Contáctanos

Artículos

Especial En Órbita 2017: Damo Suzuki’s Network

Publicado

en

Cuando se piensa en Kenji Suzuki, una de las primeras cosas que se puede decir es que su posición ante la música es ver en esta a un continuum que nunca se detiene. Para el hombre conocido como Damo Suzuki nada detiene al sonido y, más allá de personalismos y egos, lo que termina germinando es un hilo sonoro que no puede sino ser visto en un escenario, en un lugar específico, pero que no detiene su devenir.

Desde el punto de vista científico, claramente puede tener razón, porque las ondas que expele una canción tocada jamás se detienen: pueden ser ininteligibles, pero, como diría Lavoisier, la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma. Y lo que ocurre en un show de Damo Suzuki trasciende a lo físico, o a la lógica más estricta, y se plantea como un fenómeno tal como el descrito en los libros de Física del Sonido. ¿Por qué disponerse desde una perspectiva tan “volada” para hablar de la obra del japonés que formó parte de Can? Es necesaria para entender un poco más su modo de trabajar desde mediados de los ochenta, uno que no se mueve en ciclos de discos y giras, sino que en un continuum evidente que no tendrá una parada en el escenario de En Órbita, sino más bien un paso lento pero que vuela cabezas y comprensiones.

Para su “Network” Suzuki se nutre de músicos locales, los que él siente que encarnan esa energía que ha liberado desde hace décadas y que son capaces de traducirla en riffs, compases y ganchos, muchas veces no muy fáciles de leer. Damo ya ha trabajado con músicos chilenos, como cuando estuvo con la gente de Congelador hace varios años, o incluso editando un disco en 2011, y hay que ver con qué formación nos sorprende en esta ocasión.

La música de Damo Suzuki’s Network es obtusa en grandes pasajes y difícil de acceder si se intenta leer desde lo tradicional, porque parecen ideas que se extienden en improvisaciones gigantes, con una energía gigante y con ausencia de ediciones más estrictas, lo que deriva en la dicotomía entre un trance potente o la lectura más intrigante de estos largos capítulos. Pero lo que es cierto es que Damo, a sus 67 años, sigue siendo un nombre que encierra más secretos y misterios que los que la transparencia de sus intenciones musicales permite advertir.

Ver el “rider” (o “peticiones técnicas” de un artista) deja en claro conceptos importantes: la banda que acompaña a Damo se convierte en Sound Carriers, es decir, los transportadores del sonido, dejando esta decisión en manos de los organizadores de los eventos, proceso donde él también tiene cierta capacidad de orientar. Suzuki “toca con cualquiera”, pero no con quienes tengan ligazón con la magia negra, música agresiva o discriminación que vaya en contra de los Derechos Humanos, incluso cuidándose de la negatividad en el afiche de cada evento.

Sabe muy bien que su imagen de culto es más que suficiente para permitirle seguir adelante, buscando el destino de las vibraciones originales de Can, de sus shows del pasado, y también crear y recrear nuevos sonidos en el presente, porque a final de cuentas la música no se destruye, sólo se vuelve energía liberada al universo, y es en ese plano que la espiritualidad de un alma krautrock sin ataduras como la de Damo puede funcionar de mejor manera, siempre en órbita y siempre en movimiento.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial Queens Of The Stone Age: Las 10 favoritas, parte 4

Publicado

en

Queens Of The Stone Age

Lo que más me llama la atención de Queens Of The Stone Age es la enorme efectividad con que la banda combina tres elementos que son medulares y brillan de forma individual en su propuesta: el hard rock, la melodía y la voz de Josh Homme. Porque escuchar a QOTSA no sólo permite experimentar el desértico y desgarrado sonido de sus guitarras, sino que también hay espacio para dejarse ir con los arreglos instrumentales que muchas veces están presentes de manera más armónica en su catálogo. Lo interesante de esto es que las dos partes se ubican dentro de márgenes inéditos: cuando la música se mueve con lentitud, sin excepciones, siempre asoma una mezcla oscurísima que es tremendamente hipnótica, mientras los extremos más vertiginosos del sonido patentado por el grupo van funcionando bajo los ritmos que sean. Ahí está “Villains” (2017) para probarlo.

Mediante está la voz de Homme, una de las más cautivadoras de la música contemporánea en mi opinión. Sin la aspereza que necesariamente tuvo que aportar Nick Oliveri, Mark Lanegan, Troy Van Leeuwen o incluso Rob Halford en algún punto cronológico de QOTSA, lo del pelirrojo cantante es puro pulso, tono y tempo; el valor agregado al nuevo formato de stoner desarrollado por la misma banda.

Tomando en cuenta lo anterior, comparto mis diez favoritas actuales de Queens Of The Stone Age:

10°

God Is In The Radio

Si “Songs For The Deaf” (2002) es una catedral sonora, es porque en temas como este se exploran infinitos instrumentales con la sola rugosidad de una guitarra. La más grande e ignorada contribución de Mark Lanegan a la banda.

I Appear Missing

Hace no más de un año me detuve a ver con total atención el video de “I Appear Missing”, y confirmé que no existe momento más dramático en la carrera de QOTSA. Maravillosa forma de ir culminando una idea.

Un-Reborn Again

Pasada la reticencia inicial con “Villains”, no me di cuenta cuando llevaba cien reproducciones del disco en una semana. Este tema refleja lo que más me gusta de aquel: simpleza de epílogos devastadores.

Tangled Up In Plaid

Lo que hace una buena base y la paciencia de quien escucha. Porque a “Tangled Up In A Plaid” hay que esperarla en su estructura verso/coro para llegar a un desenlace implacable, donde Josh Homme canta sobre el suicidio. Ideal para el primer encore en vivo.

If Only

La primera muestra realmente concreta de que la banda quería una disociación de John García (Kyuss) con un gesto siempre deudor hacia el stoner. La voz de Josh Homme como la conocemos en estos tiempos.

Sick Sick Sick

Un clásico que será vitalicio para QOTSA. Es que si una canción logra demostrar que los sonidos pesados y disonantes pueden ser conjugados con ritmo, entonces hay que atesorarla. Tema enfermizo es poco.

Better Living Through Chemistry

Qué canción rara, oscura y adictiva es esta. Después de “Auto Pilot” empieza a sonar un bongó y, ¡¿por qué?! Sí, funciona, y luego está el caos perfecto. Por lejos, la que más disfruté en Lollapalooza 2013.

River In The Road

Una de las introducciones más divertidas en la discografía del grupo se quiebra en dos tiempos para pasar al relato de un escape que es a todas luces trágico. “River In The Road” es como la historia del payaso deprimido, o como el borracho Stumpy The Pirate.

I Never Came

La canción atípica en la producción de QOTSA. Sin guitarras ásperas, sin melodías siniestradas, sin cambios de velocidad, “I Never Came” es el tema que los norteamericanos escogieron para ratificar a la voz de Homme como un instrumento más.

Suture Up Your Future

Que las letras también se consideren y ubiquen a “Suture Up My Future” como la mejor composición de Queens Of The Stone Age en ese ítem. Tan directa que no se puede reinterpretar; cancelemos nuestro futuro porque ya no existe interés por saber qué va a pasar. La música hace toda su parte y, después del enorme “Era Vulgaris” (2007), Josh Homme junto a QOTSA se toman seis años para publicar un álbum repleto de excelentes cambios, “…Like Clockwork” (2013). La canción advierte sobre una procesión inmediata, y se forma un punto de inflexión en la historia de la banda. Creo que tenemos QOTSA a un buen ritmo para mucho tiempo más.

Queens Of The Stone Age se presentará en Chile el próximo 21 de febrero en Movistar Arena. Más información, AQUÍ.

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 1

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 2

REVISA LAS 10 FAVORITAS, PARTE 3

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 2 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 2 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas