Conéctate a nuestras redes
Tomas Lindberg Tomas Lindberg

Entrevistas

Tomas Lindberg de At The Gates: “El arte nace de nuevo cuando el receptor lo decodifica”

Publicado

en

Ser una de las bandas más influyentes de su género es un apelativo que muchas veces, sobre todo en el metal más extremo, viene acompañado de un misticismo casi underground, donde pareciera que sólo pocos conocen de su nombre. Si bien, en el caso de At The Gates su historia no fue del todo así, la banda ha sido referencia obligatoria en lo que respecta al death metal en variadas ocasiones, siendo señalados como pioneros en el sonido más melódico de la escena de Gotemburgo. Puede que otros se lleven las luces, pero el conjunto lo tiene claro a la hora de pensar de manera aterrizada en cómo desarrollar su arte y mostrar su música al mundo.

Con esa misma lucidez de la realidad, es que el conjunto sueco se prepara para publicar su álbum “The Nightmare Of Being” el próximo 2 de julio, por lo que el séptimo larga duración de su carrera era la instancia ideal para conversar con Tomas Lindberg, vocalista de la banda, quien nos adentró un poco en su mirada sobre el mundo y la música, todo con la misma naturaleza honesta y consciente que se han encargado de impregnar en su música. Detalles de su nuevo disco, su inspiración en la literatura filosófica, los venideros treinta años de su trabajo debut, el desarrollo de su reunión y posterior álbum de regreso en 2014, entre otros temas, conversamos con el frontman en una entrevista que te dejamos a continuación.

Gracias por darte el tiempo para conversar con nosotros, Tomas. ¿Cómo has estado en estos locos dos años que hemos tenido?

Todo va bien por ahora. De hecho, acabo de recibir mi primera dosis de la vacuna hace unos días (risas). Las cosas finalmente parecen verse un poco mejor, ha sido un período muy loco como tú dices, supongo que para todos ha sido igual. Hemos tenido la suerte de no perder a ningún cercano por el Covid, y también afortunadamente la pandemia llegó durante el período de composición de nuestro nuevo disco y no durante la gira de promoción. Probablemente hemos tenido días mucho menos complejos que en gran parte del mundo, así que eso lo agradezco.

El 2 de julio será el lanzamiento de “The Nightmare Of Being”, próximo disco de At The Gates. ¿Qué nos puedes comentar de este nuevo trabajo?

Giramos mucho con el último disco, así que, luego de terminar el tour, recién el año pasado nos metimos directo al proceso de composición. Teníamos algunas ideas y demos flotando con anticipación, el concepto del disco estaba claro, pero luego apareció esta pandemia y básicamente nos dio más tiempo para enfocarnos en el proceso de composición y en la grabación, lo que es algo que quizás benefició al disco porque es más texturizado, con capas. Es un álbum mucho más grande que el anterior y fue muy divertido componer este disco. Creativamente hablando, fue muy desafiante, pero nos gustan los desafíos (risas).

En el comunicado de prensa para el anuncio del disco, dijiste que este es un trabajo “oscuro, pero no negativo”. ¿Cuál es la diferencia específica que hicieron entre esos dos conceptos?

La oscuridad que intentamos reflejar tiene que ver con el lado emocional de la música, la melancolía, la desesperación, ese tipo de ideas. Todos esos sentimientos no pueden existir sin la esperanza, por lo que ahí se remarca esa diferencia que me preguntas, con eso es como se desencadenan esas emociones. Es un álbum sobre el pesimismo, pero no es pesimista, eso es lo principal.

¿Pero tiene un enfoque pesimista más progresivo en la música y las letras, o era un concepto base desde donde surgieron las canciones?

Si, creo que la idea que tuvimos, al menos para mí, fue de ir a través del proceso de aprender sobre la filosofía pesimista al mismo tiempo en que escribía las letras para el álbum, por lo que podríamos decir que muestro mi proceso de aprendizaje al oyente. No es como educarlos, porque no creo que una banda deba hacer eso, sino más bien como dar a conocer algunas ideas de lo que aprendí, y hablar sobre ellas. No en el sentido de “esta es la única forma de ver la vida”, más bien como “estas son ideas muy interesantes, ¿qué piensan ustedes sobre eso?”. La idea de este disco es que se pueda dar esa conversación con quien lo escuche.

Pese a que nadie está tocando en la actualidad, evidentemente saldrán de gira con este disco en algún momento. ¿Cómo crees que se adaptará el nuevo material con los clásicos que están presentes en el repertorio?

Este es un disco donde tenemos lo que llamo “canciones de audífonos” (risas). Hay muchas canciones que podrían adaptarse naturalmente con el material antiguo, pero también otras que son más desafiantes para el oyente, depende más del contexto donde toquemos. Si estamos junto a otras bandas y nos toca un set de 40 minutos o algo así, probablemente nos enfoquemos en las canciones más agresivas del disco. Pero si es en un show como cabezas de cartel, de unos 90 minutos, ahí tendríamos una secuencia de tiempo para pasar por los distintos aspectos de la banda, tener una sección con un estado más melancólico, y luego de eso golpear con canciones más pesadas. Se da un show más dinámico de esa forma.

El próximo año se cumplirán tres décadas de “The Red In The Sky Is Ours”, el álbum debut de la banda. ¿Tienen o tenían algo preparado para celebrarlo?

Bueno, debo ser sincero: nos dimos cuenta hace muy poco que se cumplirán treinta años de eso. Estábamos tan enfocados el año pasado con el aniversario 25 de “Slaughter Of The Soul” (1995), que se supone que tocaríamos sets especiales de ese álbum en 2020. Esos shows no se cancelaron, y los tuvimos que posponer, así que ahora tocaremos shows por los 27 años de “Slaughter Of The Soul” (risas). Pero ya que “The Red In The Sky Is Ours” tendrá 30 años al mismo tiempo, hay posibilidad de que toquemos algunas canciones que nos parecen interesantes de ese disco. Lo hemos hecho en otras ocasiones también. Algunas canciones de ese disco son más difíciles de tocar en vivo porque fueron compuestas por unos jóvenes más odiosos y pretenciosos, y ya no somos esos jóvenes (risas), así que es muy difícil recrear la misma atmósfera. Por otro lado, hay canciones que tienen un sentimiento más fácil de incorporar en el show, así que quién sabe.

Ya que mencionas eso, creo que en ciertos aspectos se nota el hecho de que el primer disco tiene influencias netamente musicales, mientras que en el material actual incorporan influencias más filosóficas ¿no es así?

Sí, diferencias hay, pero en los primeros días de nuestra carrera igual tenía ideas filosóficas de hacia dónde queríamos llevar la música y las letras, aunque no tenía mucho conocimiento en aquel entonces (risas), era más de expresar cómo me sentía en ese momento. Ahora leo mucho durante el período de composición de las letras, tener claro que las líricas tengan un sustento teórico, ya que ahora sé mucho más de los temas sobre los que estoy cantando y eso, de hecho, lo hace más importante, más honesto. Cuando expreso lo que canto, mi forma de ser ahora es más honesta, creo que esa es la diferencia principal. At The Gates es mucho más importante para nosotros ahora que cuando teníamos veinte.

Sé que eres profesor de Ciencias Sociales. ¿Cómo ha sido esa experiencia de trabajar en algo alejado de la música?

Ha sido genial, realmente. Siempre hemos tenido esta idea con At The Gates de que nunca dejaríamos que la banda sea nuestra principal fuente de ingresos, siempre hemos sido bien aterrizados. Una parte de esa idea es nuestro deseo de estar más en contacto con el mundo real, o algo así, no estar distantes de la sociedad. Mientras que, por la otra vereda, sentimos que hay cierto riesgo cuando vives de tu música o tu arte, al punto que podrías llegar a acomodar ciertas cosas para que lo que hagas venda mucho más y así puedas tener mucho más dinero. No queríamos arriesgar eso, básicamente es como un pasatiempo que amamos; ponemos todas nuestras emociones y creatividad en ello, no necesitamos vivir de esto, por lo tanto, podemos hacer música más interesante de esta forma.

Eso es algo que le pasa mucho a las bandas, estadounidenses especialmente. La mayoría de los grupos europeos siempre se mantiene en un estándar de calidad. Ustedes, por ejemplo, así como otras bandas, no transan eso. Es contrario a lo que he visto en muchos ejemplos en la escena norteamericana, hay bandas que sacrifican esa calidad con el objetivo de vender más, así como otras que empiezan con la meta de ser ricos y famosos, perdiendo el foco de lo que quieres expresar como artista.

Sí, cuando partimos con At The Gates, por ejemplo, nuestra meta era poder grabar un demo y ser reseñados por algún fanzine underground de metal, ese era nuestro principal objetivo, mucho más que ser famosos. Así que, cuando lo logramos, ­–que fue casi inmediatamente– sentimos todo lo que vino después como un bonus, lo que es tremendo. Estamos felices de estar donde estamos; si tenemos que tocar en recintos pequeños o grandes, no importa en lo absoluto, amamos hacer esto.

Ya que hablamos de esto, ¿qué consejo le darías a los jóvenes que empiezan en la música y que estén leyendo esta entrevista?

Creo que lo más importante tiene que ver con lo que dijiste: debes pensar primero por qué quieres hacer música. Si es porque quieres acceso gratis a cerveza o que te sigan las mujeres, está bien supongo (risas), si sientes que esa es tu meta está bien. Pero si quieres decir algo con tu música, deseas trabajar duro y no estás tan preocupado de ser famoso, mucho mejor. Simplemente piensen en metas sencillas, cumplan esos objetivos primero. Si quieres lanzar un 7 pulgadas por tu cuenta, puedes enfocarte en cumplirlo, hazlo de manera honesta y sé fiel a tus principios para luego pasar a la siguiente etapa. No trabajen pensando en llegar a un sello grande y convertirse en los próximos Slayer inmediatamente porque, si lo hacen así, estarán enfocados en las razones incorrectas.

Esa es la diferencia entre fama y reconocimiento. Creo que eso es lo esencial.

Totalmente, eso es lo principal.

Mirando en retrospectiva tu trayectoria en la música durante todos estos años, ¿hay algo de lo que estés especialmente orgulloso?

He sido muy afortunado, he logrado muchas cosas que nunca pensé que lograríamos con la banda. Creo que lo más difícil que hemos hecho, y que no pensé que lograríamos, fue poder publicar “At War With Reality” (2014), nuestro álbum de regreso. Fue algo muy muy difícil de hacer, era una idea “sin fines de lucro” (risas). En ese punto de nuestra carrera no habíamos hecho un disco en mucho tiempo, pero queríamos desarrollar nuestra creatividad todos juntos, por eso decidimos hacerlo, las expectativas eran muy altas para todos. Ahora, años después, cuando tocamos canciones de ese disco, todas son muy bien recibidas en vivo y eso nos sorprende, estamos agradecidos de que tuviera la recepción que tuvo. Para nosotros fue como que logramos componer y grabar algo que la gente igualmente sintió que era At The Gates, incluso cuando habían pasado tantos años desde nuestra separación. Fue un gran logro para mí, estoy muy orgulloso de eso.

Recuerdo que, cuando salió ese disco, fue como una gran declaración de “hemos vuelto”, le dio a la reunión un sentido más real. Hizo entender que, más que un ejercicio de nostalgia, era retomar el camino creativo.

Absolutamente, fue algo que se fue dando de manera natural.

Siguiendo en ese período, ¿por qué decidieron retomar la banda después de tantos años sin tocar juntos?

Para la primera reunión, cuando sólo tocamos las canciones clásicas en vivo, fue una propuesta de Anders (Björler, guitarrista) porque él abandonó la banda en 1996, así que quizás se sintió un poco culpable y quería retomar el contacto (risas). Tuvimos varias reuniones para ver cómo lo haríamos, todos tenían algo que decir y fue un proceso muy democrático, todos se escucharon y respetaron las opiniones del otro. Luego de que hicimos la gira de Norteamérica y Europa primero, luego la gente quería la gira en Sudamérica y Australia y, bueno, los shows siguieron por más tiempo. Llegó un punto en que Anders dijo: “¿Saben? No podemos seguir haciéndolo de esta forma, sería tonto seguir si no publicamos algo nuevo”. Pasó que había compuesto algunas canciones, nos preguntó si queríamos oírlas, a lo que todos accedimos, creo que la primera canción que nos mostró fue “The Book Of Sand”, e inmediatamente me encantó. Le dije a Anders que era muy fresca y enérgica, realmente sentí que podíamos lograr un disco, así que decidimos seguir componiendo, pero sin contarle nada a nadie hasta que tuviéramos que grabar el disco (risas).

¿Por qué optaron mantener ese secretismo?

Porque no queríamos tener ningún tipo de presión externa. Quizás eran sólo unas cinco personas las que sabían, aparte de nosotros. Fue un proceso muy extraño y que de seguro tomó a todos por sorpresa cuando el disco estaba completado. Me alegro de que haya sido así. Como dije, hacer ese disco es una de las cosas por las que estoy más orgulloso.

 

Tomas, quiero que volvamos al nuevo disco, ya que hay algo que no te pregunté hace un rato. Cuando los fans escuchen este trabajo, ¿cómo te gustaría que abordaran la nueva música de la banda?

Quiero que recreen la música y las letras por su cuenta. No quiero decirles cómo se deberían sentir, sólo espero la predisposición a un álbum que es muy desafiante, que toma trabajo, quizás deban escucharlo unas diez veces para ir comprendiendo sobre qué trata. Espero que lo reciban con la mente abierta, dejar fluir las emociones, es muy interesante ver cómo la gente reaccionará al disco, estamos expectantes. Realmente creo que el arte nace de nuevo cuando el receptor lo decodifica. Nuestra idea es que este álbum cree una especie de nuevo mundo al que puedan adentrarse y descubrir cosas. Para eso, tienen que darle algunas escuchas antes de comprenderlo, creo yo (risas).

Bueno, Tomas, esa fue la última pregunta. Para terminar, ¿te gustaría enviar un mensaje a los fans de At The Gates en Chile?

Nos encantaría volver. Cada vez que hemos estado en Chile nos han recibido muy bien, el cariño que nos entregan es inmenso. Todavía se me eriza la piel al recordar la primera vez que tocamos allá, no estábamos listos para eso (risas). Fue una locura, la emoción de los fans es muy importante para nosotros. Tenemos algunos amigos en Chile, así que hemos podido conocer algo de un país tan hermoso como el suyo. Volveremos allá, definitivamente. Si tenemos una gira, es obvio que pasaremos por Chile.

Muy bien, Tomas. Muchas gracias por tu tiempo.

Muchas gracias a ti, fue una gran entrevista. ¡Espero verte algún día en Chile!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Oskar Carls de Viagra Boys: “Siempre tratamos de hacer cosas que nos permitan renovarnos”

Publicado

en

Oskar Carls de Viagra Boys

Con tan solo siete años de carrera, Viagra Boys se ha ido alzando poco a poco como uno de los nombres de referencia para la actual escena híbrida de post punk que se ha generado en Europa, permitiendo que, con tres álbumes de estudio, puedan expandir su popularidad mucho más allá de su natal Suecia. Ahora, luego de cosechar excelentes críticas con “Street Worms” (2018) y “Welfare Jazz” (2021), la banda no pierde tiempo y está de regreso con “Cave World” (2022), álbum que los ve explorar tópicos como la pandemia del COVID-19, la violencia en el uso de armas en Estados Unidos y las teorías conspirativas, entre otros aspectos de la podrida sociedad de este siglo.

Con el objetivo de conversar y abordar un poco más acerca de la creación de este nuevo disco, es que nos tomamos el tiempo de platicar a distancia con Oskar Carls, saxofonista de la banda y pieza clave en el sonido que el conjunto liderado por Sebastian Murphy ha ido desarrollando a través de su discografía. Desde el proceso creativo de este LP, los haters de redes sociales, la energía desatada por la audiencia en los shows, hasta su entusiasmo por visitar Sudamérica, los pros y contras de internet, y otros temas, es que conversamos con el músico en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Oskar, ¿cómo estás?

¡Hola, Manuel! Estoy bien, muy bien. ¿Cómo estás tú?

Muy bien también, gracias. Quiero que conversemos sobre algunas cosas, partiendo por la gira que están haciendo actualmente, con muchos shows durante las últimas semanas y varias apariciones en festivales. ¿Cómo va todo eso? ¿Qué tal ha reaccionado el público a las canciones nuevas?

La gente las ha apreciado muy bien, la verdad. Como hemos dicho varias veces, siempre tratamos de hacer cosas que nos permitan renovarnos un poco, eso siempre es una apuesta, pero la gente ha reaccionado muy bien. Además de esto, luego del Covid, donde todos estuvieron en sus casas esperando por salir a conciertos, hay una energía que se está liberando y realmente puedes sentir eso con el público.

Vienen a tocar en Santiago con “Cave World”, su nuevo álbum. Cuéntanos un poco de las sesiones para componer y grabar este trabajo discográfico.

Fue una mezcla de diferentes sesiones. Fueron tres sesiones durante un período de dos años desarrollando este álbum. Por supuesto, también eso involucra diferentes puntos de vista, porque hemos estado girando mucho y no tenemos todo el tiempo del mundo para hacer lo que queremos en nuestro lugar de ensayo. Algunas canciones las hicimos en nuestra sala de ensayo, otras salieron de algunas ideas y demos que hacíamos por separado en casa. Siempre es una mezcla, además que Sebastian (Murphy, vocalista) espera hasta el último minuto para escribir las letras (risas).

Leí en una parte, creo que fue en el comunicado de prensa de este disco, que optaron por regrabar las canciones cuando el álbum estaba listo.

Sí, fue algo así, de hecho.

¿Por qué decidieron cambiar todo cuando ya estaba finalizado?

Hicimos algo así como una semana de trabajo en el legendario Silence Studio de Suecia, mucha buena música se compuso ahí. Sentimos que teníamos un buen álbum, así que se lo enviamos a nuestro productor, Pelle Gunnerfeldt, quien quiso regrabar algunas cosas, y además que en el intertanto compusimos algunas canciones más. No es realmente que hayamos regrabado todo, sólo fueron algunas canciones y otras nuevas que surgieron también durante el proceso.

Oskar, este disco está inspirado por las cosas que están pasando actualmente en todo el mundo. ¿Qué temas en particular influyeron en esta obra?

Principalmente es la separación que se ha generado en la gente con la pandemia del COVID-19; hay personas que no creen en el virus y hay muchas teorías conspirativas, creo que ese fue el comienzo de la temática para este disco. Sebastian, además, ha estado indagando en otros temas que puedes escuchar en las canciones, como en “Troglodyte”, que toca la violencia con las armas en Estados Unidos, el deterioro de la sociedad, también el fenómeno del capitalismo tardío.

Para este disco, ustedes dicen que optaron por “consumir el caos y destilarlo en las canciones”, lo que se refleja muy bien en las letras. En cuanto a la forma en que tocas tu instrumento, ¿cómo reflejaste esto?

Para mí, que toco el saxofón, es un rol más libre. Vengo del mundo del free jazz y la música improvisada antes de tocar con Viagra Boys y siempre trato de aportar desde esa vereda, mantener mi instrumento presente y tocar lo que sea necesario para que la canción se mantenga viva. ¿Esto responde tu pregunta? (risas).

Sí, por supuesto.

De acuerdo, muy bien (risas).

Cuando escucho la música de Viagra Boys, siento que tu instrumento es el que marca la diferencia en comparación al sonido de otras bandas de la misma escena. ¿Cómo empezaste a involucrarte más en el desarrollo de las canciones?

Ha sido siempre teniendo presente mi situación. Estoy consciente de que tocar el saxofón en una banda de rock es difícil porque la historia del instrumento en estas bandas ha sido solamente haciendo un solo, o cosas por el estilo. Intento usarlo más como un instrumento rítmico y ser un elemento más de la banda.

Quiero preguntarte por la canción “Troglodyte”, la que obviamente es muy satírica, pero también bien clara en su mensaje. Ese tipo de gente que aborda la canción está presente en todos los países y, en base a esto, ¿cómo crees que deberíamos actuar frente a ese tipo de personas que dañan a la sociedad con sus actitudes?

Sí, es difícil lidiar con eso. Generalmente es gente solitaria, la que no se muestra mucho porque, si tomamos como ejemplo a los haters de internet, generalmente son personas anónimas. No lo sé, amigo, supongo que tenemos que poner de nuestra parte para entregar positivismo a los que están a nuestro alrededor y tener la esperanza de que eso se extienda a todos. Es difícil hacer las cosas por cuenta propia, tenemos que entre todos esforzarnos para crear el mundo en que queremos vivir.

Sebastian dijo una vez que los animales tienen un sentido de sociedad más desarrollado en comparación con los humanos, lo que es totalmente cierto.

Si, totalmente. Esa frase resume todo, de alguna forma.

No importa lo que digas o hagas en internet, siempre habrá alguien anónimo criticando. Es algo que he visto en las redes de la banda, de hecho, comentarios de odio y cosas así. Lo primero que uno se pregunta es ¿qué estás haciendo aquí?

Sí, eso me hace pensar que tampoco uno sabe cómo deshacerse de esas conductas. Uno de los principales problemas de esto es la falta de empatía que sienten, además de que nunca logras verle las caras cuando están comentando cosas. Nunca obtienes una reacción clara porque es todo desde el anonimato.

Es mejor ignorar ese tipo de actitudes, creo yo.

Totalmente. Quizás es una de las cosas malas que vienen con el amplio uso de internet en la actualidad. El internet todavía es muy nuevo, creo que todavía no logramos entenderlo por completo (risas).

Oskar, vendrán por primera vez a Sudamérica en noviembre. Acá en Santiago harán dos shows, uno en el festival Primavera Sound y otro más pequeño en un club o teatro de la ciudad, del que aún no tenemos detalles.

Oh, vaya, supongo que sabes más que yo sobre esto (risas).

Bueno, con el ticket del festival tienes acceso al evento y a estos shows más pequeños que se harán por distintas partes de la ciudad. Ustedes son uno de esos shows, pero no se ha anunciado cuándo ni dónde será.

¡Muy bien, genial! Suena muy divertido todo esto.

¿Prefieres los shows de festival o los conciertos más pequeños? La energía en ambos puede ser muy diferente.

Sí, es diferente, pero un buen festival es otra cosa. Quizás prefiero un show pequeño y acalorado, son mis favoritos. De esos cuando hace tanto calor, que tienes que empezar a quitarte la ropa, esos son mis shows favoritos (risas).

Siendo una banda tan nueva, ya están viniendo a tocar a esta parte del mundo. Hay mucha gente esperando por ustedes, ¿qué sienten de venir hasta acá por primera vez?

Es genial, nos sorprende el cariño que recibimos desde Sudamérica. Estamos muy entusiasmados por ir, hemos estado en Norteamérica algunas veces y es genial poder seguir recorriendo, esperábamos ir para allá y ahora se cumplirá.

Bueno, Oskar, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias por conversar con nosotros, que estés muy bien. Nos vemos en noviembre.

Gracias a ti, nos vemos en noviembre, Manuel. ¡Cuídense todos por allá!

Foto por Ulrika Lovén.

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 4 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 5 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas