Conéctate a nuestras redes
Pearl Jam Pearl Jam

Artículos

Especial Lollapalooza Chile 2018: Pearl Jam

Publicado

en

Cuando Kurt Cobain lucía su polera con la leyenda “Grunge is dead” en 1993, seguramente no tenía idea de la potencia que tendría esa frase más de dos décadas después. Para ese entonces, la muerte ya se había llevado a Andy Wood, vocalista de Mother Love Bone, y años más tarde también apagó la voz del histórico de Nirvana. Le siguieron en línea recta los decesos de Shannon Hoon en 1995, Layne Staley en 2002, Scott Weiland en 2015 y Chris Cornell en 2017. Hoy en día, a más de 25 años de la explosión del grunge, todos los ojos están puestos sobre Pearl Jam como los grandes sobrevivientes de un aullido generacional que supo lavarle la cara al rock en la última década del siglo XX, con un cancionero insuperable que perdura hasta el día de hoy en la vida de millones de fanáticos.

Justamente son ellos los que saben que ningún concierto de la banda es igual al otro: cambios en el setlist, covers, invitados especiales, todo puede pasar, y sus cinco conciertos en nuestro país hasta la fecha dan cuenta de ello. La doble jornada en San Carlos de Apoquindo en 2005 aún se recuerda con la emoción de la primera vez e incluye aderezos inolvidables, como la llovizna durante “Black” en el show del 22 de noviembre, lo que le dio una atmósfera aún más íntima a la vitoreada balada, o la inclusión de canciones inesperadas como “In My Tree” o “State Of Love And Trust”, que hicieron gritar a más de algún fanático acérrimo en la jornada siguiente. Seis años después, la algarabía de los miles de espectadores que se congregaron en el Estadio Monumental volvió a demostrar esa conexión emocional e idílica que la agrupación tiene con sus fanáticos, desde el comienzo con la emotiva “Unthought Known”, pasando por las imperdibles de siempre, como “Jeremy” o “Even Flow”, hasta lados B como “I Got Id” o estruendos como “Animal” o “Once”, un lazo forjado a puro corazón.

La historia se volvió a repetir por tercera vez en 2013, cuando más de 65.000 personas repletaron la elipse del Parque O’Higgins para verlos cerrar la primera noche de un Lollapalozza soñado, que incluyó nombres tan insignes como Queens Of The Stone Age, The Black Keys, A Perfect Circle, Franz Ferdinand, The Hives, Kaiser Chiefs, Alabama Shakes y Tomahawk. De hecho, los mismísimos Perry Farrell y Josh Homme se unieron para interpretar la original de Neil Young “Rockin’ In The Free World”, cover que ya casi le pertenece a los liderados por Vedder y que además calza de manera perfecta con su actitud perseverante a través de los años, en los que no han hecho otra cosa que aumentar su público: no sólo son capaces de renovar sus huestes, sino que además mantienen cautivos a los de siempre.

Muestra de ello fue su primer concierto en el Estadio Nacional en noviembre de 2015, en el que los símbolos de madurez, tanto sónica como escénica, hicieron vibrar el coloso de Ñuñoa bajo el amparo de un disco sólido como fue “Lightning Bolt” (2013) y de sus clásicos imperecederos. Los asistentes a esa maratónica clase rockera de casi tres horas pudieron ser testigos, a 10 años de su debut en Chile, de un grupo en pleno estado de confianza, con un dominio de masas extraordinario, a pesar de haber experimentado episodios tan dolorosos en su carrera, como el de Roskilde en 2000, donde nueve personas murieron aplastadas por una enorme multitud debido a graves fallas en la organización del recital, como detalla el guitarrista Stone Gossard en el libro “Everybody Loves Our Town: A History Of Grunge” (2011) de Mark Yarm, el que recoge la historia oral del grunge: “La barrera estaba a treinta metros del escenario, había anochecido y llovía. Algunas personas cayeron al suelo y no teníamos idea. Formamos parte de un acontecimiento mal organizado a todos los niveles”.

Pese a las adversidades tan mayúsculas como lo ocurrido en aquella fatídica jornada, de haber batallado con las críticas de muchos que los catalogaban como parte de la ola del momento en los 90, del conflicto con Ticketmaster que los llevó a niveles de estrés inconmensurables, de ver cómo muchos de sus pares generacionales y amigos caían en batalla por los excesos, los oriundos de Seattle se mantienen hasta el día de hoy con la moral de Fugazi y la perseverancia de los Stones. Sobran las razones para apreciar la contundencia de la base compuesta por Cameron, Ament y Gaspar en batería, bajo y teclados, respectivamente, experimentar en carne propia la solidez de Gossard y el virtuosismo de McCready en las guitarras, y deslumbrarse con la energía incombustible del entrañable Vedder el próximo viernes 16 de marzo en Lollapalooza 2018.

No cabe duda de que la emoción saldrá tanto de los parlantes arriba del escenario, como de las miles de personas que corearán todas y cada una de las canciones, porque se sabe que cada reunión con la banda es una velada imperdible, una que marca diferencia con actos maqueteados hasta la saciedad. Pearl Jam no sólo ha sido capaz de resistir estoico el paso del tiempo, sino que sorteó los embates del rock manteniendo un discurso coherente, que además nutre su carrera en vivo, lo que lo vuelve un número imperdible en cualquier momento de su carrera. Supieron evolucionar –y lo seguirán haciendo– para ver todo más claro desde su espejo retrovisor.

Artículos

Los clásicos de Knotfest Chile 2022: Judas Priest y Slipknot

Publicado

en

Las vertientes del metal pueden ser tan amplias como difíciles de abarcar, pero si se buscan puntos de comparación como para trazar líneas de referencia de la amplitud del género (si es que le podemos llamar así tan libremente), dos muy buenos nombres pueden ser Judas Priest y Slipknot, las bandas que encabezan la primera edición del Knotfest en Chile, este 11 de diciembre, y que llegan en momentos muy dispares, pero muy positivos a esta cumbre musical.

En 2019, Slipknot editó uno de los mejores discos de ese año, y probablemente el más aventurero en materia de géneros en toda su carrera. Lo electrónico irrumpía como un valor en sí mismo en varios pasajes de “We Are Not Your Kind” (2019), así como también apostando por la construcción más compleja de elementos de producción en las canciones. Este espíritu continúa en “The End, So Far” (2022), séptimo álbum de estudio del combo que ya no es el estandarte de un sólo estilo como fue con el nu metal –rótulo que tanto les pesó–, sino que ahora es un nuevo estándar en versatilidad, flexibilidad y mezcla de ideas que, sin perder en brutalidad y marcas características del grupo, consigue capturar un nivel de creatividad musical que se quisieran muchos. Slipknot no vive de recuerdos, porque felizmente están en un momento creativo excitante para ellos y para quienes les escuchan.

En cambio, Judas Priest está en un momento celebratorio, pero retrasado por múltiples factores. Cuando los formados en Birmingham dicen que celebran “50 Heavy Metal Years”, es medio siglo de historia, de influencia, y también de mucha creatividad, en serio, sin exageraciones. En 2018, habían lanzado el muy buen “Firepower” y en 2020 iban a embarcarse en esta gira que, por la pandemia, debió ser suspendida. Dos años después, por fin vuelven a Chile en este plan de revisión amplia de su discografía, perfecto para recién iniciados en esta institución del heavy metal. De hecho, es muy interesante cómo los Dioses del Metal serán, tal vez, la banda más purista en el género que se suba a los escenarios de Knotfest Chile 2022. Y es que es imposible subsanar la relevancia de discos como “Screaming For Vengeance” (1982), que con la distancia temporal pueden ser vistos por lo que valen, y no como pasó en su momento de lanzamiento, en que no lograban impactar en momentos donde el sonido dominante no venía desde lo heavy en el metal, sino desde el glam, que en un giro irónico del destino fue influenciado desde el look por Judas Priest.

Lo que sí tienen en común Slipknot con Judas Priest es cómo la visión contemporánea muchas veces no es la más adecuada para leer la relevancia de una propuesta musical única y original. Mientras en Slipknot tiene que ver con mochilas que cargar y una caricaturización de su sonido, amparada en su forma de vestir y mostrarse visualmente, en el caso de Judas Priest viene desde el desdén al metal clásico, tildándolo con demasiada facilidad de algo anquilosado, sin acercarse a observar con profundidad la calidad e innegable desarrollo de un sonido particular que ha trabajado la agrupación. Es la perspectiva la que ha entregado la chance de reconocerles más allá de fanatismos, y por ello estas referencias para el género completo son puntos altos de la temporada estival de conciertos en Chile.

Toda la información sobre el line up y entradas de Knotfest Chile 2022, la encuentras ACÁ.

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Free LSD Free LSD
DiscosHace 4 días

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 5 días

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 2 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 2 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 4 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Aethiopes Aethiopes
DiscosHace 1 mes

Billy Woods – “Aethiopes”

En “La Odisea” de Homero, África subsahariana era llamada Aethiopia, hoy conocida como Etiopía; mientras que Aethiope se transformó en...

God's Country God's Country
DiscosHace 1 mes

Chat Pile – “God’s Country”

El ejercicio de escuchar música en formato álbum es una experiencia que se puede abordar de muchas maneras. Ya sea...

Publicidad
Publicidad

Más vistas