Conéctate a nuestras redes
LCD Soundsystem LCD Soundsystem

Artículos

Especial Lollapalooza Chile 2018: LCD Soundsystem

Publicado

en

Es imposible hablar del resurgimiento del dance punk sin mencionar a LCD Soundsystem, ese estilo que no daba necesariamente ganas de romperlo todo y a todos, sino que de ir con el ritmo y simplemente bailar o moverse como uno quisiera. Usando la misma lógica compositiva, pero con elementos actualizados, el proyecto de James Murphy supo darle nuevos bríos a la escena neoyorkina, que brillaba por el también resurgimiento del garage rock, y recordarles que en un momento de la historia de la ciudad existía Suicide, una banda que en los setenta se quedó únicamente con vocalista y programador de beats, y con sólo eso dejó un disco seminal. También hizo notar que en varios lugares del mundo existía el house y que no todo era guitarras en la música, y que no estaba mal poner las mismas sobre un beat y que la gente lo baile.

Como LCD Soundsystem no tenía una plataforma de difusión que los apoyara, crearon la suya propia: DFA Records, de la que han salido artistas como The Rapture, Holy Ghost!, Hercules And Love Affaire o los propios LCD Soundsystem, quienes publicaron un seguidilla de singles (“Losing My Edge”, “Give It Up”, “Yeah”, entre otros), hasta que en 2005 editaron su primer álbum homónimo y la aceptación fue inmediata, siendo nominados a los Grammy de ese año y recibieron críticas mayormente positivas. Su segundo álbum, “Sound Of Silver” (2007), siguió pavimentando el camino con singles como “Nort American Scum” o “All Your Friends”, que incluso tuvo su propio lanzamiento, en el que figuraron versiones del mítico John Cale o los escoceses Franz Ferdinand, allanando así su prestigio en la escena.

“This Is Happening” (2010) marcó un nuevo hito en la carrera de la banda, siendo universalmente aclamado, aunque fue en menor medida opacado por su previa filtración, por la que incluso Murphy se puso de rodillas frente al público en uno de sus shows pidiéndole a su audiencia que no compartiera la filtración. Con todo, la filtración se hizo igual, aunque no impidió que el álbum recibiera críticas ampliamente buenas. Poco después de eso, Murphy inusitadamente anunciaba la disolución de la banda y un concierto final en el Madison Square Garden, donde tuvieron de invitados a Arcade Fire y Reggie Watts, todo esto y la previa de este fue registrado en el documental “Shut Up And Play The Hits” (Dylan Southern, 2012).

Como el hype vende y Murphy sabía que había sembrado críticas altamente positivas con los tres discos que LCD Soundsystem había editado hasta entonces, la tensión y el misterio rondaron el supuesto término de la banda, ya que –por lo que ahora sabemos– sólo fue un hiato, y en la Navidad de 2015 la banda publicó su primer single en 5 años, “Christmas Will Break Your Heart”, el cual sólo aumentó la duda, que finalmente se resolvió con el anuncio de una reunión en 2016.

Se pasearon por festivales y shows masivos, hasta que decidieron parar para grabar lo que sería su álbum de regreso, “American Dream” (2017), el que los trae nuevamente a Chile luego de su show en el Teatro Caupolicán en 2011, para esta vez recalar y protagonizar la versión 2018 del festival Lollapalooza Chile. LCD Soundsystem tiene y tendrá por siempre el cartel de haber revivido el movimiento del punk bailable, ese que Gang Of Four o The Pop Group practicaron, y que hoy regresa a nuestro país en calidad de artista destacado.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 horas

Shame – “Songs Of Price”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Publicidad
Publicidad

Más vistas