Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Mark Kelly de Marillion: “Sin el éxito de ‘Kayleigh’ quizás no estaríamos haciendo música hoy”

Publicado

en

El próximo mes de mayo recibiremos una nueva visita de la banda inglesa de rock progresivo, Marillion, esta vez por partida triple, con un show en el Teatro Municipal de Valparaíso el próximo 5 de mayo, y dos shows en la capital, uno de ellos el 7 de mayo en el Teatro Caupolicán, y el último al día siguiente en el Teatro Nescafé de las Artes, siendo este un concierto especial bautizado como “The Progressive Dream”, donde el grupo presentará canciones más extensas y poco comunes en sus repertorios habituales. Con motivo de estos conciertos, pudimos conversar en extenso con Mark Kelly, tecladista del grupo desde el año 1981, quien nos contó detalles de su próximo arribo a la capital, un adelanto de lo que se será el nuevo disco que lanzarán en septiembre, su opinión sobre el panorama musical y el rock progresivo en estos días, entre otros temas.

Esta vez realizarán tres shows en Chile, siendo el del Teatro Caupolicán grabado para un registro audiovisual oficial de la banda. Entre todos los países del mundo, ¿por qué eligieron Chile para desarrollar esto?

No, no, eso no va a pasar. Quizás lo hagamos en otro momento, pero esta vez decidimos que, por temas logísticos, no vamos a grabar nada.

Está noticia es bastante impactante, tomando en cuenta que acá en Chile todos los fanáticos están a la espera de eso, ya que el show se ha promocionado en todas partes de esa forma. ¿Fue una especie de malentendido?

Fue algo de lo que hablamos en un momento, pero no sabemos por qué la producción lo anunció, siendo que todavía no estaba decidido de forma definitiva. No sé en qué momento la comunicación se fracturó, pero quizás en una próxima oportunidad lo hagamos. Nos encanta la idea de grabar un DVD en vivo en Chile porque los fanáticos son increíbles, y creo que tenemos que hacerlo en el futuro, pero ahora tenemos una serie de compromisos pendientes, como la grabación de nuestro nuevo disco, que no hemos terminado aún, y esperamos tenerlo listo para la fecha en que empieza el nuevo tour y poder tocar algunas canciones nuevas en esos conciertos. Esa fue una de las razones por las que decidimos no grabar el DVD en esta nueva visita.

Entonces, supongo que tampoco podremos escuchar algún adelanto de lo que están preparando en estos nuevos conciertos que realizarán en nuestro país.

Tampoco. Es una pena, pero esperamos hacerlo la próxima vez que volvamos a presentarnos por allá.

Habiendo clarificado esto y aprovechando que estamos hablando del nuevo disco que esperan estrenar en septiembre, debo decirte que el nombre, “F.E.A.R. – Fuck Everyone And Run” me dejó medio descolocado. ¿Podrías explicar cuál es el concepto detrás de esta nueva producción?

No es realmente un disco conceptual. Serán cuatro canciones en total, tres de ellas bastante extensas, de quince minutos cada una, y hablan de las cosas que han estado pasando en el mundo durante estos últimos años, desde la crisis financiera de los bancos, hasta los escandalosos casos de corrupción en Brasil, donde incluso la presidenta está involucrada, entre otros acontecimientos que nos dejan ver que el mundo está pasando por un momento bastante malo. Quisimos usar la palabra “fear” (“miedo” en español) porque la gente está asustada. En Europa, por ejemplo, tenemos el problema de los refugiados que vienen desde Siria, personas que llegan con mucho temor a buscar nuevas oportunidades. Después tenemos a los poderosos, a la gente con dinero, y ellos son los que se cagan a todo el mundo y después se echan a correr (risas). De ahí es de donde viene el título; las letras tratan sobre estos temas, sobre lo que está ocurriendo en el mundo en estos días. En cuanto a la música en sí misma, que ha sido siempre la protagonista en nuestro trabajo, al tener estos temas tan fuertes, está bien heavy. Musical y líricamente este será un álbum bastante pesado, con muchos momentos musicales increíbles que de seguro los fanáticos disfrutarán. A nosotros, por lo menos, nos encanta como está saliendo todo.

Volviendo al tema de las presentaciones que realizarán en Santiago, existe este show bautizado como “The Progressive Dream”, que será un concierto excepcional, donde tocarán material de su etapa más progresiva. ¿Podrías contarnos algunos detalles sobre cómo será esa jornada?

Como íbamos a realizar dos conciertos en Santiago, queríamos hacer algo especial. Uno de los shows, el del Teatro Caupolicán, será muy parecido al que realizaremos en toda la gira por Sudamérica, pero para el segundo recital tenemos preparadas canciones más largas, otras muy antiguas que no hemos tocado hace mucho tiempo, y no te diré mucho porque me parece bueno que la gente se lleve una sorpresa. Es el único recital donde tocaremos estas canciones, por lo que espero que la gente que vaya, que de verdad se sorprenda. Sólo reiteraré que escucharán canciones muy muy antiguas. No serán muchas, pero sí muy extensas.

Ustedes realizan estos eventos llamados “Marillion Weekends”, donde se toman un fin de semana completo en algún país o ciudad para tocar en lugares más íntimos con sus fanáticos, u organizar eventos exclusivos como “The Progressive Dream”. ¿Podríamos considerar estas tres fechas en el país como una suerte de “Marillion Weekend”?

Sí, podríamos hacerlo. Nos encantaría la idea de realizar uno oficial en Chile. Tenemos la certeza de que no ocurrirá en el corto plazo, pero es algo que definitivamente nos gustaría hacer. Sabemos que el público chileno es el idóneo para llevar a cabo un “Marillion Weekend”. Cada vez que vamos para allá lo disfrutamos mucho, nos sentimos muy bienvenidos por todos, y su entusiasmo por la música es fabuloso. Logísticamente es complicado concretarlo, porque estamos al otro extremo del mundo. Usualmente los hacemos en Europa, porque nos es más fácil organizar todo. Tampoco haremos uno en Canadá el próximo año, estamos buscando un nuevo lugar para el evento y nos gustaría que fuera Santiago, sería nuestra primera opción, pero, como te comenté, por razones logísticas es muy difícil que ocurra, aunque sería genial hacerlo en algún momento en el futuro.

Marillion fue una banda pionera a la hora de usar internet como herramienta para difundir su música. ¿Cómo ves a la industria musical en estos días? ¿Qué opinas de las plataformas de streaming como Spotify?

Creo que está difícil para los nuevos artistas. Nosotros estamos bien, después de todo podemos hacer una buena vida de esto. Seguimos vendiendo suficiente música, además de la gran audiencia que nos sigue vía internet. Para nosotros internet ha sido algo muy bueno, pero también puedo entender a los artistas que se han visto perjudicados por ella. Para los músicos emergentes es mucho más difícil, porque es menos dinero el que la gente está dispuesta a pagar hoy por música, ya que todos esperan obtenerla gratis. Puede ser porque pertenecemos a generaciones distintas, pero los tipos que están en sus treinta, cuarenta o cincuenta años están dispuestos a pagar por la música. En cambio, los veinteañeros o los adolescentes de ahora no pagan por la música y piensan que no corresponde hacerlo, aunque deberían, porque esta no se produce gratis y la gente se olvida de eso. Si quieren música en sus vidas tienen que saber que hay alguien que debe pagar por ella, por lo que es una pena que ocurra este fenómeno. Aun así, me mantengo optimista sobre el futuro de la música. Internet puede ser una fuerza positiva, y como banda hemos podido tomarla y realizar cosas geniales, como exitosas campañas de crowdfunding, donde participa un montón de gente y eso es increíble. Esa es una manera de continuar haciendo música, recibiendo el apoyo y soporte de tus propios fans. Estamos pasando por tiempos interesantes para la música; hace poco leí que, por primera vez en la historia, la industria está generando más dinero a través de las descargas legales y plataformas de streaming que con la venta de CD’s o cualquier otro formato físico. Pero aun así, es cierto y entiendo que para los jóvenes es muy difícil lograr hacer una carrera de esto en los tiempos que corren.

De hecho, muchas estrellas del rock han dado como consejo a los músicos noveles que, si pretenden ganar dinero, no se dediquen a la música.

Es que hoy el problema ni siquiera es sólo la piratería, también existe Google o YouTube, donde la gente puede escuchar tú música sin recibir un centavo a cambio. Incluso, si no quieres que tu trabajo esté en YouTube, la gente la va a subir de todas formas y después tienes que estar pidiéndoles que la quiten, y de momento en que lo hacen otro video ya está en línea. Existe la posibilidad de decirle a Google “De acuerdo, puedes tener mi música y yo me quedó con los ingresos por la publicidad”, o reservarte tus derechos, pero aun así vas a tener que estar pidiéndoles una y otra vez que la saquen del sitio, y eso no está bien. Sin embargo, me mantengo optimista, creo que las cosas mejorarán y que los músicos nuevos podrán hacer una vida de esto. Incluso si tienen que tomar un trabajo aparte para sostener sus carreras, tengo la esperanza de que podrán salir adelante, y merecen que así sea, porque hoy hay personas que están haciendo cosas notables y deben ser escuchados. Nosotros fuimos muy afortunados por haber tenido el privilegio de poder hacer una carrera por el sólo hecho de crear música.

Y ya que estas hablando de músicos emergentes, ¿existe algún músico o banda nueva que estés escuchando en estos momentos y te gustaría recomendar?

La verdad es que con lo del nuevo disco no he tenido tiempo para ponerme a escuchar otras bandas. Sí he podido revisitar algunos álbumes antiguos de gente que admiro mucho, pero honestamente no me he dado el tiempo para conocer nuevos grupos.

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de entrevistar a Steven Wilson, con el motivo de la última visita que realizó a nuestro país, en un show que agotó todas las entradas, fenómeno que se repite con Marillion cada vez que vienen por estos lares. Steven dio sus reflexiones sobre este tema. ¿Qué nos podrías decir tú sobre este fanatismo del público local por el rock progresivo?

No lo sé (risas). Lo siento, pero no puedo mentir con eso, a pesar de que me parece espectacular. La primera vez que fuimos a Chile no teníamos idea de lo popular que éramos por allá, porque en ese tiempo nunca escuchamos mucho de nuestros fanáticos chilenos. Lo mismo nos ocurrió cuando tocamos por primera vez en Brasil. No fue hasta los noventa en que pudimos visitar Sudamérica, y antes de eso, como era tan lejos para nosotros, no nos imaginábamos la llegada que teníamos con la gente. De nuevo, no sé el cómo ni el porqué de este fanatismo en su país, pero es maravilloso y lo agradecemos siempre que viajamos a verlos. Es genial.

Hablando de Steven Wilson, ¿qué opinas de la bandera que ha tomado por el rock progresivo durante este último tiempo? ¿Has podido escuchar algo de sus trabajos más recientes?

Steven es como una fuerza de la naturaleza. Todo lo que ha hecho, desde componer hasta remezclar trabajos de Yes o Jethro Tull, lo hace con sumo cuidado y dedicación. Lo conozco desde hace mucho tiempo y él es un amigo de Marillion. Trabajó con nosotros en algunas mezclas y estoy seguro que volveremos a trabajar juntos en el futuro. He escuchado mucho de su trabajo con Porcupine Tree, también algo de su material como solista y me encanta que haga cosas tan distintas. Me gusta Blackfield, aunque ya no trabaja en ese proyecto, era otra de sus bandas que disfrutaba mucho. Me gusta lo que está haciendo y soy un fanático de su música.

Mi última pregunta puede sonar un tanto controvertida, pero muchos fanáticos y seguidores de la banda se la han hecho durante años: ¿Creen que el éxito del sencillo “Kayleigh” en un momento llegó a opacar a la propia banda y lo que esta hizo en el futuro?

Creo que es una buena canción, y muchas bandas tienen ese sencillo que se transforma en su gran canción. Para nosotros fue el gran hit de nuestra carrera y tuvimos que aceptarla de esa manera, porque sin ella quizás no estaríamos haciendo música hoy. Fue un gran potenciador para Marillion, a la vez que tuvimos que lidiar con el hecho de que todo el mundo la conociera y esperara que la tocáramos en cada uno de nuestros shows. Durante mucho tiempo no la tocamos, pero puedo asegurarles que la tocaremos cuando vayamos a Chile. Durante los noventa, cuando Steve Hogarth se no unió en reemplazo de Fish, no la tocábamos porque representaba al “viejo Marillion”, y nosotros estábamos comenzando una nueva etapa con Steve y tomamos la decisión de no tocarla. Esa decisión se mantuvo durante diez años, pero hoy suficiente tiempo ha pasado y estamos felices de tocarla, Steve está feliz de cantarla, y hay que encontrar un balance entre lo que la gente quiere escuchar, tocar algo que sea más exigente musicalmente y presentar tu nuevo material. Los fanáticos disfrutan escuchar los clásicos de siempre y “Kayleigh” es una de sus favoritas. Está claro que muchos de los seguidores más hardcore del grupo piensan “Oh no, no ‘Kayleigh’ de nuevo, ya la han tocado infinitas veces”. A ellos también los entiendo, pero es una canción que nos agrada bastante; aunque la toquemos mucho, nos gusta hacerlo y creo que eso bueno.

Bueno, Mark, el tiempo se nos acaba y antes de despedirme te quiero pedir que le envíes un mensaje a los fanáticos que esperan verlos en Santiago y Valparaíso.

Claro que sí. Amigos de Chile, estamos ansiosos por volver a verlos y tocar para ustedes en estos nuevos shows. Habrá muchas sorpresas y esperamos pasar una velada increíble junto a todos nuestros fanáticos chilenos, recibiendo ese calor al que nos tiene habituados y nos encanta.

Muchas gracias por tu tiempo, Mark, nos vemos en mayo.

Gracias a ti. ¡Nos vemos, pronto!

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Mark Bowen de IDLES: “Quisimos destilar la banda a su forma más esencial”

Publicado

en

IDLES

Uno de los nombres que más comentarios se ha llevado en los últimos años es IDLES, banda oriunda de Bristol que se ha ido abriendo camino poco a poco a punta de excelentes álbumes. Primero fue “Brutalism” en 2017 y luego “Joy As An Act Of Resistance.” En 2018, este último marcando un verdadero precedente en esta trinchera como el mejor álbum de ese año. Pero ahora la banda, más que seguir gozando de los elogios (algo que muchos hacen con apenas un par de trabajos actualmente), prefiere mirar adelante y adentrarse en una nueva etapa con “Ultra Mono”, su recién estrenado nuevo disco y que aspira a convertirse en una de las obras más destacadas de 2020.

Si bien, el disco ya tiene algunos días publicado, HumoNegro pudo escucharlo de manera anticipada antes de una grata conversación con Mark Bowen, guitarrista principal de la agrupación, con quien revisamos una serie de puntos de este trabajo, además de reflexionar sobre el éxito, la idea de IDLES como una banda en vivo, su pendiente debut en Chile y la influencia del segundo álbum en la banda, entre muchas cosas más, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Mark, ¿cómo estás?

Estoy bien.

Te llamo desde Chile. Mi nombre es Manuel y es muy bueno hablar contigo. ¿Cómo han ido los últimos días?

Sí, estoy bien. Es un momento bastante inusual para lanzar un álbum, así que hay un montón de nuevos e inesperados desafíos con eso. De todas formas, sigue siendo algo bueno, estoy contento por este nuevo álbum, así que, ¡vamos a hacerlo!

Escuché el álbum completo antes de que habláramos y es realmente increíble, así que me gustaría que partiéramos hablando del desarrollo detrás de este disco. ¿Qué nos puedes contar sobre el proceso creativo haciendo de este nuevo álbum?

Partió como una reacción a “Joy As An Act Of Resistance.” (2018). Recién habíamos terminado de mezclar y masterizar ese álbum y había algunos aspectos sonoros que no logramos del todo y queríamos trabajar en darnos cuenta por qué no lo habíamos hecho, pensar qué podíamos hacer en nuestro proceso de composición y grabación, queríamos poder sonar exactamente como queríamos hacerlo. Así que dimos con esta idea de que queríamos hacer algo como el hip hop contemporáneo y la música electrónica, poder identificar qué es lo que hacía esas cosas tan poderosas y, de hecho, es la singularidad.

En nuestra música, hasta ese punto, había mucho ruido de fondo; las guitarras tocaban cosas diferentes, nadie estaba poniendo atención a lo que hacia el otro. Podía sonar bien y caótico, pero en cierta forma templa la fuerza del mensaje, por lo que nos sentamos y quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial para que así pudiéramos realmente llevar este mensaje a través de estos pequeños gestos, como sencillas partes de guitarra, sencillas partes de batería, que realmente transmiten el mensaje, y luego quedó más que claro el tema de las letras o cuáles serían las temáticas que trataríamos. En ese minuto está el discurso social, la política, había muchas cosas pasando, especialmente en la izquierda, había mucha confusión, discusiones, disculpas, muchas cosas que hacían que cualquier mensaje perdiera la significancia, por lo que queríamos romper estas canciones que eran tan “blanco y negro”, tan simples y sencillas que no podían ser marcadas por algo más, esa era nuestra meta.

Para poder hacer eso en tu forma de componer, para poder decir estas cosas de forma sencilla en tu música, realmente debes aumentar tu confianza, porque es fácil cuando no estás confiado en algo. Hay que tener confianza para ayudar y decidir cosas como agregar alguna parte de guitarra, ese tipo de decisiones, eso es algo muy importante en el álbum, este mensaje de creer en uno mismo y tener determinación, creer en lo que quieres hacer y apegarte a algo. De esto se trata el álbum, este motiv de “Yo Soy Yo”, que es un arma de doble filo, ya que es como una arenga motivacional de “soy lo que soy, vamos”, o también de que “yo soy yo con todos mis defectos, virtudes; yo soy yo, y tengo que aceptar a esa persona”, por lo tanto, esa aceptación de uno mismo se transformó en una aceptación de lo que IDLES era y de lo que será. El sentimiento de “me estoy moviendo, estremeciendo, confío en mí”, emprender ese pensamiento para mejor, de esto se trata el álbum.

En cuanto a las letras, el mensaje es bastante claro, pero cuando nos vamos al sonido, lo primero que se vino a mi cabeza, especialmente cuando escuché la canción “The Lover”, fue que este disco pone el “sonido en vivo” de IDLES en un formato de estudio. Se siente como si estuvieran tocando estas canciones en un concierto. ¿Fue esto algo que intencionalmente quisieron hacer en el disco?

Sí, sí. Siempre está esa pelea entre la banda de que queremos dejar constancia de lo que somos en vivo. IDLES es principalmente una banda en vivo, eso es lo que hacemos, para eso componemos nuestras canciones, de eso se trata la banda: hacemos nuestra música para tocarla en vivo. Hay una energía cuando tocas en vivo que es muy difícil de capturar en un disco, y ahí es donde creo que Nick Launay y Adam Greenspan, nuestros productores, comprendieron eso como fans de la banda, y realmente lo lograron transmitir tan asombroso como les fue posible. Uno de los golpes de genialidad en este álbum es donde las baterías fueron grabadas, en algo así como un pequeño cuarto hecho de ladrillos; el cielo era de ladrillos, las paredes, todo. Eso permitió que tuviéramos este sonido cacofónico y violento en la batería, que es una parte fundamental de este disco, y una gran parte de esta canción que mencionaste, “The Lover”. Nunca había escuchado baterías como estas, y estoy tan contento de que estén en nuestro álbum (risas).

De hecho, escribí algunos apuntes de cada canción, y sobre esta puse que “es una de las canciones que más te hacen extrañar los conciertos”. Se siente como algo que desearían mucho tocar en vivo.

Sí, lo es (risas). Es prácticamente una canción para conciertos. De hecho, la compusimos durante una gira. Estábamos tocando en Alemania y la compusimos durante la prueba de sonido. Creo que es la única vez que la tocamos de alguna forma sobre un escenario, pero está diseñada para ser una canción de conciertos, no puedo esperar para que la gente la escuche. Además de eso, las guitarras son enormes, deben escucharlas en unos parlantes grandes, y háganlo lo más fuerte posible.

Me gustaría que habláramos de “Joy As An Act Of Resistance.”, segundo disco de la banda. Este fue escogido en nuestro sitio como el mejor álbum de 2018, y también el mejor de la década.

¡Oh, vaya! Muchas gracias.

Por esto quiero preguntarte cuál crees que es la principal influencia que este álbum ha tenido en la gente, y en la fanaticada de IDLES, especialmente.

Creo que la principal influencia que tuvo en nosotros como banda es que se transformó en una especie de motiv por el que vivimos ahora. “Joy As An Act Of Resistance.” es algo muy importante porque es realmente importante hacer las cosas con amor, compasión, con una mentalidad abierta. Debemos escucharnos los unos a los otros, compartir, ser capaces de sentirnos vulnerables y compartir tus sentimientos y pensamientos con los demás. Todo esto es algo por lo que nosotros como banda vivimos, y que se expandió a las comunidades alrededor de nosotros, como nuestros seguidores. Esta mentalidad abierta, este deseo de perseguir algo, incluso aunque parezca imposible, de sentirse bien a pesar de todo, sólo cosas buenas pueden salir de eso, y siento que ese es el legado de este álbum.

¿Sienten que este nuevo álbum es como el último capítulo de una trilogía? Lo pregunto por eso de que claramente hay un leitmotiv continuo en todos los discos.

Si, en cierta forma. Definitivamente hay un motiv que se mantiene, pero no creo que eso necesariamente se mantenga como la narrativa de una trilogía. Creo que con “Ultra Mono” alcanzamos el peak de IDLES. Siento que estamos por sobre la banda que hizo “Brutalism” o la que hizo “Joy As An Act Of Resistance.”. Con “Ultra Mono” llegamos a este peak de lo que nuestra banda es. Seguimos adelante y usamos este crecimiento de lo que somos en adentrarnos más en la experimentación y movernos de esa línea. Así que sí, se siente como una trilogía, pero no tiene la narrativa de “inicio, desarrollo, final”, es sólo el viaje de una banda comprendiendo quienes son.

Siento que este es el disco más diverso en cuanto a sonido; puedes oír un poco de cada período de IDLES en él. También estoy sorprendido por los nombres que están en el álbum, como Jehnny Beth, Warren Ellis o Kenny Beats, por lo que te pregunto: ¿por qué querían trabajar con estos colaboradores en este LP?

En este ejercicio de destilar IDLES a su forma más esencial, miramos estos conceptos que trata la banda, como la honestidad, la mentalidad abierta, auto aceptación, compartir, el sentimiento de comunidad. Esto último es una parte muy importante de IDLES, hemos formado comunidad entre la banda, con los colaboradores, también con nuestro público en los shows, los medios. Sentimos que ese sentido de comunidad era algo importante de tener en el álbum, y lo aplicamos teniendo voces externas a las cinco personas de la banda, gente como el saxofonista Colin Webster, David Yow en coros, Warren Ellis, Jehnny Beth, Jamie Cullum en el piano, todos son personas que pareciera no tiene mucho sentido tenerlas a juntas, pero funciona porque han mostrado interés en esos valores que promovemos, esa honestidad y entusiasmo en tener una mentalidad abierta, todos son IDLES. Por eso era importante tener sus voces en el disco.

Mark, lo siguiente es algo que pienso personalmente, por cierto. Creo que la banda va directo a su explosión de popularidad a nivel masivo. Pienso que ustedes serán –más bien, son ahora– una de las mejores bandas en el mundo. ¿Estás consciente de esta popularidad siempre en alza de IDLES?

Sí, ha sido todo un viaje. Con “Joy As An Act Of Resistance.” teníamos que promocionarnos nosotros mismos, nadie en la industria nos iba a tomar en cuenta y tuvo una popularidad más allá de nuestros sueños más locos. Creo lo mismo que tú dices: siento que con “Ultra Mono” esa popularidad llegará incluso más lejos, y también estoy de acuerdo con lo otro que dices de que IDLES es una de las mejores bandas del planeta (risas). Lo somos, es algo intencional, y lo digo de forma muy deliberada. Creo que eso nos presenta desafíos, que es un aspecto muy importante en nuestra relación como banda y también con los fans. Los fans sienten ese deseo de pertenencia, sienten que nuestros álbumes les pertenecen y eso es algo muy difícil de hacer.

A medida que te vas haciendo más y más popular, vas tocando en recintos cada vez más grandes, tus álbumes se venden cada vez más alrededor del mundo. Es difícil mantener eso, es difícil evitar que eso se desmorone, pero es una de las cosas divertidas de estar en una banda, tienes que enfrentarte a estos desafíos cada vez más difíciles. Nuestra tarea el año pasado, cuando pasamos de tocar en recintos con capacidad para mil personas a recintos para diez mil, presentaba un desafío enorme porque queríamos que todos se sintieran igual que en los shows de IDLES donde tocábamos para 200 personas. Esa es nuestra meta, teníamos que pensar realmente qué significaba estar ahí para cada una de las personas que asistía. Y lo digo de verdad, esto es cien por ciento como somos, y trabajaremos duro porque cada persona que descubra a IDLES pueda sentir eso.

Siento que esto es porque, por ejemplo, acá en Chile tuvimos muchas protestas en las calles el año pasado y eso coincide también con que especialmente la gente joven se siente muy motivada por la música de IDLES. Creo que, particularmente con “Joy…”, las canciones encienden una sensación de esperanza en las personas. Cuando iban a venir a Lollapalooza, la gente vio que IDLES iba a tocar a las dos de la tarde y todos estaban muy molestos porque querían tener un show completo, de noche y todo eso. Ahí fue cuando comprendí cuán popular es IDLES por acá. Bueno, todo esto que mencioné, es para preguntarte si te gustaría enviar algún mensaje a su público en Chile, que todavía están esperanzados de que puedan tocar acá, algún día.

Oh, sí (risas). Oh, Dios mío, no puedo explicarte lo entusiasmados que estábamos con la banda por ir a Chile y tocar para ustedes. Un gran factor motivante para nosotros ha sido ir a tocar para la gente donde sea que se encuentren, estábamos entusiasmados por todo esto. El hecho de que esos primeros shows que íbamos a tocar en el año hayan sido los primeros que se cancelaron fue algo lamentable. Les prometo que, en el instante que podamos volver, lo haremos. No tienen que preocuparse por la hora del día que tocaremos; de hecho, debo decirles que me gustan los shows de IDLES durante el día porque hay algo casi incongruente al vernos durante la luz fría del día, le añade una energía especial (risas). No se preocupen si será de día o de noche, igualmente daremos lo mejor sin importar la hora que sea.

Esta fue la última pregunta, ya que nos quedamos sin tiempo, Mark. Muchas gracias por la entrevista y felicitaciones por el disco, está realmente genial.

Sí, muchas gracias. Me siento muy honrado de que eligieran “Joy As An Act Of Resistance” como álbum del año, y ahora álbum de la década. Es un honor increíble. Me hace querer ir a Chile tan pronto como ahora mismo; si pudiéramos ir esta noche, iríamos esta noche. Estaremos allá, no se preocupen.

Bueno, siempre reviso los sets en festivales en YouTube y, cuando veo al público, pienso en que ustedes nunca jamás han visto un público como el de Santiago, se los prometo (risas).

Muy bien, estoy listo.

Bueno, Mark, espero que puedan venir a tocar acá. Cuídate mucho.

Muchas gracias, cuídate mucho. Adiós.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Flowers Of Evil Flowers Of Evil
DiscosHace 5 días

Ulver – “Flowers Of Evil”

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo...

Hannah Hannah
DiscosHace 6 días

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 7 días

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 2 semanas

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 2 semanas

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 2 semanas

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 3 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 3 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 3 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 4 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Publicidad
Publicidad

Más vistas