Conéctate a nuestras redes
Nova Materia Nova Materia

Entrevistas

Eduardo Henríquez y Caroline Chaspoul de Pánico: “El mensaje de Pánico está en concordancia con lo que pasa en Chile”

Publicado

en

Entre cualquier nombre internacional y cuanto artista esperado por el público local, dentro del cartel de Lollapalooza Chile 2020 apareció una sorpresa prevista por pocos, pero que encendió los ánimos automáticamente para una nueva edición del festival. Se trata de la banda nacional Pánico, quienes vuelven a los escenarios por vez exclusiva para presentarse el día sábado 28 de marzo en la segunda jornada del evento.

Ante esto, es que nos sentamos al teléfono por Eduardo Henríquez y Caroline Chaspoul, quienes nos comentaron diversos detalles de la presentación que tendrá el conjunto, qué los motivó a reunirse nuevamente, los preparativos para el concierto en pleno estallido social de nuestro país, los eventuales planes a futuro con Pánico, que se viene para su proyecto Nova Materia, entre muchos otros temas, que puedes leer en esta entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, ¿cómo están, chicos?

Bien, ¿cómo estás tú?

Bien, muchas gracias. Quiero partir conversando sobre los preparativos para el regreso de Pánico, me imagino que están contentos por volver con la banda.

Eduardo: Sí, bacán, estamos súper contentos y es una súper buena ocasión para reencontramos y volver a sacar el sonido de Pánico. Los preparativos han estado hasta el momento bien virtuales porque no vivimos en los mismos lugares, entonces estamos más bien como decidiendo cuál va a ser el material que vamos a tocar. Cada uno ha estado sacando de vuelta los temas, reencontrándonos con los sonidos y todo eso. Después, acercándonos a la fecha del show, vamos a juntarnos en Santiago a comienzos de marzo, y unas tres semanas antes vamos a montar todo el concierto en Santiago.

Se dice que esta será una presentación única. ¿No planean continuar haciendo más cosas en los siguientes meses?

Eduardo: No, por ahora no pretendemos hacer otras cosas, esto ocurrió porque uno de los organizadores, Sebastián De La Barra, nos pidió si podíamos tocar para el aniversario de Lollapalooza Chile, y es verdad que no tocábamos en ocho años, así que era una buena oportunidad para juntarnos y tocar los temas ante un gran público. Así partió la cosa, pero no hay planes de volver a montar Pánico o sacar algún disco.

Caroline: Primero tenemos que hacerlo y después veremos, es muy temprano como para pensar en eso por ahora.

¿Quiénes estarán con ustedes en esta reunión?

E: Los clásicos: Sebastián “Tatán Cavernícola” en la batería y “Memoria Radial” en la guitarra, digamos que es la formación de “Rayo Al Ojo” (1997) y que siguió después. Con el tiempo pasaron varios músicos, pero no podemos reunir a todos porque hubo mucha gente que tocó dentro de Pánico. En el show vamos a ser los cuatro integrantes originales.

El cartel del festival, con el anuncio de la reunión, se lanzó el 10 de octubre y tan solo ocho días después comenzaron las movilizaciones en el país. ¿Qué tan diferente es para ustedes prepararse para un show en un contexto tan distinto al que debió ser?

C: Eso es como que le da más contenido a Pánico. Yo creo que hace tiempo Chile estaba esperando que pasara algo así y Pánico, con todo el tiempo que vivimos en el país, siempre tuvimos claro que estábamos no llamando explícitamente, pero sí las letras cuentan que se necesita avanzar y cambiar de sociedad. Entonces es algo increíble que suceda cuando nos juntamos. Es muy emocionante también, aunque es muy duro lo que pasa en Chile, creo que tal vez es algo necesario.

E: No nos preparamos de una forma particular, porque en sí el mensaje de Pánico es uno que está totalmente en concordancia con lo que está pasando. Cuando montamos Pánico, en ese tiempo las bandas de rock eran reivindicativas, algunas eran políticas y otras, como nosotros, éramos políticas, pero de una forma más loca, más ácida (risas).

Precisamente me gustaría que habláramos un poco de eso, de los inicios de Pánico y de cómo fueron ganando terreno gracias a su propuesta, muy diferente a lo que se veía en la escena mainstream de Chile. ¿Qué fue lo que los motivó a tener ese tipo de desarrollo creativo cuando comenzaron la banda?

E: Creo que, de partida, estaba el espacio para hacerlo, en el sentido que era una sociedad que estaba saliendo de la dictadura y que se necesitaba, y la gente estaba buscando ideas nuevas. Nosotros en ese momento estábamos viviendo en París, y cuando llegamos a Santiago con toda la influencia que teníamos de la escena alternativa de acá en aquellos tiempos, eso puesto en conjunto con lo que estaba pasando en la sociedad en Chile, fue algo súper inspirador. En ese sentido, encontramos un trabajo y un espacio para poder desarrollar esas ideas.

C: De hecho, es algo que tal vez no existe más en Chile desde los 2000, porque en el fondo cuando llegamos no había nada. Había mucha gente creativa, muchos artistas activos, pero no había infraestructura, no existían los festivales y todo era muy alternativo. Cuando había que hacer una fiesta o un mini festival, lo armaban los artistas, no había productores. Eso cambia mucho la dinámica y la libertad que uno podía tener en esa época.

E: Y era bastante cooperativo, todo el mundo sabía hacer un poco de todo y se ayudaban.

C: No había tanto control. Ibas a un canal de televisión a grabar un live y era en vivo. Para nosotros era loco porque en Europa no existía eso, pues acá te grababan, se revisaba, se editaba y se montaba, y si quedaba algo espantoso, no lo pasaban. En cambio, en Chile, a pesar de que estaban saliendo de una dictadura, no había control de nada. Se podían hacer cosas totalmente pelacable, ¿cachai? Eso era una oportunidad en un momento especial que aprovechamos.

E: Nosotros, viniendo de Francia, para tener acceso a medios como la televisión, tenías que ser alguien muy mediático. En cambio, en Chile era mucho más fácil llegar y hacer programas de televisión. En espacios como Extra Jóvenes, que eran programas que pasaban a las 4 de la tarde e iban en vivo, uno podía hacer literalmente lo que quería, y no habían sido ocupados en una forma artística o con un concepto. Eso para nosotros era súper excitante porque nos permitía desarrollar una estética, además de una suerte de ideas.

C: Quebrar muchos esquemas, también.

Con todo esto que me cuentan, me da la impresión de que el contexto fue lo que moldeó a Pánico. Hago la relación un poco con una entrevista donde Eduardo decía que Pánico era una banda del siglo XX. ¿Qué tan diferente sería si Pánico no hubiese sido una banda en esos años y comenzara ahora, en una época de grandes festivales?

C: Yo creo que no habríamos hecho música. No habríamos actuado de la misma manera, no habríamos hecho la parte de escándalo de Pánico, habría sido más complicado, se habría manifestado de otra manera.

E: Creo que realmente la estética y la actitud de Pánico eran muy relacionadas a su tiempo, y de haberlo hecho fuera de su época, habríamos realizado otra cosa.

¿Quizás el álbum “Resonancia” (2012) busca responder a la duda de qué más hacer?

E: Totalmente. Cuando se nos presentó la posibilidad de hacer este proyecto, sentimos que era una muy buena oportunidad para ir a buscar algo más allá, porque habíamos estado explorando muchos territorios como dentro del rock y ya sentíamos que necesitábamos encontrar una puerta para hacer algo que a nosotros mismos nos pudiera causar excitación y ganas de investigar. El hecho de ir a trabajar en espacio abierto, desierto, confrontarnos con una cultura, con materiales, con espacios físicos y geográficos, es algo que abrió puertas hacía otro mundo y las cosas cambiaron mucho después de eso.

Está más que claro, pero creo que tal vez “Resonancia” fue la transición hacia lo que terminó siendo Nova Materia después.  ¿Por qué iniciar un proyecto nuevo en vez de seguir experimentando con lo que ya se estaba haciendo?

C: Porque yo creo que justamente ahí fue que entendimos que los miembros de Pánico no tenían la misma sensibilidad a lo que es hoy en día Nova Materia. Nosotros teníamos una idea muy clara de lo que queríamos hacer, acerca de los materiales, los espacios y, en el fondo, usar la música como parte de algo mucho más abierto. Y, bueno, parece que a los otros chicos les gustaba para un el álbum, pero no para un proyecto nuevo, entonces es una de las razones de parar con Pánico; no todas, pero es parte de ese final. Aparte que, si tienes una banda de 20 años, todo llega a su fin también (risas).

E: Después de “Resonancia” estábamos todos súper cansados y también estaba empezando un período nuevo para el Seba, para Memo, ellos estaban teniendo niños y Seba volvió a Santiago, como que llegó un momento que era complicado tocar con Pánico, porque tocar con un grupo no es fácil y es algo que no necesariamente es compatible con una vida de familia. También pasó eso y fue súper bueno, porque cada uno pudo explorar cosas que no había hecho en términos de música. Fue en ese contexto que Caro y yo empezamos a idear Nova Materia, que fue, como dices tú, la continuación. Retomamos donde habíamos dejado las cosas de “Resonancia” y partimos de ahí para hacer algo nuevo.

Aun así, queda el sentimiento de que es una transición en vez de un final, ¿no creen?

E: Nunca consideramos –y nadie en Pánico– que el grupo se había acabado. Nadie dijo: “Se acabó Pánico”, porque somos amigos y nos hablamos. Pero siempre tuvimos una suerte de exigencia en Pánico y en todo lo que hacemos, que se traduce en no hacer cosas por costumbre porque, sobre todo en la parte creativa, hay momentos en que uno tiene menos cosas que decir y otros en que tiene más que decir, y “Resonancia”, como último disco de Pánico, es un bello trabajo para cerrar un ciclo. Creo que haber hecho un disco sin ganas de hacerlo habría sido un error, por eso fue bueno que dejáramos las cosas así y aquello le permitió a cada uno estar trabajando en otros proyectos. Para nosotros fue la oportunidad de que naciera Nova Materia, y fue bueno porque nos abrió un mundo súper creativo. Ha sido súper enriquecedor tener la suerte de hacer este proyecto.

¿En qué va Nova Materia actualmente?

C: Estamos grabando. Tocando y grabando.

E: Hemos tocado mucho, casi dos años tocando mucho y, entre medio, grabamos el primer álbum. Todo eso fue como loco y ahora estamos terminando la gira que hemos dado con “It Comes” (2018). Estamos aprovechando de tener un poco de tiempo, como dice Carolina, para poder grabar nuevo material, y estamos grabando muchas cosas a la vez. Eso es súper bueno, y son cosas que se van a ir publicando dentro del año, de a poquito (risas).

La última vez que nosotros conversamos fue cuando tocaron en Lollapalooza Chile como Nova Materia. No sé si recuerdan que les pregunté si habían pensado en lanzar un disco en vivo. ¿Le han dado vuelta a esa idea?

E: Sí, es una muy buena idea, y lo hemos pensado. Quizás lo hagamos en algún momento, pero ahora estamos interesados en avanzar y seguir la historia más que pensar en publicar lo que hicimos en vivo. Y quizás no es tan ad hoc hacerlo ahora, pero es posible que en algún momento lo hagamos.

C: Tenemos un álbum en desarrollo, y otras cosas que hacer antes que sacar algo más variado como algo en vivo.

Hay algo que dejé en el tintero sobre el show de regreso de Pánico. Teniendo tantos discos, ¿cómo eligen el repertorio para la reunión?

C: Lo que la gente quiere escuchar lo sabemos muy bien, eso está claro (risas). Lo que nos ayudó a seleccionar los temas que vamos a tocar no se ha terminado aún, porque yo creo que cuando vayamos a ensayar todos juntos vamos a definir los que van y los que no van. Creo que el hecho de que estén en revolución, obviamente vamos a tener una elección especial de los temas, porque es algo muy importante.

E: No es fácil elegir el material porque hay mucho, pero hemos estamos privilegiando el período de los años noventa, porque finalmente en toda la época post 2000 –entre 2000 y 2010– esencialmente tocábamos lo que sacábamos en ese momento, mucho “Subliminal Kill” (2005), “Telepathic Sonora” (2001) y “Kick” (2010). Hacíamos shows más basados en esos discos y a eso le agregábamos temas de los años noventa. Ahora, como tenemos todo ese tiempo que ha pasado, también vemos toda la historia de Pánico de una manera más global, entonces una decisión que hemos tomado: tocar mucho lo que se grabó en los años noventa; obviamente el primer EP y el primer álbum, que tiene todas las canciones, como “No Me Digas Que No Si Quieres Decirme Que Sí”, que son temas importantes, “Una Revolución En Mi Barrio” también, y todos los temas que fueron importantes en ese entonces y que por mucho tiempo no los tocábamos.

Lamentablemente se nos acaba el tiempo, pero me queda una última pregunta que hacerles sobre el disco “Telepathic Sonora”. ¿Cómo fue el ejercicio de explorar los sonidos de la cumbia en esos años, cuando había más prejuicios?

E: Creo que fue lo mismo que nos motivó para “Resonancia”. Habíamos hecho dos discos de rock y de indie rock, y queríamos buscar algo más. En ese momento nos abrimos mucho a otras músicas que no habíamos escuchado tanto antes, como música brasilera o mexicana de los años 60, música latinoamericana de los años 60 y 70, y así fue como empezamos a descubrir las raíces de la cumbia y nos empezamos a interesar en ese legado histórico musical. Lo empezamos a buscar en disquerías de vinilos porque en Chile hay poco registro de lo que se hizo en ese tiempo, al menos en esos años, y la única manera de encontrarlo y escucharlo era ir a buscar vinilos. También estaba todo lo que pasaba en Europa con Fatboy Slim o Beastie Boys –bueno, ellos son norteamericanos–, pero mezclaban música que era contemporánea con ritmos antiguos que habían sacado de vinilos y todo el período post sampling. Eso nos pareció un lugar interesante de trabajo y que no se había hecho mucho con las raíces de la música latinoamericana. Así empezó la cosa y comenzamos a mezclar programaciones que hacíamos con sampleos de caja de ritmos, con sampleos de cumbias y cosas así, y a eso le empezábamos agregar baterías, bajo, guitarra y voces. Así fue como partió la idea de “Telepathic Sonora”.

C: Hubo todo un primer período, que fue la génesis del proyecto, lo hicimos en Santiago y era súper particular el sonido. Lo tocamos varias veces en vivo y era una mezcla de rock y cumbia. Después se hizo el disco y tuvo un proceso más de la industria de la música, con un productor y salió el resultado de “Telepathic Sonora”. Eso fue, en resumen.

Bueno chicos, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias por su tiempo.

E: Muchas gracias a ti por la entrevista, y nos veremos en Santiago nuevamente.

C: Gracias. ¡Nos vemos!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Randy Bradbury de Pennywise: “Como ciudadanos tenemos que alzarnos por nuestros derechos”

Publicado

en

Pennywise

Las vueltas de la vida hicieron que Pennywise enfrentara su tragedia más potente en 1996, cuando Jason Thirsk, bajista del conjunto, se suicidara dejando a la banda en una posición de incertidumbre, donde incluso se evaluó el fin de esta. Afortunadamente, Randy Bradbury, quien había ingresado en reemplazo del bajista, pudo seguir adelante, transformándose en un miembro más de la familia y participando activamente del conjunto hasta la actualidad.

Ahora, Pennywise acompañará a The Offspring en una nueva visita a Santiago, este sábado 14 en Movistar Arena, por lo que Randy se sentó al teléfono para conversar con nosotros sobre una serie de temas relacionados a su carrera en la banda, entre otras cosas, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Randy, primero quiero hablar sobre el show en Santiago. La favorable recepción hizo que el show se cambie a un recinto de mayor capacidad, ¿cómo se siente en la banda previo a un nuevo concierto en Chile?

¡Qué bueno oír eso! Nos encanta Chile, Sudamérica en realidad nos gusta mucho. La energía es enorme, es uno de los lugares que más nos gusta ir.

Full Circle” (1997) fue el primer disco en que eras parte de la banda. ¿Qué recuerdas de ese periodo en particular?

Bueno, de hecho, ese fue el segundo álbum que toqué, muy pocos lo saben. Estuve también en “Unknown Road” de 1993, pero sólo como músico de sesión reemplazando a Jason. Estuve un año y volví en 1995 en plena gira del álbum “About Time”. Fue algo muy especial porque bandas como The Offspring y Green Day pasaban por distintos momentos y la escena del punk rock cambiaba mucho. Mirando hacia atrás, es increíble pensar en lo mucho que todo ha crecido, estoy muy feliz de estar en Pennywise.

Sé que te gusta mirar el show de otras bandas cuando tocas en festivales, ¿planeas hacer lo mismo cuando estés acá?

¿Qué bandas estarán con The Offspring y nosotros?

Una es de Chile, llamada BBS Paranoicos, y la otra es Eterna Inocencia de Argentina.

Oh, me encantan los nombres (risas). Me imagino que deben ser bandas muy interesantes, me intriga saber cómo suenan

Sí, ambas tocan un muy buen punk rock.

Genial. Todo depende de nuestro itinerario. Si nos quedamos lejos del lugar del show quizás no alcance, pero, de lo contrario, definitivamente iré a ver estos shows. Me gusta poder conocer bandas nuevas, sobre todo si tocamos con ellas.

Quisiera preguntarte sobre “Never Gonna Die” (2018), el último álbum de la banda. ¿El nombre es un estamento o sólo algo que suena cool?

No lo sé, puede ser un estamento, o quizás es algo que sonaba apropiado al momento de buscar el nombre del disco. Cada vez que estamos en pleno ciclo de un álbum, son muchas cosas las que van apareciendo, y el nombre a veces llega al final. No sé si acá fue el caso, no lo recuerdo, ni tampoco si fue a propósito, pero se adapta muy bien al hecho de que llevamos 30 años y seguimos adelante.

Entiendo que el plan original cuando llegaste es que ibas a pasar a la guitarra rítmica una vez que Jason regresara. ¿Es cierto eso?

Bueno, Jason era un miembro importante de la banda, él es responsable de alcanzar la forma en que suena Pennywise, él es una de las razones por las que la banda comenzó. Todos sus problemas de alcoholismo afectaron mucho. Cuando me involucré fue para ayudar a los chicos; comenzamos a tocar juntos, pero no lo echarían, queríamos que volviera y la idea era que yo me pasara a la guitarra rítmica mientras él regresaba al bajo. No estuve involucrado en esas conversaciones, pero sé que ese era el plan, el que lamentablemente no salió como queríamos.

¿Qué puedes contarnos del show en Santiago? He revisado los últimos setlist y han tocado en especial el álbum “Straight Ahead” (1999) por su 20° aniversario el año pasado. ¿Veremos algo similar o más bien una selección de la banda?

No lo sé, no hemos discutido eso aún. Tenemos muchas opciones, sobre todo de este disco, probablemente varias de las 17 canciones de ese disco las toquemos, siempre son muy bien recibidas. Si te soy sincero, creo que será una mezcla de lo mejor de nuestro material.

Cuéntame sobre tu tatuaje de Jack Bruce.

Oh, ¿cómo sabes de eso? (risas).

Está en tu página de Wikipedia.

(Risas) Sí, me hice un tatuaje, es una historia divertida. Tenía 17 años, vivía cerca de muchos estudios de tatuajes y como éramos punks con mis amigos, estábamos en la música y un día vi un disco con Jack Bruce en la portada, y eso fue. Estaba ebrio, debo reconocerlo (risas).

Pero supongo que te gusta Cream…

Bueno, me gusta Cream, pero estaba más interesado en la forma en que tocaba bajo, los solos y todo eso. Estaba muy metido en el punk rock en esos años, fue en 1981 más o menos. Sólo lo hice porque se veía genial. Él era un bajista tan increíblemente bueno, que me enorgullecía tenerlo, pero ahora ya lo cubrí.

Bueno, todos hacemos esas cosas. Yo tengo un tatuaje de “Los Simpson”. Son cosas que hacemos cuando somos chicos.

¿En serio? (risas). Me gusta saber que no soy el único.

En tu Instagram publicas muchas fotos en familia y con tus hijos. ¿Qué piensan ellos de que su padre sea un músico de punk rock que toca por todo el mundo?

Les gusta, pero saben muy poco al respecto. Para ellos soy sólo “papá”. Obviamente ellos son lo más importante de mi vida, y cuando pienso en mi carrera como músico, eso cambia cuando tienes hijos, reestructura lo que piensas de la vida.

¿Se han interesado por la música? ¿O por los deportes, quizás?

Los mantenemos muy ocupados, practican deportes y hacen otras cosas. Tengo dos hijos mayores, de 20 y 18, y dos menores. Mi hija de 10 años toca piano y practica en el colegio, pero no los presiono a nada, quiero que hagan las cosas que aman. Si no les gusta lo que hacen, pueden dejar de hacerlo. Creo que lo mejor es que ellos elijan lo que desean hacer con su vida, yo los apoyaré siempre.

No sé si estas enterado de lo que está pasando en Chile, hemos tenido problemas desde octubre con protestas contra el gobierno y una represión policial muy dura. El punk rock siempre traerá esas ganas de seguir luchando para la gente, ¿qué le dirías a aquellos chilenos que se inspiran con la música de Pennywise?

Sí, he visto algunas noticias y es lamentable. El mundo está muy loco actualmente, apesta, hay problemas en casi todos los países, es difícil afrontar todo lo que pasa. Hay una élite que está abusando y haciendo lo que es mejor sólo para ellos, por lo que nosotros como ciudadanos tenemos que progresar juntos y alzarnos por nuestros derechos. Tenemos que ser inteligentes y muy cuidadosos con esta gente, no podemos perder nuestra actitud positiva de hacer nuestras vidas mejores, no importa lo que pase. No sé si eso sea algo que motiva el punk o el instinto de sobrevivencia, pero al menos es como yo lo veo al enfrentarme a todo el panorama.

Bueno, Randy, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias por conversar con nosotros.

Muchas gracias a ti, Manuel, fue muy grato conversar contigo. ¡Cuídense mucho y los veré a todos el sábado!

Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 12 horas

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 5 días

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 6 días

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 1 semana

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 2 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 2 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 2 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 3 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

The Slow Rush The Slow Rush
DiscosHace 3 semanas

Tame Impala – “The Slow Rush”

El tiempo ha sido siempre un enigma en sí mismo para el ser humano. A veces, pareciera que pasa de...

Mind Hive Mind Hive
DiscosHace 4 semanas

Wire – “Mind Hive”

Se suele decir que una banda es “de culto” cuando se habla de una agrupación que, ya habiendo cesado sus...

Publicidad
Publicidad

Más vistas