Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Justin Sane de Anti-Flag: “Queremos que lo de RockOut Fest sea una experiencia unificadora”

Publicado

en

Son una de las pocas voces que ha gritado sin contemplaciones, desde su posición de artistas y músicos profesionales, en contra de las injusticias y mentiras que sustentan el sistema en el que se ha desarrollado la sociedad moderna. Anti-Flag es una banda que no se ha disfrazado de ninguna otra cosa que no les represente, como las banderas y sus restricciones, y que con un carácter determinado ha conseguido ubicarse dentro del grupo de artistas punk con difusión de forma masiva, lo que les ha generado más de alguna polémica.

Encargados de la arista callejera y rebelde de la segunda versión de RockOut Fest, junto a monstruos como Dead Kennedys y The Offspring, su miembro fundador, Justin Sane se dio el tiempo para conversar con HumoNegro acerca de todos estos temas que rondan al grupo y de su próxima visita a nuestro país, todo disponible de manera íntegra a continuación.

La actual situación política de Estados Unidos es un escenario complejo donde todo tipo de conflictos ocurren cada día y, además, es un lugar donde las elecciones presidenciales de este año incluyen a un candidato con un discurso al menos cuestionable, como es el caso de Trump. ¿De qué manera está representada esta realidad en la música de hoy de Anti-Flag?

Primero, creo que Anti-Flag ha sido capaz de provocar un impacto a través del tiempo, porque entendemos que hubo un momento en la historia de Estados Unidos en la que mucha gente estaba de acuerdo en promover cosas negativas, como el racismo, el patriotismo o el uso de un lenguaje ofensivo, como lo hace hoy Donald Trump, y eso generó  una reacción en la música, como nosotros y casi todas las bandas de punk. Siempre hemos cantado acerca de decir no al racismo, no al sexismo, no a la homofobia, no al nacionalismo, no a la guerra. Todo este movimiento, que durante años ha propagado un mensaje de justicia, se traduce en que de a poco disminuye la audiencia con la que Donald Trump se puede conectar, porque te aseguro que acá la mayoría de los jóvenes aborrecen las ideas de Trump. Si hace unos treinta años hubiesen existido más artistas que se posicionaran de manera firme en contra de lo que representan las figuras como él, también hubiesen aparecido más personas dispuestas a cuestionarse las cosas. Es por esa razón que me siento orgulloso de que el punk rock siempre se haya mantenido resistiendo y atacando a ese mensaje hostil que entrega Trump y creo firmemente que, junto a otras más, el punk es una de las formas de expresión con la capacidad de herir y derrotar a un personaje como él.

Cuando firmaron un contrato con un sello grande como RCA, hubo mucha controversia con los seguidores y con los medios. En ese momento ustedes dijeron que esa decisión se basó, básicamente, en llegar a una audiencia mayor y así propagar su arte y sus convicciones. ¿Cómo terminaron el vínculo con esa compañía y qué significa para Anti-Flag ese período?

La verdad es que, cada vez que elegimos a alguien con quien trabajar, como una compañía discográfica, lo hacemos pensado en que es lo que tiene más sentido en relación al objetivo de la banda en el momento. Cuando firmamos con RCA, no había un solo grupo en el mainstream de la cultura estadounidense cuyo mensaje fuese no a George Bush, no a la Guerra de Irak, no a la homofobia, y nosotros sentimos en aquel entonces que debíamos ser esa voz en el mainstream y hablar acerca de esos temas, por lo tanto, firmar con RCA nos entregó la oportunidad de que eso ocurriera a una mayor escala. Poco después de eso, otras personas comenzaron a propagar un mensaje similar y continuar lo que hacíamos, lo que nos puso muy contentos. Consecuentemente apareció “American Idiot” de Green Day y estoy feliz que hayan hecho ese álbum, porque me alegra que artistas más grandes que nosotros –como es su caso– se unan bajo este discurso.

Por otra parte, pienso que hay que entender cómo era la cultura popular de ese momento en los Estados Unidos para comprender nuestra decisión de incorporarnos a un sello grande: la realidad es que todos crecimos como punk rockers y disfrutamos mucho cuando estuvimos inmersos por completo en ese mundo, donde nos preocupábamos sólo de vender algunos discos, y donde nos sentíamos muy a gusto porque de verdad pertenecemos a eso, hasta que llegó un punto donde decidimos salir de esa zona de comodidad y lo que nos pareció más correcto fue firmar con RCA, debido a que en ese contrato de dos discos nos entregaron el control total de nuestra música, lo que finalmente nos permitió progresar en nuestra carrera.

¿Qué tan difícil ha sido para Anti-Flag mantenerse en la industria musical, considerando el hecho de que tocan punk rock y cantan en contra de lo establecido?

Bueno, ha sido algo extraño para nosotros. Partimos como un grupo independiente, totalmente D.I.Y., armando nuestros propios conciertos, moviéndonos juntos en la misma camioneta y esas cosas, sin embargo, ahora las cosas se han vuelto aún más complicadas debido a la descarga de música por internet. La venta de discos es nula y debemos buscar otras formas de hacer dinero, aunque en realidad nosotros nunca hemos vendido muchos discos, sólo unos pocos (risas), pero la cosa es que ahora nadie vende discos. Creo que, gracias a bagaje que tenemos como grupo y a la experiencia que nos entrega el mundo del que venimos, tenemos la habilidad de afrontar de la misma manera las grandes o pequeñas presentaciones, más que nada porque muchas de las tareas que realizamos en la actualidad nos resultan familiares, ya que también las hicimos en nuestros comienzos y aún somos capaces de llevarlas a cabo. La diferencia es que hoy tenemos la posibilidad de tocar en grandes festivales frente a mucha gente, y al mismo tiempo vamos a muchas ciudades donde tocamos para doscientas personas en eventos auto-gestionados, y nosotros como Anti-Flag disfrutamos de todas esas ocasiones con la misma pasión.

Leí por ahí que una vez, hace muchos años, Fat Mike (NOFX) dijo que Anti-Flag no era lo suficientemente bueno para estar en el sello Fat Wreck Chords, algo que después ocurrió igual. ¿Cuánto de esa historia es verdad y cómo es la actual relación de Anti-Flag con él y NOFX?

Esto es lo que pasó de verdad: mucho antes de que firmáramos con Fat Wreck Chords, cuando lanzamos “Die For The Government” (1996), Mike nos contactó porque él quería hacer nuestro siguiente trabajo, que terminó siendo “A New Kind Of Army” (1999), pero para ese entonces ya teníamos planeado y casi listo todo el material. Además, él no quería poner nuestro disco en el catálogo de Fat Wreck Chrods, sino que en su otra compañía, un sello más pequeño llamado Honest Don’s Records, así que de alguna forma sí creo que él pensaba que nuestro disco no era tan bueno como para estar en Fat Wreck Records, así que rechazamos su oferta porque sí creíamos que teníamos un buen material y sentíamos que Honest Don’s Records no era el lugar donde debíamos estar, no representaba lo que es Anti-Flag porque la mayoría de sus grupos no eran serios y solo eran grupos de mentira. Es más, Fat Mike nos ofreció más dinero para que firmásemos con Honest Don’s Records, pero nosotros dijimos que no y, en su lugar, hicimos un trato con una disquera amiga llamada Go Kart Records, que es un sello más pequeño aún donde no hay mucho dinero, pero nos ofrecía las cualidades con las cuales nos sentíamos cómodos y satisfechos. Finalmente, para el siguiente disco, “Underground Network” (2001), apareció Mike otra vez y nos dijo que sí nos contrataría por Fat Wreck Chords, así que puede decirse que lo derrotamos (risas). Es una historia muy divertida.

Pensando en el momento en que nació el grupo, ¿ustedes ya tenían la intención de que las líneas de bajos fuesen tan notorias y preponderantes en el sonido de Anti-Flag o sólo fueron afortunados al encontrar buenos bajistas?

Es una mezcla de ambas cosas. Siempre creímos que Matt Freeman de Rancid es un gran bajista, por lo tanto, siempre quisimos encontrar a alguien que fuese capaz de tocar así, porque reconocemos en Rancid a una de nuestras influencias. Fuimos afortunados de encontrar a alguien con esa habilidad, como nuestro bajista original, Andy Flag, quien definió la manera de tocar que los futuros bajistas debían adoptar para estar en Anti-Flag.

¿Qué sabes acerca de la escena hardcore punk de Latinoamérica y qué sabes específicamente de la escena chilena?

Muchos músicos y amigos me han contado muchas cosas maravillosas acerca del público y de algunas bandas de América Latina que conocieron mientras giraban por allá, pero debo decir que yo en particular conozco casi nada, estaría mintiendo si dijera que conozco algo o si recuerdo nombres, porque no estoy familiarizado, lamentablemente.

¿Qué significa para Anti-Flag el hecho de participar en un festival importante como el próximo RockOut en nuestro país?

Creo que todas las oportunidades que se nos presentan de ir a tocar a lugares lejanos de nuestro hogar son especiales, porque nos permiten conectarnos con el público, y ese es el fin último de Anti-Flag: estar en constante contacto con la gente de distintos países y ciudades, sin importar el contexto del concierto o la ubicación, sin importar el nombre del país o la bandera que flamee sobre tu cabeza. Todos, como humanos, tenemos aspiraciones y frustraciones que compartimos y que canalizamos a través del arte, en este caso la música punk. Como banda, siempre hemos tenido la convicción de unificar al público sin prestarle atención a su origen o a su cultura, para así mostrarnos como aliados y amigos frente al sistema que reina en el mundo. Siempre resulta muy excitante tocar en lugares nuevos al igual que hacerlo frente a grandes multitudes, así esparcimos aún más nuestro mensaje y eso nos pone contentos. Sin duda es una ocasión muy especial para nosotros.

Y en ese sentido, ¿cuáles son tus expectativas para esta próxima presentación en Chile?

Nuestra idea es que sea una experiencia unificadora y que realmente la gente se una a través de nuestra actuación en el festival. Queremos que las personas compartan entre ellas y que todos tengan la posibilidad de divertirse y disfrutar con nuestra música sin importar si son pequeños o grandes, blancos o negros, gays o heterosexuales, hombres o mujeres, nos importa una mierda; lo que queremos es que todos se sientan libres de disfrutar de lo que hacemos y que se cuiden entre ellos durante el festival para que sea una experiencia grandiosa. Ese es el mensaje que queremos entregarles.

Esto es todo, Justin, has sido muy amable con HumoNegro. Muchas gracias por tu tiempo.

De nada, y muchas gracias a ustedes por darnos la oportunidad de expresarnos y de contarle más acerca de nosotros al público chileno. Siento mucho no disponer de más tiempo para hablar con ustedes, pero de todas formas ha sido una gran conversación. Gracias otra vez y ¡nos vemos en un par de semanas!

Por Hans Oyarzún

Foto por Talyn Sherer

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Kenia Alarcón Escobar

    30-Ago-2016 en 12:06 am

    Anti-Flag!! <3

Responder

Entrevistas

Mark Bowen de IDLES: “Quisimos destilar la banda a su forma más esencial”

Publicado

en

IDLES

Uno de los nombres que más comentarios se ha llevado en los últimos años es IDLES, banda oriunda de Bristol que se ha ido abriendo camino poco a poco a punta de excelentes álbumes. Primero fue “Brutalism” en 2017 y luego “Joy As An Act Of Resistance.” En 2018, este último marcando un verdadero precedente en esta trinchera como el mejor álbum de ese año. Pero ahora la banda, más que seguir gozando de los elogios (algo que muchos hacen con apenas un par de trabajos actualmente), prefiere mirar adelante y adentrarse en una nueva etapa con “Ultra Mono”, su recién estrenado nuevo disco y que aspira a convertirse en una de las obras más destacadas de 2020.

Si bien, el disco ya tiene algunos días publicado, HumoNegro pudo escucharlo de manera anticipada antes de una grata conversación con Mark Bowen, guitarrista principal de la agrupación, con quien revisamos una serie de puntos de este trabajo, además de reflexionar sobre el éxito, la idea de IDLES como una banda en vivo, su pendiente debut en Chile y la influencia del segundo álbum en la banda, entre muchas cosas más, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Mark, ¿cómo estás?

Estoy bien.

Te llamo desde Chile. Mi nombre es Manuel y es muy bueno hablar contigo. ¿Cómo han ido los últimos días?

