Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Juan Brujo de Brujería: “Estamos preparados para la guerra que se avecina”

Publicado

en

Brujería es una banda enigmática y corrosiva que, a pesar de que se conocen las identidades de sus miembros más allá de sus intentos por ocultarlas, está rodeada por un halo de misticismo y hermetismo, que los ha convertido en casi una leyenda del metal extremo mundial.

En la segunda mitad de su carrera, se decidieron a hacer algunas giras y así esparcir en directo su mensaje grotesco y visceral, que no escatima en ofensas para herir a sus enemigos declarados, como la policía de migración de Estados Unidos o el actual candidato a la presidencia de ese país, Donald Trump. Ocultos tras sus pañoletas y con machete en mano, la banda vuelve a nuestro país este 17 de mayo en Kmasú Premiere, para dar un concierto lleno de sus clásicos y mostrar parte de lo será su próximo disco, que será lanzado este año.

De eso y más, hablamos con un amable Juan Brujo, que nos contó cómo será esta nueva actuación y de cuál es la postura de la banda respecto al desfavorable panorama que enfrentan los latinos en Estados Unidos. Toda la conversación, a continuación de forma íntegra bajo el alero de HumoNegro.

Actualmente, en Latinoamérica se han destapado un gran número de casos de corrupción y delitos económicos en varios gobiernos de la región, y ustedes como banda siempre han tenido un mensaje potente en contra de lo establecido. ¿Cuál es la postura de Brujería respecto a la clase política en general?

Bueno, creo que he escuchado algo respecto a la situación de Brasil y de cómo han inhabilitado al gobierno y a su presidenta, que están haciendo cambios radicales. De Chile la verdad es que acá no se ha sabido nada, así que creo que las cosas están calmadas por allá, ¿o no?

La verdad es que acá se han revelado múltiples casos de corrupción en el último tiempo y otro tipo de delitos similares también…

En ese caso, lo bueno es que la verdad está saliendo a la luz pública, entonces harán algo al respecto. Acá nadie dice nada de Chile u otro país de la región y no se sabe mucho, pero sí sabemos cómo funcionan las cosas y lo que hace el sistema para manipular todo.

Y en ese sentido, y más allá de lo evidente respecto a lo que representa Donald Trump para el mundo y en específico para la Latinoamérica, ¿qué significa para ustedes la figura de ese candidato a la presidencia de Estados Unidos y cómo surgió el nombre del tour?

Acá está ocurriendo algo fuerte, algo que no pasaba hace mucho tiempo y que nos tiene a todos preocupados y expectantes frente a lo que ocurrirá, porque la cosa se viene fuerte: Donald Trump ha dicho, básicamente, que pondrá un muro gigantesco entre Estados Unidos y México, y que será México quien tendrá que pagar por aquello y, si no lo hace, Estados Unidos mandará a su ejército para provocar una guerra con el país vecino. Así de grave es la situación acá, él habla y habla así como si nada, y es como si no supiera que el cincuenta por ciento de sus militares son mexicanos, son chicanos que nacieron acá, entonces no sabemos qué va a pasar, es una situación muy extraña y desagradable, donde ese tipo habla sin pensar ni importarle nada y aun así se le permite ser candidato a la presidencia. Eso no es normal, es horrible, sería lo peor que le podría pasar a todo el mundo: es muy importante que evitemos que se nos meta este viejo.

Ahora, en relación a lo musical, ¿cómo está la alineación de hoy de Brujería y qué tan difícil ha sido mantener una formación estable, de acuerdo a las pretensiones de la banda, como girar o participar en algunas fechas en ciertos festivales, por ejemplo?

Pues sí, es complicado. Es muy común que armemos alguna gira de 3 semanas o un mes y alguien del grupo tiene que hacer otra cosa con alguna de sus bandas, entonces, claro, hay algunos días en que estamos todos o puedo estar solo yo (risas). La verdad es que así han sido las cosas por mucho tiempo. Por ahora las bandas de mis compañeros están más calmadas, están sin discos nuevos, así que aprovecharemos de lanzar el nuevo álbum de Brujería este año, en septiembre.

¿Ya sabes cómo se llamará?

Se llama “Pocho Aztlan”.

¿Cómo ha sido la transición desde “Brujerizmo”, un disco muy exitoso desde el que ya han pasado bastantes años, hacia este nuevo álbum; de qué temas hablan y qué nos puedes contar respecto a la composición?

Continúa más o menos lo que hicimos en “Brujerizmo”; hablamos de las mismas cosas, como cruzar la frontera, el narcotráfico y las drogas, más otros temas como la manipulación que ejerce la Iglesia sobre el pueblo de México. También hace poco liberamos un sencillo que se llama “Viva Presidente Trump” y se vendieron todos como en quince segundos, aunque luego surgieron personas diciendo que quieren denunciarnos y bajar la canción de internet porque es ofensivo y promueve la idea de matar a Trump, siendo que lo que decimos es que queremos que gane Donald Trump, pero para así tener la guerra que queremos tener (risas). Así que, si sale, tendremos una guerra a huevo. Pero eso pasó; no pudieron bajar la canción porque el mensaje dice que queremos que gane y no habla de asesinarlo. Si lo matamos a machetazos, ahí nos quitan todo, el disco y me voy a la cárcel, porque ya pasó algo parecido con unos raperos que sacaron temas diciendo que había que matar a Trump y los encarcelaron, para luego pagar un millón de dólares como fianza. Él quiere molestar a la gente y que hagan cosas así, para luego acusarlos y meterlos a la prisión, pero nosotros seguiremos peleando y no le daremos lo que él quiere.

Musicalmente, si comparamos “Brujerizmo” con “Matando Güeros” o “Raza Odiada”, el primero tiene elementos más modernos del metal más contemporáneo. Este inminente nuevo disco, “Pocho Aztlan”, seguirá esa línea o retomará el estilo más duro y extremo que hacían al principio, con más death metal y más grindcore?

Yo al menos quería en un comienzo algo parecido a “Matando Güeros”, pero la forma en que se graba ahora, en computadora, no da los mismos resultados que antes. Ya no podemos lograr ese sonido tan distorsionado que me encanta, porque adoro “Matando Güeros” y ese estilo, por eso “Brujerizmo” suena distinto, con un estilo nuevo. Ahí no hay tanto ruido y en “Matando Güeros” sí lo hay; muchas cosas que ensucian el ambiente tal como queríamos, hay muchas cosas pasando.  Ahora en las grabaciones, el enfoque está en que todo suene bien y que no haya errores y cosas así, ya no se pueden hacer discos así de feos como “Matando Güeros”, entonces todo lo que venga será más o menos parecido a lo que fue “Brujerizmo”.

Desde un tiempo hasta esta fecha, Brujería ha salido un poco del hermetismo que practican y han ido a tocar a diferentes lugares y, a su vez, han participado de algunos festivales alrededor del mundo, como el Hellfest de Francia, por nombrar alguno. ¿Cómo ha sido esa experiencia?

Al principio nos juntamos para grabar música nada más, y no para salir de gira o haces conciertos, porque todos eran miembros de otros grupos y esto era algo para divertirnos solamente. Después, con el tiempo, por ahí por el año 2002 más o menos, algunos miembros se encontraron con más tiempo libre de sus otras bandas grandes y podían dedicárselo a Brujería, así que ahí recién decidimos salir a tocar y ver qué pasaba. Poco a poco aparecieron las fechas y casi no sabemos cómo. Nos decían “tienes que ir a tocar a Chile, a Colombia, a Brasil…” y así fueron pasando las cosas, donde incluso llegamos a España y otras partes de Europa. La verdad es que no sé cómo salió lo del Hellfest, no sé cómo pasó eso. De pronto nos vimos tocando para miles de personas que sólo hablaban francés y se volvieron locos con nosotros cantando en español y con temas como lo que hicimos con la “Macarena” o con “Don Quijote Marihuana”. Al final vimos que en toda Europa cantaban más fuerte que nosotros y casi que no nos podíamos escuchar. Lo del Hellfest fue impresionante, porque eran más de cuarenta mil personas y todos cantaban, y yo no entendía cómo había pasado eso, que esa canción haya pegado tanto. Luego de eso, nos dieron todos los festivales importantes y en un momento llegamos a tocar como dos bandas antes de Korn, y esos güeros son gigantes, así que nosotros nos preguntábamos “¿Qué pedo con esto, cómo pasó?”.

Para alimentar el mito en torno a Brujería: ¿Cómo se traduce su relación con los mundos prohibidos de los que habla Brujería, como el del narcotráfico, por ejemplo?

Bueno, la verdad es que hay cosas de las que no puedo hablar, principalmente por todo el problema con la candidatura de Donald Trump y la forma en que vamos a combatirlo. Cada cosa que dices puede ser usada en tu contra, él está haciendo eso, él busca cualquier cosa dentro de lo que dices para meterte a la cárcel o algo así, entonces, en este momento prefiero guardar silencio. Sólo puedo decir que estamos listos y preparados para la guerra que se avecina; mientras menos cosas sepa Trump, mejor. Incluso he pensado en no hacer entrevistas, pero la verdad es que me gusta hablar con mis hermanos latinos; si fuese algo para Europa, no lo hago porque ellos no entienden nada de nuestra realidad, de cómo están de feas las cosas, entonces con ustedes sí me da la gana, pero con el resto no, que se jodan.

Hace algunos días la banda Belphegor se encontraba de gira junto a Nile en Rusia y fueron atacados por un fundamentalista religioso en el aeropuerto, sin embargo, ellos no respondieron de ninguna forma y el tema no pasó a mayores. Considerando las cosas que canta Brujería y el contexto que le rodea, ¿qué habría hecho Juan Brujo en su lugar?

La verdad es que lo veo como algo imposible, porque la gente no tiene cómo reconocerme, así que en ese sentido no me preocupo por cosas de ese tipo. Si me pasara algo así, ahí recién pensaría en cómo actuar con el resto de la banda. Por otra parte, nunca me ha motivado la idea de girar por Rusia, porque he oído comentarios negativos respecto a los locales, que no hay comodidades para los músicos y cosas así. Aparte creo que no nos entenderían y tampoco a nuestro contexto, porque tal vez nos verían como comunistas al no estar de acuerdo con el gobierno y pensarían que tenemos un ejército para combatir, cuando la verdad es que no somos nada de eso, aunque sí tenemos problemas con el gobierno y sí tenemos asuntos pendientes y cosas por hacer en la frontera. Por eso Rusia nunca ha estado en nuestros planes.

¿Estás al tanto de los estilos nuevos y de las bandas nuevas de metal extremo que hay por el mundo? ¿Hay algo que te llame particularmente la atención o algún grupo?

Pues, no sé… Ahora último estoy pegado con un grupo mexicano que mezcla nuestra música tradicional con punk rock que se llaman Piñata Protest. Me encanta la mezcla salvaje y sin límites que ellos hacen, pero grupos de metal la verdad es que no, porque soy más de escuchar cosas antiguas o clásicas.

¿Y qué sabes de la escena chilena?

¡Uf! Las veces que estado allá me han hablado de varias cosas y me han regalado varios demos y cosas así, pero la verdad es que no recuerdo nada. Ponen todo en inglés y eso se me mezcla con los artistas de acá y ya se me hace imposible diferenciar unos de los otros. Creo que hay poco metal hecho en español, como Brujería, allá en Chile y por el resto del continente, y creo que se debe a que quieren internacionalizar sus carreras.

Has visitado varias veces Chile con Brujería, ¿cómo han sido esas experiencias anteriores y qué pueden esperar los seguidores de este nuevo concierto?

Habrán temas nuevos y por primera vez llevaremos a Pititis, porque hace rato que ella quería hacer eso. Será algo interesante porque nunca ha estado allá y tiene muchas ganas de conocer Chile.

Asumo entonces que tocarán “Pitits Te Invoco”.

Pues, sí. Ella está encantada porque hace años que quería ir, pero le daba miedo que no pudiese aguantar los viajes y todo lo que implica hacer una gira. Esta vez el Hongo (Shane Embury) no puede ir porque en esas fechas estará de gira con Napalm Death, así que tomamos su pasaje y se lo dimos a la vieja para que cumpla su deseo de ir a tocar a Latinoamérica. El show con ella en el escenario es un tanto distinto, así que creo que será uno de los mejores conciertos de los que hemos dado en Chile.

Muchas gracias por tu tiempo, Juan, has sido muy amable con nosotros. ¿Tienes algún mensaje que le quieras decir a tus seguidores que leen HumoNegro?

Gracias a ustedes por tomarnos en cuenta. (Pone la voz con la que suele cantar) ¡Aquí les habla Juan Brujo de Brujería y vamos pa’ allá, Chile, a hacer un desmadre! Los quiero ver allí y así que no me fallen. ¡Ahí nos vemos!

Por Hans Oyarzún

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Mark Bowen de IDLES: “Quisimos destilar la banda a su forma más esencial”

Publicado

en

IDLES

Uno de los nombres que más comentarios se ha llevado en los últimos años es IDLES, banda oriunda de Bristol que se ha ido abriendo camino poco a poco a punta de excelentes álbumes. Primero fue “Brutalism” en 2017 y luego “Joy As An Act Of Resistance.” En 2018, este último marcando un verdadero precedente en esta trinchera como el mejor álbum de ese año. Pero ahora la banda, más que seguir gozando de los elogios (algo que muchos hacen con apenas un par de trabajos actualmente), prefiere mirar adelante y adentrarse en una nueva etapa con “Ultra Mono”, su recién estrenado nuevo disco y que aspira a convertirse en una de las obras más destacadas de 2020.

Si bien, el disco ya tiene algunos días publicado, HumoNegro pudo escucharlo de manera anticipada antes de una grata conversación con Mark Bowen, guitarrista principal de la agrupación, con quien revisamos una serie de puntos de este trabajo, además de reflexionar sobre el éxito, la idea de IDLES como una banda en vivo, su pendiente debut en Chile y la influencia del segundo álbum en la banda, entre muchas cosas más, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Mark, ¿cómo estás?

Estoy bien.

Te llamo desde Chile. Mi nombre es Manuel y es muy bueno hablar contigo. ¿Cómo han ido los últimos días?

Sí, estoy bien. Es un momento bastante inusual para lanzar un álbum, así que hay un montón de nuevos e inesperados desafíos con eso. De todas formas, sigue siendo algo bueno, estoy contento por este nuevo álbum, así que, ¡vamos a hacerlo!

Escuché el álbum completo antes de que habláramos y es realmente increíble, así que me gustaría que partiéramos hablando del desarrollo detrás de este disco. ¿Qué nos puedes contar sobre el proceso creativo haciendo de este nuevo álbum?

Partió como una reacción a “Joy As An Act Of Resistance.” (2018). Recién habíamos terminado de mezclar y masterizar ese álbum y había algunos aspectos sonoros que no logramos del todo y queríamos trabajar en darnos cuenta por qué no lo habíamos hecho, pensar qué podíamos hacer en nuestro proceso de composición y grabación, queríamos poder sonar exactamente como queríamos hacerlo. Así que dimos con esta idea de que queríamos hacer algo como el hip hop contemporáneo y la música electrónica, poder identificar qué es lo que hacía esas cosas tan poderosas y, de hecho, es la singularidad.

En nuestra música, hasta ese punto, había mucho ruido de fondo; las guitarras tocaban cosas diferentes, nadie estaba poniendo atención a lo que hacia el otro. Podía sonar bien y caótico, pero en cierta forma templa la fuerza del mensaje, por lo que nos sentamos y quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial para que así pudiéramos realmente llevar este mensaje a través de estos pequeños gestos, como sencillas partes de guitarra, sencillas partes de batería, que realmente transmiten el mensaje, y luego quedó más que claro el tema de las letras o cuáles serían las temáticas que trataríamos. En ese minuto está el discurso social, la política, había muchas cosas pasando, especialmente en la izquierda, había mucha confusión, discusiones, disculpas, muchas cosas que hacían que cualquier mensaje perdiera la significancia, por lo que queríamos romper estas canciones que eran tan “blanco y negro”, tan simples y sencillas que no podían ser marcadas por algo más, esa era nuestra meta.

Para poder hacer eso en tu forma de componer, para poder decir estas cosas de forma sencilla en tu música, realmente debes aumentar tu confianza, porque es fácil cuando no estás confiado en algo. Hay que tener confianza para ayudar y decidir cosas como agregar alguna parte de guitarra, ese tipo de decisiones, eso es algo muy importante en el álbum, este mensaje de creer en uno mismo y tener determinación, creer en lo que quieres hacer y apegarte a algo. De esto se trata el álbum, este motiv de “Yo Soy Yo”, que es un arma de doble filo, ya que es como una arenga motivacional de “soy lo que soy, vamos”, o también de que “yo soy yo con todos mis defectos, virtudes; yo soy yo, y tengo que aceptar a esa persona”, por lo tanto, esa aceptación de uno mismo se transformó en una aceptación de lo que IDLES era y de lo que será. El sentimiento de “me estoy moviendo, estremeciendo, confío en mí”, emprender ese pensamiento para mejor, de esto se trata el álbum.

En cuanto a las letras, el mensaje es bastante claro, pero cuando nos vamos al sonido, lo primero que se vino a mi cabeza, especialmente cuando escuché la canción “The Lover”, fue que este disco pone el “sonido en vivo” de IDLES en un formato de estudio. Se siente como si estuvieran tocando estas canciones en un concierto. ¿Fue esto algo que intencionalmente quisieron hacer en el disco?

Sí, sí. Siempre está esa pelea entre la banda de que queremos dejar constancia de lo que somos en vivo. IDLES es principalmente una banda en vivo, eso es lo que hacemos, para eso componemos nuestras canciones, de eso se trata la banda: hacemos nuestra música para tocarla en vivo. Hay una energía cuando tocas en vivo que es muy difícil de capturar en un disco, y ahí es donde creo que Nick Launay y Adam Greenspan, nuestros productores, comprendieron eso como fans de la banda, y realmente lo lograron transmitir tan asombroso como les fue posible. Uno de los golpes de genialidad en este álbum es donde las baterías fueron grabadas, en algo así como un pequeño cuarto hecho de ladrillos; el cielo era de ladrillos, las paredes, todo. Eso permitió que tuviéramos este sonido cacofónico y violento en la batería, que es una parte fundamental de este disco, y una gran parte de esta canción que mencionaste, “The Lover”. Nunca había escuchado baterías como estas, y estoy tan contento de que estén en nuestro álbum (risas).

De hecho, escribí algunos apuntes de cada canción, y sobre esta puse que “es una de las canciones que más te hacen extrañar los conciertos”. Se siente como algo que desearían mucho tocar en vivo.

Sí, lo es (risas). Es prácticamente una canción para conciertos. De hecho, la compusimos durante una gira. Estábamos tocando en Alemania y la compusimos durante la prueba de sonido. Creo que es la única vez que la tocamos de alguna forma sobre un escenario, pero está diseñada para ser una canción de conciertos, no puedo esperar para que la gente la escuche. Además de eso, las guitarras son enormes, deben escucharlas en unos parlantes grandes, y háganlo lo más fuerte posible.

Me gustaría que habláramos de “Joy As An Act Of Resistance.”, segundo disco de la banda. Este fue escogido en nuestro sitio como el mejor álbum de 2018, y también el mejor de la década.

¡Oh, vaya! Muchas gracias.

Por esto quiero preguntarte cuál crees que es la principal influencia que este álbum ha tenido en la gente, y en la fanaticada de IDLES, especialmente.

Creo que la principal influencia que tuvo en nosotros como banda es que se transformó en una especie de motiv por el que vivimos ahora. “Joy As An Act Of Resistance.” es algo muy importante porque es realmente importante hacer las cosas con amor, compasión, con una mentalidad abierta. Debemos escucharnos los unos a los otros, compartir, ser capaces de sentirnos vulnerables y compartir tus sentimientos y pensamientos con los demás. Todo esto es algo por lo que nosotros como banda vivimos, y que se expandió a las comunidades alrededor de nosotros, como nuestros seguidores. Esta mentalidad abierta, este deseo de perseguir algo, incluso aunque parezca imposible, de sentirse bien a pesar de todo, sólo cosas buenas pueden salir de eso, y siento que ese es el legado de este álbum.

¿Sienten que este nuevo álbum es como el último capítulo de una trilogía? Lo pregunto por eso de que claramente hay un leitmotiv continuo en todos los discos.

Si, en cierta forma. Definitivamente hay un motiv que se mantiene, pero no creo que eso necesariamente se mantenga como la narrativa de una trilogía. Creo que con “Ultra Mono” alcanzamos el peak de IDLES. Siento que estamos por sobre la banda que hizo “Brutalism” o la que hizo “Joy As An Act Of Resistance.”. Con “Ultra Mono” llegamos a este peak de lo que nuestra banda es. Seguimos adelante y usamos este crecimiento de lo que somos en adentrarnos más en la experimentación y movernos de esa línea. Así que sí, se siente como una trilogía, pero no tiene la narrativa de “inicio, desarrollo, final”, es sólo el viaje de una banda comprendiendo quienes son.

Siento que este es el disco más diverso en cuanto a sonido; puedes oír un poco de cada período de IDLES en él. También estoy sorprendido por los nombres que están en el álbum, como Jehnny Beth, Warren Ellis o Kenny Beats, por lo que te pregunto: ¿por qué querían trabajar con estos colaboradores en este LP?

En este ejercicio de destilar IDLES a su forma más esencial, miramos estos conceptos que trata la banda, como la honestidad, la mentalidad abierta, auto aceptación, compartir, el sentimiento de comunidad. Esto último es una parte muy importante de IDLES, hemos formado comunidad entre la banda, con los colaboradores, también con nuestro público en los shows, los medios. Sentimos que ese sentido de comunidad era algo importante de tener en el álbum, y lo aplicamos teniendo voces externas a las cinco personas de la banda, gente como el saxofonista Colin Webster, David Yow en coros, Warren Ellis, Jehnny Beth, Jamie Cullum en el piano, todos son personas que pareciera no tiene mucho sentido tenerlas a juntas, pero funciona porque han mostrado interés en esos valores que promovemos, esa honestidad y entusiasmo en tener una mentalidad abierta, todos son IDLES. Por eso era importante tener sus voces en el disco.

Mark, lo siguiente es algo que pienso personalmente, por cierto. Creo que la banda va directo a su explosión de popularidad a nivel masivo. Pienso que ustedes serán –más bien, son ahora– una de las mejores bandas en el mundo. ¿Estás consciente de esta popularidad siempre en alza de IDLES?

Sí, ha sido todo un viaje. Con “Joy As An Act Of Resistance.” teníamos que promocionarnos nosotros mismos, nadie en la industria nos iba a tomar en cuenta y tuvo una popularidad más allá de nuestros sueños más locos. Creo lo mismo que tú dices: siento que con “Ultra Mono” esa popularidad llegará incluso más lejos, y también estoy de acuerdo con lo otro que dices de que IDLES es una de las mejores bandas del planeta (risas). Lo somos, es algo intencional, y lo digo de forma muy deliberada. Creo que eso nos presenta desafíos, que es un aspecto muy importante en nuestra relación como banda y también con los fans. Los fans sienten ese deseo de pertenencia, sienten que nuestros álbumes les pertenecen y eso es algo muy difícil de hacer.

A medida que te vas haciendo más y más popular, vas tocando en recintos cada vez más grandes, tus álbumes se venden cada vez más alrededor del mundo. Es difícil mantener eso, es difícil evitar que eso se desmorone, pero es una de las cosas divertidas de estar en una banda, tienes que enfrentarte a estos desafíos cada vez más difíciles. Nuestra tarea el año pasado, cuando pasamos de tocar en recintos con capacidad para mil personas a recintos para diez mil, presentaba un desafío enorme porque queríamos que todos se sintieran igual que en los shows de IDLES donde tocábamos para 200 personas. Esa es nuestra meta, teníamos que pensar realmente qué significaba estar ahí para cada una de las personas que asistía. Y lo digo de verdad, esto es cien por ciento como somos, y trabajaremos duro porque cada persona que descubra a IDLES pueda sentir eso.

Siento que esto es porque, por ejemplo, acá en Chile tuvimos muchas protestas en las calles el año pasado y eso coincide también con que especialmente la gente joven se siente muy motivada por la música de IDLES. Creo que, particularmente con “Joy…”, las canciones encienden una sensación de esperanza en las personas. Cuando iban a venir a Lollapalooza, la gente vio que IDLES iba a tocar a las dos de la tarde y todos estaban muy molestos porque querían tener un show completo, de noche y todo eso. Ahí fue cuando comprendí cuán popular es IDLES por acá. Bueno, todo esto que mencioné, es para preguntarte si te gustaría enviar algún mensaje a su público en Chile, que todavía están esperanzados de que puedan tocar acá, algún día.

Oh, sí (risas). Oh, Dios mío, no puedo explicarte lo entusiasmados que estábamos con la banda por ir a Chile y tocar para ustedes. Un gran factor motivante para nosotros ha sido ir a tocar para la gente donde sea que se encuentren, estábamos entusiasmados por todo esto. El hecho de que esos primeros shows que íbamos a tocar en el año hayan sido los primeros que se cancelaron fue algo lamentable. Les prometo que, en el instante que podamos volver, lo haremos. No tienen que preocuparse por la hora del día que tocaremos; de hecho, debo decirles que me gustan los shows de IDLES durante el día porque hay algo casi incongruente al vernos durante la luz fría del día, le añade una energía especial (risas). No se preocupen si será de día o de noche, igualmente daremos lo mejor sin importar la hora que sea.

Esta fue la última pregunta, ya que nos quedamos sin tiempo, Mark. Muchas gracias por la entrevista y felicitaciones por el disco, está realmente genial.

Sí, muchas gracias. Me siento muy honrado de que eligieran “Joy As An Act Of Resistance” como álbum del año, y ahora álbum de la década. Es un honor increíble. Me hace querer ir a Chile tan pronto como ahora mismo; si pudiéramos ir esta noche, iríamos esta noche. Estaremos allá, no se preocupen.

Bueno, siempre reviso los sets en festivales en YouTube y, cuando veo al público, pienso en que ustedes nunca jamás han visto un público como el de Santiago, se los prometo (risas).

Muy bien, estoy listo.

Bueno, Mark, espero que puedan venir a tocar acá. Cuídate mucho.

Muchas gracias, cuídate mucho. Adiós.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 4 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 4 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 3 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas