga, rock, pop, jazz, un montón de cosas.

¿Estás preparando algo con esos músicos?

Sí, estamos trabajando en un nuevo álbum. Primero tuvimos “The Night Siren”, seguido de “Wuthering Nights: Live In Birmingham” (2018), que grafica el tour actual que estamos haciendo. Sumado a todo eso, habrá un nuevo disco de estudio que está fluyendo muy bien, me gusta cómo está quedando, es muy diferente. Me gusta trabajar con personas de diferentes países, diferentes razas, todo se trata de celebrar las diferencias.

Steve, ya que mencionaste a The Beatles, sé que influenciaron mucho en ti desde tu juventud. ¿Fueron ellos la principal motivación para dedicarte a la música?

Creo que no sólo a mí, sino que a todas las bandas británicas a contar de fines de los sesenta. Hubo muchos que tomaron algo de ellos: Genesis, Yes, King Crimson, todos eran chicos muy fanáticos de The Beatles. Recuerdo que, cuando era muy joven, compraba discos de The Beatles tal como lo hacía cualquier chico de mi edad. Fue como si hicieran un salto temporal cuando lanzaron “Revolver” (1965), ya que comenzaron a usar instrumentos de la India, o instrumentos clásicos como se ve en “Eleanor Rigby”, que fue todo un suceso por el hecho de que dejaron de tocar sus instrumentos y se acompañaron de dos cuartetos de cuerdas. Creo que eso ayudó mucho a crear una imagen de la canción, que los instrumentos te permitieran imaginar la historia, además de que la canción era muy profunda y filosófica, influenció en mucha gente: escritores, actores, no sólo músicos. Con eso fue como que la música popular por fin había crecido, ya no se hablaba de ser bonito, fuerte y joven, sino que se abordaba la vulnerabilidad, las debilidades. Creo que The Beatles fueron los pioneros en mirar al otro lado de la vida, no de celebrarla, sino que de analizarla. Con esa canción se mostró todo eso, requirió de mucho ejercicio para concretarse, sobre todo en una época en que todo debía ser potencialmente comercial. Ese es el legado de The Beatles para nosotros. Me siento muy afortunado del día en que John Lennon tuvo una entrevista en televisión en 1973, donde dijo que Genesis era una de sus bandas favoritas, ese fue un tremendo impulso para nosotros, nos permitió poder defender nuestra credibilidad como músicos.

Estoy sorprendido por todo lo que logras ver en una canción, esto que comentas me demuestra que te fijas en aspectos mucho más allá de la música y las letras. Con todo lo aprendido gracias a The Beatles y otras bandas, ¿cómo aplicaste esos conocimientos en Genesis?

Como éramos fanáticos de muchos géneros, eso nos permitió poder componer temas como “Dancing With The Moonlit Knight” del álbum “Selling England By The Pound” (1973), comenzamos a ser más inclusivos, mezclar muchos estilos, de diferentes autores de música clásica, también de muchas técnicas. Esa canción fue una invitación a experimentar nuevas cosas, fuimos afortunados que a muchos les gustara. La estoy tocando en mis shows junto con otras canciones más, estoy haciendo el material más ambicioso de Genesis, canciones de “Nursery Cryme” (1971), entre otras cosas.

¿Cómo será el show en Santiago? ¿Tendrás un set especial enfocado en Genesis?

Sí, estaré tocando de todo. Canciones de Genesis, mi material solista, también algunas cosas de GTR, el proyecto que hice con Steve Howe a mediados de los ochenta. Tuvimos mucho éxito con nuestra canción “When The Heart Rules The Mind”; de hecho, la regrabé y la tocamos con algunos arreglos que hizo Steve Rothery y Amanda Lehmann, ya que en el escenario tocamos con cinco coristas que van haciendo las diferentes partes en las canciones. Es una canción muy ambiciosa, fue un éxito en su momento y estoy seguro de que lo sería en la actualidad.

¿Te sientes cómodo tocando canciones de Genesis o preferirías enfocarte en tus trabajos como solista?

Me gusta hacer ambos, el legado de Genesis es tremendo y todos los álbumes que hice mientras estuve en la banda fueron importantes. Intento comprimir y poder incluir todo lo que sea relevante en mi carrera, por eso está el material de GTR también. Somos como tres bandas en una, tenemos un nuevo bajista que tocará con una banda que lo hace increíblemente bien. Será un buen concierto.

Durante tu carrera has trabajado con Brian May, Steve Howe, y muchos otros tremendos músicos. ¿Tienes alguna colaboración favorita entre todas las que has hecho hasta ahora?

Tengo muchas favoritas, he trabajado con músicos fantásticos de todo el mundo. De cierta forma, el trabajo que hice en “The Night Siren” es mi colaboración favorita, pude trabajar con gente como Kobi Farhi, de la banda de metal israelí Orphaned Land, también con Mira Awad, que también proviene de Israel, fue maravilloso hacer algo que los políticos no hacen: colaborar entre nosotros. Me encantó trabajar con Richie Havens también, eso fue hace muchos años, en esos momentos hicimos algo que mezclaba la música progresiva europea con la música americana. Lamentablemente, Richie ya no está con nosotros, al igual que muchos de mis amigos con los que he trabajado, siento que todos somos hermanos en espíritu, fue un privilegio trabajar con ellos en vida.

Me llama la atención cada vez que alguien lanza un álbum solista mientras sigue activo con su banda. En tu caso fue con “Voyage Of The Acolyte” (1975), tu primer material solista aun estando en Genesis. ¿Por qué quisiste grabar por tu cuenta en ese momento?

En ese momento habíamos perdido a Peter Gabriel, quien se había marchado de Genesis. Como parecía ser que él era la estrella de la banda, no sabíamos quién podría reemplazarlo, por lo que decidimos parar un poco. Ahí realicé mi carrera solista, mientras los demás también hicieron sus cosas por separado. Fue una oportunidad para todos de probar algo diferente. Con ese disco disfruté el proceso de decidir por mi cuenta y hacer un trabajo solista.

Hablemos del crucero de música progresiva “Cruise To The Edge”, en el que participaste este año. ¿Cómo estuvo eso?

Estuvo tremendo, se pasó muy bien. Fueron como tres mil personas en alta mar. Además, estaban todos mis amigos, así que pude reunirme con ellos y compartir, y volví muy inspirado, con nuevas ideas y proyectos a futuro. Fue una experiencia tremenda, de mucha amistad y camaradería. Mucha música también. Fue incluso mejor que la primera vez que toqué allá.

Odio preguntarte esto, pero es necesario: ¿crees que Genesis se reúna alguna vez?

No hay planes de momento, quizás algún día. La verdad es que por ahora no creo que exista esa intención.

Muy bien, Steve, esa fue la última pregunta. ¿Te gustaría finalizar esta entrevista saludando a tus fans en Chile?

Estoy ansioso por volver a ese gran país, es un privilegio tocar allá después de tantos años. Les mando un montón de amor y espero verlos en el show, les prometo que no se decepcionarán. ¡Muchas gracias, adiós!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Elisa Montes de Slowkiss: “El rock en Chile conlleva un camino largo para que la gente te conozca”

Publicado

en

Reinventarse y seguir adelante muchas veces es un ejercicio que raya en lo complejo, sobre todo cuando se precede de una base en la cual desarrollar la propuesta que se quiera adoptar. En el caso de Slowkiss, la reestructuración fue necesaria para mirar adelante con un proyecto que poco a poco se fue abriendo paso en la escena nacional. Liderado por Elisa Montes, la banda estrenó su álbum “Patio 29” el año pasado, cerrando un largo camino que, con cambio de alineación incluida, tardó varios años hasta llegar en lo que sería su primer álbum.

Sumado a lo anterior, la banda será parte de la edición 2020 de Lollapalooza Chile, por lo que bajo ese contexto, es que conversamos con Elisa sobre distintos aspectos de su último disco, además de algunos comentarios generales sobre la carrera de la banda, el machismo en el rock, la inspiración detrás del sonido de Slowkiss, entre muchas otras cosas, en una entrevista que te dejamos a continuación. 

Por supuesto, partamos conversando de “Patio 29”, un disco que en nuestro sitio hemos comentado bastante, en el podcast y la lista de discos chilenos destacados del año. Obviamente este es un disco muy diferente a todo lo que había hecho la banda hasta el momento, lo que tiene que ver con esta nueva etapa del proyecto cuando decidiste reiniciarlo. ¿Qué nos puedes contar acerca de todo el proceso detrás de este disco? 

Primero, muchas gracias por apoyarnos y difundirnos, se agradece recibir el apoyo de medios como ustedes, de verdad que agradecemos estar en los discos más bacanes del año (risas). Este disco es distinto, pero creo que conserva la esencia de la banda, lo que queremos proyectar. Es un disco que, como siempre, tiene harto contenido social, habla de muchas situaciones vividas por parte de las mujeres, también del mundo, la ecología, la política, las relaciones sociales. Como debes saber, grabamos la primera parte de tres temas en Argentina y luego continuamos en Chile haciendo el disco.

En Argentina trabajaron con Alejandro Taranto al dar inicio a la composición del álbum, ¿por qué quisieron partir allá?

Fue increíble, muy mágico en realidad. Nosotros estábamos buscando alguien que fuera capaz de sacar un sonido bien pesado, más tirado para el metal, y nos costaba mucho. No dábamos con nadie en Chile que nos convenciera cien por ciento, quizás porque no somos muy cercanos, en Chile se escucha super poco el rock, y tampoco teníamos mucha información de la gente que trabajara como queríamos. Averiguando encontramos a Taranto, que trabajó con A.N.I.M.A.L. y muchas bandas pesadas de Argentina, habíamos buscado hartas opciones por internet y nos gustó él porque allá el rock está mucho mejor catalogado, acá en Chile actualmente están metidos más en el pop y ahora último más en el trap, pero allá aún son fieles al rock y al punk. Yo lo contacté, hablamos un poco, y luego conversamos ya con toda la banda y verdaderamente se pasó, es una persona super profesional, ya había estudiado a la banda, es humilde. Le encantó la banda, sabía nuestra trayectoria y comprendió super bien lo que queríamos hacer, siempre estuvo ayudándonos, casi como un padre, además de que es muy inspirador, se involucró mucho con las canciones y nos ayudó a sacarlas rápidamente. Estaba contento de que todavía exista gente haciendo este tipo de música sin grandes pretensiones, y nosotros estamos contentos de los resultados que logramos con él.

Siento que haber grabado la primera parte allá fue un impulso extra, quizás eso los motivó a encontrar un resultado más exigente acá en Chile.

Sí, habiendo recibido el resultado de esos primeros temas lo usamos como base para que el disco sonara homogéneo. Iba a ser raro tener tres temas que sonaran de una forma y el resto diferente, así que eso lo usamos de guía. Además nos ayudó mucho, que un productor tan reconocido e importante te brinde ese apoyo es una ayuda increíble. A veces se demora mucho más de lo que uno quiere en grabar un disco, pero acá fue bacán la formula, nos demoramos como tres meses en sacar los primeros temas y pudimos trabajar de inmediato en lo que venía. Cuando eres una banda autogestionada, generalmente es un proceso más lento; no teníamos la plata para estar metidos día y noche en el estudio preparándonos. Tuvimos que estudiar los temas completamente y grabarlos en el menor tiempo posible, Taranto nos ayudó con algunas guitarras y capas que se le ocurrieron, pero todo lo teníamos preparado y estudiado.

Más allá de que las canciones sean en inglés, que le da una característica especial al disco, siento que el sonido que ustedes logran ya es diferente a todo lo que se hace acá. ¿Dónde creen que está el principal atributo que hace de este un álbum tan diferente a lo que se puede escuchar por acá?

Wow, qué difícil (risas). Quizás tiene que ver con nuestros gustos, siento que muchas bandas en Chile siguen corrientes, si sale una banda de un estilo, aparecen muchas que empiezan a hacer algo parecido y que también en ese sentido es positivo, porque se arman circuitos. Nosotros hemos estado muy solos, quizás porque nos atrevemos a hacer algo diferente, me gustaría que hubieran más bandas que sonaran como nosotros, nos aferramos a lo que escuchábamos cuando más jóvenes, pero generalmente tiene que ver con atreverse a hacer algo diferente, a experimentar sin miedo, sin grandes pretensiones, hacer música que te haga feliz y que fluya naturalmente. Creo que igual hay poca difusión para los grupos de rock, cuesta porque no llegamos a los oídos de nadie. Aunque llevamos mucho tiempo tocando, recién ahora estamos teniendo más atención, a la gente en Chile le cuesta la novedad y las cosas distintas. El inglés y la afinación es parte de eso, todo tiene que ver.

Sin duda, ese punto que tocas tú es muy importante. A experiencia personal, conocí la banda en 2015, los vi tocar una vez y ahí los fui siguiendo. Me sorprendió mucho que con el lanzamiento de “Patio 29”, para mucha gente Slowkiss es una banda nueva, muchos no estaban al tanto de los años anteriores. ¿Cómo evalúas el camino largo que debieron recorrer hasta este primer disco, incluso cuando gozaban del reconocimiento que fueron forjando con los EP?

 Yo creo que el rock en Chile conlleva un camino largo para que la gente te conozca, tienes que llevar como 10 años para eso. Los medios masivos tienen gran culpa, el sistema quiere que consumas música sin contenido y que no te haga pensar, que no te haga cuestionarte nada, hablar de cosas poco profundas, todo muy superficial. En el fondo, el problema no es de la gente, sino que de los medios de comunicación masivos que no quieren que la gente comprenda la vida más allá, prefieren que sea tonta y no entienda nada. Por eso es que los grupos como nosotros tenemos poca difusión, y a la vez también es importante eso porque medios como ustedes están siempre apoyando y permitiendo que tengamos mayor reconocimiento y exposición.

Sin duda, para eso estamos (risas). Otro factor es que la banda se ha tenido que desenvolver en un ambiente machista y hostil, incluso lo has mencionado en algunas entrevistas.

 Claro, más encima siendo dos mujeres en la banda es mucho más difícil, siempre estás en competencia con los hombres, siempre se fijan de si tocas bien o si cantas bien. Siempre en nuestros videos hay comentarios de “ya, si igual tocan bien aunque sean mujeres” o sugiriendo de que podríamos cambiar de vocalista, cosas que si fuera una banda de hombres no estarían. La sociedad en general es super machista, también en el rock, donde ha costado mucho que la mujer se introduzca. En otros países donde hemos tocado les encanta, se quedan impresionados, las que más tenemos fuerza somos las mujeres, pero no nos han dejado expresarnos. A nivel global, es difícil abrirse camino siendo mujer, en cualquier cosa que te dediques. Los hombres no quieren perder su protagonismo, le molesta que hayan mujeres que toquen tanto o mejor que ellos.

Eso último que mencionas es bien importante, tiene que ver con ese típico cliché de que “el rock está muerto”. Siempre he pensado que no es así, sino que el rock lo están haciendo las mujeres ahora, y eso hace que para los hombres esté muerto. Han salido muchos discos excelentes de bandas de rock femeninas y nadie les toma atención, son artistas que ignoran mucho.

Sin duda, hay mucha gente que opina que las grandes revoluciones partieron por las mujeres. No creo que el rock sea algo masculino, pero sin duda se transformó en eso como todas las cosas en el mundo. Vivimos en un mundo dirigido por hombres, todavía no hemos tenido la oportunidad de demostrar de lo que somos capaces, siempre que una banda relacionada a alguna mujer tenga reconocimiento, generalmente es porque está relacionada a algún hombre. Algo que me gusta mucho de Slowkiss es que seamos dos mujeres y dos hombres, es algo que trato de conservar mucho, me gusta esa mezcla de opuestos, es algo distintivo de Slowkiss en su propuesta.

¿Qué crees que se debe hacer para cambiarlo? ¿cómo dejar de lado todo el hostil y machista ambiente en la industria?

Yo creo que eso está cambiando, todo es un control social, es una manipulación en donde siempre intentarán que estemos cada vez peor como personas, que peleemos entre nosotros. A mí me gusta mucho la sororidad y empatía entre las mujeres, antes las mujeres peleábamos por cosas tontas, por lo que el mundo dictamina que debemos hacer. Siempre es importante apoyarse, todo está muy controlado para que seamos manipulados, ¿cómo cambiarlo?, cada uno debe cambiar eso por dentro y abrirse a la inclusión de todo tipo, somos todos diferentes y es importante aceptarse y aprender a querer a todo el mundo como es. Debemos ser más tolerantes y más abiertos, eso se está logrando ahora, lo hemos visto poco a poco, la gente se está dando cuenta del amor por los animales, la naturaleza, tomar conciencia de que destruimos todo.

Volvamos a “Patio 29”. ¿El trabajo de este disco comenzó cuando reiniciaste la banda o es un trabajo que estaba gestándose antes de que pararan? ¿Fue necesario de alguna forma retomar un concepto ya concebido?

Me gustó como lo dijiste (risas). Fue retomar un concepto, absolutamente, rescaté algunas canciones que había hecho yo y otras con la alineación antigua que se transformaron en nuevas canciones con la formación actual. El resultado me sorprendió mucho porque fue una búsqueda, el nombre “Patio 29” llegó al final, originalmente tenía otro nombre, esto llegó cuando grabamos el video de “Time”. Cuando fuimos a grabar el video al Cementerio General, le pregunté a una persona por la parte más abandonada para grabar ahí y nos dijeron que fuéramos al Patio 29. Grabamos un poquito y nos echaron (risas), al llegar a la casa busqué sobre ese patio, y encontré que era donde enterraban a la gente de los manicomios, la gente de la calle. Luego durante la dictadura enterraron a detenidos desaparecidos, porque eran tumbas que nadie reclamaba. Todo ese concepto es relevante para el disco, somos conscientes de lo que vivimos en nuestro país, aunque cantemos en inglés igual somos una banda chilena.

Bueno Elisa, se acaba la entrevista, te agradezco por tu tiempo y, a modo personal, te pido que editen el disco en vinilo (risas). Me gustaría mucho escucharlo en ese formato.

¡Oh, yo también, lo necesito! (risas). Muchas gracias por el apoyo y por la entrevista, tenemos muchos planes por delante y espero seguir contando con toda la gente que nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia. ¡Nos vemos por ahí!

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Marigold Marigold
DiscosHace 6 días

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 2 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas