Conéctate a nuestras redes
Geordie Greep Black Midi Geordie Greep Black Midi

Entrevistas

Geordie Greep de Black Midi: “Crear canciones por separado permitió que fueran más ambiciosas”

Publicado

en

Luego de un aclamado ciclo en torno a su álbum debut, el implacable “Schlagenheim” de 2019, Black Midi tendría la difícil misión de superar expectativas y no fracasar en su segundo largo. Una banda tan ecléctica como esta no siempre consigue tantos comentarios favorables, por lo que la presión de tener a todas las miradas encima ponía en tela de juicio la calidad de un potencial segundo LP. Ahora, con “Cavalcade”, su segundo disco siendo una realidad, la joven agrupación se siente mucho más optimista en lo que depara el futuro, manteniendo siempre la ambición necesaria para ir avanzando en su búsqueda por encontrar ese sonido colectivo, de un caos que puede ser tan desordenado como estructurado en cada compás.

Luego de un tiempo analizando este segundo disco, en HumoNegro tuvimos la oportunidad de hablar algunos minutos con el guitarrista y vocalista Geordie Greep, quien durante toda la vorágine propia de la semana de estreno del disco se hizo un tiempo para conversar sobre una serie de temas, desde el proceso creativo de “Cavalcade”, la forma de componer que utilizan en su trabajo en equipo, la música que los influenció para este larga duración y su visión de la banda hacia el futuro, entre muchas otras cosas, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Geordie, te hablo desde Santiago de Chile.

Genial.

Esta es la tercera vez que conversamos, de hecho. Tuvimos entrevistas que no salieron a la luz por el show que harían en Santiago, que se postergó por el Covid-19 y luego se terminó cancelando.

Oh, sí, sí, cuánto lamento eso.

Quiero que hablemos del tremendo nuevo álbum de la banda. He estado escuchando “Cavalcade” un montón y siento que es muy diferente en comparación a su debut, ¿no es así?

Sí, el proceso fue algo diferente al primer álbum porque en el anterior la mayoría de las canciones –todas menos una en realidad– fueron compuestas entre todos con un proceso muy comunitario y democrático. Estábamos en una habitación todos juntos dando ideas, improvisando juntos, y tan pronto como surgía una canción que nos gustaba, parábamos y decíamos “de acuerdo, esto hay que agregarlo al montón que tenemos”. Teníamos muchos fragmentos que pegamos para transformarlos en una canción; diría que todas son un compilado de distintas secciones unidas en una composición. Fue un proceso menos inteligente en cuanto a diseño, más bien de estar en una habitación hasta conseguir que una canción funcionara.

¿Qué nos puedes contar del proceso de creación de este nuevo disco?

Con este álbum fue todo lo opuesto, porque habíamos estado trabajando de esa forma durante mucho tiempo y, luego de que terminamos nuestro primer álbum, seguimos trabajando de la misma forma. Fue así como nos sentimos cada vez menos inspirados y hubo momentos en que no lográbamos encontrar nada interesante; el hecho de que nos gustara algo cuando improvisamos fue cada vez menos frecuente. Al final, pasaron meses sin lograr tener una canción, así que un día estábamos improvisando y logramos llegar a algo, pero no sabíamos cómo avanzar. Ahí pensé “bien, me llevaré esto a casa”, y trabajé para crear otra sección y completar la canción. Luego llegué al otro día y les mostré la estructura a los chicos, a todos les gustó porque funcionó, fue mucho más fácil. Se logró llegar a varias ideas para perfeccionarla, pero seguí trabajando en casa hasta que les dije “bien chicos, esta es la canción para que la aprendan”. La mitad del nuevo disco fue hecho así, el resto fueron creadas tanto en conjunto como por separado.

Sin duda el cambio de metodología permitió también un cambio notorio en la interpretación, este disco tiene prácticamente cada movimiento cronometrado.

Esto permitió que pudiéramos ser más ambiciosos con el material, porque cuando tocamos todos juntos no podemos improvisar una secuencia o estructura, estamos todos básicamente tocando algo diferente. No puedes tocar en una nota especifica, más bien es algo atonal, surge desde las texturas y el sonido. Crear canciones por separado nos permitió que fueran mucho más melódicas y, a su vez, más ambiciosas.

¿Qué hay de la pandemia, tuvo alguna influencia en la forma de trabajar o en la naturaleza del disco como tal?

Tuvimos la suerte de estar usando esa nueva metodología antes de que toda la pandemia empezara y, al momento en que tuvimos que separarnos y encerrarnos en nuestras casas por la cuarentena, ya nos sentíamos cómodos trabajando de esa manera. De hecho, preferíamos trabajar así, tener todo el tiempo del mundo para componer fue un regalo. Fuimos muy afortunados en descubrir que podíamos trabajar así antes de que nos viéramos forzados a ello, de lo contrario habríamos quedado inmóviles esperando a juntarnos a improvisar juntos y, sumado al coronavirus, no hay posibilidad de que hubiésemos tenido un álbum listo en todo este tiempo. Estaríamos recién ahora viendo si podemos componer algo, así que tuvimos suerte (risas).

Al ver el tracklist del disco, tenemos desde canciones de dos minutos y algo más, hasta la última que es de nueve. ¿Sienten a “Cavalcade” como una especie de canción larga con diferentes secciones?

Quizás. Creo que todas las canciones son muy distintivas por su cuenta, pero la intención del álbum es escucharlo de una pasada. Cuando estábamos decidiendo el tracklist no había un orden natural que había que seguir estructuradamente, hay canciones que grabamos al mismo tiempo y que son tan buenas como las del disco, pero las dejamos afuera intencionalmente porque no iban con el ritmo del álbum. Así que, con estas ocho canciones, diría que sí, es como una única canción de larga duración.

Puedo percibir influencias de The Fall e incluso King Crimson. Entiendo que el álbum “Discipline de 1981 fue una obra muy influyente para el sonido de este disco. ¿Hubo algún disco que escuchaste mucho cuando estaban componiendo las canciones para “Cavalcade”?

Una gran influencia en muchas canciones fue Olivier Messiaen, un compositor que hizo una opera llamada “Saint François d’Assise”, sobre este personaje histórico, ya sabes. Esa es una pieza de música alocadamente conmovedora, muy experimental, comprometedora, son cuatro horas que escuchas y te hipnotizas en la narrativa. Fue una obra que escuché mucho antes de que comenzáramos a completar las canciones, influenció mucho en el disco, especialmente en “Ascending Forth”, la última canción.

Hay algo que me llamó la atención mientras leía para preparar esta entrevista, y es el hecho de que se aburrieron de su primer álbum y por eso tomaron la decisión de “ahora sí hacer un álbum bueno”, creo que algo así fue la frase que dijeron. ¿Por qué se sentían de esa forma, incluso cuando fue tan exitoso?

Bueno, no lo sé, supongo que lo tocamos demasiado y fue así como empezamos a notar las limitaciones de las canciones. El hecho de que fueran construidas como te expliqué hace un rato, les dio ciertas limitaciones que no podíamos evitar. Muchas de las canciones son solamente uno o dos acordes, pueden ser interesantes, hay muchos sonidos geniales que dan esa sensación natural de estar viendo tocar a una banda en vivo, pero en términos de las canciones como tal, los acordes y las melodías no son las más interesantes del mundo que digamos. Esta vez queríamos hacer canciones que fueran fundamentalmente más interesantes, y luego agregar algunos “efectos especiales” encima para hacerlas incluso mejores. El primer álbum es el primer álbum, probablemente terminemos diciendo lo mismo de este disco en un año más, o quizás sintamos que es un montón de basura cuando estemos en el tercer disco (risas). De todas formas, siento que esta vez hicimos canciones que tienen una longevidad y con espacio para desarrollarlas cuando las toquemos en vivo.

Tuve la suerte de escuchar el disco antes de su lanzamiento para hacerle un review y hay algo que escribí en mi texto que quería comentar: siento que este álbum es el punto de partida para llegar a uno de los mejores álbumes de la historia. No lo sé, quizás el tercer o cuarto álbum de Black Midi. Te comento esto porque leí una entrevista donde justamente dijeron lo mismo, que sienten a este disco como el punto de partida para otra etapa de la banda. Así que quisiera escuchar tus reflexiones al respecto, ¿por qué lo sienten de esa forma?

Sí, lo entiendo. Sí, dijimos eso cuando descubrimos que en esta nueva forma de trabajar había una vibra más optimista en lo que estábamos haciendo, sabíamos que estas canciones podían tener una longevidad. Desde esta fórmula podemos seguir mejorando e intentando cosas nuevas con este mismo enfoque. No lo sé, quizás sea el siguiente o nos tardemos un par de discos más, pero espero que uno de esos sea el “TBE”, The Best Ever (risas). Habrá que ver que pasa en el futuro.

Bueno, este disco es el mejor de este año, no hay duda de eso.

¿En lo que va del año? Fantástico, lo agradezco mucho (risas).

De hecho, “Schlagenheim” fue el segundo mejor en nuestra lista de ese año, solamente fue superado por “Ghosteen de Nick Cave & The Bad Seeds.

Oh, muchísimas gracias por eso también.

Geordie, se supone que vendrían a tocar a Santiago el año pasado, luego se postergó por la pandemia y finalmente se canceló. ¿Tendremos la oportunidad de ver a Black Midi algún día acá en Chile?

Eso espero, amigo, realmente lo quiero. Será genial tocar allá en algún momento porque mi mejor amigo desde los tres años es de Chile, siempre me dice que deberíamos tocar allá. Algún día lograremos tocar allá, estoy seguro de eso, y espero que sea más temprano que tarde.

Eso espero también, todos están muy entusiasmados por verlos. Bueno, Geordie, se nos acaba el tiempo, así que esa fue la última pregunta. Para terminar, ¿le quieres enviar un mensaje a los fans de la banda que estén leyendo esto?

Sí. Sólo quiero decirles que disfruten el álbum, escúchenlo todo lo que puedan y, si no les gusta en un principio, denle otra oportunidad (risas). También quiero que sepan que estaremos allá, tarde o temprano tocaremos allá, así que nos veremos algún día.

Muchas gracias por la entrevista, Geordie.

Gracias a ti, amigo. ¡Nos vemos!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Adam Carson de AFI: “Este nuevo disco fue una forma desafiante de hacer las cosas”

Publicado

en

Adam Carson AFI

Una de las constantes tendencias que se dio al inicio de la pandemia fue el hecho de que las bandas no sólo pausaran sus actividades en vivo, sino que también lo hicieran con sus lanzamientos discográficos. Bajo ese escenario se vio AFI ad portas de publicar “Bodies”, su álbum de estudio número 11, pactado originalmente para 2020. Tras la espera, con una pandemia que no se va nunca, la banda finalmente decidió publicar el disco el pasado 11 de junio de 2021, entregando así al mundo un álbum que se caracteriza por mantener la dinámica y energía que el conjunto a cargo de Davey Havok ha presentado durante su carrera.

El lanzamiento de este disco fue motivo suficiente para sentarnos a conversar con Adam Carson, baterista y único integrante desde 1991 en la banda junto a Havok, para analizar distintos puntos de la composición del álbum, su forma de tocar, la vida en pandemia como padre de familia, sus recuerdos del debut de la banda en Chile, y mucho más, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola Adam, te habla Manuel desde Chile. ¿Cómo estás?

Hola, Manuel. Muy bien, ¿y tú?

Muy bien, gracias. Quisiera partir preguntando, por supuesto, cómo te has sentido durante este período de pandemia. ¿Qué tal todo por allá?

Estoy muy bien, soy un afortunado de poder decir eso. El último año y medio ha sido aterrador, obviamente, y mucha gente ha estado sufriendo alrededor del mundo, por lo que agradezco que mi familia y yo estemos sanos y salvos. Siento que ha sido un período en que sólo tenemos que sentarnos a esperar, ser responsables y no salir a ningún lado. Creo que hay algo de luz al final del túnel, pero sé también que hay muchos países que todavía lo están pasando mal, por lo que no es tiempo de celebrar todavía. Dentro de todo, me siento afortunado de que mi familia y yo estemos bien.

¿Cuál fue tu pasatiempo principal durante estos meses?

Bueno, la verdad es que no he hecho mucho (risas). Obviamente hay cosas que hacer, pero hemos estado ocupados, ya que mi esposa y yo tuvimos un bebé recientemente.

Oh, ¡felicitaciones!

¡Muchas gracias! Tenemos también una niña de cuatro años, por lo que no es como que tengamos tiempo libre para hacer cosas. Realmente envidio a la gente que ha tenido tiempo durante la cuarentena para escribir una novela o concentrarse en algún pasatiempo, hacer todo lo que siempre quisieron hacer. Digamos que hemos pasado la pandemia cambiando pañales y criando a una niña de cuatro años, en eso se va la vida (risas).

Recuerdo un live que hiciste por el Instagram de la banda, donde se escucha a tu hija de fondo tocando la batería, ¿has intentado enseñarle algo?

Oh, sí. Ella tiene una pequeña batería que le gusta andar golpeando por toda la casa, a veces toco con ella, pero no es que sepa tocar correctamente porque es muy pequeña aún. Bueno, no quiero decir que haya una forma correcta o incorrecta de tocar porque eso no existe en la música, pero a ella sólo le gusta hacer ruido (risas). Soy muy cuidadoso de no presionarla en nada, la música debe ser algo que descubras, disfrutes y aprecies, en el momento en que agregas algún tipo de estructura, enseñas que hay un aspecto teórico y todo eso, de cierta forma le quita un poco la diversión. De igual forma estoy muy feliz de que ella disfrute haciendo ruido por la casa.

Adam, pasemos a la música. “Bodies” fue publicado en junio de este año, pero entiendo que ya estaba totalmente listo antes de la pandemia.

Así es, lo teníamos completamente terminado y listo para ser publicado, pero decidimos esperar simplemente.

¿Cómo ejecutaron el proceso durante su composición?

Es curioso porque, independiente de que hicimos este álbum antes de la cuarentena y de que no pudiéramos reunirnos ni trabajar todos juntos en la misma habitación, de igual manera fue un trabajo por separado, lo que es diferente de otros discos de la banda. Normalmente, Davey (Havok, vocalista) y Jade (Puget, guitarrista) harían la composición inicial para crear la melodía y la estructura para presentarle a la banda, luego trabajaríamos juntos para pulir las canciones y luego tener algo concreto para ir al estudio y grabarlas, pero este álbum se construyó en torno a los demos.

Entiendo que cada uno grabó por separado, ¿no es así?

Jade y Davey estructuraron las canciones para luego grabarlas y enviárselas al resto. En este caso, aprendí las canciones por mi cuenta y pude tomar algunas decisiones creativas para aplicarlas en ellas, luego fui al estudio, reemplacé las baterías programadas del demo con mi interpretación y luego se las envié a Hunter (Burgan, bajista), quien atravesó el mismo proceso de analizarlas y crear sus partes en los demos. Luego los chicos nuevamente le aplicaron ajustes, y así fue construyéndose hasta que tuvimos este disco completo y listo para publicarse, sin necesariamente estar todos juntos. Fue una forma desafiante de hacer las cosas y, si me hicieras elegir, habría preferido estar todos juntos tocando, quizás, pero así es como se dio. La tecnología permitió lograr esto y de todas maneras obtuvimos un buen resultado.

¿Quién tomó la decisión de no publicar el disco? ¿Fue algo que discutieron con la banda o el sello se los pidió?

Fue una decisión de la banda. Siempre hemos publicado discos para luego salir de gira y tocar las canciones para la gente, es la forma en que nos gusta compartir nuestra música. Cuando sacamos un disco generalmente tocamos casi de inmediato, así compartimos el entusiasmo de la gente de haber escuchado el disco y a la siguiente semana ya estar escuchando esas canciones interpretadas en vivo. Eso es algo importante para nosotros, somos una banda que ama tocar en vivo.

El timing fue casi perfecto porque ni siquiera se alcanzó a anunciar, así que no fue necesario postergarlo de alguna manera.

De haber seguido el plan original, el disco habría salido justo en el punto álgido de la pandemia, cuando de pronto nos dimos cuenta de que muchas cosas no eran tan importantes como parecían. Creo que el mundo colectivamente comenzó a darse cuenta de lo que es verdaderamente importante, todo era acerca de sobrevivir y protegernos unos a otros, comprender qué es lo que está correcto durante esta pandemia. Es raro cuando el mundo piensa de manera colectiva, y eso se dio de alguna manera, por lo que no se sentía correcto publicarlo. Además que sabíamos que no podríamos hacer shows, así que era mejor esperar. Quisimos esperar que pasara la pandemia, pero no hacía más que empeorar, así que pensamos que era mejor publicarlo y así fue como salió.

Algo que me llamó mucho la atención de este disco es que publicaron casi todas las canciones como adelantos. ¿Por qué lo lanzaron de esa forma?

Actualmente, cada vez que sale un disco, hay como unos días de entusiasmo en internet, pero luego eso se termina de repente. Es interesante porque nadie recibe su música desde el mismo lugar, no existe un solo lugar donde la gente pueda acceder a ella, sino que lo hacen a través de distintas plataformas. Ya no se escucha la radio de la misma manera, en la televisión no se pasan videoclips, es un mundo distinto, por lo que la vida de un nuevo disco es muy corta. La gente sigue escuchándolo, obviamente, pero es un período muy breve en el que es “lo nuevo” de lo que la gente está hablando.

Bajo ese contexto tiene sentido, se le da una longevidad más consistente.

Disfrutamos construir este disco y anticiparlo con canciones cada cierto tiempo, eso permitió que ese entusiasmo e interés en la banda se mantuviera, y puedes mantener la atención de la gente por más tiempo. Admito que con este disco nos pasamos un poco: cuando salió, finalmente había sólo unas dos canciones que la gente no conocía (risas), pero creo que lo más importante es que fueron varios meses en que los fans de AFI tuvieron ese sentimiento de comunidad, donde pudieron comentar y conversar sobre cada canción puntualmente. Eso es lo bueno de tener una comunidad de fanáticos tan leal, después de todo este tiempo siguen apoyándonos.

Ya que mencionaste a los fans, hablemos del show que tuvieron en Lollapalooza Chile 2014. Lo recuerdo como una de las presentaciones más increíbles en la historia del festival, la gente en las primeras filas lloraba y cantaba a todo pulmón, había una energía tremenda en el ambiente de verlos tocar por primera vez en Chile. ¿Qué recuerdas de ese día en particular? 

Recuerdo ese show muy bien; estaba muy entusiasmado de estar en Sudamérica, en Chile sobre todo, que fue nuestro primer show. Era la primera vez que llegábamos a esa parte del continente, y era un lugar que quería visitar toda mi vida, estaba maravillado, pero a la vez muy nervioso al no saber qué esperar, ya que era un festival muy grande. Eran unas 10 mil o 15 mil personas esperándonos y no sabía si eran asistentes curiosos o realmente fanáticos nuestros, pero cuando empezamos a tocar el publico se volvió loco. Tengo videos de ese show que miro de vez en cuando, era nuestro primer show en Sudamérica y fue muy genial. Fue como un alivio inmediato saber que eran realmente nuestros fans y no gente que solamente vería un par de canciones para luego irse a otro escenario (risas). Se dio una química increíble, respondieron excelente tanto al material antiguo como al nuevo, fue fantástico.

Adam, se nos acaba el tiempo, pero quiero volver a “Bodies” antes de terminar. Dijiste que aplicaste tus propias decisiones creativas a los demos que te enviaron los chicos, y me hace sentido porque siento que la batería es el núcleo central del disco. Te escuchas muy concentrado dándole una atmósfera general a todas las canciones, casi como si fuera el corazón de todo el relato. ¿Cuál fue el enfoque que le diste a las partes de tu instrumento en el disco?

Oh, muchas gracias. Es una pregunta difícil, no lo tengo bien claro porque fueron decisiones que tomé de manera individual por cada canción. Había decisiones que estaban tomadas antes de que recibiera las canciones. Hay algunas donde la batería era bien desafiante, así que no quise modificarlo mucho por mi cuenta; como baterista intento no llevarme la atención, sino que ser un sustento de la canción. Jade, por su parte, tenía un demo donde había un solo de batería de tres minutos y medio, era “Twisted Tongues” si no me equivoco. Yo estaba en plan de “de acuerdo, lo haré” (risas), pero sí siento que este disco es un trabajo bien orientado en la batería, estoy agradecido de que la gente lo note. Tienes razón en ese sentido, de que la batería es la columna vertebral en varias canciones, así que estoy feliz de haber hecho mi parte.

Muchas gracias por tu tiempo, Adam, y felicitaciones por el disco y por tu familia. Espero verte con la banda tocando nuevamente en Chile el día que pase toda esta pandemia. Cuídate mucho.

Estaré encantado de volver a Chile, espero poder verlos nuevamente. Ojalá se pueda concretar en un futuro. ¡Nos vemos!

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

9th & Walnut 9th & Walnut
DiscosHace 8 horas

Descendents – “9th & Walnut”

La trayectoria de Descendents habita en una doble marginación: por un lado, están dedicados al hardcore y al punk, un...

Hideaway Hideaway
DiscosHace 7 días

Wavves – “Hideaway”

Wavves, el desordenado proyecto de Nathan Williams, ha pasado por un montón de sobresaltos, donde a veces la dosis de...

Utopian Ashes Utopian Ashes
DiscosHace 2 semanas

Bobby Gillespie And Jehnny Beth – “Utopian Ashes”

En medio de un momento de sobrevivencia, encierro y pesar, se creería que la mirada política sería sobre cómo el...

Call Me If You Get Lost Call Me If You Get Lost
DiscosHace 2 semanas

Tyler, The Creator – “Call Me If You Get Lost”

Intentar predecir cuál será el próximo paso de Tyler, The Creator es un ejercicio en vano. Transitando por la ferocidad...

Home Video Home Video
DiscosHace 3 semanas

Lucy Dacus – “Home Video”

Alguna vez Christina Rosenvinge cantó sobre “La Distancia Adecuada” y cómo “la lección que ya aprendí / siempre es olvidada”,...

Peace Or Love Peace Or Love
DiscosHace 3 semanas

Kings Of Convenience – “Peace Or Love”

Doce años tuvieron que pasar para que Eirik Glambek Bøe y Erlend Øye finalmente sintieran que había llegado el momento...

Aggression Continuum Aggression Continuum
DiscosHace 4 semanas

Fear Factory – “Aggression Continuum”

No pudo existir mejor nombre para el noveno álbum de estudio de Fear Factory. El término “Aggression Continuum” resume muy...

Blue Weekend Blue Weekend
DiscosHace 4 semanas

Wolf Alice – “Blue Weekend”

Con dos lanzamientos anteriores, Wolf Alice despliega hasta ahora su mejor trabajo. La banda inglesa se lanza con melodías explosivas...

No Gods No Masters No Gods No Masters
DiscosHace 1 mes

Garbage – “No Gods No Masters”

Los despertares múltiples del mundo han entregado inspiración para aguantar muchas cosas, desde una pandemia mal manejada por gobernantes en...

Path Of Wellness Path Of Wellness
DiscosHace 1 mes

Sleater-Kinney – “Path Of Wellness”

Los últimos seis años en la historia de Sleater-Kinney han sido cualquier cosa menos tranquilos, incluso viniendo de una de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas