Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Leah Shapiro de Black Rebel Motorcycle Club: “Retomar la batería y hacer lo que amo, es algo maravilloso”

Publicado

en

La historia de Black Rebel Motorcycle Club, al igual que la de varias otras bandas, está plagada de anécdotas y sucesos que han marcado el devenir del grupo, dividiendo su trayectoria en un antes y un después. Hay desde cambios en distintos aspectos,  hasta un problema grave de salud que bien pudo provocar consecuencias devastadoras en la vida de la afectada, Leah Shapiro, quien fue la encargada en esta ocasión de hablar de ello y de su regreso al territorio nacional el miércoles 23 de marzo en el Club Blondie, en una entrevista que íntegramente ponemos a tu disposición a través de HumoNegro.

Durante estos casi 20 años, el grupo ha sufrido todo tipo de cambios, de sello o de compañeros, y además la historia de la banda está llena de anécdotas de todo tipo. ¿Cuál sería tu opinión si comparas los primeros años de BRMC con la situación actual? ¿Qué análisis  haces de la carrera de la banda?

¡Uf! Qué complicado (risas). Bueno, en relación a los primeros años no puedo hablar mucho, porque no estuve ahí, sin embargo, cuando me uní al grupo, el resto de los chicos aún eran muy jóvenes, por lo tanto las cosas eran un poco caóticas en comparación a ahora que todo es estable y que nos llevamos muy bien entre todos. Hoy trabajamos de la mejor manera juntos y las cosas resultan más fáciles. Respecto a mi carrera personal, diría que fui afortunada de estar en el lugar indicado y en el momento preciso para obtener la oportunidad de tocar en la banda. Fue un proceso que fluyó naturalmente también, porque convengamos que es difícil para cualquier grupo de personas incluir a un nuevo integrante y que encaje con la dinámica social existente, donde todos se apreciaban mucho, incluso a un nivel más íntimo y personal. Tuve que entender cuál sería mi lugar dentro del grupo y de qué forma iba a aportar, pero a la larga puedo decir que mi inclusión fue mucho más fácil de lo que imaginé y de lo que cualquier otra persona hubiese imaginado.

Muchas de sus composiciones han sido parte de series de televisión, de comerciales o de videojuegos. Pensando en la visión de la banda, ¿cómo es la relación de BRMC con la industria del entretenimiento en general?

Como el grupo lleva ya un tiempo considerable activo, se entendió que, para lograr eso, hay que tener una buena relación con la industria. En ese sentido, que vendría a ser “la cara bonita” de este negocio, se ha hecho un gran trabajo con el tema de las licencias porque es lo que al final paga las cosas más costosas, como el estudio de grabación y todo lo que está alrededor de un disco, además de pagar tu casa también, ¿sabes? (risas). Igual es un poco raro para todo músico yo creo, pero esa es la forma en que funciona esto y, en nuestro caso particular, las licencias nos ayudan mucho y es algo en lo que estamos muy enfocados, por lo que decía antes; es una entrada de dinero y tenemos muchos gastos, como pagarle a todos los que trabajan con nosotros y cosas así, por lo tanto para nosotros es sólo algo que forma parte del negocio.

Poseen una discografía compuesta de siete piezas hasta ahora, por lo tanto hay bastante material de donde elegir. Más allá del balance entre lo que ustedes quieren tocar y lo que los seguidores quieren oír, ¿hay canciones que a estas alturas les aburra un poco tocar? Por otra parte, ¿hay algunas que les gustaría tocar más?

Tratamos de equilibrar ese tema; hay ocasiones especiales en que los seguidores eligen algunas canciones, en shows específicos, y las tocamos, porque entendemos que lo importante es lo que quieren nuestros seguidores. Podría decir que tal vez a veces pienses, cuando estás descansando en el bus por ejemplo, en que cuando estás de gira y ya llevas un año de corrido, tocas todas las noches un grupo determinado de canciones, día tras día, entonces lo sientes un poco como una rutina, estamos conscientes de aquello. Siempre buscamos algo que nos divierta hacer, entonces nos damos un espacio para  improvisar en algunas canciones. Es fundamental no “cansar” las canciones, así que dejamos de tocar algunas para hacerlo más adelante, así nos enfrentaremos a esas piezas con una perspectiva nueva, con una energía diferente.

Ustedes son conocidos por escribir canciones, o al menos de armar maquetas para material futuro mientras andan de gira. ¿Lo han hecho ahora último?

Ahora no tanto, porque lo último que hicimos fue participar del tour de un festival, algo de tres semanas y que es muy distinto a una gira propia, porque acá no se hacían pruebas de sonido, que es el momento en que tenemos la posibilidad de hacer jams y mostrar ideas. Efectivamente, en el tour anterior del “Specter At The Feast”, recuerdo que algunas de esas ideas tomaron forma y se convirtieron en canciones reales, que de hecho serán grabadas para el siguiente material.

¿Es posible que nos cuentes algo de cómo la banda decidió fundar su propio sello, Abstract Dragon?

Bueno, la verdad es que eso ocurrió justo antes de que yo me uniera a la banda, así que creo que Peter (Hayes), que está acá junto a mí, es quien puede contestar eso mejor forma, así que lo pondré al teléfono (ríe). Por favor, repite la pregunta para él.

Peter: ¡Hola! ¿Qué tal?

Hola, Peter, soy Hans. ¿Cómo estás?

P: Bien, gracias. ¿Tú cómo estás?

Todo bien por acá. ¿Qué nos puedes contar acerca de la fundación de su propio sello, Abstract Dragon?

P: Bueno, cuando recién nos decidimos a hacerlo, el pensamiento base para todo fue que queríamos ayudar a nuestros amigos y a bandas que nos gustan a publicar su material que tal vez no es de interés para las grandes compañías. No tuvimos mucha ayuda, así que siempre hubo problemas económicos y es algo que nos acompaña hasta hoy (risas). Lo principal es ayudar a otros artistas; no pensamos en el dinero, era la última de las preocupaciones. Ahora ya nos hemos hecho de un nombre y encontramos la mejor manera de, a nuestro parecer, apoyar e impulsar a otros grupos. Es eso, básicamente.

Gracias, Peter, por responder, es muy amable de tu parte. ¿Continúo con Leah?

De nada. Fue un placer. Sigue con ella por favor. ¡Adiós!

De acuerdo. Antes, felicitaciones por tu recuperación. Estamos seguros de que toda la comunidad del rock está muy feliz con tu regreso. ¿Qué aprendiste de ti misma durante este tiempo que estuviste fuera de todo?

Fue un momento muy abrumador, porque por una parte tenía que encontrar la manera de recuperarme y seguir adelante, pero por otra tenía que lidiar con la idea de alejarme de la música a la fuerza. Entonces, ver que ahora me recuperé y que lo hice exitosamente, retomando la batería y haciendo lo que amo, es simplemente maravilloso. Cambió por completo mi convicción respecto a la salud y al equilibrio que debemos buscar en la vida. Perdí un poco el control al enfrentarme a este problema de salud mayor, y además tuve que depositar toda mi confianza y esperanzas en las manos de otras personas que se harían cargo de todo, como los doctores. Entonces, buscar a los profesionales adecuados fue algo aterrador para mí, y creo que todo aquel que haya pasado por alguna enfermedad tan grave como la mía sabe de lo que hablo y de lo incómodo e inquietante que resulta. Fui muy afortunada de haber encontrado a los doctores que me ayudaron y que permitieron que hoy esté donde estoy, y también estoy muy agradecida y emocionada de las muestras de apoyo y cariño que recibí de la comunidad musical.

¿Tienes algún recuerdo especial de la última visita que hiciste con BRMC a Chile?

He estado en Chile dos veces. La primera fue tal vez la más memorable, un concierto mágico que, según mi opinión, fue uno de los más emocionantes e increíbles que he dado con la banda. Además, en esa ocasión tuvimos algunos días libres, así que pudimos explorar la ciudad, fuimos a esquiar y degustamos la comida local. Me encantó Santiago. También recuerdo que un par de días después tocaba Nine Inch Nails, así que aprovechamos de verlos. Esa visita fue como unas pequeñas vacaciones para nosotros, fue un tiempo muy divertido.

¿Cuáles son las expectativas de ustedes con esta nueva visita a Chile y qué pueden esperar quienes asistan al concierto?

Espero que sea una jornada maravillosa como la última vez que estuvimos en Chile. Nosotros pondremos todo de nuestra parte para que sea así. La novedad para Chile es que tocaremos material de “Specter At The Feast”, disco que no existía al momento de ese concierto, así que esperamos que todo salga igual de bien que en aquella ocasión.

Muchas gracias Leah por tu tiempo, y agradécele también a Peter por la amabilidad. Ambos fueron muy cordiales con nosotros.

Gracias a ustedes por la entrevista. ¡Nos vemos pronto!

Por Hans Oyarzún

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Ian Williams de Battles: “Ahora con dos personas es más fácil decidir qué se hará”

Publicado

en

Ian Williams

La historia de Battles sin duda ha sido cuesta arriba en ciertos aspectos, con la banda pasando de ser un cuarteto en 2002 a un trío en 2010, a finalmente un dúo desde 2018, pero lo cierto es que su ímpetu y la necesidad de seguir adelante creando música es lo que genera su determinación a prueba de balas. A pesar de todo, el conjunto formado por Ian Williams en guitarra y teclados, además de John Stanier en batería, se toma las cosas con humor a la hora de reflexionar sobre su pasado. Con el álbum “Juice B Crypts” (2019) en camino, la banda regresará con esta nueva configuración para presentarse el próximo 11 de octubre en Club Chocolate, por lo que esto fue la instancia ideal para sentarnos al teléfono y conversar al respecto con Williams.

Desde los aspectos diferentes que tendrá su nuevo disco, su opinión frente a los cambios que han vivido, su relación con su compañero John Stanier y sus recuerdos sobre la última vez que estuvieron en Chile, entre otras cosas, conversamos con el guitarrista en una entrevista que te dejamos a continuación.

Se viene el lanzamiento de “Juice B Crypts”, y ahora la banda se compone solamente de ti junto a John (Stanier, baterista). ¿Cómo fue este difícil proceso de cambios?

Sí, solamente nosotros dos. Pasamos de ser cuatro integrantes a tres, a dos, y la mejor alineación que tendremos es cuando ya no haya nadie (risas). Eventualmente llegaremos a cero, es una cosa de algoritmos.

¿Qué tan diferente ha sido ahora que solo están los dos?

Creo que nuestra motivación sigue siendo la misma, pero en muchas maneras es más relajado, ya que tenemos un poco más de libertad para hacer lo que queremos. Cuando hay mucha gente tocando a la vez, se puede tornar, no sé cómo decirlo para no sonar desconsiderado… Ahora podemos hacer lo que queremos, siempre nuestras canciones evolucionan a partir de un loop, si tardamos un minuto y medio en rellenar ese loop y pasar a otra sección, era algo que debía debatirse entre todos. Es como ir a un restaurante con cuatro amigos y que todos tengan una opinión diferente, es ese ejercicio diplomático de decidir dónde ir a comer. Ahora es mucho más fácil cuando son solamente dos personas quienes deben decidir lo que se hará.

¿La partida de Dave (Konopka, bajista) fue por diferencias creativas entre ustedes?

Si me preguntas, yo creo que él no quería estar más en la banda, creo que esa fue la razón más que diferencias. Básicamente, John y yo pensamos qué hacer con Battles, pero creo que somos los dos quienes deseábamos seguir haciendo esto, y si eso nos lleva a crear un buen álbum, eso debe ser lo más importante.

¿Cuál crees que será la principal novedad musicalmente hablando en este álbum con una alineación de solamente dos integrantes?

No sé si hay tantas diferencias, pero diría que estamos en un punto en donde podemos crear composiciones que pueden ser muy desafiantes de tocar en vivo y, a la vez, son tracks muy accesibles. Siento que en este álbum logramos esa sensación en varias secciones, mucho más que en nuestros álbumes anteriores.

¿Crees que eso sea a que John y tú tienen una complicidad más fuerte que les permite expresarse más libremente?

Sí, absolutamente, ahora es más fácil. Si quieres cambiar la definición de una canción, sólo la volteamos y seguimos experimentando. John puede moverse más libremente con su batería, se puede adaptar a los loops, no hay necesidad de cambiarlos para que funcione. No debo preocuparme más por otras piezas del rompecabezas moviéndose, porque, ya sabes, nuestras canciones son como un puzle; en muchas formas esa es la premisa general de nuestra música, aunque en ese disco más que un rompecabezas somos como un juego de Tetris, es más fácil acomodar las piezas.

Siempre me da curiosidad saber cómo las bandas crean el repertorio cuando deben girar con un álbum nuevo. ¿De qué manera tratan de mezclar el material de este LP con lo que ya tienen?

Sí, pero cuando tocas en vivo es como que estás haciendo un cover de ti mismo. Es una experiencia divertida escuchar una canción muchos años después de haberla compuesto y ponerte a pensar en lo que estabas viviendo en ese momento. A veces la presión es grande, pero hay que dejarse llevar. Ahora, si quieres hacer una canción de The Beatles, siempre será una ardua tarea para lograr que salga bien, ya que la original de por sí es excelente, por lo que es un poco más fácil cuando versionas tus propias canciones, tu eres el artista y puedes echarla a perder si quieres (risas). Siento que al tocar en vivo es una forma de expandir tus canciones; entiendo y aprecio cuando los fans nos piden canciones antiguas, pero no lo sé, quizás no se adapten bien ahora.

Ian, regresan a Santiago ahora en octubre, ¿qué recuerdas de la vez anterior que tocaron en nuestro país?

Recuerdo que tocamos en un teatro, pero no tenía asientos, era como un antiguo cine al parecer, muy antiguo. Recorrí mucho el entorno del recinto, caminé bastante y fui a un bar con algunos conocidos locales, un tipo que le decían “Papas Fritas”. Es lo que más recuerdo (risas).

Genial, es bueno conocer el entorno de vez en cuando.

Sí, sobre todo cuando haces música.

Considerando tu rol como artista, ¿cuál crees que es el papel de la música en la sociedad en la actualidad?

Sí, el mundo está pasando por muchos cambios que probablemente definirán como se recordará el siglo XXI. Están pasando muchas cosas y en diferentes direcciones todas al mismo tiempo. Es un poco sobrecogedor pensar en lo que está pasando; la gente necesita aferrarse a cosas, seguir avanzando y hacerle frente a todo. Siento que el sentimiento moderno de la música es el de avanzar, más de que mirar atrás y aferrarse al pasado. Incluso con la tecnología: ahora tenemos equipamientos e instrumentos que permiten generar sonidos de manera profesional, es algo que permite que se generen nuevas formas de hacer música. Sigo siendo agradecido y muy humilde a la hora de pensar de que hay mucha gente alrededor del mundo que pierde su tiempo escuchando la música que tratamos de hacer (risas).

Bien, Ian, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias por darnos esta entrevista.

Gracias a ti, fue bueno oírte desde allá.

¿Te gustaría enviar un mensaje a los fans de Battles en Santiago para terminar?

Claro, estamos muy emocionados por volver a Santiago, tengo muchos lindos recuerdos de la vez que estuvimos y espero regresar para tener nuevos recuerdos. ¡Muchas gracias a todos y nos vemos en el show!

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 4 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 5 días

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 6 días

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas