Conéctate a nuestras redes
Philip Selway Philip Selway

Entrevistas

Philip Selway de Radiohead: “Queremos volver a Sudamérica, pero no hay nada concreto por el momento”

Publicado

en

No hay duda de que Radiohead es una de las bandas más queridas por los chilenos, algo comprobado durante los dos shows que los británicos realizaron en Santiago el año 2009. Ahora, ocho años después, sus fanáticos todavía siguen esperando por buenas noticias de parte de Thom Yorke y compañía, ya que la gira de su álbum “The King Of Limbs” (2011) no pasó por Sudamérica, y en cuanto al periplo que promociona “A Moon Shaped Pool” (2016), su último trabajo, todavía no da pistas de llegar a nuestro territorio. En estos momentos, gran parte de sus integrantes se encuentran trabajando en proyectos de carácter solista, como es el caso del baterista Philip Selway, que en octubre lanzó el soundtrack para la película “Let Me Go” (Polly Steele, 2017), su tercer trabajo de manera solitaria dentro de su carrera.

Bajo ese contexto, tuvimos la oportunidad única de entrevistar a Selway, quien nos atendió amablemente al teléfono desde Londres para contarnos sobre sus proyectos actuales y la manera en que trabaja al momento de entrar al estudio, entre otras cosas. Siempre alegre y muy abierto a responder todas nuestras interrogantes, el músico nos comentó sobre la creación de su último disco, por qué decidió hacer álbumes de manera solista, en qué se encuentra Radiohead en estos momentos, como fue el proceso detrás de “A Moon Shaped Pool”, su pequeño cameo en una película de Harry Potter, y lo que todos quieren saber: qué tan posible es tener a Radiohead en sudamérica durante 2018. Te dejamos a continuación con la conversación entre HumoNegro y Phil Selway.

Acabas de lanzar en octubre el soundtrack de la película “Let Me Go”, ¿qué nos puedes contar sobre el proceso detrás de él?

Bueno, este fue mi primer soundtrack, así que tuve que aprender muchas cosas. Se acercaron a mí cuando recién estaban iniciando el proceso de hacer la película, conversé con la directora Polly Steele y la productora Lizzie Pickering cuando apenas estaban consiguiendo el financiamiento. Polly había trabajado en el guion por varios años y tenía la idea de preguntarme si yo estaba interesado en trabajar haciendo la música. Así se dio todo, básicamente estuve involucrado durante casi toda la producción, en un principio sólo tenía algunas ideas de lo que iba a realizar.

En cierto punto estaba trabajando paralelamente en el último álbum de Radiohead, “A Moon Shaped Pool”, así que durante las mañanas lo hacía en lo del soundtrack. Discutimos varias ideas y presencié mucho de lo que ocurrió en la producción, conocí al casting, e incluso revisé la cinematografía con el fin de incorporar esos elementos dentro de la banda sonora, ya que eso afecta el tono de la música. Como te dije, tuve que aprender muchas cosas porque este fue mi primer –y único– soundtrack hasta el momento, pero haber tenido la posibilidad de estar envuelto desde prácticamente el principio fue una experiencia muy enriquecedora, aprendí mucho sobre cómo hacer una OST y también sobre cómo se hace una película.

¿Es más complicado hacer música específicamente para una película en vez de un álbum solista o con Radiohead?

No es tanto más complicado como podría parecer; de hecho, creo que es bastante interesante trabajar sin los parámetros de ese “esfuerzo creativo” de alguien más, eso es algo que se tiene cuando eres parte de una banda. Aquí se hace un trabajo más personal, utilizas tu propia manera para conseguir el tono adecuado, el ambiente ideal para las escenas, por ende, estás trabajando con un molde predeterminado, lo que es muy inspirador y, a su vez, como no estás trabajando un álbum solista, debes encontrar un camino especifico para desarrollar la música.

No todo lo que pienses para el soundtrack debe funcionar realmente, ahí está la diversión cuando trabajas con parámetros ya establecidos. Cuando haces un disco solista o un disco con tu banda puedes ir en cualquier dirección, lo que es más liberador, pero también más intimidante. Esa presión al trabajar es buena, y es genial que te pidan hacer una colaboración de esa manera.

Quiero pasar a tu primer álbum solista, “Familial” (2010), donde pudiste colaborar con varios músicos. ¿Por qué quisiste hacer un álbum solista en ese momento?

Hace unos diez años me surgió la idea de hacer un álbum solista. De hecho, en 2007 comencé a componer cosas para “Familial”; siempre estaba planteando algunas ideas en la banda y algunas se iban desarrollando. En cierto momento tuve una colección de canciones y sentía que no estaría del todo bien adaptarlas al contexto de Radiohead porque iban en una dirección diferente musicalmente. Estar en Radiohead es fantástico, todos estamos muy orgullosos de eso, pero ahí tengo un rol en específico que es ser el baterista. Había un montón de elementos músicales que quería explorar, además de algunas canciones que eran de carácter más personal para mí, así que todo terminó dándose de manera natural. Era lo más sensato hacer un álbum como solista.

Sé que hacer un soundtrack siempre fue tu sueño. Ahora que ya lograste cumplirlo, ¿qué es lo que sigue en tu carrera solista?

Hacer más soundtracks, espero (risas). Quiero hacer más álbumes solistas porque cada colaboración artística en que uno se involucra presenta nuevos desafíos, expande tu espectro de maneras que quizás no esperarías. Encuentro que todo eso es muy emocionante, tengo muchas cosas por aprender todavía. Cuando tocas o compones, siempre será de la forma que tú quieras, y con Radiohead también pasa lo mismo. Siempre hay algún objetivo que alcanzar en la música, eso es lo que motiva a continuar adelante.

¿Cómo va todo con Radiohead? ¿En qué punto se encuentran en estos momentos?

Actualmente, estamos discutiendo la posibilidad de girar el próximo año, y es necesario conversarlo porque casi todos estamos haciendo cosas de manera solista. Una vez que podamos dilucidar lo que queremos hacer en términos musicales durante el próximo año, será algo así como una culminación, ya que pasará un buen tiempo antes de hacer otras cosas; es importante pensar bien la forma que le daremos a la música que vayamos realizando. Ya estamos acostumbrados a trabajar durante un período muy largo de tiempo, lo hemos hecho durante los últimos 15 años. Entre comenzar a hacer un álbum, grabarlo, irnos de gira, y otras cosas, eso nos toma una buena cantidad de años, luego nos alejamos un poco de aquello para pensar lo que haremos a continuación. Estamos bien ocupados con nuestros proyectos, lo estamos disfrutando y no estamos pensando realmente en lo que viene para el futuro.

Quisiera que hablemos de “A Moon Shaped Pool”, el último álbum de Radiohead. Considero que este disco logra reflejar la sólida capacidad de composición que tiene la banda, demostrando que trabajan muy bien entre todos. ¿Fue un proceso demasiado exigente para lograr un resultado así de satisfactorio?

Hicimos una buena cantidad de sesiones en nuestro estudio. Inicialmente nos restringimos a trabajar en sólo ocho canciones, pero eso se expandió a dieciséis porque estábamos muy enfocados en desarrollar lo que estábamos haciendo. Construimos un montón de canciones y durante la edición tuvimos que decidir con cuáles nos moveríamos, eso le dio un impulso a nuestro trabajo. Es un privilegio entendernos tan bien entre nosotros musicalmente hablando, aunque en cierto punto debes tomar decisiones y llegar a un acuerdo, por lo que las sesiones ayudaron a regresar esa disciplina de trabajo. En resumidas cuentas, todo eso colaboró en el proceso, fue bueno enfocarse en mantener esa disciplina y comprender el arte de llegar a un consenso (risas).

Phil, sé que aún están hablando sobre el futuro de la banda, pero debo preguntarte lo que todos quieren saber: ¿tendremos la posibilidad de ver a Radiohead en Sudamérica el próximo año?

Realmente espero que así sea. Es algo que hemos estado conversando con la banda en estos días; queremos volver a Sudamérica, pero no hay nada concreto para anunciar o comentarte en estos momentos. Ha pasado mucho tiempo, desde 2009 que no vamos para allá, y desde mi punto de vista siento que ya ha pasado demasiado, así que espero volver.

Esperemos que esto se concrete, tenemos muchas ganas de verlos acá. ¿Cuáles son tus mejores recuerdos de la gira sudamericana en 2009?

Hicimos muchos shows en una cantidad de tiempo muy corta y todos fueron maravillosos. Buenos Aires fue un concierto increíble, estoy agradecido de haber llegado a lugares que no es tan fácil ir. Cuando acaba un concierto regresas a casa, pero tu música no, sigue allá con los fans y, como es muy bien recibida, termina significando algo para la gente, la acompaña todos los días. En el momento que estás allá es realmente increíble presenciar lo mucho que tu música significa en sus vidas, para una banda tener ese privilegio es algo increíble.

Desde que vi tu cameo junto a Jonny Greenwood y Jarvis Cocker en “Harry Potter And The Goblet Of Fire” (Mike Newell, 2005), siempre quise preguntarte esto: ¿cómo terminaron siendo parte de la saga “Harry Potter”?

Bueno, recibimos una carta desde Hogwarts y ese fue el inicio de nuestro viaje (risas). Sería genial contarte esa historia, pero fue así: había una banda ficticia que debía aparecer en la película, The Weird Sisters, y tocaban en Hogwarts. En un principio, nos invitaron junto a Jonny para hacer algunas sesiones de estudio, las que resultaron muy bien, por ende, nos invitaron a ser parte de la película. Estuvimos alrededor de tres días grabando nuestras escenas en un enorme estudio ubicado en Leeds, Inglaterra, donde hacen la mayoría de las películas, y fue increíble, realmente nos sentimos como si vivimos toda esa magia del mundo de Harry Potter durante nuestra estadía (risas).

Además de la batería, también tocas la guitarra. ¿Por qué optaste por perfeccionarte más en el primer instrumento?

Desde siempre amé la batería, era algo que me interesaba dentro de la música. Me especialicé mucho en ella y al mismo tiempo igual estaba tocando guitarra. Pero cuando llegué a Radiohead ahí todos tocan guitarra y no había un baterista, así que tuve que ocupar ese puesto (risas).

Phil, creo que nos estamos quedando sin tiempo, esta entrevista se pasó volando. ¿Te gustaría enviarle un mensaje a tus fans en Chile para finalizar?

Espero que podamos cantar juntos muy pronto, lo pasé muy bien cuando estuvimos en Santiago. Realmente quiero volver a Chile, les agradezco por seguir interesados en nuestra música y en la banda.

Muchas gracias por tu tiempo, Phil, esperamos verte pronto por acá.

Gracias a ti por tu tiempo, Manuel. Cuídate mucho. ¡Hasta pronto!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Laura Marling: “Este disco es una expresión de cuánto amo el oficio de la composición de canciones”

Publicado

en

Laura Marling

Con uno de los mejores discos del año a su haber, la artista inglesa tal vez no necesita mayor reconocimiento, pero encontró en la respuesta a “Song For Our Daughter” (2020) una prueba más de que, a veces, la percepción propia es engañosa.

Lanzando el álbum antes de lo previsto, aprovechando la cuarentena, Laura Marling entera siete LPs, además de proyectos paralelos como LUMP, sin embargo, pareciera que recién ahora, luego de ese trabajo y de lo logrado sólidamente en “Semper Femina” (2017), opera con más libertades que opresiones.

Tuvimos la oportunidad de conversar con Laura Marling, entrevista que te dejamos completa a continuación.

Hola, Laura.

¡Hola!

¿Me escuchas bien?

Sí, muy bien. ¿Y tú a mí?

Excelente, también. Lo primero que quería preguntarte es por la decisión de adelantar el lanzamiento, que es algo al contrario del resto de la industria que está prefiriendo retrasar. Entonces, quería saber qué sentimientos estuvieron asociados a tomar una decisión como esta.

Fue primariamente porque no hubo garantía de cómo iban a estar las cosas y de si es que la situación estaría como para hacerlo de la forma tradicional. La razón por la que creo que otra gente está retrasando lo suyo es por la gran maquinaria económica; así es como la industria musical funciona y la gente quiere hacer un buen trabajo promocionando lo que tiene. Creo que lo mío tiene que ver con que estoy habituada a lanzar discos cada dos o tres años, y no siento que tenga mayor presión para ser tan exitosa en absoluto. Por otro lado, creo que este es un tiempo muy bueno para escuchar más música, que es algo que pensé cuando definí adelantar mi lanzamiento. Yo he estado escuchando álbumes completos, todos los días, porque hay tiempo y es algo más difícil de hacer cuando debes ir al trabajo o algo así. Es algo que encuentro muy agradable, no sé si te ha parecido lo mismo a ti.

Absolutamente. Y en estos tiempos hemos visto cómo la gente ha revalorizado la cultura y las artes, no sólo la música, pero hay chance de ir más allá en valorar esto. Una duda más que tenía era respecto al sonido del disco, porque en “Semper Femina” te fuiste a otros territorios, luego tuviste más proyectos, y ahora vuelves a una especie de raíces. ¿Qué te llevó a regresar a este sonido?

Creo que estás en lo correcto, porque en el intertanto tuve LUMP, otra banda, entonces, tras lanzar “Semper Femina” grabamos y lanzamos de inmediato ese otro registro. Y fue un alivio para mí, me sacó mucha presión de la especie de “personalidad” Laura Marling. Se siente raro decirlo así (risas), pero mi terapeuta puede apoyarme con eso. Eso me sacó una porción de presión importante y me hizo ver que no debía reinventar nada. En lo que respecta a mi visión de este disco, definitivamente no reinventa la rueda, pero sí es una expresión de cuánto amo el oficio de la composición y el trabajo detrás de escribir canciones. Lo que hice con LUMP es una muy diferente experiencia psicodélica y surreal. Me siento satisfecha con lo hecho ahí sónicamente. Otro elemento clave para el sonido del disco es que por fin, por primera vez en la vida, tengo un estudio propio a disposición, y no es que todo se haya grabado ahí, pero mucho fue grabado por mí en ese estudio. Lo que hicimos en formato banda, grabando todos a la vez, fue con ingeniería de Dom Monks, con el que he trabajado mucho, y que es de lo más talentoso con quien me he relacionado, porque tiene esta capacidad increíble de capturar de forma perfecta la intimidad en un cuarto, lo que es muy difícil de hacer. Entonces, es una mezcla de todas esas cosas.

Eso es el sonido, pero también hay profundidad en las letras, desde la historia en “Alexandra”, el desgarro en “The End Of The Affair” o la lucha que se grafica en “Only The Strong”. ¿Qué te inspiró a entrar en esos registros para las canciones de este disco?

Mi experiencia con el mundo es desde la perspectiva de una mujer. Eso es obvio, pero vale la pena siempre decirlo. Creo que, mientras me voy volviendo más vieja, me hago más consciente de los puntos de fricción que convergen entre la sociedad y la personificación de una mujer. Cuando pienso en “Alexandra Leaving” no es una crítica a Leonard Cohen, porque lo adoro y amo la forma en la que él escribía de las mujeres, pero sí me obsesionó esa fachada que disponen quienes sobreviven a experiencias complejas. Y también “The End Of The Affair” tiene eso de alguna forma, porque está vagamente inspirada por la sensación que una mujer tiene cuando se siente un objeto de obsesión por parte de un hombre con el que tiene una aventura. No daré detalles específicos de qué inspira o spoilers porque aquí alguien lo podría leer (risas), pero sí opera sobre un evento que le pone fin a ese affair, entonces ahí me quería meter en su mundo interior, y en el de él, que también se relacionaba a mi atribulada experiencia. Al final, noto que lo que ocurre con otras mujeres no se acerca a lo que mi propio mundo interior me indica, por lo que sus formas de ver las cosas me parecen interesantes de plasmar en el álbum también.

Algo que me llamó la atención en el disco es el lugar de la voz, quizás más limpia, más clara, más protagonista. Luego de siete discos, tal vez hay una mayor confianza en ese instrumento, pensando en que a estas alturas nadie puede negar tu discografía ni tu trabajo. Puede ser también una mayor confianza para hacer que las canciones suenen y sean tal cuál las necesitas, ¿verdad?

Sí, eso es muy astuto de tu parte porque realmente siento una mayor confianza y es principalmente producto de que haya hecho seis álbumes antes y lo de LUMP. Así que, sí me ha tomado todo este tiempo y trabajo tener la confianza para saber que la gente comprende lo que quiero hacer siendo una compositora. Da igual lo que signifique, o por qué, pero es así. La presión por hacer este disco ahora fue mínima porque en un principio creí que lo haría por completo sola, en mi casa, producido por mí, y en el último momento me di cuenta de que no quería eso, no quería pasar por esto sola, y por eso llamé a Ethan (Johns), mi colaborador de tanto tiempo, para que coprodujera junto con Dom (Monks) en la grabación. Teníamos tres cerebros trabajando en el sonido, y creo que esa fue la mejor decisión, pero fue una situación difícil para mí y para Ethan porque esta fue la primera vez donde yo tenía una idea absoluta de lo que quería, y parte de ello exigía un acercamiento diferente a cómo debiéramos hacer las cosas. Él es más de juntar a todo el mundo y hacerlo todo en una toma, sin usar ningún tipo de dispositivo moderno, y yo por un largo tiempo estuve bajo ese conjuro, también. Pero al trabajar con gente como Blake Mills en “Semper Femina”, Mike (Lindsay) en LUMP, y más, te vas dando cuenta que cerrarte a un solo tipo de forma de grabar es dispararse en el pie (risas) y es aburrido quedarte en ese mundo. Fue un poco de negociación diplomática ver cómo trabajaríamos uno con el otro. Tuve que aferrarme a mis propias armas y obtener lo que yo quería para tener los resultados que esperaba, lo que fue doloroso, pero era lo que debía hacer para que fuera lo que se escucha.

Y eso se nota, al dejar las canciones al descubierto, al entregarle a la canción el protagonismo. No sé cómo has visto la recepción al disco, porque ha sido llamativa y muy buena, quizás porque es perfecto para la cuarentena que muchos están viviendo. ¿Qué has sentido acerca de ese recibimiento?

Es divertido. Es la primera vez que estoy en redes sociales cuando lanzo un disco porque he hecho tutoriales en línea y eso fue muy decisivo para mí, ya que nunca lo había hecho antes. He leído y visto más reacciones que nunca de la gente, lo que te estresa y te llena de nervios. No debería decir esto, pero también parte de las razones que me hicieron lanzar este disco antes era que no creía que era mi mejor disco ni cerca y estaba lista para dejarlo pasar y ver si es que podía hacer algo mejor más rápido (risas). Sin embargo, me maravilló y me voló la cabeza la reacción de la gente, no lo podía creer. Pero nunca le acierto, nunca adivino bien cómo van a resultar las cosas, cómo se va a sentir todo.

Debo decirte que “Song For Our Daughter” es un gran disco, muchos han comentado cómo calza muy bien con estos tiempos. Probablemente, este y “Fetch The Bolt Cutters” de Fiona Apple. ¿Lo pudiste escuchar?

Sí, lo he escuchado, dos veces. Todos los días desde que salió (risas). Es algo asombroso ese álbum. Es un disco de una vez de la vida.

Bueno, Laura, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias y felicitaciones por el trabajo. Y esperemos verte post pandemia en Sudamérica y en Chile.

Me encantaría. No amaría nada más que poder llegar por allá. Que tengan buen día y cuídense.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Punisher Punisher
DiscosHace 17 horas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Años En Infierno Años En Infierno
DiscosHace 1 día

Xibalba – “Años En Infierno”

La identidad, como concepto, es un conjunto de características que hacen que algo o alguien se pueda diferenciar con el...

Rough And Rowdy Ways Rough And Rowdy Ways
DiscosHace 3 días

Bob Dylan – “Rough And Rowdy Ways”

Es la voz cansada y áspera que abre “I Contain Multitudes” un chispazo del largo aliento que hay tomar para...

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 1 semana

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 1 semana

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 1 semana

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 2 semanas

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 3 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Publicidad
Publicidad

Más vistas