Conéctate a nuestras redes
Queens Of The Stone Age Queens Of The Stone Age

Artículos

Especial Queens Of The Stone Age: Las 10 favoritas, parte 3

Publicado

en

Nunca olvidaré el día que, haciendo zapping en el living de mi casa, me topé con un video de The White Stripes tocando “Black Math” en vivo. Me sentí impactado por el derroche de energía, los riffs, la puesta en escena y la apariencia de Jack y Meg White, era el primer descubrimiento que realizaba por mi cuenta. A mis cortos diez años en esa época, ya conocía algunos nombres de la música, especialmente por herencia de mis hermanos mayores, primos y otros familiares, pero encontrarse con algo así era una experiencia emocionante e intrigante al mismo tiempo. Mi vida había cambiado para siempre. Esa fue la puerta de entrada para llegar a otras bandas, como The Strokes, Beck y, por supuesto, Queens Of The Stone Age, a quienes descubrí luego de encontrarme con el video de “Go With The Flow”, en una de esas tantas tardes viendo televisión.

Gracias a una copia pirata de “Songs For The Deaf” (2002) que le compré a mi dealer musical del cibercafé que frecuentaba, pude adentrarme mucho más en la música de Homme y compañía, transformándome en un fan desde ese momento. He tenido la suerte de estar presente en todas sus visitas a Chile, y entre tanto setlist me fue difícil seleccionar estas diez canciones que, a mi criterio, no deberían faltar nunca. Aquí hay de todo un poco; desde los discos más antiguos, hasta los más recientes, QOTSA es una banda que ha estado en constante evolución, con su sonido desarrollándose en ascenso entre un disco y otro. Sin más preámbulos, estas son mis canciones favoritas de Queens Of The Stone Age:

10º

3’s & 7’s

Una canción sencilla, pero muy efectiva, con esos riffs que enganchan desde la primera escucha. Independiente de esos clichés obvios del género, aquí se da el espacio para que QOTSA demuestre que, antes que todo, es la banda que le dio el giro necesario al stoner rock, llevándolo al mainstream por su calidad más que por su estructura de fácil llegada al oyente.

Another Love Song

A mi juicio, el mejor vestigio de todo lo dejado por Nick Olivieri, con una estructura que se atreve a incorporar melodías un poco más psicodélicas, previa a la clave sonora que la banda desarrollaría luego de la salida del bajista. Puede que para la mayoría sea una de las canciones “olvidables” de “Songs For The Deaf”, pero sin duda merece ser valorada, más de lo que pudo gozar en su momento.

The Sky Is Fallin’

Guitarras potentes y líricas pesimistas, ambos apelativos fueron la descripción perfecta de QOTSA en su momento y, sin duda, esta canción refleja muy bien esas etiquetas. Este es el sonido de una banda que pasaba por su peak creativo, iniciando así un viaje hacia arriba en términos de desarrollo musical.

In My Head

No sé el por qué, pero en esta canción siempre ha destacado el teclado que se oye de fondo. Quizás ese sea el elemento que le permita no sonar como una canción típica de rock alternativo. Esa es la magia de QOTSA: tocar lo que se les dé la gana sin dejar de ser ellos mismos.

Make It Wit Chu

La sensualidad y calidez de esta canción la transformó de inmediato en una de mis favoritas, con esos jugueteos de la guitarra que entregan ese momento de pausa entre todo el caos que supone un show de QOTSA. A pesar de sentirse un poco extraña para su momento, envejeció muy bien junto a la banda, siendo una de las muestras más prematuras de su madurez compositiva con los años.

I Appear Missing

Posiblemente la mejor canción del que, según este redactor,  probablemente sea el disco mejor logrado de QOTSA a la fecha. La apuesta por alterar un poco su espectro musical trajo como resultado una de las composiciones más desgarradoras de la banda, con una narración in crescendo que la convierte en el momento más épico de “…Like Clockwork” (2013). Desesperanza, angustia y rabia se unen de una manera excepcional en esta verdadera obra maestra.

Feet Don’t Fail Me

No hay disco que haya dividido más a los fans que “Villains” (2017), la última placa de QOTSA, pero lo cierto es que en esta canción se nota mucho la mano de Mark Ronson, generando una simbiosis perfecta entre el sonido característico de la banda y la refrescante intervención del productor. Los chicos malos también pueden bailar, y no hay necesidad de perder actitud o rudeza en el proceso.

Go With The Flow

La canción con la que empezó todo para mí, con esa melodía que se queda en la cabeza desde el primer momento. A pesar de ser una de las canciones archiconocidas del grupo, no deja de aburrir con los años, siendo una de las favoritas eternamente. En el disco se cuela entre medio de puras composiciones tremendas, pero no pierde fuerza gracias a su efectividad. Melodías que te dejan ir con la corriente, sintiendo cada nota de esas furiosas guitarras.

Song For The Deaf

Destructora, avasalladora e implacable: aquí tenemos potencia en su máximo esplendor, con cada instrumento en llamas y esas escalas en la guitarra que ponen los pelos de punta. La cúspide creativa y sonora presente en el disco del mismo nombre encuentra su norte con esta canción, una de las composiciones más aterradoras y oscuras de la banda.

The Fun Machine Took A Shit & Died

Si hay una canción que exponga todo lo que es QOTSA, es esta. En sus más de seis minutos de duración, encontramos una variedad de sonidos y formas que la transforma en una composición muy completa, llena de matices y con un vertiginoso camino de múltiples curvas. Punto aparte para la exquisita manera en la que suena en vivo, donde se justifica absolutamente el papel de Dean Fertita, el arma secreta de la banda, quien aporta las atmósferas necesarias de oscuridad y locura que representa este track.

Queens Of The Stone Age se presentará en Chile el próximo 21 de febrero en Movistar Arena. Más información, AQUÍ.

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 1

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 2

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 4

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 5

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Las tres etapas de The Raconteurs

Publicado

en

Raconteurs

No debería ser tan adecuado catalogar a Jack White como el líder de The Raconteurs, pero sin duda él es su cara más visible. Más allá de eso, la banda ha forjado una imparable carrera desde 2005, transformándose en uno de los proyectos más interesantes del oriundo de Detroit, con tres álbumes de estudio hasta la fecha que sonarán fuerte el próximo 13 de noviembre cuando el conjunto llegue por primera vez a Chile con un concierto en Coliseo Santiago. Desde sus inicios hasta ahora, The Raconteurs ha ido quemando diferentes etapas, desde las exploradoras canciones de su primer LP, pasando por el rock más radial en el segundo, hasta derechamente las composiciones con carácter de stadium rock de su tercera placa. El proyecto es, sin duda, el punto de encuentro entre músicos que van adquiriendo experiencias por fuera en sus distintas entregas musicales, forjando en conjunto su sabiduría y carácter al encontrarse aquí reunidos.

Lo que surgió como una idea entre Jack White y Brendan Benson, se vio materializada en el primer disco de la banda, “Broken Boy Soldiers” (2006), con el dúo acompañándose de Jack Lawrence y Patrick Keeler para desarrollar un trabajo donde fueron explorando distintas veredas del rock, pasando por la psicodelia y el garage, entre otros estilos, lo que generó toda una novedad debido a la variada instrumentación, algo poco habitual para White en sus trabajos con The White Stripes hasta “Get Behind Me Satan” (2005), obra que sirvió como puntapié inicial para que el músico ampliara la paleta de instrumentos y estructuras que maneja en sus composiciones. Además de sencillos más conocidos como “Steady, As She Goes”, “Broken Boy Soldiers” o “Level”, este álbum cuenta con algunas gemas escondidas, como “Hands”, “Store Bought Bones” o “Blue Veins”, donde se demuestra lo bien que funciona cada pieza del conjunto cuando trabajan a paso firme, cómodos y totalmente cómplices de cada movimiento que se ejecuta.

Fue así como la banda incorporó más elementos del blues y un rock mucho más radial en “Consolers Of The Lonely” (2008), un trabajo que llegó de manera sorpresiva con un anuncio apenas la semana anterior a su lanzamiento. Con los ojos de la crítica ya sobre su figura, la banda mantuvo la vara en alto en términos de calidad compositiva, destacando el mega hit “Salute Your Solution” y otros pilares fundamentales de su catálogo, como “Old Enough”, “Top Yourself” o “Carolina Drama”, donde los factores acústicos del country son incorporados a la manera en que la banda ya acostumbraba a operar. Todo eso, gracias a la unión de Benson y White, donde se encuentran dos mundos completamente diferentes, permitiendo que la banda diera sus primeros indicios hacia el rock más clásico tipo Led Zeppelin o The Who, algunas de las principales comparaciones que se hicieron al momento de que publicaran su segundo trabajo, el que vino acompañado de un silencio discográfico que se prolongó por poco más de una década.

Help Us Stranger

En algún punto de ese período comenzó a gestarse el regreso triunfal con “Help Us Stranger”, álbum que los traerá por primera vez a Sudamérica y donde la banda toma riesgos para beneficiarse de un sonido mucho más maduro y estructurado, recordando mucho al rock de estadios que desarrollaron durante la década del 90 bandas como Guns N’ Roses o The Rolling Stones, utilizando muchas estrategias, como la combinación de guitarras acústicas con eléctricas, coros de doble voz y un teclado cada vez más prominente no sólo en este trabajo, sino que también en el resto del repertorio. Dichas canciones tienen una ventaja particular a la hora de enfrentarse al show en vivo, y esa es que la banda entiende muy bien cómo adaptar la música a diferentes contextos, cambiando los tempos, incorporando pasajes de improvisación o simplemente modificando la forma en que estas son interpretadas.

Ya con tres álbumes a su haber, The Raconteurs parece finalmente haber encontrado su norte en el rock que pretende hacer. Y no es que hayan tardado toda su carrera en concretar algo como esto, sino más bien es un reflejo de la madurez sonora que la banda fue adoptando cada vez mejor a medida que sus otros proyectos le tomaban el tiempo entre un álbum y otro. Muchas veces se ha debatido de si Jack White es un innovador o simplemente reinterpreta estilos, lo cierto es que tiene mucho de ambos, por lo cual no se le debe quitar méritos cuando se analiza su obra. Eso sí, cuando hablamos del cuarteto (o quinteto en vivo, si se considera a Dean Fertita dentro de la alineación), nos damos cuenta de inmediato que son cuatro fuerzas que, más que opacarse entre ellas, se combinan a la perfección para conformar un combo imparable, el que de seguro derribará Coliseo Santiago cuando la banda repase estas tres importantes obras en el mes de noviembre.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Railer Railer
DiscosHace 6 horas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 6 horas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 6 horas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 6 horas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 1 semana

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 1 semana

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 1 semana

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 1 semana

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Publicidad
Publicidad

Más vistas