Conéctate a nuestras redes
Queens Of The Stone Age Queens Of The Stone Age

Artículos

Especial Queens Of The Stone Age: Las 10 favoritas, parte 3

Publicado

en

Nunca olvidaré el día que, haciendo zapping en el living de mi casa, me topé con un video de The White Stripes tocando “Black Math” en vivo. Me sentí impactado por el derroche de energía, los riffs, la puesta en escena y la apariencia de Jack y Meg White, era el primer descubrimiento que realizaba por mi cuenta. A mis cortos diez años en esa época, ya conocía algunos nombres de la música, especialmente por herencia de mis hermanos mayores, primos y otros familiares, pero encontrarse con algo así era una experiencia emocionante e intrigante al mismo tiempo. Mi vida había cambiado para siempre. Esa fue la puerta de entrada para llegar a otras bandas, como The Strokes, Beck y, por supuesto, Queens Of The Stone Age, a quienes descubrí luego de encontrarme con el video de “Go With The Flow”, en una de esas tantas tardes viendo televisión.

Gracias a una copia pirata de “Songs For The Deaf” (2002) que le compré a mi dealer musical del cibercafé que frecuentaba, pude adentrarme mucho más en la música de Homme y compañía, transformándome en un fan desde ese momento. He tenido la suerte de estar presente en todas sus visitas a Chile, y entre tanto setlist me fue difícil seleccionar estas diez canciones que, a mi criterio, no deberían faltar nunca. Aquí hay de todo un poco; desde los discos más antiguos, hasta los más recientes, QOTSA es una banda que ha estado en constante evolución, con su sonido desarrollándose en ascenso entre un disco y otro. Sin más preámbulos, estas son mis canciones favoritas de Queens Of The Stone Age:

10º

3’s & 7’s

Una canción sencilla, pero muy efectiva, con esos riffs que enganchan desde la primera escucha. Independiente de esos clichés obvios del género, aquí se da el espacio para que QOTSA demuestre que, antes que todo, es la banda que le dio el giro necesario al stoner rock, llevándolo al mainstream por su calidad más que por su estructura de fácil llegada al oyente.

Another Love Song

A mi juicio, el mejor vestigio de todo lo dejado por Nick Olivieri, con una estructura que se atreve a incorporar melodías un poco más psicodélicas, previa a la clave sonora que la banda desarrollaría luego de la salida del bajista. Puede que para la mayoría sea una de las canciones “olvidables” de “Songs For The Deaf”, pero sin duda merece ser valorada, más de lo que pudo gozar en su momento.

The Sky Is Fallin’

Guitarras potentes y líricas pesimistas, ambos apelativos fueron la descripción perfecta de QOTSA en su momento y, sin duda, esta canción refleja muy bien esas etiquetas. Este es el sonido de una banda que pasaba por su peak creativo, iniciando así un viaje hacia arriba en términos de desarrollo musical.

In My Head

No sé el por qué, pero en esta canción siempre ha destacado el teclado que se oye de fondo. Quizás ese sea el elemento que le permita no sonar como una canción típica de rock alternativo. Esa es la magia de QOTSA: tocar lo que se les dé la gana sin dejar de ser ellos mismos.

Make It Wit Chu

La sensualidad y calidez de esta canción la transformó de inmediato en una de mis favoritas, con esos jugueteos de la guitarra que entregan ese momento de pausa entre todo el caos que supone un show de QOTSA. A pesar de sentirse un poco extraña para su momento, envejeció muy bien junto a la banda, siendo una de las muestras más prematuras de su madurez compositiva con los años.

I Appear Missing

Posiblemente la mejor canción del que, según este redactor,  probablemente sea el disco mejor logrado de QOTSA a la fecha. La apuesta por alterar un poco su espectro musical trajo como resultado una de las composiciones más desgarradoras de la banda, con una narración in crescendo que la convierte en el momento más épico de “…Like Clockwork” (2013). Desesperanza, angustia y rabia se unen de una manera excepcional en esta verdadera obra maestra.

Feet Don’t Fail Me

No hay disco que haya dividido más a los fans que “Villains” (2017), la última placa de QOTSA, pero lo cierto es que en esta canción se nota mucho la mano de Mark Ronson, generando una simbiosis perfecta entre el sonido característico de la banda y la refrescante intervención del productor. Los chicos malos también pueden bailar, y no hay necesidad de perder actitud o rudeza en el proceso.

Go With The Flow

La canción con la que empezó todo para mí, con esa melodía que se queda en la cabeza desde el primer momento. A pesar de ser una de las canciones archiconocidas del grupo, no deja de aburrir con los años, siendo una de las favoritas eternamente. En el disco se cuela entre medio de puras composiciones tremendas, pero no pierde fuerza gracias a su efectividad. Melodías que te dejan ir con la corriente, sintiendo cada nota de esas furiosas guitarras.

Song For The Deaf

Destructora, avasalladora e implacable: aquí tenemos potencia en su máximo esplendor, con cada instrumento en llamas y esas escalas en la guitarra que ponen los pelos de punta. La cúspide creativa y sonora presente en el disco del mismo nombre encuentra su norte con esta canción, una de las composiciones más aterradoras y oscuras de la banda.

The Fun Machine Took A Shit & Died

Si hay una canción que exponga todo lo que es QOTSA, es esta. En sus más de seis minutos de duración, encontramos una variedad de sonidos y formas que la transforma en una composición muy completa, llena de matices y con un vertiginoso camino de múltiples curvas. Punto aparte para la exquisita manera en la que suena en vivo, donde se justifica absolutamente el papel de Dean Fertita, el arma secreta de la banda, quien aporta las atmósferas necesarias de oscuridad y locura que representa este track.

Queens Of The Stone Age se presentará en Chile el próximo 21 de febrero en Movistar Arena. Más información, AQUÍ.

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 1

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 2

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 4

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 5

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas