Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Fredrik Åkesson de Opeth: “El público chileno es un gran coro”

Publicado

en

Desde el año 2000 en adelante es posible hablar de la consagración de algunas bandas dentro del mundo metal, gracias a la publicación de trabajos desafiantes que poco a poco, o explosivamente en varios casos, pavimentaron un camino que les llevó al reconocimiento y a la admiración mundial. Una de esas agrupaciones es Opeth que, a nuestro parecer, se convirtió en uno de los actos superlativos en la historia de la música extrema, llegando incluso a audiencias que no tienen relación alguna con el metal.

En la actualidad ostentan un lugar de privilegio en el panorama mundial y acaparan gran parte de la atención de la prensa cuando lanzan algún material o cuando se presentan en vivo. Es así como llegan a nuestro país por tercera vez, para promocionar su último larga duración a la fecha, “Pale Communion” (2014), que ha cosechado críticas de toda índole, algo de lo que hablamos con Fredrik Åkesson, guitarrista de la banda desde 2007, quien desde Suecia compartió sus apreciaciones respecto a la banda y todo lo que les rodea, además de adelantar algo de lo que veremos en su show en el Teatro Caupolicán el próximo 17 de julio, en una entrevista que sostuvimos hace unos días y que les mostramos a continuación.

Han pasado 8 años desde que te uniste a Opeth. ¿Cuál fue la razón principal que provocó tu decisión de quedarte?

Primero vi que conforman una sólida unidad; disfruto tocando con ellos y por sobre todo me encanta la música. Y, como dije antes, es todo un desafío no saber qué será lo que viene, debido a que aún hay muchas áreas musicales que no hemos visitado y que nos parecen interesantes. Aún siento esa “hambre”, si entiendes a lo que me refiero.

Has participado en los últimos tres discos de Opeth, lo que significa que te uniste a la banda justo al comienzo de la gran transición desde la música de un principio hacia el sonido actual, algo que resultó controversial para los seguidores y la prensa. ¿Cómo manejan la crítica negativa de los fanáticos más acérrimos?

Cuando me uní, aún estaban las voces guturales y todo eso, porque en el primer disco en el que participé (“Watershed”, 2008) todavía había elementos del death metal, ahí está parte del material más extremo que Opeth haya creado, como la canción “Heir Apparent”, seguramente una de las más pesadas de Opeth, por lo tanto estoy feliz de haber grabado un álbum que aún tenía ese tipo de canciones. Respondiendo la segunda parte de tu pregunta, lidiamos con ello básicamente de acuerdo a como Mikael se sienta al respecto, debido a que es el compositor principal; todos concordamos con él e, independiente de si nos gustan o no las reseñas, lo que hacemos es buena música. Después de “Heritage” (2011), todos necesitábamos que lo nuevo fuera diferente, y Mikael es muy enfático en que no debemos repetir la misma fórmula y hacer los mismos trabajos una y otra vez, lo que constituye la razón fundamental por la que nos decidimos por un cambio tan experimental y no porque ya no nos guste la música extrema, de hecho diría que un 70 por ciento de lo que tocaremos será del material más denso y de la “vieja escuela”, así que si vas a nuestro concierto, te garantizo que recibirás tu dosis de death metal. Aún creo que mantendremos lo que se hizo en los tres discos anteriores a que yo entrara al grupo; me gusta esa mezcla entre agresividad con partes calmadas y cómo se alimentan las unas de las otras, algo que todavía está en los nuevos trabajos, pero de manera diferente, puesto que Mikael no usó un registro vocal brutal, a pesar de que en un principio sí hablamos de incluirlo, pero a medida que él avanzó en la composición, no quedó espacio para eso, por lo que entendemos que no todos estén felices. En resumen, sólo se trata de gustos, así es que estoy orgulloso de lo que hicimos en estos dos últimos larga duración, que son una gran diferencia con el resto y, como dije antes, aún somos “metaleros” y amamos esta música, solo que componemos en relación a lo que Mikael quiere, y depende de nosotros apoyar esa perspectiva o no, a pesar de que algunas veces sentimos que nos alejemos mucho. Sin embargo, al final el trabajo es brillante y me entusiasma tener esas canciones densas junto con estas recientes, que las considero igual de extremas porque son aún más difíciles de tocar. Especialmente para mí es un todo un reto, porque hay más partes donde debo cantar, al igual que Joakim (tecladista) y ocupamos distintos tempos, entonces estamos en un constante desarrollo sónico, a pesar de que hayamos cambiado: algo ocurre todo el tiempo, y eso tiene mucho que ver con la vibra de los primeros días, donde se buscaba que cada álbum no se pareciera a otro. Posterior a “Watershed”, Mikael se decidió por hacer algo distinto, lo que no significa que no volvamos a incluir voces guturales más adelante, no sabemos que hay en el futuro y si grabaremos algo más pesado o no. Así que esta es nuestra propuesta ahora.

Sus trabajos más recientes están muy distantes del resto, lo que se considera un cambio extremista si se comparan entre sí, sin embargo, se vislumbra un camino lógico de acuerdo a las influencias musicales de la banda y el desarrollo artístico. Si esta es su nueva perspectiva, un cambio radical, ¿qué nos depara el futuro para los próximos discos?

No me gusta mucho lo que diré, pero la verdad es que no lo sabemos (risas). Y eso es lo que me entusiasma, y a Mikael también. Tenemos algunas maquetas muy pesadas, de hecho, pero es algo prematuro porque estamos enfocados en las giras y en lo que queda del año. Recién en 2016 veremos qué ocurre con un nuevo disco. No sabemos a qué sonará, pero sabemos que será diferente en comparación a los dos últimos discos, así que ahí radica lo emocionante. Tampoco será una vuelta a lo que ya se hizo en “Blackwater Park” o “Deliverance”, pero está la convicción de que sea brutal en alguna forma que no se haya experimentado antes, de lo contrario estaríamos retrocediendo, y eso no forma parte de la identidad de Opeth.

El álbum de 2001, “Blackwater Park”, marcó el comienzo de la relación artística entre Opeth y Steven Wilson como productor a cargo, y para mucha gente es el mejor disco hasta la fecha. ¿Cuánto de la nueva dirección de la banda se le puede atribuir a la influencia de Wilson?

Se sabe que son buenos amigos con Mikael, pero en el caso de “Pale Communion”, por ejemplo, él sólo hizo la mezcla; no participó con nosotros en el estudio, ni en arreglos ni en la producción. Entiendo que lo preguntes por el trabajo que ha hecho junto a Mikael, incluyendo lo de Storm Corrosion, pero más allá de eso, diría que su rol no pasa de ahí.

¿Cuál es la principal diferencia entre tu trabajo en Opeth y lo que hiciste en otras bandas?

No estoy seguro, pero personalmente siempre me comporto igual sin importar donde esté tocando. Siempre fui un seguidor de Opeth y mi convicción es recoger la verdadera intención de la composición y luego ver qué es lo que soy capaz de hacer para contribuir a mejorar el tema. Es simple la forma en que veo mi participación y esta banda lo facilita porque su música es excitante; lo que Mikael compone es un desafío para mí como músico, por eso al principio cuesta un poco acostumbrarse por la extensión de las canciones y sus partes complejas que contienen arreglos de guitarras difíciles de tocar, como riffs pesados o las secciones más calmadas y acústicas. Todo resulta muy motivante.

¿Cuál dirías que fue el momento exacto en el que la banda (o Mikael, en su posición de compositor principal) visualizó el camino a seguir en la construcción de “Pale Communion”, pero por sobre todo, en esta nueva era?

Ese momento fue justo después de “Watershed” (2008). Mikael llegó con algunas canciones muy pesadas –que en lo personal me gustaron bastante cuando me las mostró en su estudio- para un eventual nuevo disco y Martín Méndez (bajista) le dijo que eran una continuación de lo hecho en aquel disco, que le sonaban muy parecidas, y que él creía que era la ocasión de hacer algo totalmente nuevo y diferente. Ese diría que fue el instante preciso, porque Mikael dijo “Oh, oh, tienes razón” y borró esos temas y empezó todo de nuevo.

Opeth ha actuado dos veces antes en Chile, ¿hay algo que recuerdes particularmente de esos shows?

Primero que todo, recuerdo que Santiago es muy bello, pero lo principal fue el público. En muchas entrevistas nos preguntan cuál es el país dónde más nos ha gustado tocar y siempre nuestra respuesta es Chile, y es verdad. Sudamérica en general se muestra más entusiasta en los conciertos que el resto del mundo, a pesar de que hay algunos lugares por ahí que sí llegan a un nivel parecido, pero el público chileno es un gran coro y canta todo junto a la banda, lo que es muy emocionante para nosotros. Esa energía que nos devuelven es formidable.

¿Qué podemos esperar de esta nueva visita? ¿Habrá algo especial en el setlist, por ejemplo, para conmemorar el aniversario número 25 de “Orchid”, el primer disco?

No, pero tocaremos algunas canciones que no hemos tocado en Chile, más de la vieja escuela, por lo que hablamos de un show bastante pesado: un 70% del repertorio apunta hacia el death metal, aparte hay tres cortes del último disco, lo que garantiza un balance entre el material nuevo y el clásico con más densidad, como “Deliverance” (2002). Tratamos de tocar una canción de cada álbum, pero esta vez no creo que ejecutemos algo de “Orchid”, sin embargo, los seguidores más acérrimos tendrán lo que esperan.

Por Hans Oyarzún

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Robin Zander de Cheap Trick: “Es un honor que los jóvenes escuchen nuestras canciones”

Publicado

en

Robin Zander

Con casi medio siglo de carrera, Cheap Trick acaba de publicar el álbum “In Another World”, el que se anota el mérito de ser el número 20 de su catálogo. Con ese antecedente, no cabe duda de que la agrupación encabezada por el vocalista Robin Zander sigue adelante gracias a una vida completa en los escenarios, manteniendo siempre fresca la inspiración con el objetivo de no encasillarse en los clásicos eternos y, de esa forma, traspasando el legado de la banda a las nuevas generaciones.

Gracias a esa constante actividad conversamos a la distancia con el vocalista para revisar algunos puntos de este nuevo álbum, con Zander contándonos también sobre su vida hogareña en pandemia, sus inicios con la banda, la forma en que su entorno lo mantiene inspirado día a día, su opinión sobre la nueva generación de fans de Cheap Trick y su fallida gira mundial de 2020, entre muchas otras cosas, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Robin, te hablo desde Santiago, y quiero que comencemos conversando por lo obvio: ¿cómo has estado durante esta pandemia mundial que vivimos?

Hola, Manuel. Bueno, ha sido muy desafiante, como para ti, para todos. Hemos sido acechados por este enemigo llamado COVID-19, que está ahí afuera tratando de matarnos a todos, eso es aterrador y hace que no queramos salir de casa, ni seguir haciendo nuestras vidas. Mentalmente eso tiene sus problemas en la sociedad cuando te aíslas de esa manera, pero te hace apreciar las cosas que sólo la libertad puede darte. Así que espero que pronto podamos tener esa libertad de vuelta, cuando derrotemos este terrible virus.

Leí una entrevista donde mencionas que nunca habías tenido tanto tiempo libre como ahora.

Nunca me había tomado un año libre, no. Eso es algo que Cheap Trick tiene muy marcado, nunca quisimos hacerlo, somos una banda de giras, amamos lo que hacemos, así que el hecho de que nos quiten lo que más amamos hacer es devastador.

¿Has disfrutado todo este tiempo en casa o ya quieres volver a girar como antes?

Bueno, es como un arma de doble filo. Finalmente tuve la oportunidad de conocer a mi esposa luego de 28 años (risas), me encanta estar con ella, me encanta estar en mi casa, en mi propia cama y no tener que viajar todos los días. Al mismo tiempo, extraño mucho salir de gira y tocar para nuestros fans, eso me llena. Así que es como si casi la mitad de mi vida hubiera sido interrumpida.

Quiero que pasemos al nuevo disco de la banda, “In Another World”. Entiendo que estaba listo, pero no lo quisieron lanzar en 2020 por la pandemia.

Exactamente, lo pusimos en pausa.

¿Qué nos puedes comentar sobre el proceso creativo de este disco?

Bueno, diría que la mejor forma de describirlo es el hecho de que estamos siempre componiendo canciones; hay tres compositores en la banda, estoy rodeado de genios, debo decir eso. Supongo que es lo que siempre ha sido, es lo que se da naturalmente en nosotros. Si no compusiéramos ni fuéramos tan constantes creativamente hablando, entonces ¿cuál es el punto de seguir adelante? Ya sabes, es algo que siempre nos mueve.

Sin duda se sintió como un cambio total de planes. Asumo que hay muchos compromisos que, debido a la pandemia, debieron ser puestos en pausa.

Este disco fue grabado hace dos años, se supone que lo publicaríamos en esta misma fecha el año pasado, después haríamos una gira por Sudamérica, Europa, y luego por Estados Unidos y Canadá entre los meses de junio y diciembre. En cierta forma fuimos asaltados (risas), pero algunos de esos shows, como los que haríamos con Rod Stewart y ZZ Top, fueron postergados para 2022, es lo único que sigue vigente.

No me malinterpretes, pero me sorprende que lancen un disco este año, ya que Cheap Trick es una banda que no tiene nada que demostrar, son indudablemente un esencial en la historia del rock. ¿De donde nace la motivación para seguir haciendo música en este punto de tu carrera?

Como dije, es lo que hacemos. Nos inspiramos entre todos, tenemos diferentes influencias, nos enviamos ideas y así vamos inspirándonos para seguir componiendo. Cada disco que hacemos es como un bebé nuevo, un nuevo libro, una nueva película, seguimos entusiasmados luego de tanto tiempo componiendo y publicando álbumes. Este es nuestro disco número 20, es un montón de trabajo, piensa en eso.

Si, es bastante.

Todavía tenemos ese sentimiento, no puedo explicarlo de otra forma. Es lo mismo que sentíamos cuando comenzamos a ensayar en la cochera del papá de Rick (Nielsen, guitarrista), luego de tres ensayos salimos a tocar y nunca más paramos hasta ahora.

Estuve escuchando el álbum antes de la entrevista y lo siento con una energía muy de los primeros discos de la banda, pero también se siente como un disco actual. ¿Te inspiras por lo que está sonando a tu alrededor o compones las canciones con las ideas que tienes en mente?

Eso es parcialmente cierto, ya que amamos la música, toda la música. En mi caso, mis dos hijos son músicos, mi hija incluso es actriz, me inspiro mucho gracias a ellos, me siento inspirado por mis compañeros de banda, por la nueva música que escucho en la radio, por las noticias, los diarios, la televisión, ya sabes, soy un producto de toda la información que me llega diariamente. Todo eso me inspira a ser más creativo.

El primer álbum de Cheap Trick cumplirá 45 años, así que me gustaría llevarte hasta 1977 y que nos cuentes qué recuerdas de esos inicios con la banda.

Los setenta son mi década favorita, obviamente. Fue cuando nos contrataron y pudimos hacer un álbum, giramos con bandas como AC/DC, Ramones, salimos al mismo tiempo que esas bandas, ya sabes, Sex Pistols, Foreigner, Kansas. En esos momentos el rock estaba en la cima del mundo, era el género más importante. La música disco también era exitosa, pero existía cierto rechazo contra ella, al menos donde yo crecí.

Conocí a la banda con “Surrender” en el videojuego “Guitar Hero 2”, cuando tenía unos 12 o 13 años, eso sin duda fue como una introducción para cierta generación de fans. ¿Cómo te sientes al ver a las nuevas generaciones en los shows de Cheap Trick cantando tus canciones?

Cuando son niños de unos 8 o 9 años los subo al escenario cada vez que los veo cantando “mommy’s alright, daddy’s alright”, porque estoy realmente asombrado de que incluso siendo tan pequeños se sepan nuestras canciones (risas). Es sorprendente interactuar con gente tan joven, incluso ahora que me estás haciendo esta entrevista siendo mucho más joven que yo. Para mí la música es contagiosa, es una experiencia religiosa, una fuerza sanadora. Me siento honrado de que los jóvenes escuchen nuestras canciones.

Robin, sé que a mucha gente no le interesa el Rock And Roll Hall Of Fame, pero ustedes tuvieron la oportunidad de ser inducidos en 2016. ¿Cómo te tomaste ese reconocimiento?

Debo decirte que éramos de esas personas a las que no les interesaba. No estábamos en contra, pero no nos afectaba para nada porque Cheap Trick es una banda que se concentra en salir a tocar y componer canciones. Siempre componemos esperando que a la gente le gusten. Pasaron 25 años desde que publicamos nuestro primer disco y ese es el requisito principal para el Hall Of Fame, así que en ese momento lo conversamos en plan “de acuerdo, ahora somos elegibles, quizás nos llamen, no es gran cosa”. Luego de eso pasaron cinco años y dijimos “bueno, todavía tenemos oportunidad de estar ahí”, y así pasaron más años y fue como “no entraremos nunca”. Siguió pasando el tiempo y ya estábamos tipo “al diablo con ellos, de todas formas no tienen idea de nada” (risas). Luego recibes esa llamada y todo está perdonado, tienes tu trofeo, lo que sea que te dan, tienes la oportunidad de agradecer y en ese sentido es bueno tener ese reconocimiento. Igualmente, hay muchos artistas que lo merecen más que nosotros, deben estar rascándose la cabeza ahora pensando por qué aun no entran (risas).

De todas formas, la gente puede votar, pero también está el comité que selecciona las bandas que podrían ser inducidas.

Oh, sí. Según entiendo, hay un montón de gente de la industria que puede votar, creo que los fans también, no lo sé. Para ser sincero, no sé como llegamos ahí, la verdad. Será un misterio para siempre (risas).

Bueno, Robin, se nos acabó el tiempo. ¿Te gustaría enviar un mensaje a los fans de Cheap Trick en nuestro país que puedan estar leyendo esta entrevista?

La última vez que estuvimos en Santiago con Deep Purple nos trataron muy bien. Me encanta Chile y me encanta Santiago, lo pasamos muy bien allá. Espero volver lo antes posible a tocar para ustedes, estoy seguro de que nos divertiremos. Habrá mucha energía porque todos nos sentimos despiertos nuevamente, hemos estado dormidos por mucho tiempo debido a esta pandemia.

Gracias por tu tiempo, Robin, fue un gran honor poder conversar contigo.

Gracias a ti por la entrevista, cuídate mucho.

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 2 semanas

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 2 semanas

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 3 semanas

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 4 semanas

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

CARNAGE CARNAGE
DiscosHace 1 mes

Nick Cave & Warren Ellis – “CARNAGE”

En un mundo sin pandemia, Nick Cave & The Bad Seeds estaría girando alrededor del globo para presentar el excelente...

Ghost Tapes #10 Ghost Tapes #10
DiscosHace 1 mes

God Is An Astronaut – “Ghost Tapes #10”

En la Guerra de Vietnam, EE.UU. utilizó una campaña de terror psicológico llamada Operación Alma Errante (Operation Wandering Soul), consistente...

The Shadow I Remember The Shadow I Remember
DiscosHace 1 mes

Cloud Nothings – “The Shadow I Remember”

“The Shadow I Remember”, séptimo disco de Cloud Nothings, nace casi de la misma manera que su anterior lanzamiento de...

Little Oblivions Little Oblivions
DiscosHace 1 mes

Julien Baker – “Little Oblivions”

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto...

For Those That Wish To Exist For Those That Wish To Exist
DiscosHace 1 mes

Architects – “For Those That Wish To Exist”

“Tengo mucho que perder, pero no te mentiré”, es el inicio de la estrofa final del noveno disco de Architects,...

FLOWERS for VASES / descansos FLOWERS for VASES / descansos
DiscosHace 1 mes

Hayley Williams – “FLOWERS for VASES / descansos”

Todos guardamos o conservamos cosas que nos recuerdan a alguna situación o período particular de nuestras vidas. Puede ser algo...

Publicidad
Publicidad

Más vistas