Conéctate a nuestras redes
Tony Hajjar Tony Hajjar

Entrevistas

Tony Hajjar de At The Drive-In: “Lo estamos pasando excelente como banda en estos momentos”

Publicado

en

Cada vez falta menos para el esperado debut de At The Drive-In en nuestro país, quienes llegarán para presentarse por partida doble, deleitando a sus fanáticos con una sobredosis de potencia. Primero, con un show en solitario ya agotado en Cúpula Multiespacio el viernes 9 de noviembre y, al día siguiente, en la octava versión del festival Fauna Primavera, donde compartirán escenario con artistas como Lorde, Death Cab For Cutie y MGMT, entre otros.

Con toda una historia a cuestas, la banda regresó a la actividad en 2014, lo que se tradujo en el lanzamiento en 2017 de “in•ter a•li•a”, su primer álbum en 17 años. Bajo aquel contexto, nos sentamos al teléfono y conversamos con Tony Hajjar, encargado de las baquetas, quien también tiene una trayectoria con la banda Sparta y Gone Is Gone, su más reciente proyecto con miembros de Queens Of The Stone Age y Mastodon. Por supuesto, le preguntamos al baterista por sus reflexiones en torno a la reunión de At The Drive-In, así como también de sus proyectos alternos, el futuro de Gone Is Gone, su fanatismo por St. Vincent, las diferencias de esta nueva vida de la banda en comparación con el período anterior, su postura frente a “Relationship Of Command” (2000), la obra más controversial de su discografía, entre otras cosas, en una conversación que te dejamos íntegramente a continuación.

Tony, quisiera que partamos obviamente hablando sobre la reunión con la banda. Primero hicieron algunos shows en 2012, pero luego eso tomó fuerzas y volvieron a tener actividad constante. ¿Como fue volver a compartir después de tantos años?

Se sintió muy bien, originalmente comenzamos a hablar del tema en 2011, ya que nos juntamos a compartir por algunos días y lo pasamos muy bien recordando nuestro período con la banda. A raíz de eso decidimos juntarnos de nuevo y hacer esos shows de 2012, donde estuvimos en Coachella. En 2014 hablamos de volver a girar, acoplarnos de nuevo, escribir mientras estuviéramos girando y luego hacer nueva música, lo que se fue dando muy bien afortunadamente.

¿Se te pasó por la cabeza alguna vez que la reunión sería mucho más que un par de conciertos?

Definitivamente no teníamos un plan al respecto; en octubre de 2014 decidimos eso, antes no se me pasó por la cabeza. El plan era ir de gira, ver cómo nos iba componiendo y luego grabar. Todo se dio muy bien, fue genial.

¿Fue muy diferente hacer “in•ter a•li•a” (2017) en comparación a los álbumes anteriores de At The Drive-In?

Si, por supuesto, siempre es diferente, siempre quieres ser diferente. Esta vez estábamos más calmados, teníamos a Omar como productor, además que eso cambió las cosas. Todo fue genial, eran muy buenos cambios, pero aún así seguía siendo At The Drive-In. Todos ponían sus ideas, todos aportaron. Lo pasamos tan bien, que terminamos sacando un EP posteriormente, eso demuestra que lo estamos pasando excelente como banda en estos momentos.

¿Como describirías la diferencia entre hacer shows ahora y hacerlos antiguamente?

Ahora hay gente que va a vernos, eso es bueno (risas). Antiguamente, en muchos shows no había nadie, ahora tenemos un público que nos apoya y después de todos estos años sigue interesado en nuestra música y en apoyarnos, estamos muy agradecidos de eso.

Acá en Santiago tocarán dos veces: primero un show en solitario y luego en el Festival Fauna Primavera. ¿Será necesario implementar cambios para una presentación y otra?

Sí, el festival no es tu show, tienes que dejarte llevar un poco y pensar diferente, dejar pasar ciertas cosas y tocar tus 40, 50 minutos o una hora. No hay prueba de sonido, retraso, nada. Sólo sales y tocas tu música, es algo menos elaborado que nuestros shows en solitario.

Es curioso que en sus festivales sudamericanos compartirán cartel con muchas bandas de música más “pop”, si podríamos llamarlo de alguna forma. ¿Es más complicado atraer la atención del público cuando se trata de un festival?

Esa es una buena pregunta. Afortunadamente –o desafortunadamente, como quieras llamarlo– la mayoría de los festivales ahora son pop. Incluso Coachella acá en Estados Unidos o Reading en Reino Unido es pop, tienen un par de bandas de rock. Aún así, hay muchos festivales sólo de rock y tenemos la fortuna de elegir donde tocar. Cuando tocamos con System Of A Down o Royal Blood, por ejemplo, son shows diferentes en comparación a tocar en un festival con bandas de pop. Ahí sólo hacemos nuestro show y esperamos que a la gente le guste.

Vi en tu Instagram que fuiste a un concierto de St. Vincent. ¿Sueles disfrutar de música nueva?

Oh, sí, a veces voy a festivales y veo algunas bandas. En 2012 cuando hicimos Coachella vi a St. Vincent por primera vez y me voló la mente, así que ahora cada vez que puedo o me la topo en la ciudad voy a verla, es increíble. Vi un show donde también estuvo Erykah Badu y fue uno de los mejores conciertos que he ido. Soy su fan, es música de corazón, todo lo que venga del corazón es algo que destaca, por ende, seré un seguidor.

Pasemos a Gone Is Gone, tu otro proyecto. He leído que esta banda surgió solo por la necesidad de hacer algo con personas nuevas. ¿Es tan así?

No realmente, la idea salió cuando Mike Zarin y yo estuvimos haciendo música para trailers y había una melodía que nos daba vuelta, por lo que se nos ocurrió hacer una canción a raíz de ella. La grabamos, buscamos un cantante y apareció Troy Sanders y nos encantó lo que hacía, lo amamos como persona. Es un proyecto de arte que nos tomamos muy en serio, lo describimos como una banda que ninguno de nosotros necesitaba, pero que todos queríamos. Todos amamos la banda, sabemos que estamos muy ocupados, pero queremos encontrar el momento el próximo año para hacer algunos shows.

Sé que a futuro pretenden experimentar con tecnología VR (Realidad Virtual). ¿Siguen en pie esos planes?

Sí, conocimos mucha gente en el mundo del VR, por lo que queremos hacer algo en nuestra siguiente etapa. Somos cuidadosos en todo lo que transforma a Gone Is Gone en algo más artístico; lo vemos como un proyecto en vez de una banda, siempre estamos buscando ideas nuevas y el VR es algo que nos interesa mucho a futuro.

Y en cuanto a nueva música, ¿tienes planes ajenos a At The Drive-In o Gone Is Gone?

Sí, siempre estoy escribiendo por mi cuenta. Estoy trabajando con un amigo con el que quizás armemos algo, pero no puedo contar nada todavía. De vez en cuando Cedric viene a visitarme y hacemos algunas cosas, siempre estoy tratando de hacer cosas nuevas en el estudio, a ver qué es lo que sale de eso.

Volvamos a At The Drive-In. He leído muchas veces que no están del todo conformes con “Relationship Of Command” (2000), al punto que Omar dijo que odiaba la mezcla del álbum por ser demasiado plástica. Esto es muy curioso, ya que finalmente fue su álbum más exitoso. ¿Estás de acuerdo con eso?

A ver, éramos jóvenes en ese tiempo, al menos hablaré por mi cuenta. La mezcla es genial, teníamos a Andy Wallace haciendo la mezcla, es increíble y suena muy bien, pero teníamos la mezcla original que es mucho más cruda y es como oír a la banda tocando en tu sótano, espero que podamos lanzarlo alguna vez porque es una locura.

Bueno, Tony, se nos acaba el tiempo. Los fans están muy entusiasmados por las dos presentaciones de At The Drive-In en Chile, su show en solitario ya está agotado. ¿Quisieras dedicar unas palabras a tus seguidores?

Por supuesto. Sólo quiero agradecerles a todos en Chile por su apoyo, estamos muy felices por llevarles At The Drive-In finalmente, así que haremos que el show sea lo mejor posible. Sé que esperaron por esto tanto o incluso más que nosotros, por lo que deseo verlos a todos disfrutando con nosotros en esas dos noches.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Laura Marling: “Este disco es una expresión de cuánto amo el oficio de la composición de canciones”

Publicado

en

Laura Marling

Con uno de los mejores discos del año a su haber, la artista inglesa tal vez no necesita mayor reconocimiento, pero encontró en la respuesta a “Song For Our Daughter” (2020) una prueba más de que, a veces, la percepción propia es engañosa.

Lanzando el álbum antes de lo previsto, aprovechando la cuarentena, Laura Marling entera siete LPs, además de proyectos paralelos como LUMP, sin embargo, pareciera que recién ahora, luego de ese trabajo y de lo logrado sólidamente en “Semper Femina” (2017), opera con más libertades que opresiones.

Tuvimos la oportunidad de conversar con Laura Marling, entrevista que te dejamos completa a continuación.

Hola, Laura.

¡Hola!

¿Me escuchas bien?

Sí, muy bien. ¿Y tú a mí?

Excelente, también. Lo primero que quería preguntarte es por la decisión de adelantar el lanzamiento, que es algo al contrario del resto de la industria que está prefiriendo retrasar. Entonces, quería saber qué sentimientos estuvieron asociados a tomar una decisión como esta.

Fue primariamente porque no hubo garantía de cómo iban a estar las cosas y de si es que la situación estaría como para hacerlo de la forma tradicional. La razón por la que creo que otra gente está retrasando lo suyo es por la gran maquinaria económica; así es como la industria musical funciona y la gente quiere hacer un buen trabajo promocionando lo que tiene. Creo que lo mío tiene que ver con que estoy habituada a lanzar discos cada dos o tres años, y no siento que tenga mayor presión para ser tan exitosa en absoluto. Por otro lado, creo que este es un tiempo muy bueno para escuchar más música, que es algo que pensé cuando definí adelantar mi lanzamiento. Yo he estado escuchando álbumes completos, todos los días, porque hay tiempo y es algo más difícil de hacer cuando debes ir al trabajo o algo así. Es algo que encuentro muy agradable, no sé si te ha parecido lo mismo a ti.

Absolutamente. Y en estos tiempos hemos visto cómo la gente ha revalorizado la cultura y las artes, no sólo la música, pero hay chance de ir más allá en valorar esto. Una duda más que tenía era respecto al sonido del disco, porque en “Semper Femina” te fuiste a otros territorios, luego tuviste más proyectos, y ahora vuelves a una especie de raíces. ¿Qué te llevó a regresar a este sonido?

Creo que estás en lo correcto, porque en el intertanto tuve LUMP, otra banda, entonces, tras lanzar “Semper Femina” grabamos y lanzamos de inmediato ese otro registro. Y fue un alivio para mí, me sacó mucha presión de la especie de “personalidad” Laura Marling. Se siente raro decirlo así (risas), pero mi terapeuta puede apoyarme con eso. Eso me sacó una porción de presión importante y me hizo ver que no debía reinventar nada. En lo que respecta a mi visión de este disco, definitivamente no reinventa la rueda, pero sí es una expresión de cuánto amo el oficio de la composición y el trabajo detrás de escribir canciones. Lo que hice con LUMP es una muy diferente experiencia psicodélica y surreal. Me siento satisfecha con lo hecho ahí sónicamente. Otro elemento clave para el sonido del disco es que por fin, por primera vez en la vida, tengo un estudio propio a disposición, y no es que todo se haya grabado ahí, pero mucho fue grabado por mí en ese estudio. Lo que hicimos en formato banda, grabando todos a la vez, fue con ingeniería de Dom Monks, con el que he trabajado mucho, y que es de lo más talentoso con quien me he relacionado, porque tiene esta capacidad increíble de capturar de forma perfecta la intimidad en un cuarto, lo que es muy difícil de hacer. Entonces, es una mezcla de todas esas cosas.

Eso es el sonido, pero también hay profundidad en las letras, desde la historia en “Alexandra”, el desgarro en “The End Of The Affair” o la lucha que se grafica en “Only The Strong”. ¿Qué te inspiró a entrar en esos registros para las canciones de este disco?

Mi experiencia con el mundo es desde la perspectiva de una mujer. Eso es obvio, pero vale la pena siempre decirlo. Creo que, mientras me voy volviendo más vieja, me hago más consciente de los puntos de fricción que convergen entre la sociedad y la personificación de una mujer. Cuando pienso en “Alexandra Leaving” no es una crítica a Leonard Cohen, porque lo adoro y amo la forma en la que él escribía de las mujeres, pero sí me obsesionó esa fachada que disponen quienes sobreviven a experiencias complejas. Y también “The End Of The Affair” tiene eso de alguna forma, porque está vagamente inspirada por la sensación que una mujer tiene cuando se siente un objeto de obsesión por parte de un hombre con el que tiene una aventura. No daré detalles específicos de qué inspira o spoilers porque aquí alguien lo podría leer (risas), pero sí opera sobre un evento que le pone fin a ese affair, entonces ahí me quería meter en su mundo interior, y en el de él, que también se relacionaba a mi atribulada experiencia. Al final, noto que lo que ocurre con otras mujeres no se acerca a lo que mi propio mundo interior me indica, por lo que sus formas de ver las cosas me parecen interesantes de plasmar en el álbum también.

Algo que me llamó la atención en el disco es el lugar de la voz, quizás más limpia, más clara, más protagonista. Luego de siete discos, tal vez hay una mayor confianza en ese instrumento, pensando en que a estas alturas nadie puede negar tu discografía ni tu trabajo. Puede ser también una mayor confianza para hacer que las canciones suenen y sean tal cuál las necesitas, ¿verdad?

Sí, eso es muy astuto de tu parte porque realmente siento una mayor confianza y es principalmente producto de que haya hecho seis álbumes antes y lo de LUMP. Así que, sí me ha tomado todo este tiempo y trabajo tener la confianza para saber que la gente comprende lo que quiero hacer siendo una compositora. Da igual lo que signifique, o por qué, pero es así. La presión por hacer este disco ahora fue mínima porque en un principio creí que lo haría por completo sola, en mi casa, producido por mí, y en el último momento me di cuenta de que no quería eso, no quería pasar por esto sola, y por eso llamé a Ethan (Johns), mi colaborador de tanto tiempo, para que coprodujera junto con Dom (Monks) en la grabación. Teníamos tres cerebros trabajando en el sonido, y creo que esa fue la mejor decisión, pero fue una situación difícil para mí y para Ethan porque esta fue la primera vez donde yo tenía una idea absoluta de lo que quería, y parte de ello exigía un acercamiento diferente a cómo debiéramos hacer las cosas. Él es más de juntar a todo el mundo y hacerlo todo en una toma, sin usar ningún tipo de dispositivo moderno, y yo por un largo tiempo estuve bajo ese conjuro, también. Pero al trabajar con gente como Blake Mills en “Semper Femina”, Mike (Lindsay) en LUMP, y más, te vas dando cuenta que cerrarte a un solo tipo de forma de grabar es dispararse en el pie (risas) y es aburrido quedarte en ese mundo. Fue un poco de negociación diplomática ver cómo trabajaríamos uno con el otro. Tuve que aferrarme a mis propias armas y obtener lo que yo quería para tener los resultados que esperaba, lo que fue doloroso, pero era lo que debía hacer para que fuera lo que se escucha.

Y eso se nota, al dejar las canciones al descubierto, al entregarle a la canción el protagonismo. No sé cómo has visto la recepción al disco, porque ha sido llamativa y muy buena, quizás porque es perfecto para la cuarentena que muchos están viviendo. ¿Qué has sentido acerca de ese recibimiento?

Es divertido. Es la primera vez que estoy en redes sociales cuando lanzo un disco porque he hecho tutoriales en línea y eso fue muy decisivo para mí, ya que nunca lo había hecho antes. He leído y visto más reacciones que nunca de la gente, lo que te estresa y te llena de nervios. No debería decir esto, pero también parte de las razones que me hicieron lanzar este disco antes era que no creía que era mi mejor disco ni cerca y estaba lista para dejarlo pasar y ver si es que podía hacer algo mejor más rápido (risas). Sin embargo, me maravilló y me voló la cabeza la reacción de la gente, no lo podía creer. Pero nunca le acierto, nunca adivino bien cómo van a resultar las cosas, cómo se va a sentir todo.

Debo decirte que “Song For Our Daughter” es un gran disco, muchos han comentado cómo calza muy bien con estos tiempos. Probablemente, este y “Fetch The Bolt Cutters” de Fiona Apple. ¿Lo pudiste escuchar?

Sí, lo he escuchado, dos veces. Todos los días desde que salió (risas). Es algo asombroso ese álbum. Es un disco de una vez de la vida.

Bueno, Laura, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias y felicitaciones por el trabajo. Y esperemos verte post pandemia en Sudamérica y en Chile.

Me encantaría. No amaría nada más que poder llegar por allá. Que tengan buen día y cuídense.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 3 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 4 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 5 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 1 semana

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 2 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 3 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Publicidad
Publicidad

Más vistas