Conéctate a nuestras redes
Doug Martsch Doug Martsch

Entrevistas

Doug Martsch de Built To Spill: “La industria discográfica está muerta”

Publicado

en

Queda muy poco para una nueva versión del festival Fauna Primavera, donde se producirá uno de los debuts más interesantes que tendremos este año. Hablamos de Built To Spill, banda seminal del movimiento indie durante los noventa, quienes, bajo la tutela de su líder Doug Martsch, han ido desarrollando un sonido gestado por las guitarras sucias y los intensos momentos de improvisación que se producen en el escenario. Con ocho álbumes de estudio a la fecha, la banda promete arrasar con todo a su paso cuando se tomen el Fauna Primavera Stage a las 15:10 de la tarde el próximo 10 de noviembre en Espacio Broadway, repasando su discografía ante quienes esperan por su arribo.

Como previa a su presentación, conversamos por teléfono con Doug Martsch, quien nos platicó sobre diversos temas en relación a la banda, como el aniversario de su álbum “Keep It Like A Secret” (1999), su relación con el sello Warner Bros., sus formas de trabajo a la hora de componer música, su opinión sobre la industria discográfica, entre otras cosas, en una entrevista que te dejamos íntegramente a continuación.

Doug, quiero que comencemos hablando de esta visita a Sudamérica. Estarán tocando en algunos festivales, además de algunos shows en solitario. ¿Qué se siente llegar por primera vez hasta un lugar tan lejano con tu música?

Estoy muy entusiasmado, nunca he ido a Sudamérica antes. No iremos a tocar tanto como nos gustaría, pero aun así estoy muy contento de ir por fin.

El próximo año tocarán algunas fechas para celebrar los 20 años de “Keep It Like A Secret” (1999). ¿Sienten que esta gira por Sudamérica será una especie de precalentamiento para lo que se viene en 2019?

No, los shows de allá serán shows comunes de nosotros, tocaremos canciones de todos nuestros álbumes.

He estado mirando los setlists de la gira y cambian bastante. ¿Cómo deciden lo que tocarán cada noche?

Cuando nos vamos de gira, ensayamos, por lo que no tenemos claro que canciones haremos. Los setlists se van armando con todo lo que preparamos, ya sabes, vamos rotando las canciones, cambiándolas de orden, explorando nuestras opciones cada noche. Siempre trato de darles un cambio a las canciones, extendiéndolas o tocándolas en un tempo diferente, son ideas que tengo en la cabeza u otras veces sólo porque siento que suena mejor, la idea es que sea fluido.

¿Los escribes en papel o van viendo en el escenario lo que tocarán?

Siempre los escribo, así todos estamos preparados para el show.

Quiero que hablemos del álbum “Keep It Like A Secret”. Entiendo que fue un proceso colaborativo entre todos los miembros de ese tiempo. ¿Cómo diste con las ideas que expresaste en ese disco?

Fue una mezcla de lo que tenía y lo que la banda fue creando mientras improvisábamos. Hicimos mucha improvisación mientras nos reuníamos a ensayar y desde ahí fueron saliendo cosas muy interesantes. Cuando todos se iban a casa, iba escuchando lo que habíamos creado y así lo integraba a lo que yo tenía preparado.

¿Esa es tu forma de componer o prefieres hacerlo por tu cuenta y luego mostrarle las ideas al resto?

Es algo que va y viene, dependiendo de cuál es la situación. Después de ese disco hicimos “Ancient Melodies Of The Future” (2001), donde yo lo hice todo y luego lo mostré para que lo grabáramos.En el álbum anterior a “Keep It Like A Secret”, “Perfect From Now On” (1997), también fue así. Luego, en “You In Reverse” (2006), volvimos al proceso colaborativo, incluso mucho más que la vez anterior. Y en “There Is No Enemy” (2009) de nuevo me encargué de todo basándome en las improvisaciones, lo mismo para “Untethered Moon” (2015), por ende, siempre es algo que va cambiando.

Sé que con cada disco intentas cambiar la alineación de la banda. ¿Es eso algo intencional para mantener la música en evolución?

Sí, eso también va dependiendo de la situación. Cuando comenzó la banda lo fuimos haciendo, pero en “Perfect From Now On” me gustó mucho lo que hicimos y quise seguir explorando esa colaboración, por eso la banda se mantuvo durante un tiempo. Después han ido pasando muchas formaciones por distintos intervalos de tiempo; recientemente dejé de tocar con quienes me acompañaron en el último disco, por ejemplo.

El último álbum fue en 2015, ¿tienes planes para uno nuevo a futuro?

Tengo algunas canciones que ya compuse, espero comenzar a grabar el próximo año, tal vez.

Hace poco se marcharon de Warner Bros. Records, terminando una relación de más de 20 años. ¿Por qué lo hicieron?

Bueno, nuestro contrato terminó, quedamos libres para irnos. Ellos querían firmarnos de nuevo, pero les mostramos lo que teníamos ganas de hacer y nunca nos respondieron, así que nada que hacer, optamos por seguir nuestro camino.

¿Querían irse de todas formas antes de que terminara el contrato?

No, realmente. Creo que hace 10 o 15 años debimos hacerlo, pero todo se fue dando bien. Hubo un momento en que quisieron renegociar, no sabía bien qué hacer y seguimos con ellos, pero estábamos felices porque podíamos hacer lo que queríamos, lanzábamos nuestros discos sin problemas. Quizás no habría sido la decisión más inteligente irnos a otra disquera, habríamos tenido complicaciones de dinero para hacer nuestros discos, a pesar de que nunca vendimos tantos la verdad; toda la industria discográfica está muerta, así que en el fondo no importa mucho. La mayoría de nuestro dinero lo ganamos gracias a las giras.

¿Qué opinas de la industria discográfica en estos días?

No le presto mucha atención a eso, pero obviamente en un tiempo nadie comprará discos, ya que ahora puedes escuchar todo en streaming. Creo que la industria discográfica está muerta.

¿No crees que este renacimiento del vinilo quizás está haciendo que la gente compre discos de nuevo?

No, eso es algo para niños ricos y súper fanáticos, no creo que traiga muchos beneficios para los artistas. Eso se terminará en un abrir y cerrar de ojos.

Tienes un gran punto con eso, ya que los discos son muy caros de todas formas. Quizás tienes razón en que sólo los súper fanáticos compran los discos en formato físico.

Exacto, y ni siquiera los escuchan. Siguen escuchando las canciones en streaming, mientras tienen una pieza de merchandising, pero es una buena forma de apoyar a las bandas. De cierta forma, las personas que crecieron con una banda sienten una especie de obligación en comprar los discos y apoyar a sus artistas, ya que comprenden el hecho de que la industria está completamente en descenso. Aman su arte y por eso quieren ayudarlos.

Los discos de hecho vienen con una tarjeta para descargarlo en formato digital.

Claro, en el fondo siguen escuchándolo de manera digital.

Hablando de tu experiencia personal: ¿es bueno o malo que una banda trabaje con una gran empresa discográfica?

Bueno, desde mi experiencia fue algo bueno. Como dije, quizás haber sido un poco más inteligentes y pacientes nos habría permitido lograr lo mismo o más en un sello independiente, o incluso por nuestra propia cuenta, pero no lo sé. No soy muy experto en ninguna de estas cosas, sólo hablo del lado artístico, nunca le presté atención a la parte comercial, dejaba que ellos se encargaran de todo mientras yo solamente jugaba básquetbol o hacía cualquier cosa en mis tiempos que no componía (risas). La verdad no sabría decir si es bueno o malo.

Estuve viendo tu perfil de Twitter y me llamó mucho la atención las cosas que posteas. ¿Son ideas que se te vienen a la mente o fragmentos de letras que estás escribiendo?

Nunca he visto mi perfil de Twitter, con eso te digo todo (risas). Contraté a una persona para que se encargue de eso, postee cuando tenemos shows y todo ese tipo de cosas. No debería haber nada más aparte de eso.

De hecho, te iba a preguntar más sobre eso porque son cosas bien abstractas.

Entiendo, tengo a una persona haciendo eso, yo solamente le dije: “Haz lo que creas conveniente” (risas). No sé qué pueda estar haciendo, ¿qué tal son las cosas que pone, te gustan?

Sí. De hecho, son palabras muy especiales. No sé si las tengo por aquí, déjame revisar.

Está bien, échales un ojo, quiero saber lo que dice (risas).

Sí, claro. Hay una del 19 de julio que dice: “Jesús odiaría lo que hicimos con este planeta”.

Oh, sí (risas). Eso es un poco en broma, es de una canción de reggae que hicimos, habla sobre la guerra de Irak, es una canción de protesta. Es como todas estas personas cristianas que apoyan la guerra y se supone que siguen a Jesús, pero adelante, vamos con otra más (risas).

Me gusta mucho la última, es del 14 de septiembre, y dice: “Si hay una palabra para ti, no significa nada”.

Ok, eso es algo que escribió mi esposa (risas).

De acuerdo, Doug, pasemos a otro tema. Has citado muchas influencias para tu música, ¿hay algún disco que haya cambiado tu vida?

Sí, hay varios. Mientras crecí escuchaba la radio todo el tiempo, durante los setenta y ochenta, pero me fui formando más cuando era adolescente. R.E.M. surgió en esos tiempos, ahí escuchaba cosas que no estaban en la radio. David Bowie me marcó mucho también, y en especial me interesé en Dinosaur Jr. y Butthole Surfers, No puedo recordar algún álbum en específico, pero creo que el “You’re Living All Over Me” (1987) de Dinosaur Jr. fue el disco que más influenció en mí durante mi proceso más transformativo.

De hecho, en Santiago tocarán en el mismo festival que Dinosaur Jr. en 2012.

¡Oh, genial! Es una gran coincidencia.

Bueno, Doug, se nos acaba el tiempo. ¿Te gustaría enviarle un mensaje a la gente de Chile?

Sólo quiero decirles que estoy esperando para verlos a todos. ¡Nos vemos en el festival, muchas gracias por tu tiempo!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Oskar Carls de Viagra Boys: “Siempre tratamos de hacer cosas que nos permitan renovarnos”

Publicado

en

Oskar Carls de Viagra Boys

Con tan solo siete años de carrera, Viagra Boys se ha ido alzando poco a poco como uno de los nombres de referencia para la actual escena híbrida de post punk que se ha generado en Europa, permitiendo que, con tres álbumes de estudio, puedan expandir su popularidad mucho más allá de su natal Suecia. Ahora, luego de cosechar excelentes críticas con “Street Worms” (2018) y “Welfare Jazz” (2021), la banda no pierde tiempo y está de regreso con “Cave World” (2022), álbum que los ve explorar tópicos como la pandemia del COVID-19, la violencia en el uso de armas en Estados Unidos y las teorías conspirativas, entre otros aspectos de la podrida sociedad de este siglo.

Con el objetivo de conversar y abordar un poco más acerca de la creación de este nuevo disco, es que nos tomamos el tiempo de platicar a distancia con Oskar Carls, saxofonista de la banda y pieza clave en el sonido que el conjunto liderado por Sebastian Murphy ha ido desarrollando a través de su discografía. Desde el proceso creativo de este LP, los haters de redes sociales, la energía desatada por la audiencia en los shows, hasta su entusiasmo por visitar Sudamérica, los pros y contras de internet, y otros temas, es que conversamos con el músico en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Oskar, ¿cómo estás?

¡Hola, Manuel! Estoy bien, muy bien. ¿Cómo estás tú?

Muy bien también, gracias. Quiero que conversemos sobre algunas cosas, partiendo por la gira que están haciendo actualmente, con muchos shows durante las últimas semanas y varias apariciones en festivales. ¿Cómo va todo eso? ¿Qué tal ha reaccionado el público a las canciones nuevas?

La gente las ha apreciado muy bien, la verdad. Como hemos dicho varias veces, siempre tratamos de hacer cosas que nos permitan renovarnos un poco, eso siempre es una apuesta, pero la gente ha reaccionado muy bien. Además de esto, luego del Covid, donde todos estuvieron en sus casas esperando por salir a conciertos, hay una energía que se está liberando y realmente puedes sentir eso con el público.

Vienen a tocar en Santiago con “Cave World”, su nuevo álbum. Cuéntanos un poco de las sesiones para componer y grabar este trabajo discográfico.

Fue una mezcla de diferentes sesiones. Fueron tres sesiones durante un período de dos años desarrollando este álbum. Por supuesto, también eso involucra diferentes puntos de vista, porque hemos estado girando mucho y no tenemos todo el tiempo del mundo para hacer lo que queremos en nuestro lugar de ensayo. Algunas canciones las hicimos en nuestra sala de ensayo, otras salieron de algunas ideas y demos que hacíamos por separado en casa. Siempre es una mezcla, además que Sebastian (Murphy, vocalista) espera hasta el último minuto para escribir las letras (risas).

Leí en una parte, creo que fue en el comunicado de prensa de este disco, que optaron por regrabar las canciones cuando el álbum estaba listo.

Sí, fue algo así, de hecho.

¿Por qué decidieron cambiar todo cuando ya estaba finalizado?

Hicimos algo así como una semana de trabajo en el legendario Silence Studio de Suecia, mucha buena música se compuso ahí. Sentimos que teníamos un buen álbum, así que se lo enviamos a nuestro productor, Pelle Gunnerfeldt, quien quiso regrabar algunas cosas, y además que en el intertanto compusimos algunas canciones más. No es realmente que hayamos regrabado todo, sólo fueron algunas canciones y otras nuevas que surgieron también durante el proceso.

Oskar, este disco está inspirado por las cosas que están pasando actualmente en todo el mundo. ¿Qué temas en particular influyeron en esta obra?

Principalmente es la separación que se ha generado en la gente con la pandemia del COVID-19; hay personas que no creen en el virus y hay muchas teorías conspirativas, creo que ese fue el comienzo de la temática para este disco. Sebastian, además, ha estado indagando en otros temas que puedes escuchar en las canciones, como en “Troglodyte”, que toca la violencia con las armas en Estados Unidos, el deterioro de la sociedad, también el fenómeno del capitalismo tardío.

Para este disco, ustedes dicen que optaron por “consumir el caos y destilarlo en las canciones”, lo que se refleja muy bien en las letras. En cuanto a la forma en que tocas tu instrumento, ¿cómo reflejaste esto?

Para mí, que toco el saxofón, es un rol más libre. Vengo del mundo del free jazz y la música improvisada antes de tocar con Viagra Boys y siempre trato de aportar desde esa vereda, mantener mi instrumento presente y tocar lo que sea necesario para que la canción se mantenga viva. ¿Esto responde tu pregunta? (risas).

Sí, por supuesto.

De acuerdo, muy bien (risas).

Cuando escucho la música de Viagra Boys, siento que tu instrumento es el que marca la diferencia en comparación al sonido de otras bandas de la misma escena. ¿Cómo empezaste a involucrarte más en el desarrollo de las canciones?

Ha sido siempre teniendo presente mi situación. Estoy consciente de que tocar el saxofón en una banda de rock es difícil porque la historia del instrumento en estas bandas ha sido solamente haciendo un solo, o cosas por el estilo. Intento usarlo más como un instrumento rítmico y ser un elemento más de la banda.

Quiero preguntarte por la canción “Troglodyte”, la que obviamente es muy satírica, pero también bien clara en su mensaje. Ese tipo de gente que aborda la canción está presente en todos los países y, en base a esto, ¿cómo crees que deberíamos actuar frente a ese tipo de personas que dañan a la sociedad con sus actitudes?

Sí, es difícil lidiar con eso. Generalmente es gente solitaria, la que no se muestra mucho porque, si tomamos como ejemplo a los haters de internet, generalmente son personas anónimas. No lo sé, amigo, supongo que tenemos que poner de nuestra parte para entregar positivismo a los que están a nuestro alrededor y tener la esperanza de que eso se extienda a todos. Es difícil hacer las cosas por cuenta propia, tenemos que entre todos esforzarnos para crear el mundo en que queremos vivir.

Sebastian dijo una vez que los animales tienen un sentido de sociedad más desarrollado en comparación con los humanos, lo que es totalmente cierto.

Si, totalmente. Esa frase resume todo, de alguna forma.

No importa lo que digas o hagas en internet, siempre habrá alguien anónimo criticando. Es algo que he visto en las redes de la banda, de hecho, comentarios de odio y cosas así. Lo primero que uno se pregunta es ¿qué estás haciendo aquí?

Sí, eso me hace pensar que tampoco uno sabe cómo deshacerse de esas conductas. Uno de los principales problemas de esto es la falta de empatía que sienten, además de que nunca logras verle las caras cuando están comentando cosas. Nunca obtienes una reacción clara porque es todo desde el anonimato.

Es mejor ignorar ese tipo de actitudes, creo yo.

Totalmente. Quizás es una de las cosas malas que vienen con el amplio uso de internet en la actualidad. El internet todavía es muy nuevo, creo que todavía no logramos entenderlo por completo (risas).

Oskar, vendrán por primera vez a Sudamérica en noviembre. Acá en Santiago harán dos shows, uno en el festival Primavera Sound y otro más pequeño en un club o teatro de la ciudad, del que aún no tenemos detalles.

Oh, vaya, supongo que sabes más que yo sobre esto (risas).

Bueno, con el ticket del festival tienes acceso al evento y a estos shows más pequeños que se harán por distintas partes de la ciudad. Ustedes son uno de esos shows, pero no se ha anunciado cuándo ni dónde será.

¡Muy bien, genial! Suena muy divertido todo esto.

¿Prefieres los shows de festival o los conciertos más pequeños? La energía en ambos puede ser muy diferente.

Sí, es diferente, pero un buen festival es otra cosa. Quizás prefiero un show pequeño y acalorado, son mis favoritos. De esos cuando hace tanto calor, que tienes que empezar a quitarte la ropa, esos son mis shows favoritos (risas).

Siendo una banda tan nueva, ya están viniendo a tocar a esta parte del mundo. Hay mucha gente esperando por ustedes, ¿qué sienten de venir hasta acá por primera vez?

Es genial, nos sorprende el cariño que recibimos desde Sudamérica. Estamos muy entusiasmados por ir, hemos estado en Norteamérica algunas veces y es genial poder seguir recorriendo, esperábamos ir para allá y ahora se cumplirá.

Bueno, Oskar, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias por conversar con nosotros, que estés muy bien. Nos vemos en noviembre.

Gracias a ti, nos vemos en noviembre, Manuel. ¡Cuídense todos por allá!

Foto por Ulrika Lovén.

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 18 horas

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 7 días

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 1 semana

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 2 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 3 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Cruel Country Cruel Country
DiscosHace 1 mes

Wilco – “Cruel Country”

Roberto Bolaño decía que la patria podían ser sus hijos, sus libros, e incluso simplemente se podía no tener patria...

Publicidad
Publicidad

Más vistas