Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Mark Kelly de Marillion: “Sin el éxito de ‘Kayleigh’ quizás no estaríamos haciendo música hoy”

Publicado

en

El próximo mes de mayo recibiremos una nueva visita de la banda inglesa de rock progresivo, Marillion, esta vez por partida triple, con un show en el Teatro Municipal de Valparaíso el próximo 5 de mayo, y dos shows en la capital, uno de ellos el 7 de mayo en el Teatro Caupolicán, y el último al día siguiente en el Teatro Nescafé de las Artes, siendo este un concierto especial bautizado como “The Progressive Dream”, donde el grupo presentará canciones más extensas y poco comunes en sus repertorios habituales. Con motivo de estos conciertos, pudimos conversar en extenso con Mark Kelly, tecladista del grupo desde el año 1981, quien nos contó detalles de su próximo arribo a la capital, un adelanto de lo que se será el nuevo disco que lanzarán en septiembre, su opinión sobre el panorama musical y el rock progresivo en estos días, entre otros temas.

Esta vez realizarán tres shows en Chile, siendo el del Teatro Caupolicán grabado para un registro audiovisual oficial de la banda. Entre todos los países del mundo, ¿por qué eligieron Chile para desarrollar esto?

No, no, eso no va a pasar. Quizás lo hagamos en otro momento, pero esta vez decidimos que, por temas logísticos, no vamos a grabar nada.

Está noticia es bastante impactante, tomando en cuenta que acá en Chile todos los fanáticos están a la espera de eso, ya que el show se ha promocionado en todas partes de esa forma. ¿Fue una especie de malentendido?

Fue algo de lo que hablamos en un momento, pero no sabemos por qué la producción lo anunció, siendo que todavía no estaba decidido de forma definitiva. No sé en qué momento la comunicación se fracturó, pero quizás en una próxima oportunidad lo hagamos. Nos encanta la idea de grabar un DVD en vivo en Chile porque los fanáticos son increíbles, y creo que tenemos que hacerlo en el futuro, pero ahora tenemos una serie de compromisos pendientes, como la grabación de nuestro nuevo disco, que no hemos terminado aún, y esperamos tenerlo listo para la fecha en que empieza el nuevo tour y poder tocar algunas canciones nuevas en esos conciertos. Esa fue una de las razones por las que decidimos no grabar el DVD en esta nueva visita.

Entonces, supongo que tampoco podremos escuchar algún adelanto de lo que están preparando en estos nuevos conciertos que realizarán en nuestro país.

Tampoco. Es una pena, pero esperamos hacerlo la próxima vez que volvamos a presentarnos por allá.

Habiendo clarificado esto y aprovechando que estamos hablando del nuevo disco que esperan estrenar en septiembre, debo decirte que el nombre, “F.E.A.R. – Fuck Everyone And Run” me dejó medio descolocado. ¿Podrías explicar cuál es el concepto detrás de esta nueva producción?

No es realmente un disco conceptual. Serán cuatro canciones en total, tres de ellas bastante extensas, de quince minutos cada una, y hablan de las cosas que han estado pasando en el mundo durante estos últimos años, desde la crisis financiera de los bancos, hasta los escandalosos casos de corrupción en Brasil, donde incluso la presidenta está involucrada, entre otros acontecimientos que nos dejan ver que el mundo está pasando por un momento bastante malo. Quisimos usar la palabra “fear” (“miedo” en español) porque la gente está asustada. En Europa, por ejemplo, tenemos el problema de los refugiados que vienen desde Siria, personas que llegan con mucho temor a buscar nuevas oportunidades. Después tenemos a los poderosos, a la gente con dinero, y ellos son los que se cagan a todo el mundo y después se echan a correr (risas). De ahí es de donde viene el título; las letras tratan sobre estos temas, sobre lo que está ocurriendo en el mundo en estos días. En cuanto a la música en sí misma, que ha sido siempre la protagonista en nuestro trabajo, al tener estos temas tan fuertes, está bien heavy. Musical y líricamente este será un álbum bastante pesado, con muchos momentos musicales increíbles que de seguro los fanáticos disfrutarán. A nosotros, por lo menos, nos encanta como está saliendo todo.

Volviendo al tema de las presentaciones que realizarán en Santiago, existe este show bautizado como “The Progressive Dream”, que será un concierto excepcional, donde tocarán material de su etapa más progresiva. ¿Podrías contarnos algunos detalles sobre cómo será esa jornada?

Como íbamos a realizar dos conciertos en Santiago, queríamos hacer algo especial. Uno de los shows, el del Teatro Caupolicán, será muy parecido al que realizaremos en toda la gira por Sudamérica, pero para el segundo recital tenemos preparadas canciones más largas, otras muy antiguas que no hemos tocado hace mucho tiempo, y no te diré mucho porque me parece bueno que la gente se lleve una sorpresa. Es el único recital donde tocaremos estas canciones, por lo que espero que la gente que vaya, que de verdad se sorprenda. Sólo reiteraré que escucharán canciones muy muy antiguas. No serán muchas, pero sí muy extensas.

Ustedes realizan estos eventos llamados “Marillion Weekends”, donde se toman un fin de semana completo en algún país o ciudad para tocar en lugares más íntimos con sus fanáticos, u organizar eventos exclusivos como “The Progressive Dream”. ¿Podríamos considerar estas tres fechas en el país como una suerte de “Marillion Weekend”?

Sí, podríamos hacerlo. Nos encantaría la idea de realizar uno oficial en Chile. Tenemos la certeza de que no ocurrirá en el corto plazo, pero es algo que definitivamente nos gustaría hacer. Sabemos que el público chileno es el idóneo para llevar a cabo un “Marillion Weekend”. Cada vez que vamos para allá lo disfrutamos mucho, nos sentimos muy bienvenidos por todos, y su entusiasmo por la música es fabuloso. Logísticamente es complicado concretarlo, porque estamos al otro extremo del mundo. Usualmente los hacemos en Europa, porque nos es más fácil organizar todo. Tampoco haremos uno en Canadá el próximo año, estamos buscando un nuevo lugar para el evento y nos gustaría que fuera Santiago, sería nuestra primera opción, pero, como te comenté, por razones logísticas es muy difícil que ocurra, aunque sería genial hacerlo en algún momento en el futuro.

Marillion fue una banda pionera a la hora de usar internet como herramienta para difundir su música. ¿Cómo ves a la industria musical en estos días? ¿Qué opinas de las plataformas de streaming como Spotify?

Creo que está difícil para los nuevos artistas. Nosotros estamos bien, después de todo podemos hacer una buena vida de esto. Seguimos vendiendo suficiente música, además de la gran audiencia que nos sigue vía internet. Para nosotros internet ha sido algo muy bueno, pero también puedo entender a los artistas que se han visto perjudicados por ella. Para los músicos emergentes es mucho más difícil, porque es menos dinero el que la gente está dispuesta a pagar hoy por música, ya que todos esperan obtenerla gratis. Puede ser porque pertenecemos a generaciones distintas, pero los tipos que están en sus treinta, cuarenta o cincuenta años están dispuestos a pagar por la música. En cambio, los veinteañeros o los adolescentes de ahora no pagan por la música y piensan que no corresponde hacerlo, aunque deberían, porque esta no se produce gratis y la gente se olvida de eso. Si quieren música en sus vidas tienen que saber que hay alguien que debe pagar por ella, por lo que es una pena que ocurra este fenómeno. Aun así, me mantengo optimista sobre el futuro de la música. Internet puede ser una fuerza positiva, y como banda hemos podido tomarla y realizar cosas geniales, como exitosas campañas de crowdfunding, donde participa un montón de gente y eso es increíble. Esa es una manera de continuar haciendo música, recibiendo el apoyo y soporte de tus propios fans. Estamos pasando por tiempos interesantes para la música; hace poco leí que, por primera vez en la historia, la industria está generando más dinero a través de las descargas legales y plataformas de streaming que con la venta de CD’s o cualquier otro formato físico. Pero aun así, es cierto y entiendo que para los jóvenes es muy difícil lograr hacer una carrera de esto en los tiempos que corren.

De hecho, muchas estrellas del rock han dado como consejo a los músicos noveles que, si pretenden ganar dinero, no se dediquen a la música.

Es que hoy el problema ni siquiera es sólo la piratería, también existe Google o YouTube, donde la gente puede escuchar tú música sin recibir un centavo a cambio. Incluso, si no quieres que tu trabajo esté en YouTube, la gente la va a subir de todas formas y después tienes que estar pidiéndoles que la quiten, y de momento en que lo hacen otro video ya está en línea. Existe la posibilidad de decirle a Google “De acuerdo, puedes tener mi música y yo me quedó con los ingresos por la publicidad”, o reservarte tus derechos, pero aun así vas a tener que estar pidiéndoles una y otra vez que la saquen del sitio, y eso no está bien. Sin embargo, me mantengo optimista, creo que las cosas mejorarán y que los músicos nuevos podrán hacer una vida de esto. Incluso si tienen que tomar un trabajo aparte para sostener sus carreras, tengo la esperanza de que podrán salir adelante, y merecen que así sea, porque hoy hay personas que están haciendo cosas notables y deben ser escuchados. Nosotros fuimos muy afortunados por haber tenido el privilegio de poder hacer una carrera por el sólo hecho de crear música.

Y ya que estas hablando de músicos emergentes, ¿existe algún músico o banda nueva que estés escuchando en estos momentos y te gustaría recomendar?

La verdad es que con lo del nuevo disco no he tenido tiempo para ponerme a escuchar otras bandas. Sí he podido revisitar algunos álbumes antiguos de gente que admiro mucho, pero honestamente no me he dado el tiempo para conocer nuevos grupos.

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de entrevistar a Steven Wilson, con el motivo de la última visita que realizó a nuestro país, en un show que agotó todas las entradas, fenómeno que se repite con Marillion cada vez que vienen por estos lares. Steven dio sus reflexiones sobre este tema. ¿Qué nos podrías decir tú sobre este fanatismo del público local por el rock progresivo?

No lo sé (risas). Lo siento, pero no puedo mentir con eso, a pesar de que me parece espectacular. La primera vez que fuimos a Chile no teníamos idea de lo popular que éramos por allá, porque en ese tiempo nunca escuchamos mucho de nuestros fanáticos chilenos. Lo mismo nos ocurrió cuando tocamos por primera vez en Brasil. No fue hasta los noventa en que pudimos visitar Sudamérica, y antes de eso, como era tan lejos para nosotros, no nos imaginábamos la llegada que teníamos con la gente. De nuevo, no sé el cómo ni el porqué de este fanatismo en su país, pero es maravilloso y lo agradecemos siempre que viajamos a verlos. Es genial.

Hablando de Steven Wilson, ¿qué opinas de la bandera que ha tomado por el rock progresivo durante este último tiempo? ¿Has podido escuchar algo de sus trabajos más recientes?

Steven es como una fuerza de la naturaleza. Todo lo que ha hecho, desde componer hasta remezclar trabajos de Yes o Jethro Tull, lo hace con sumo cuidado y dedicación. Lo conozco desde hace mucho tiempo y él es un amigo de Marillion. Trabajó con nosotros en algunas mezclas y estoy seguro que volveremos a trabajar juntos en el futuro. He escuchado mucho de su trabajo con Porcupine Tree, también algo de su material como solista y me encanta que haga cosas tan distintas. Me gusta Blackfield, aunque ya no trabaja en ese proyecto, era otra de sus bandas que disfrutaba mucho. Me gusta lo que está haciendo y soy un fanático de su música.

Mi última pregunta puede sonar un tanto controvertida, pero muchos fanáticos y seguidores de la banda se la han hecho durante años: ¿Creen que el éxito del sencillo “Kayleigh” en un momento llegó a opacar a la propia banda y lo que esta hizo en el futuro?

Creo que es una buena canción, y muchas bandas tienen ese sencillo que se transforma en su gran canción. Para nosotros fue el gran hit de nuestra carrera y tuvimos que aceptarla de esa manera, porque sin ella quizás no estaríamos haciendo música hoy. Fue un gran potenciador para Marillion, a la vez que tuvimos que lidiar con el hecho de que todo el mundo la conociera y esperara que la tocáramos en cada uno de nuestros shows. Durante mucho tiempo no la tocamos, pero puedo asegurarles que la tocaremos cuando vayamos a Chile. Durante los noventa, cuando Steve Hogarth se no unió en reemplazo de Fish, no la tocábamos porque representaba al “viejo Marillion”, y nosotros estábamos comenzando una nueva etapa con Steve y tomamos la decisión de no tocarla. Esa decisión se mantuvo durante diez años, pero hoy suficiente tiempo ha pasado y estamos felices de tocarla, Steve está feliz de cantarla, y hay que encontrar un balance entre lo que la gente quiere escuchar, tocar algo que sea más exigente musicalmente y presentar tu nuevo material. Los fanáticos disfrutan escuchar los clásicos de siempre y “Kayleigh” es una de sus favoritas. Está claro que muchos de los seguidores más hardcore del grupo piensan “Oh no, no ‘Kayleigh’ de nuevo, ya la han tocado infinitas veces”. A ellos también los entiendo, pero es una canción que nos agrada bastante; aunque la toquemos mucho, nos gusta hacerlo y creo que eso bueno.

Bueno, Mark, el tiempo se nos acaba y antes de despedirme te quiero pedir que le envíes un mensaje a los fanáticos que esperan verlos en Santiago y Valparaíso.

Claro que sí. Amigos de Chile, estamos ansiosos por volver a verlos y tocar para ustedes en estos nuevos shows. Habrá muchas sorpresas y esperamos pasar una velada increíble junto a todos nuestros fanáticos chilenos, recibiendo ese calor al que nos tiene habituados y nos encanta.

Muchas gracias por tu tiempo, Mark, nos vemos en mayo.

Gracias a ti. ¡Nos vemos, pronto!

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Jesse Leach de Killswitch Engage: “Volver a la banda fue la mejor decisión de mi vida”

Publicado

en

Jesse Leach

El próximo martes 10 de diciembre en Club Blondie, Killswitch Engage se presentará nuevamente en nuestro país con “Atonement”, su último disco de estudio publicado este año. Dicho trabajo, que no quedó indiferente a la crítica especializada, se desmarca de sus anteriores obras gracias a la diversidad que la banda alcanza en sus composiciones, dándose incluso el espacio para invitar a su ex vocalista Howard Jones en una de las canciones. Más allá de eso, el conjunto ha sabido cómo mantener su sitial sin el ex frontman, encontrando en su cantante original la clave para seguir adelante.

Jesse Leach, quien estuvo alejado de la banda por una década, volvió a Killswitch Engage en 2012 para completar su historia de redención, un relato que lo hizo empujar a la banda hacia nuevos límites y le permitió crecer no sólo como artista, sino que también como persona. Gracias a su próxima presentación en nuestro país, nos sentamos al teléfono con el vocalista para conversar sobre distintos temas, pasando desde su más reciente álbum, el disco que grabó una vez que regresó a la alineación, sus problemas con la depresión y la ansiedad, su vida temporal fuera de la música, Iron Maiden, su admiración por Chuck Billy de Testament y la parafernalia en los shows de rock, entre muchas otras cosas, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Jesse, te llamo desde Chile. ¿Cómo estás?

Genial, hermano. Descansando, bien. ¿Cómo estás tú?

Muy bien. Quiero comenzar la entrevista preguntándote sobre “Atonement”. Entiendo que se demoraron algo así como dos años en terminarlo. ¿Qué nos puedes contar de ese proceso?

Sí, tomó dos años porque estábamos constantemente de gira y no había mucho descanso de toda la locura. Terminé desarrollando pólipos en mis cuerdas vocales, así que tuve que operarme para removerlos, eso retrasó las cosas un poco. Estuve como tres meses en reposo y tenía que estar callado, sentado en silencio y luego tuve que aprender a reconstruir mi voz desde el principio, al hablar y al cantar, así que eso hizo que el proceso de grabar mi disco fuese un proceso interesante, por decir lo menos. Por otro lado, mi voz terminó quedando más fuerte y más enfocada, y tuve un montón de buen entrenamiento, por lo que me sentí genial. Fue una bendición camuflada.

¿Qué opinas del resultado final? Siento que es uno de los discos más sólidos de la banda, incluso la crítica lo ha calificado como el mejor de su discografía. ¿Estás conforme con los resultados?

Sí, honestamente ha sido abrumadora la recepción del disco, a la gente realmente le ha gustado. Dicen que es nuestro mejor álbum y nosotros nos sentimos completamente honrados por eso. Nosotros tratamos de sacar la mejor música que podemos, que todavía tenga pasión involucrada; aún nos preocupamos de los mensajes, del sonido y de la calidad de nuestra música. Entonces, es el mejor de los cumplidos que la gente disfrute el material y se tome el tiempo en eso. Estamos todos muy orgullosos.

¿Cómo ha sido la recepción de los fans a las nuevas canciones en vivo?

Ha sido genial. La gente está cantando casi todas las canciones. En nuestros últimos shows pusimos cinco tracks del disco en el setlist –que ha sido la mayor cantidad de material que hemos incluido en el show luego de lanzar un álbum­– y la gente las canta todas y parece ser que les gustan mucho, así que es genial sentir eso.

Genial. De hecho, en este álbum hay dos colaboraciones, con Howard Jones y Chuck Billy de Testament. ¿Por qué quisieron tener colaboraciones? ¿Por qué con ellos y en esas canciones particularmente?

“The Crownless King” definitivamente me recuerda a Testament, giramos con ellos antes, todos crecimos escuchándolos, realmente los amamos y son una banda tremenda. Chuck Billy para mí es uno de los mejores vocalistas del metal, sin dudas, así que fue como un disparo en la oscuridad intentar esto. Joel, nuestro guitarrista, sugirió que le preguntáramos a Chuck si quería cantar en la canción, todos pensamos cómo lo haríamos, le preguntamos y aceptó. Sonó increíble y realmente nos sorprendió la canción. El caso de Howard fue como el tiempo ideal para hacerlo; no lo conocía mucho hasta ahora y nos hicimos amigos porque tenemos mucho en común. Me mostró algunas canciones de su banda Light The Torche cuando todavía eran demos y me gustaron mucho, y pensé que el nombre de la banda sonaba genial. Como teníamos una canción en el disco llamada “The Signal Fire”, se siente casi como un guiño a la banda de Howard, además de que es un tema que habla de la unión y la solidaridad, y ahí todo se unió y fue perfecto. Es un honor compartir música con gente que uno quiere y respeta, tanto él como Chuck tienen una voz increíble, así que me alegra que los tuviéramos en el disco.

Jesse, estuvieron abriendo para Iron Maiden en algunas fechas y leí en una entrevista que dijeron que la experiencia fue como ver un show de Broadway y un concierto de metal. ¿Cómo describirías tu experiencia en un contexto tan grande?

Sí, es cierto eso. Se siente como una mezcla, ya que en esta gira cada canción tenía fondos diferentes, cambios de vestuario, un montón de cosas increíbles. Los efectos y la producción del show es increíble, uno de los mejores que he visto. Para nosotros fue un honor abrir para ellos, pero también un desafío. Tocas para un montón de gente que paga una buena cantidad para ver a su banda favorita y nosotros éramos quienes hacían que la noche avanzara, y a veces para los fans éramos el obstáculo entre la llegada y el momento de ver a Iron Maiden (risas). Tienes que dar lo mejor de ti, mantenerte humilde y darte cuenta de que no todos estarán cantando o aplaudiendo, pero la audiencia se comportó muy bien con nosotros, seguro ganamos algunos fans. Con el tour de seguro aprendimos mucho, fue una grata experiencia, definitivamente es un momento definitorio para tu carrera poder abrir para los todopoderosos Iron Maiden.

Desde tu punto de vista como artista, ¿qué opinas de estos shows gigantes con un montón de pantallas, luces, efectos, y todo eso? ¿Crees que eso deje a la música en un segundo plano y termine siendo perjudicial?

Creo que depende de cómo una banda lo use. Si pones imágenes o un mensaje en las pantallas que sea acorde con la música, eso es brillante y permite llegar de manera más profunda a la gente. Pero también depende quiénes estemos hablando. Si una banda tiene acceso a esto, debes ser cuidadoso de cuánto usas porque estoy de acuerdo en que a veces afecta a la música. En el caso de una banda tan grande como Iron Maiden no es así, los fans esperan aquello porque lo han hecho por años. Nosotros nunca hemos utilizado un montón de efectos y todo eso por muchas razones, primero porque es bastante caro tener ese tipo de mierda (risas), y además porque no nos vemos como ese tipo de banda, al menos no por ahora. Nuestro desempeño y la interacción con la audiencia es más importante que poner algo en la pantalla que haga que todos estén pendientes de eso en vez de nosotros. Creo que disfrutamos esa conexión con el público, enfocarnos en ellos hace que todo sea más profundo y demos lo mejor de nosotros.

Hablemos de tu tiempo fuera de la banda. Estuviste una década fuera de Killswitch Engage, ¿cuál fue la principal enseñanza que rescatas de todo ese período?

Creo que fue algo necesario para mí, no sólo para descubrir diferentes maneras de cantar en las bandas en las que estuve durante ese tiempo, como The Empire Shall Fall o Times Of Grace, sino que eso me ayudó a encontrar mi voz y continuar creciendo como artista. A nivel personal también, sentía que necesitaba crecer y convertirme en hombre, estaba pasando por algunos asuntos que debía solucionar y no creo que lo habría hecho igual si seguía en la banda. Estaba deprimido y con algunos problemas de salud mental. Durante ese tiempo tuve un trabajo normal, me transformé en una persona normal, y eso permitió que me diera cuenta de que extrañaba la música, y como artista no podía vivir sin ella. Eso me hizo apreciarla de otra forma, fue algo necesario para descubrir quién era como persona y como artista, así que no me arrepiento de esa decisión y de ese período de mi vida.

Además de lo que comentas, ¿hubo algo en particular que te hiciera querer volver a ser parte de Killswitch Engage?

Sí, fue una mezcla entre haberme enterado que Howard se iba, además de que en ese tiempo estaba trabajando como bartender, y a la vez hice algunos shows de Times Of Grace con Adam (Dutkiewicz, integrante de Killswitch Engage y la banda antes mencionada) y lo pasamos muy bien, fue una buena experiencia para mí. Después volví a mi trabajo de bartender en Nueva York y ahí me enteré de que Killswitch se separaba de Howard y harían audiciones para encontrar un vocalista. Nunca discutí la idea de volver, no sabía si lo haría bien, no estaba seguro si era el indicado para este trabajo. Pero cuando leí que harían audiciones, pensé que era algo muy raro y extraño sin duda (risas), es como una postulación a cualquier trabajo. Recuerdo que pensaba mucho en eso mientras que la gente me pedía que le sirviera tragos, y ahí fue cuando dije: “¿Qué estoy haciendo, por qué sigo acá?”, y decidí aprenderme algunas de las canciones con Howard y audicioné para la banda. Lo pasamos muy bien y decidieron darme la oportunidad. Y aquí estamos, la mejor decisión de mi vida (risas).

Al volver participaste en “Disarm The Descent” (2013). ¿Cómo fue tu experiencia trabajando en ese disco?

Fue emocionante, fue fácil porque la música ya estaba lista, sólo tuve que adaptarme. Cuando regresé a la banda me dijeron “de acuerdo, tenemos un disco que saldrá pronto, y nos iremos de gira, así que debes ponerte a trabajar ahora” (risas), así que me puse de cabeza a prepararme para volver a estar a tono con la banda. Hacer el disco fue fácil, la energía era increíble y lo pasamos muy bien.

Jesse, siempre has hablado abiertamente de tu salud mental, y en nuestro país tenemos algunas de las tasas más altas en este tema, especialmente en personas jóvenes. ¿Qué mensaje les darías a aquellos que quizás no saben cómo lidiar con este tipo de problemas?

Siento que, si estás lidiando con ese tipo de problemas, lo más importante es hablar de eso, tienes que aceptar el hecho de que puedes decirle a la gente que no estás bien; está bien pedir ayuda, eso es muy importante. Encuentra la fuerza y el coraje que se necesita para superar esto y pedir ayuda, hay mucha gente dispuesta a acompañarte y pueden darte una perspectiva diferente de lo que estás viviendo. Es importante canalizar todo a través de algo. Creo que nuestra conexión como personas ha cambiado mucho, se ha vuelto difusa y minimizada a través de las redes sociales, los mensajes de chat, todas esas interacciones que no se hacen cara a cara. Siento que eso es peligroso y nos afecta, no estamos mirando el lenguaje corporal, los rostros, ni escuchando el tono de voz de quien habla con uno, y algunas discusiones deben ser cara a cara para ser comprendidas. Estamos tan enchufados a esto, que se vuelve algo sin alma, y es importante reconectarse con la gente cara a cara, ya sean amigos o familiares. Encontrar amor, compasión, comprensión, es una pieza en el puzle de la salud mental. Creo que esta actividad tan desconectada de la realidad tiene mucho que ver con la depresión y ansiedad. Traten de conectarse con la gente de una forma más real, definitivamente les ayudará a su salud y sobre todo a su mente.

Muchas gracias por esas palabras, Jesse. Lamentablemente se nos acaba el tiempo, pero quiero preguntarte una última cosa, sobre tu banda The Weapon. Sé que es un proyecto que atesoras mucho y has dicho en múltiples ocasiones que quisieras tener más tiempo para dedicarle. ¿Hay planes en el futuro con este proyecto?

No tengo el tiempo y me encantaría tenerlo. Tenemos un álbum en camino, pero será algo rápido, de unos 16 minutos de duración. Es punk rápido y furioso, con un mensaje de rebelión y de pensar por ti mismo. Tiene un mensaje muy importante para lo que estamos viviendo en todo el mundo, incluso en tu país. Es esencial que la gente hable y entregue su punto de vista del panorama. Una vez que lo lancemos quizás tengamos un tour rápido, ya que todos los involucrados están muy ocupados con sus cosas, posiblemente unos shows por aquí y allá en Norteamérica, aunque, si recibimos una buena oferta, no descarto ir a otro lado. Sólo nos concentraremos en lanzar la música y ver qué pasa, espero que la gente reciba el mensaje, ya que es algo más directo que con Killswitch, que es mucho más poético. The Weapon se va directo a tu cara, se trata de la furia y la anarquía, ambas cosas parte de lo que soy (risas).

Genial. Muchas gracias por tu tiempo, Jesse.

Gracias a ti. Cuídate mucho, hermano. ¡Nos vemos en el show!

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas