Conéctate a nuestras redes
Mary Chain Mary Chain

Entrevistas

Jim Reid de The Jesus And Mary Chain: “Nunca encajamos, existíamos en nuestro propio rincón”

Publicado

en

Muchas veces han sido denominados como “la única verdadera banda indie”, y es bien cierto que The Jesus And Mary Chain no se aleja mucho de ese apelativo. Luego de estar separados por casi diez años, la banda regresó a los escenarios en 2007, mucho más maduros y dejando de lado todas las peleas que los hicieron distanciarse en un momento y publicando el álbum “Damage & Joy” (2017) como una muestra de aquello. Ahora, el conjunto integrado por los hermanos Jim y William Reid llegará nuevamente a nuestro país para encabezar la primera edición del festival Antena, siendo el encargado de cerrar la jornada del día 29 de junio, en su regreso a Santiago luego de haberse presentado por última vez en 2014.

Para amenizar la espera a este anhelado regreso, es que nos sentamos al teléfono junto al guitarrista Jim Reid, quien, de manera muy introvertida y serena, conversó con nosotros sobre una serie de temas en torno a la banda, tales como la grabación de su primer álbum en 20 años, el dolor de cabeza que significó trabajar en el disco “Munki” antes de su separación, su opinión sobre la música actual y las bandas que se sintieron inspiradas por The Jesus And Mary Chain, entre muchas cosas más, en una entrevista que te dejamos a continuación:

Obviamente, de lo primero que hablaremos es de este regreso a Chile luego de cinco años. ¿Cómo ven esta próxima visita al país?

Estoy expectante por regresar, ya han pasado cinco años. La audiencia chilena es muy entusiasta, es uno de los mejores públicos que hemos tenido, por lo que espero experimentar eso de nuevo.

Vienen con el álbum “Damage & Joy” de 2017, el primero luego de casi 20 años. ¿Qué tan diferente fue hacer un álbum en la actualidad, comparado con “Munki” que apareció en 1998?

Sí, supongo que es bien parecido, pero más rápido, ya que la tecnología ha avanzado demasiado. Antiguamente tenías una idea, como el uso de sintetizadores o una sección de cuerdas, y querías aplicarla, tomaba un día completo arreglar todo para que funcionara, pero ahora puedes hacer todo eso en un computador en cosa de minutos, sin tener que mover nada, por lo que las ideas fluyen más rápido, aunque esencialmente es lo mismo: un grupo de tipos en el estudio elaborando canciones y tratando de sacar lo mejor de ellas en el proceso.

En este disco trabajaron con Youth, bajista de Killing Joke, como productor. ¿Cómo se sintieron con una mirada externa hacia su trabajo?

Fue la primera experiencia con un productor, tomamos esa decisión porque estábamos muy nerviosos por entrar al estudio de nuevo, ya que grabar “Munki” fue una experiencia dolorosa y todavía era un recuerdo fresco en nuestras mentes, a pesar de todo el tiempo que pasó. Estar en el estudio es algo claustrofóbico a veces, temíamos estar atrapados mucho tiempo sin llegar a ningún punto claro y que volviéramos a lo mismo que pasó esa vez. Incluso, pese a que llevábamos tiempo girando juntos, ahí se adquiere experiencia y te unes más con la banda, pero en el estudio es algo mucho más personal. Pensamos que tener otra presencia en el estudio nos ayudaría a mantener las cosas en orden, así que lo analizamos mucho, además de que nos ayudaría con todos los aspectos tecnológicos que se utilizan al grabar un disco.

¿Por qué describes la experiencia de haber grabado “Munki” como algo doloroso?

Lo fue, temíamos que podía ser así desde antes. En este último disco nos hicimos amigos con William, al punto que nos unimos mucho más que antes, hablábamos de todo, conversábamos sobre el disco de manera constructiva, discutimos, sí, pero siempre de manera pacífica, acerca de la música y cosas así. Es lo normal que se produce en una relación creativa como la que tenemos; eran sólo temas de música y nada más. Con “Munki” llegó un punto en que discutíamos por todo, en cambio ahora fue más de ir juntos en la misma dirección.

Entiendo que no grabaron juntos durante el proceso de ese disco, pero ¿hubo algún momento en que trataron de trabajar los dos en el mismo estudio?

Comenzamos haciéndolo juntos, pero rápidamente se desintegró. William y yo nos pasábamos gritando el uno al otro, ni siquiera podíamos comenzar a grabar lo que teníamos compuesto. Finalmente él terminó grabando con la banda las canciones que ya tenía, mientras que yo hacía las mías aparte, fue como tener dos miradas distintas de la banda en un solo álbum.

En esta próxima visita a Santiago tocarán en un festival, encabezando la primera noche luego de algunas bandas locales, prácticamente todas jóvenes. ¿Te gusta estar al tanto de los nuevos sonidos? ¿Hay alguna banda nueva que disfrutes?

Probablemente debería, lo sé, pero no lo hago. Tengo cientos y cientos de álbumes pendientes, pero cada vez que escucho nuevas bandas, no me conecto, no he encontrado una banda nueva que me guste desde hace mucho. Para serte honesto, no escucho radio ni nada, he escuchado cosas buenas de repente cuando tocamos en algún festival, algo que suene en un escenario quizás, pero probablemente estoy pasado de moda, ya no es mi tiempo.

¿Sientes que quizás la música ya no es lo mismo de antes?

De alguna forma lo siento, pero quizás es porque soy muy viejo. Hay chicos de 17 o 18 años que piensan que esta es la mejor época de la música, y quizás tienen razón, porque todos suelen decir que la música con la que creces es la que consideras la mejor. Creo que debería escuchar más música, eso lo tengo claro.

Estando en una banda como The Jesus And Mary Chain de seguro que suelen decirte “tu música ha inspirado a esta, y esta, y esta otra banda”. ¿Se han visto reflejados en alguna de esas bandas inspiradas por su música?

Sí, me ha pasado, pero no mencionaré a ninguna porque no sería justo. He escuchado la esencia de The Jesus And Mary Chain en algunas bandas, y no creo que eso sea algo malo, el rock & roll se trata de eso. Nada es original, absolutamente nada, esto se trata de tomar distintas piezas y reorganizarlas a tu gusto. The Rolling Stones trató de ser algo como Chuck Berry en sus inicios; The Stooges trató de ser The Doors, pero necesitaban algunas lecciones de guitarra para lograrlo, ya sabes, tienes que poner algo de ti sobre la mesa, no puedes ser una copia de otra banda, tienes que sentirte inspirado por ellas y hacerlo a tu propia manera. Es un poco deprimente escuchar bandas que suenan exactamente como otras, de eso no se trata esto.

Jim, hablamos sobre las diferencias entre hacer un álbum en los 90 y hacerlo ahora, por lo que te repito la pregunta, pero esta vez hablando de los shows en vivo. ¿Cómo enfrentan esta nueva era donde los teléfonos y las redes sociales cambian la percepción a la hora de hacer un show en vivo?

Sí, tienes razón, es diferente, no hay duda de eso. Desde un punto de vista artístico prefiero mucho más la manera antigua, te sentías menos expuesto y mucho más confidente de lo que estás haciendo. Soy un tipo tímido, estar en el escenario y ser el centro de atención es todo un tema para mí, pero tenía una actitud muy punk cuando empezamos, quería ser como Iggy Pop; nunca podría ser eso, pero lo deseaba. La única forma en que podía estar arriba del escenario era si me emborrachaba antes. Toqué sin estar sobrio durante décadas, cada show, algunas veces ni siquiera podía mantenerme en pie, pero ya no bebo desde hace dos años y medio. Aún soy tímido y torpe, pero es mucho más profundo, puedo encasillarme más en la música y comprometerme y enfocarme en hacerlo cada vez mejor.

En una entrevista dijiste “no hay un lugar en el mundo para nosotros”, refiriéndote a la banda. ¿Qué quisiste decir con eso?

Nunca encajamos, existíamos en nuestro propio rincón. William y yo éramos los Mary Chain, y cuando pasó el grunge no teníamos nada que ver con eso; cuando llegó el brit pop no teníamos nada que ver con ellos, todos estos géneros que iban apareciendo nos excluían. Creo que para tener la atención de todos tuvimos que patearlos en las bolas, ya sabes a lo que me refiero. La canción “Amputation” precisamente habla de eso, de ese sentimiento de no estar conectados al resto de movimientos.

Este año se cumplen 30 años desde el lanzamiento de “Automatic”. ¿Planean alguna actividad especial para celebrarlo?

No hay planes, pero quién sabe, estamos abiertos a ideas. Lo único que puedo decir es que no tenemos nada pensado por el momento.

¿Por qué optaron por una producción más minimalista en ese álbum?

En esos momentos estábamos escuchando mucha música electrónica, por lo que queríamos hacer un álbum que sonara así. No hay bajo en el disco, todo está programado, hay drums machines y guitarras. Fue como nuestra carta de presentación para llegar a Estados Unidos. Cuando hicimos ese disco, estábamos tratando de sonar en las radios estadounidenses, y ese sonido nos acercó.

Bueno, Jim, se nos acaba el tiempo. ¿Hay algo que quieras decir a tus fans en Chile?

The Jesus And Mary Chain irá pronto a tocar para todos ustedes. Tenemos un set donde tocaremos canciones de todos nuestros discos. Si aman a la banda, estoy seguro de que les encantará el concierto, así que espero verlos ahí.

Muchas gracias por tu tiempo, nos vemos en el show.

Ok, muchas gracias a ti. Nos vemos.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Ian Williams de Battles: “Ahora con dos personas es más fácil decidir qué se hará”

Publicado

en

Ian Williams

La historia de Battles sin duda ha sido cuesta arriba en ciertos aspectos, con la banda pasando de ser un cuarteto en 2002 a un trío en 2010, a finalmente un dúo desde 2018, pero lo cierto es que su ímpetu y la necesidad de seguir adelante creando música es lo que genera su determinación a prueba de balas. A pesar de todo, el conjunto formado por Ian Williams en guitarra y teclados, además de John Stanier en batería, se toma las cosas con humor a la hora de reflexionar sobre su pasado. Con el álbum “Juice B Crypts” (2019) en camino, la banda regresará con esta nueva configuración para presentarse el próximo 11 de octubre en Club Chocolate, por lo que esto fue la instancia ideal para sentarnos al teléfono y conversar al respecto con Williams.

Desde los aspectos diferentes que tendrá su nuevo disco, su opinión frente a los cambios que han vivido, su relación con su compañero John Stanier y sus recuerdos sobre la última vez que estuvieron en Chile, entre otras cosas, conversamos con el guitarrista en una entrevista que te dejamos a continuación.

Se viene el lanzamiento de “Juice B Crypts”, y ahora la banda se compone solamente de ti junto a John (Stanier, baterista). ¿Cómo fue este difícil proceso de cambios?

Sí, solamente nosotros dos. Pasamos de ser cuatro integrantes a tres, a dos, y la mejor alineación que tendremos es cuando ya no haya nadie (risas). Eventualmente llegaremos a cero, es una cosa de algoritmos.

¿Qué tan diferente ha sido ahora que solo están los dos?

Creo que nuestra motivación sigue siendo la misma, pero en muchas maneras es más relajado, ya que tenemos un poco más de libertad para hacer lo que queremos. Cuando hay mucha gente tocando a la vez, se puede tornar, no sé cómo decirlo para no sonar desconsiderado… Ahora podemos hacer lo que queremos, siempre nuestras canciones evolucionan a partir de un loop, si tardamos un minuto y medio en rellenar ese loop y pasar a otra sección, era algo que debía debatirse entre todos. Es como ir a un restaurante con cuatro amigos y que todos tengan una opinión diferente, es ese ejercicio diplomático de decidir dónde ir a comer. Ahora es mucho más fácil cuando son solamente dos personas quienes deben decidir lo que se hará.

¿La partida de Dave (Konopka, bajista) fue por diferencias creativas entre ustedes?

Si me preguntas, yo creo que él no quería estar más en la banda, creo que esa fue la razón más que diferencias. Básicamente, John y yo pensamos qué hacer con Battles, pero creo que somos los dos quienes deseábamos seguir haciendo esto, y si eso nos lleva a crear un buen álbum, eso debe ser lo más importante.

¿Cuál crees que será la principal novedad musicalmente hablando en este álbum con una alineación de solamente dos integrantes?

No sé si hay tantas diferencias, pero diría que estamos en un punto en donde podemos crear composiciones que pueden ser muy desafiantes de tocar en vivo y, a la vez, son tracks muy accesibles. Siento que en este álbum logramos esa sensación en varias secciones, mucho más que en nuestros álbumes anteriores.

¿Crees que eso sea a que John y tú tienen una complicidad más fuerte que les permite expresarse más libremente?

Sí, absolutamente, ahora es más fácil. Si quieres cambiar la definición de una canción, sólo la volteamos y seguimos experimentando. John puede moverse más libremente con su batería, se puede adaptar a los loops, no hay necesidad de cambiarlos para que funcione. No debo preocuparme más por otras piezas del rompecabezas moviéndose, porque, ya sabes, nuestras canciones son como un puzle; en muchas formas esa es la premisa general de nuestra música, aunque en ese disco más que un rompecabezas somos como un juego de Tetris, es más fácil acomodar las piezas.

Siempre me da curiosidad saber cómo las bandas crean el repertorio cuando deben girar con un álbum nuevo. ¿De qué manera tratan de mezclar el material de este LP con lo que ya tienen?

Sí, pero cuando tocas en vivo es como que estás haciendo un cover de ti mismo. Es una experiencia divertida escuchar una canción muchos años después de haberla compuesto y ponerte a pensar en lo que estabas viviendo en ese momento. A veces la presión es grande, pero hay que dejarse llevar. Ahora, si quieres hacer una canción de The Beatles, siempre será una ardua tarea para lograr que salga bien, ya que la original de por sí es excelente, por lo que es un poco más fácil cuando versionas tus propias canciones, tu eres el artista y puedes echarla a perder si quieres (risas). Siento que al tocar en vivo es una forma de expandir tus canciones; entiendo y aprecio cuando los fans nos piden canciones antiguas, pero no lo sé, quizás no se adapten bien ahora.

Ian, regresan a Santiago ahora en octubre, ¿qué recuerdas de la vez anterior que tocaron en nuestro país?

Recuerdo que tocamos en un teatro, pero no tenía asientos, era como un antiguo cine al parecer, muy antiguo. Recorrí mucho el entorno del recinto, caminé bastante y fui a un bar con algunos conocidos locales, un tipo que le decían “Papas Fritas”. Es lo que más recuerdo (risas).

Genial, es bueno conocer el entorno de vez en cuando.

Sí, sobre todo cuando haces música.

Considerando tu rol como artista, ¿cuál crees que es el papel de la música en la sociedad en la actualidad?

Sí, el mundo está pasando por muchos cambios que probablemente definirán como se recordará el siglo XXI. Están pasando muchas cosas y en diferentes direcciones todas al mismo tiempo. Es un poco sobrecogedor pensar en lo que está pasando; la gente necesita aferrarse a cosas, seguir avanzando y hacerle frente a todo. Siento que el sentimiento moderno de la música es el de avanzar, más de que mirar atrás y aferrarse al pasado. Incluso con la tecnología: ahora tenemos equipamientos e instrumentos que permiten generar sonidos de manera profesional, es algo que permite que se generen nuevas formas de hacer música. Sigo siendo agradecido y muy humilde a la hora de pensar de que hay mucha gente alrededor del mundo que pierde su tiempo escuchando la música que tratamos de hacer (risas).

Bien, Ian, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias por darnos esta entrevista.

Gracias a ti, fue bueno oírte desde allá.

¿Te gustaría enviar un mensaje a los fans de Battles en Santiago para terminar?

Claro, estamos muy emocionados por volver a Santiago, tengo muchos lindos recuerdos de la vez que estuvimos y espero regresar para tener nuevos recuerdos. ¡Muchas gracias a todos y nos vemos en el show!

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 horas

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 día

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 6 días

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 1 semana

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 1 semana

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 2 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 2 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 2 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 3 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Emily Alone Emily Alone
DiscosHace 3 semanas

Florist – “Emily Alone”

Tras el lanzamiento de su segundo disco, “If Blue Could Be Happinnes” (2017), Emily Sprague, mente detrás de Florist, se...

Publicidad
Publicidad

Más vistas