Sí, estoy bien. Es un momento bastante inusual para lanzar un álbum, así que hay un montón de nuevos e inesperados desafíos con eso. De todas formas, sigue siendo algo bueno, estoy contento por este nuevo álbum, así que, ¡vamos a hacerlo!

Escuché el álbum completo antes de que habláramos y es realmente increíble, así que me gustaría que partiéramos hablando del desarrollo detrás de este disco. ¿Qué nos puedes contar sobre el proceso creativo haciendo de este nuevo álbum?

Partió como una reacción a “Joy As An Act Of Resistance.” (2018). Recién habíamos terminado de mezclar y masterizar ese álbum y había algunos aspectos sonoros que no logramos del todo y queríamos trabajar en darnos cuenta por qué no lo habíamos hecho, pensar qué podíamos hacer en nuestro proceso de composición y grabación, queríamos poder sonar exactamente como queríamos hacerlo. Así que dimos con esta idea de que queríamos hacer algo como el hip hop contemporáneo y la música electrónica, poder identificar qué es lo que hacía esas cosas tan poderosas y, de hecho, es la singularidad.

En nuestra música, hasta ese punto, había mucho ruido de fondo; las guitarras tocaban cosas diferentes, nadie estaba poniendo atención a lo que hacia el otro. Podía sonar bien y caótico, pero en cierta forma templa la fuerza del mensaje, por lo que nos sentamos y quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial para que así pudiéramos realmente llevar este mensaje a través de estos pequeños gestos, como sencillas partes de guitarra, sencillas partes de batería, que realmente transmiten el mensaje, y luego quedó más que claro el tema de las letras o cuáles serían las temáticas que trataríamos. En ese minuto está el discurso social, la política, había muchas cosas pasando, especialmente en la izquierda, había mucha confusión, discusiones, disculpas, muchas cosas que hacían que cualquier mensaje perdiera la significancia, por lo que queríamos romper estas canciones que eran tan “blanco y negro”, tan simples y sencillas que no podían ser marcadas por algo más, esa era nuestra meta.

Para poder hacer eso en tu forma de componer, para poder decir estas cosas de forma sencilla en tu música, realmente debes aumentar tu confianza, porque es fácil cuando no estás confiado en algo. Hay que tener confianza para ayudar y decidir cosas como agregar alguna parte de guitarra, ese tipo de decisiones, eso es algo muy importante en el álbum, este mensaje de creer en uno mismo y tener determinación, creer en lo que quieres hacer y apegarte a algo. De esto se trata el álbum, este motiv de “Yo Soy Yo”, que es un arma de doble filo, ya que es como una arenga motivacional de “soy lo que soy, vamos”, o también de que “yo soy yo con todos mis defectos, virtudes; yo soy yo, y tengo que aceptar a esa persona”, por lo tanto, esa aceptación de uno mismo se transformó en una aceptación de lo que IDLES era y de lo que será. El sentimiento de “me estoy moviendo, estremeciendo, confío en mí”, emprender ese pensamiento para mejor, de esto se trata el álbum.

En cuanto a las letras, el mensaje es bastante claro, pero cuando nos vamos al sonido, lo primero que se vino a mi cabeza, especialmente cuando escuché la canción “The Lover”, fue que este disco pone el “sonido en vivo” de IDLES en un formato de estudio. Se siente como si estuvieran tocando estas canciones en un concierto. ¿Fue esto algo que intencionalmente quisieron hacer en el disco?

Sí, sí. Siempre está esa pelea entre la banda de que queremos dejar constancia de lo que somos en vivo. IDLES es principalmente una banda en vivo, eso es lo que hacemos, para eso componemos nuestras canciones, de eso se trata la banda: hacemos nuestra música para tocarla en vivo. Hay una energía cuando tocas en vivo que es muy difícil de capturar en un disco, y ahí es donde creo que Nick Launay y Adam Greenspan, nuestros productores, comprendieron eso como fans de la banda, y realmente lo lograron transmitir tan asombroso como les fue posible. Uno de los golpes de genialidad en este álbum es donde las baterías fueron grabadas, en algo así como un pequeño cuarto hecho de ladrillos; el cielo era de ladrillos, las paredes, todo. Eso permitió que tuviéramos este sonido cacofónico y violento en la batería, que es una parte fundamental de este disco, y una gran parte de esta canción que mencionaste, “The Lover”. Nunca había escuchado baterías como estas, y estoy tan contento de que estén en nuestro álbum (risas).

De hecho, escribí algunos apuntes de cada canción, y sobre esta puse que “es una de las canciones que más te hacen extrañar los conciertos”. Se siente como algo que desearían mucho tocar en vivo.

Sí, lo es (risas). Es prácticamente una canción para conciertos. De hecho, la compusimos durante una gira. Estábamos tocando en Alemania y la compusimos durante la prueba de sonido. Creo que es la única vez que la tocamos de alguna forma sobre un escenario, pero está diseñada para ser una canción de conciertos, no puedo esperar para que la gente la escuche. Además de eso, las guitarras son enormes, deben escucharlas en unos parlantes grandes, y háganlo lo más fuerte posible.

Me gustaría que habláramos de “Joy As An Act Of Resistance.”, segundo disco de la banda. Este fue escogido en nuestro sitio como el mejor álbum de 2018, y también el mejor de la década.

¡Oh, vaya! Muchas gracias.

Por esto quiero preguntarte cuál crees que es la principal influencia que este álbum ha tenido en la gente, y en la fanaticada de IDLES, especialmente.

Creo que la principal influencia que tuvo en nosotros como banda es que se transformó en una especie de motiv por el que vivimos ahora. “Joy As An Act Of Resistance.” es algo muy importante porque es realmente importante hacer las cosas con amor, compasión, con una mentalidad abierta. Debemos escucharnos los unos a los otros, compartir, ser capaces de sentirnos vulnerables y compartir tus sentimientos y pensamientos con los demás. Todo esto es algo por lo que nosotros como banda vivimos, y que se expandió a las comunidades alrededor de nosotros, como nuestros seguidores. Esta mentalidad abierta, este deseo de perseguir algo, incluso aunque parezca imposible, de sentirse bien a pesar de todo, sólo cosas buenas pueden salir de eso, y siento que ese es el legado de este álbum.

¿Sienten que este nuevo álbum es como el último capítulo de una trilogía? Lo pregunto por eso de que claramente hay un leitmotiv continuo en todos los discos.

Si, en cierta forma. Definitivamente hay un motiv que se mantiene, pero no creo que eso necesariamente se mantenga como la narrativa de una trilogía. Creo que con “Ultra Mono” alcanzamos el peak de IDLES. Siento que estamos por sobre la banda que hizo “Brutalism” o la que hizo “Joy As An Act Of Resistance.”. Con “Ultra Mono” llegamos a este peak de lo que nuestra banda es. Seguimos adelante y usamos este crecimiento de lo que somos en adentrarnos más en la experimentación y movernos de esa línea. Así que sí, se siente como una trilogía, pero no tiene la narrativa de “inicio, desarrollo, final”, es sólo el viaje de una banda comprendiendo quienes son.

Siento que este es el disco más diverso en cuanto a sonido; puedes oír un poco de cada período de IDLES en él. También estoy sorprendido por los nombres que están en el álbum, como Jehnny Beth, Warren Ellis o Kenny Beats, por lo que te pregunto: ¿por qué querían trabajar con estos colaboradores en este LP?

En este ejercicio de destilar IDLES a su forma más esencial, miramos estos conceptos que trata la banda, como la honestidad, la mentalidad abierta, auto aceptación, compartir, el sentimiento de comunidad. Esto último es una parte muy importante de IDLES, hemos formado comunidad entre la banda, con los colaboradores, también con nuestro público en los shows, los medios. Sentimos que ese sentido de comunidad era algo importante de tener en el álbum, y lo aplicamos teniendo voces externas a las cinco personas de la banda, gente como el saxofonista Colin Webster, David Yow en coros, Warren Ellis, Jehnny Beth, Jamie Cullum en el piano, todos son personas que pareciera no tiene mucho sentido tenerlas a juntas, pero funciona porque han mostrado interés en esos valores que promovemos, esa honestidad y entusiasmo en tener una mentalidad abierta, todos son IDLES. Por eso era importante tener sus voces en el disco.

Mark, lo siguiente es algo que pienso personalmente, por cierto. Creo que la banda va directo a su explosión de popularidad a nivel masivo. Pienso que ustedes serán –más bien, son ahora– una de las mejores bandas en el mundo. ¿Estás consciente de esta popularidad siempre en alza de IDLES?

Sí, ha sido todo un viaje. Con “Joy As An Act Of Resistance.” teníamos que promocionarnos nosotros mismos, nadie en la industria nos iba a tomar en cuenta y tuvo una popularidad más allá de nuestros sueños más locos. Creo lo mismo que tú dices: siento que con “Ultra Mono” esa popularidad llegará incluso más lejos, y también estoy de acuerdo con lo otro que dices de que IDLES es una de las mejores bandas del planeta (risas). Lo somos, es algo intencional, y lo digo de forma muy deliberada. Creo que eso nos presenta desafíos, que es un aspecto muy importante en nuestra relación como banda y también con los fans. Los fans sienten ese deseo de pertenencia, sienten que nuestros álbumes les pertenecen y eso es algo muy difícil de hacer.

A medida que te vas haciendo más y más popular, vas tocando en recintos cada vez más grandes, tus álbumes se venden cada vez más alrededor del mundo. Es difícil mantener eso, es difícil evitar que eso se desmorone, pero es una de las cosas divertidas de estar en una banda, tienes que enfrentarte a estos desafíos cada vez más difíciles. Nuestra tarea el año pasado, cuando pasamos de tocar en recintos con capacidad para mil personas a recintos para diez mil, presentaba un desafío enorme porque queríamos que todos se sintieran igual que en los shows de IDLES donde tocábamos para 200 personas. Esa es nuestra meta, teníamos que pensar realmente qué significaba estar ahí para cada una de las personas que asistía. Y lo digo de verdad, esto es cien por ciento como somos, y trabajaremos duro porque cada persona que descubra a IDLES pueda sentir eso.

Siento que esto es porque, por ejemplo, acá en Chile tuvimos muchas protestas en las calles el año pasado y eso coincide también con que especialmente la gente joven se siente muy motivada por la música de IDLES. Creo que, particularmente con “Joy…”, las canciones encienden una sensación de esperanza en las personas. Cuando iban a venir a Lollapalooza, la gente vio que IDLES iba a tocar a las dos de la tarde y todos estaban muy molestos porque querían tener un show completo, de noche y todo eso. Ahí fue cuando comprendí cuán popular es IDLES por acá. Bueno, todo esto que mencioné, es para preguntarte si te gustaría enviar algún mensaje a su público en Chile, que todavía están esperanzados de que puedan tocar acá, algún día.

Oh, sí (risas). Oh, Dios mío, no puedo explicarte lo entusiasmados que estábamos con la banda por ir a Chile y tocar para ustedes. Un gran factor motivante para nosotros ha sido ir a tocar para la gente donde sea que se encuentren, estábamos entusiasmados por todo esto. El hecho de que esos primeros shows que íbamos a tocar en el año hayan sido los primeros que se cancelaron fue algo lamentable. Les prometo que, en el instante que podamos volver, lo haremos. No tienen que preocuparse por la hora del día que tocaremos; de hecho, debo decirles que me gustan los shows de IDLES durante el día porque hay algo casi incongruente al vernos durante la luz fría del día, le añade una energía especial (risas). No se preocupen si será de día o de noche, igualmente daremos lo mejor sin importar la hora que sea.

Esta fue la última pregunta, ya que nos quedamos sin tiempo, Mark. Muchas gracias por la entrevista y felicitaciones por el disco, está realmente genial.

Sí, muchas gracias. Me siento muy honrado de que eligieran “Joy As An Act Of Resistance” como álbum del año, y ahora álbum de la década. Es un honor increíble. Me hace querer ir a Chile tan pronto como ahora mismo; si pudiéramos ir esta noche, iríamos esta noche. Estaremos allá, no se preocupen.

Bueno, siempre reviso los sets en festivales en YouTube y, cuando veo al público, pienso en que ustedes nunca jamás han visto un público como el de Santiago, se los prometo (risas).

Muy bien, estoy listo.

Bueno, Mark, espero que puedan venir a tocar acá. Cuídate mucho.

Muchas gracias, cuídate mucho. Adiós.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 2 días

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 5 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 6 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 1 semana

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 1 semana

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 semanas

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 4 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: