Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Sergio “Tilo” González y Francisco “Pancho” Sazo de Congreso: “Nosotros seguimos aprendiendo”

Publicado

en

El 24 de agosto pasado, Congreso celebró sus 50 años desde el momento exacto en que la agrupación por primera vez dio un concierto. Esa noche fue de aventuras, épocas, y celebración, pero el estallido social que inició en octubre pasado hizo cambiar los planes de la gira “Congreso en todas las esquinas” que tendría su culminación en una jornada de jazz y diálogos musicales únicos en el Teatro Municipal de Santiago el 8 de diciembre.

La decisión implicó suspender el show, moverlo de fecha para el próximo lunes 9 de marzo, y mantener el ánimo en alto, tocar en plazas, escenarios de distintas partes del país, y seguir en la lucha, como expresó la banda al darse a conocer ese cambio de planes. Ahora, con el show del 9 de marzo más cerca, pudimos conversar con los miembros fundadores de Congreso, Sergio “Tilo” González y Francisco “Pancho” Sazo, no sólo sobre las particularidades que tendrá ese espectáculo irrepetible, sino también sobre cómo han podido leer lo que pasa en las calles, cómo el arte puede observar y generar crónicas que permiten ver cómo pasan las cosas, y mucho más.

¿Cómo les vino esta suspensión forzosa por la situación nacional del que iba a ser el concierto de cierre de las celebraciones de los 50 años de Congreso?

Pancho Sazo: Si uno lo mira por el lado positivo es una especie de regalo del pueblo de Chile, en estos 50 años. Lógicamente estoy ironizando, pero ésta es una época en la que se abre mucha esperanza. En ese sentido, creo que el posponer un recital, seguir tocando en otros lados, no con la regularidad que queríamos, es parte de la causa.

Tilo González: Era un cierre de celebraciones con un show distinto al resto de los conciertos que usualmente damos, y obviamente no eran los momentos de celebrar, y por ello se movió la fecha, esta vez para el 9 de marzo, también complicado según se viene el panorama, pero ya no lo vamos a posponer más. Lo vamos a hacer.

También es un reencuentro de ustedes con el Municipal donde ya han tenido otras experiencias.

TG: Hemos tenido ahí cosas muy especiales, desde 1971 con el Festival de la Nueva Canción Chilena, al ser uno de los pocos grupos de provincia invitados a tocar, con Víctor Jara, los Inti, los Parra. Algo muy especial. Luego hicimos un ballet en el Municipal, difícil de replicar en otros escenarios. Después “Parra 100pre” en homenaje a Nicanor Parra en su centenario. Luego también con la Orquesta del Teatro un concierto sinfónico. Han sido conciertos muy especiales y este no está fuera de ese ámbito, con Quintessence que es una de las bandas que recoge a los mejores jazzistas del país, al menos en la capital, con la generosidad de ellos de haberse fijado en nuestro repertorio, de querer hacer algo juntos. Muchos de ellos además hacen arreglos para orquestas y más.

¿Ellos son los que se encargaron de eso para este show?

TG: Hay bastantes arreglos que los armó la gente de la banda (Quintessence), hay de mi hijo Simón y hay un par mío.

Todavía parece ser un hito tener un show netamente de música popular en el Teatro Municipal De Santiago, incluso teniendo nexos con el jazz, pero falta esa apertura de espacios geniales para la música.

TG: El Municipal es hermoso en su escenario, en lo técnico, y sí se está abriendo un poco a lo popular, de hecho Los Tres estarán pronto el 1 de marzo, pero también es un teatro bastante caro en cuanto a la cantidad de gente que trabaja ahí, entonces las entradas tampoco pueden ser tan accesibles. Esa es una cosa medio extraña, siendo un teatro de carácter municipal (risas), es muy raro, pensando que cualquier cosa municipal debiera ser de libre acceso, pero en Santiago un grupito de gente va a la ópera y los conciertos porque los boletos son muy caros, comparando con todos los teatros municipales de Chile.

Es parecido a cuando se habla de la educación, con las universidades estatales que se deben pagar igual que la privada. Y hablando de la educación, ¿qué es lo que este proceso que vive el país le está enseñando a maestros como ustedes, con su experiencia y su visión de la comunidad?

PS: Yo creo que, como dices, uno vive aprendiendo. Existe abundante literatura al respecto, pero los procesos sociales no son iguales. Hay cosas parecidas, pero en otras operan desde el cambio que, esperamos, tenga una salida política, y lo primero viene de la mano de un cambio de la Constitución, y desde ahí hay que armar todo de nuevo, si de eso se trata, pero como te digo, Tilo estará de acuerdo conmigo, nosotros estamos aprendiendo. No hay una especie de receta para decir que esto va para tal o cual lado, hay una inquietud, y un amasijo de posibilidades que se abren. Es más bien la esperanza, mirar la cosa de soslayo, pero ahora, a uno le gustaría que todo fuera lo más racional posible, pero los procesos sociales son extraños, uno está sumergido de repente, y debemos ver cómo nos organizamos. Eso sí, como viejito uno tiene las ganas de decir que esto tiene que tener una salida política.

¿Cómo han visto a la gente desde el escenario, en los conciertos que han hecho en estos meses? ¿Cómo ha cambiado el diálogo y el intercambio de energía?

PS: Cuando la cosa es transversal, permea en toda la sociedad, no es una cuestión limitada. Ahora, hay que soplar el agua a la superficie para ver la profundidad. Con eso hay que trabajar, lidiar, aprender, todos los verbos en tránsito, pero esa es la gracia. Qué se puede modificar, hay que estar más atentos. Nosotros seguimos mirando, observando cómo ocurre todo.

TG: A pesar de que nuestras canciones siempre apuntan a la cosa social, “viva la libertad en todas las esquinas”, por el derecho de los niños, siempre ha estado en la pluma de Pancho, entonces aunque nos pilla por sorpresa lo fecundo de este movimiento, era algo que nosotros imaginábamos y avizoramos que las cosas no estaban tan bien, porque como dice Pancho, se estaba metiendo la basura debajo de la alfombra, y eso significa que hoy salió todo a la luz. La violencia diaria de los noticieros es una respuesta a la violencia de muchos años, subterránea, que la gente sufrió, alzas de precios, salud, educación.

PS: Una discriminación activa que no corresponde a gente del siglo XXI.

Ustedes también han trabajado con gente de otras partes en la música, y pensando ese mestizaje en el sonido, ¿cómo ven la discriminación desde lo xenofóbico que igualmente se ha visto?

PS: Mira, la xenofobia y el racismo siempre son caldo de cultivo para las personas que quieren que el status quo siga igual. Se nos olvida a nosotros que durante la dictadura salió al extranjero más de un millón de chilenos. Exilio político, económico, entonces los migrantes también tienen derechos humanos, y a la gente se le olvida eso. Derecho a trabajar, a tener la familia reunida, derecho a ser bien tratados. No hay que cavar muy lejos. En el siglo XVII, el 30% de la gente que vivía en Santiago eran africanos. El tratamiento que hemos tenido con los pueblos originarios no es algo que nos pueda enorgullecer. Es cosa de ver cómo lo ha hecho el Estado y también nosotros mismos. Somos mestizos, pero no nos hemos visto reflejados en ese espejo obnubilado, como diría Elicura Chihuailaf. Son cosas que tenemos que aprender, como a respetarnos los unos a los otros, más allá del color de piel o el acento. Esto no pasa con los alemanes o los norteamericanos, sino que pasa con haitianos, peruanos. Como Congreso tenemos esa visión, la de que todos venimos de los mismos padres, entonces cuando alguien trata mal a un otro, es estar escupiendo a las propias raíces.

Cuando pensamos en la apuesta de llevar jazz al Municipal… 

PS: Te interrumpo porque mira, justo, el jazz es lo más mestizo de todo. Toda la música es mestiza de por sí, como la barroca, la clásica, entonces primero que todo es una visión de humanidad y esperanza. Cuando músicos de distintas partes del mundo se ponen de acuerdo en las partituras y las partes que van a tocar cada uno, y logran dialogar, es un regalo de educación cívica.

Es que el jazz involucra talento que, en el escenario, logra dialogar y generar algo distinto, entonces es una celebración de la posibilidad de compartir

TG: Se crea comunidad y generosidad. Los músicos de Quintessence son unos de los mejores solistas en la región, y al final existe en este lenguaje un espacio para la creación, por lo que cada concierto es distinto. Existe la base de la canción, es cierto, pero el resto depende mucho de cómo se arma la comunidad con los músicos que están en el escenario.

PS: Son temas elegidos para ser desbordados, claro que sin perder tampoco la música que tenemos. No es algo aleatorio.

TG: El concepto del jazz es la libertad y eso está, aunque nosotros a veces no tengamos el formato jazzístico, siempre tenemos la visión de que un músico puede hacer su comentario.

PS: Esa es la gracia de lo vivo, de tocar en vivo, a diferencia del disco que siempre es un fósil. Quedó así, no se puede mover. En vivo hay matices, descansado, emotivo, llorón, se van a salir otras formas de expresarse.

Esa debe ser la gracia de un concierto que no podrá ser repetido

PS: Tú lo has dicho.

TG: Ese es el riesgo, porque puede salir mal, o puede convertirse en una obra de arte.

¿Y el repertorio? Porque la celebración en el Caupolicán tuvo de todo, en cambio en el Municipal imagino que será diferente

TG: Claro, porque en ese show quisimos tener representadas todas las etapas de la historia de Congreso, en cambio para este show en el Municipal se dio algo muy especial porque el repertorio fue elegido a pulso de los arregladores.

PS: Ellos son los que armaron de entrada el menú (risas).

TG: Tienen una visión de nuestro repertorio más clásico, y están “Todas Las Esquinas”, “Nocturno”, curiosamente está “Maestranzas de Noche” que es el primer tema que grabamos, con un arreglo que es una maravilla.

PS: Está “Premio de Consuelo” también, del nuevo disco (“La Canción Que Te Debía”, 2017). Es un eclecticismo bien interesante.

TG: Pero la decisión venía desde cómo se metía mano desde la elección de los arreglos.

Lo que comentan se asemeja a la curatoría en exposiciones de artes estéticas, más retrospectivas, pero ahora ante los sonidos

TG: Y mirando desde afuera, desde otra agrupación musical. Hay de todo, porque está (Federico) Dannemann que tocó con Aznar, Carlitos Cortés que toca rock y fusión, son jazzistas pero también tiene una mirada amplísima de la música. El mismo director, Francisco Núñez, lidera orquestas sinfónicas y toca tango además. A nosotros nos ha dirigido conciertos sinfónicos, también. Gente muy joven y con mucha experiencia.

Pensando que el arte es colaboración, ¿Hay algún nexo que les falte por cumplir, alguna aventura más?

TG: Nunca he pensado en artistas específicos. Se han dado cosas. Hace 25 años grabamos con León Gieco. Hoy hicimos “Manifiesto” con Pedro Aznar, León, Nano Stern, Magdalena Matthey, y se da no de forma fortuita sino porque es la gente que tenía que estar en el momento que debía ser. No sé con quién quisiera cantar Pancho.

PS: Se nos han cumplido todos los deseos, pero siempre queda algo. A mi me encantaría grabar con una mujer o compañero anglo, con gente del África, del Asia, me gustaría tener una Naciones Unidas, pero yo me considero un tipo bendito porque he tocado y cantado con personas que en la vida me hubiera imaginado. Estuvimos con Peter Gabriel en Amnistía. Con los Inti Illimani, que nosotros los veíamos desde abajo del escenario, o los Quila, que ahora son compañeros de la música. Me gustaría que estuviera vivo Víctor Jara, que estaría viejito ya, pero conversar con él, con Violeta Parra, pero yo me considero alguien bendito en haber logrado los sueños en vida.

TG: Y de adolescente. Recuerda que nosotros éramos un grupo de provincia, entonces todos estos eran referentes, y de repente estar con ellos, algo que pasa desde hace tiempo es muy bonito, y con extranjeros también. Hemos grabado y tocado en vivo con Nino Mestre, Pedro Aznar, gente que además admiramos, porque ya no estamos en compañías de discos, pero antes te obligaban a cantar con gente de la misma compañía, para hacer negocio.

PS: Nos falta cantar trap, por ahí, no sé (risas).

Y viendo ahora, ustedes son un referente, un sueño de poder trabajar

PS: Y lo hacemos, porque hemos podido trabajar y cantar con montón de gente, desde discos de thrash en adelante, en aventuras muy gratas. Ese es el futuro, porque el arte es compartir, y no sólo es algo para mi.

Les agradecemos el tiempo y las palabras. Nos vemos el 9 de marzo en el Municipal

PS: Muchas gracias a ustedes.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Mark Bowen de IDLES: “Quisimos destilar la banda a su forma más esencial”

Publicado

en

IDLES

Uno de los nombres que más comentarios se ha llevado en los últimos años es IDLES, banda oriunda de Bristol que se ha ido abriendo camino poco a poco a punta de excelentes álbumes. Primero fue “Brutalism” en 2017 y luego “Joy As An Act Of Resistance.” En 2018, este último marcando un verdadero precedente en esta trinchera como el mejor álbum de ese año. Pero ahora la banda, más que seguir gozando de los elogios (algo que muchos hacen con apenas un par de trabajos actualmente), prefiere mirar adelante y adentrarse en una nueva etapa con “Ultra Mono”, su recién estrenado nuevo disco y que aspira a convertirse en una de las obras más destacadas de 2020.

Si bien, el disco ya tiene algunos días publicado, HumoNegro pudo escucharlo de manera anticipada antes de una grata conversación con Mark Bowen, guitarrista principal de la agrupación, con quien revisamos una serie de puntos de este trabajo, además de reflexionar sobre el éxito, la idea de IDLES como una banda en vivo, su pendiente debut en Chile y la influencia del segundo álbum en la banda, entre muchas cosas más, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Mark, ¿cómo estás?

Estoy bien.

Te llamo desde Chile. Mi nombre es Manuel y es muy bueno hablar contigo. ¿Cómo han ido los últimos días?

Sí, estoy bien. Es un momento bastante inusual para lanzar un álbum, así que hay un montón de nuevos e inesperados desafíos con eso. De todas formas, sigue siendo algo bueno, estoy contento por este nuevo álbum, así que, ¡vamos a hacerlo!

Escuché el álbum completo antes de que habláramos y es realmente increíble, así que me gustaría que partiéramos hablando del desarrollo detrás de este disco. ¿Qué nos puedes contar sobre el proceso creativo haciendo de este nuevo álbum?

Partió como una reacción a “Joy As An Act Of Resistance.” (2018). Recién habíamos terminado de mezclar y masterizar ese álbum y había algunos aspectos sonoros que no logramos del todo y queríamos trabajar en darnos cuenta por qué no lo habíamos hecho, pensar qué podíamos hacer en nuestro proceso de composición y grabación, queríamos poder sonar exactamente como queríamos hacerlo. Así que dimos con esta idea de que queríamos hacer algo como el hip hop contemporáneo y la música electrónica, poder identificar qué es lo que hacía esas cosas tan poderosas y, de hecho, es la singularidad.

En nuestra música, hasta ese punto, había mucho ruido de fondo; las guitarras tocaban cosas diferentes, nadie estaba poniendo atención a lo que hacia el otro. Podía sonar bien y caótico, pero en cierta forma templa la fuerza del mensaje, por lo que nos sentamos y quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial para que así pudiéramos realmente llevar este mensaje a través de estos pequeños gestos, como sencillas partes de guitarra, sencillas partes de batería, que realmente transmiten el mensaje, y luego quedó más que claro el tema de las letras o cuáles serían las temáticas que trataríamos. En ese minuto está el discurso social, la política, había muchas cosas pasando, especialmente en la izquierda, había mucha confusión, discusiones, disculpas, muchas cosas que hacían que cualquier mensaje perdiera la significancia, por lo que queríamos romper estas canciones que eran tan “blanco y negro”, tan simples y sencillas que no podían ser marcadas por algo más, esa era nuestra meta.

Para poder hacer eso en tu forma de componer, para poder decir estas cosas de forma sencilla en tu música, realmente debes aumentar tu confianza, porque es fácil cuando no estás confiado en algo. Hay que tener confianza para ayudar y decidir cosas como agregar alguna parte de guitarra, ese tipo de decisiones, eso es algo muy importante en el álbum, este mensaje de creer en uno mismo y tener determinación, creer en lo que quieres hacer y apegarte a algo. De esto se trata el álbum, este motiv de “Yo Soy Yo”, que es un arma de doble filo, ya que es como una arenga motivacional de “soy lo que soy, vamos”, o también de que “yo soy yo con todos mis defectos, virtudes; yo soy yo, y tengo que aceptar a esa persona”, por lo tanto, esa aceptación de uno mismo se transformó en una aceptación de lo que IDLES era y de lo que será. El sentimiento de “me estoy moviendo, estremeciendo, confío en mí”, emprender ese pensamiento para mejor, de esto se trata el álbum.

En cuanto a las letras, el mensaje es bastante claro, pero cuando nos vamos al sonido, lo primero que se vino a mi cabeza, especialmente cuando escuché la canción “The Lover”, fue que este disco pone el “sonido en vivo” de IDLES en un formato de estudio. Se siente como si estuvieran tocando estas canciones en un concierto. ¿Fue esto algo que intencionalmente quisieron hacer en el disco?

Sí, sí. Siempre está esa pelea entre la banda de que queremos dejar constancia de lo que somos en vivo. IDLES es principalmente una banda en vivo, eso es lo que hacemos, para eso componemos nuestras canciones, de eso se trata la banda: hacemos nuestra música para tocarla en vivo. Hay una energía cuando tocas en vivo que es muy difícil de capturar en un disco, y ahí es donde creo que Nick Launay y Adam Greenspan, nuestros productores, comprendieron eso como fans de la banda, y realmente lo lograron transmitir tan asombroso como les fue posible. Uno de los golpes de genialidad en este álbum es donde las baterías fueron grabadas, en algo así como un pequeño cuarto hecho de ladrillos; el cielo era de ladrillos, las paredes, todo. Eso permitió que tuviéramos este sonido cacofónico y violento en la batería, que es una parte fundamental de este disco, y una gran parte de esta canción que mencionaste, “The Lover”. Nunca había escuchado baterías como estas, y estoy tan contento de que estén en nuestro álbum (risas).

De hecho, escribí algunos apuntes de cada canción, y sobre esta puse que “es una de las canciones que más te hacen extrañar los conciertos”. Se siente como algo que desearían mucho tocar en vivo.

Sí, lo es (risas). Es prácticamente una canción para conciertos. De hecho, la compusimos durante una gira. Estábamos tocando en Alemania y la compusimos durante la prueba de sonido. Creo que es la única vez que la tocamos de alguna forma sobre un escenario, pero está diseñada para ser una canción de conciertos, no puedo esperar para que la gente la escuche. Además de eso, las guitarras son enormes, deben escucharlas en unos parlantes grandes, y háganlo lo más fuerte posible.

Me gustaría que habláramos de “Joy As An Act Of Resistance.”, segundo disco de la banda. Este fue escogido en nuestro sitio como el mejor álbum de 2018, y también el mejor de la década.

¡Oh, vaya! Muchas gracias.

Por esto quiero preguntarte cuál crees que es la principal influencia que este álbum ha tenido en la gente, y en la fanaticada de IDLES, especialmente.

Creo que la principal influencia que tuvo en nosotros como banda es que se transformó en una especie de motiv por el que vivimos ahora. “Joy As An Act Of Resistance.” es algo muy importante porque es realmente importante hacer las cosas con amor, compasión, con una mentalidad abierta. Debemos escucharnos los unos a los otros, compartir, ser capaces de sentirnos vulnerables y compartir tus sentimientos y pensamientos con los demás. Todo esto es algo por lo que nosotros como banda vivimos, y que se expandió a las comunidades alrededor de nosotros, como nuestros seguidores. Esta mentalidad abierta, este deseo de perseguir algo, incluso aunque parezca imposible, de sentirse bien a pesar de todo, sólo cosas buenas pueden salir de eso, y siento que ese es el legado de este álbum.

¿Sienten que este nuevo álbum es como el último capítulo de una trilogía? Lo pregunto por eso de que claramente hay un leitmotiv continuo en todos los discos.

Si, en cierta forma. Definitivamente hay un motiv que se mantiene, pero no creo que eso necesariamente se mantenga como la narrativa de una trilogía. Creo que con “Ultra Mono” alcanzamos el peak de IDLES. Siento que estamos por sobre la banda que hizo “Brutalism” o la que hizo “Joy As An Act Of Resistance.”. Con “Ultra Mono” llegamos a este peak de lo que nuestra banda es. Seguimos adelante y usamos este crecimiento de lo que somos en adentrarnos más en la experimentación y movernos de esa línea. Así que sí, se siente como una trilogía, pero no tiene la narrativa de “inicio, desarrollo, final”, es sólo el viaje de una banda comprendiendo quienes son.

Siento que este es el disco más diverso en cuanto a sonido; puedes oír un poco de cada período de IDLES en él. También estoy sorprendido por los nombres que están en el álbum, como Jehnny Beth, Warren Ellis o Kenny Beats, por lo que te pregunto: ¿por qué querían trabajar con estos colaboradores en este LP?

En este ejercicio de destilar IDLES a su forma más esencial, miramos estos conceptos que trata la banda, como la honestidad, la mentalidad abierta, auto aceptación, compartir, el sentimiento de comunidad. Esto último es una parte muy importante de IDLES, hemos formado comunidad entre la banda, con los colaboradores, también con nuestro público en los shows, los medios. Sentimos que ese sentido de comunidad era algo importante de tener en el álbum, y lo aplicamos teniendo voces externas a las cinco personas de la banda, gente como el saxofonista Colin Webster, David Yow en coros, Warren Ellis, Jehnny Beth, Jamie Cullum en el piano, todos son personas que pareciera no tiene mucho sentido tenerlas a juntas, pero funciona porque han mostrado interés en esos valores que promovemos, esa honestidad y entusiasmo en tener una mentalidad abierta, todos son IDLES. Por eso era importante tener sus voces en el disco.

Mark, lo siguiente es algo que pienso personalmente, por cierto. Creo que la banda va directo a su explosión de popularidad a nivel masivo. Pienso que ustedes serán –más bien, son ahora– una de las mejores bandas en el mundo. ¿Estás consciente de esta popularidad siempre en alza de IDLES?

Sí, ha sido todo un viaje. Con “Joy As An Act Of Resistance.” teníamos que promocionarnos nosotros mismos, nadie en la industria nos iba a tomar en cuenta y tuvo una popularidad más allá de nuestros sueños más locos. Creo lo mismo que tú dices: siento que con “Ultra Mono” esa popularidad llegará incluso más lejos, y también estoy de acuerdo con lo otro que dices de que IDLES es una de las mejores bandas del planeta (risas). Lo somos, es algo intencional, y lo digo de forma muy deliberada. Creo que eso nos presenta desafíos, que es un aspecto muy importante en nuestra relación como banda y también con los fans. Los fans sienten ese deseo de pertenencia, sienten que nuestros álbumes les pertenecen y eso es algo muy difícil de hacer.

A medida que te vas haciendo más y más popular, vas tocando en recintos cada vez más grandes, tus álbumes se venden cada vez más alrededor del mundo. Es difícil mantener eso, es difícil evitar que eso se desmorone, pero es una de las cosas divertidas de estar en una banda, tienes que enfrentarte a estos desafíos cada vez más difíciles. Nuestra tarea el año pasado, cuando pasamos de tocar en recintos con capacidad para mil personas a recintos para diez mil, presentaba un desafío enorme porque queríamos que todos se sintieran igual que en los shows de IDLES donde tocábamos para 200 personas. Esa es nuestra meta, teníamos que pensar realmente qué significaba estar ahí para cada una de las personas que asistía. Y lo digo de verdad, esto es cien por ciento como somos, y trabajaremos duro porque cada persona que descubra a IDLES pueda sentir eso.

Siento que esto es porque, por ejemplo, acá en Chile tuvimos muchas protestas en las calles el año pasado y eso coincide también con que especialmente la gente joven se siente muy motivada por la música de IDLES. Creo que, particularmente con “Joy…”, las canciones encienden una sensación de esperanza en las personas. Cuando iban a venir a Lollapalooza, la gente vio que IDLES iba a tocar a las dos de la tarde y todos estaban muy molestos porque querían tener un show completo, de noche y todo eso. Ahí fue cuando comprendí cuán popular es IDLES por acá. Bueno, todo esto que mencioné, es para preguntarte si te gustaría enviar algún mensaje a su público en Chile, que todavía están esperanzados de que puedan tocar acá, algún día.

Oh, sí (risas). Oh, Dios mío, no puedo explicarte lo entusiasmados que estábamos con la banda por ir a Chile y tocar para ustedes. Un gran factor motivante para nosotros ha sido ir a tocar para la gente donde sea que se encuentren, estábamos entusiasmados por todo esto. El hecho de que esos primeros shows que íbamos a tocar en el año hayan sido los primeros que se cancelaron fue algo lamentable. Les prometo que, en el instante que podamos volver, lo haremos. No tienen que preocuparse por la hora del día que tocaremos; de hecho, debo decirles que me gustan los shows de IDLES durante el día porque hay algo casi incongruente al vernos durante la luz fría del día, le añade una energía especial (risas). No se preocupen si será de día o de noche, igualmente daremos lo mejor sin importar la hora que sea.

Esta fue la última pregunta, ya que nos quedamos sin tiempo, Mark. Muchas gracias por la entrevista y felicitaciones por el disco, está realmente genial.

Sí, muchas gracias. Me siento muy honrado de que eligieran “Joy As An Act Of Resistance” como álbum del año, y ahora álbum de la década. Es un honor increíble. Me hace querer ir a Chile tan pronto como ahora mismo; si pudiéramos ir esta noche, iríamos esta noche. Estaremos allá, no se preocupen.

Bueno, siempre reviso los sets en festivales en YouTube y, cuando veo al público, pienso en que ustedes nunca jamás han visto un público como el de Santiago, se los prometo (risas).

Muy bien, estoy listo.

Bueno, Mark, espero que puedan venir a tocar acá. Cuídate mucho.

Muchas gracias, cuídate mucho. Adiós.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Letter To You Letter To You
DiscosHace 3 días

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 5 días

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 6 días

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 semanas

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 semanas

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 semanas

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 3 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 3 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 4 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas