Conéctate a nuestras redes
BBS Paranoicos BBS Paranoicos

Entrevistas

BBS Paranoicos: “Siempre hemos sido una banda que busca mejorar constantemente”

Publicado

en

Con casi tres décadas de carrera, BBS Paranoicos es una de las bandas primordiales dentro de la escena rock local. Forjando un camino desde el circuito independiente, la agrupación goza de un reconocimiento importante que no sólo vive del pasado, lo que ha quedado demostrado con la positiva recepción de su último trabajo, “Delusional” (2018), con el que ganaron el premio a Mejor Artista Rock durante la ceremonia de los Premios Pulsar 2019. De cara a un presente tan auspicioso, enmarcado en celebraciones, giras y trabajo duro, conversamos con la banda.

Primero que todo, felicitarlos por su premio al Mejor Artista Rock en los Pulsar 2019 ¿En qué momento de la banda los encuentra este reconocimiento?

Carlos Kretschmer (bajo): No me gustaría que la gente piense que es un premio a la trayectoria. Más allá de los años tocando, este es un premio puntual por el trabajo que hicimos en el último disco. Antes también habíamos sido nominados por “Cruces” (2014), pero no ganamos. El Pulsar es un premio a un trabajo súper sistemático y fuerte que hicimos para este disco, a la calidad de las canciones y de la producción. Desde ese punto de vista, creo que nos favorece mucho que, después de todos estos años de carrera, estemos alcanzando el nivel que queríamos lograr. Estamos satisfechos con nuestra música y que la gente lo reconozca.

Juan Herrera (batería): El premio nos pilla en un momento en que decidimos hacer las cosas de un modo más profesional. Invertir en nuestro sonido y dedicarnos a entregar un trabajo de la mejor manera que podamos. Eso ha sido un objetivo que nos planteamos y creo que el premio tiene que ver con eso. Lo queremos plantear como un objetivo a largo plazo. Siempre hemos sido una banda que busca mejorar constantemente.

¿Cómo fue la experiencia de producir “Delusional” en el extranjero?

Pedro López (guitarra): Para el disco nos propusimos una meta que hace un tiempo habría sido inalcanzable. Tuvimos la fortuna metafísica que Carlos llegó a la puerta de The Blasting Room y, patudamente, cotizó. Conversó con la gente, llegó con la propuesta y nos pareció un buen momento para enfocarnos en un trabajo súper dirigido. Estuvimos trabajando como enanos más de un año, juntando las lucas y haciendo un disco que nos dejara satisfechos, en primer punto, a nosotros.

CK: En discos anteriores habíamos tenido experiencias con productores, pero muy en la onda de “aprendamos todos”. Queríamos trabajar con un productor de verdad y logramos trabajar con Bill Stevenson, que además es baterista de Descendents, una banda que admiramos mucho.

JH: Junto con Bill Stevenson hubo otros ingenieros que participaron en el equipo. No nos había tocado así en experiencias anteriores; son muy especializados y saben bien la pega que están haciendo. A nosotros nos ayudó para crecer y entender un poco cómo funciona trabajar con productores de nivel global.

Respecto a esos mismos frutos que les trajo “Delusional”, hace unos meses tuvieron una fecha en México, enmarcados en el festival Domination. ¿Qué tal estuvo esa experiencia?

JH: Tuvimos una participación dentro del Domination, un festival enfocado en metal. Originalmente queríamos hacer un tour, pero no se dieron las condiciones. Sin embargo, sí generamos bastantes redes de contacto y harta prensa. Efectivamente esto viene de la mano no sólo del último disco, sino también de trabajar con un staff de gente más profesional, como nuestro manager, por ejemplo.

CK: Si bien ya habíamos participado en festivales, no se compara con la experiencia de México. Estuvimos en Cosquín hace poco, también en Lollapalooza, pero el Domination fue un festival más especializado: son dos días de puro rock y metal, con cinco escenarios en un autódromo y una asistencia de sesenta mil personas por día. Nosotros éramos la única banda sudamericana. Aprendimos mucho de la experiencia; poder pararnos en otro país, en un festival tan grande.

PL: Anteriormente habíamos salido con nuevo material, pero no podíamos romper el techo que tenía el nicho del punk. Queríamos buscar a alguien que nos pudiese guiar dentro de ese crecimiento, de acceder a mayores audiencias, que también es algo muy importante para nosotros.

Pedro, en una entrevista mencionaste que actualmente la banda quiere enfocarse en un sonido propio. A diferencia de la mayoría de sus trabajos, “Delusional” tiene un sonido más alejado del punk ¿Hay un poco de ese enfoque?

PL: Un temor con el que me fui a Colorado era que el resultado del disco fuera un clon de alguna banda que producen allá. Una de las cosas más satisfactorias fue que “Delusional” seguía sonando como BBS Paranoicos, pero de una forma potenciada. Sirvió para darnos cuenta de que teníamos un sello, que se ha ido definiendo y desarrollado todos estos años. No sé si teníamos conciencia que habíamos llegado a ese punto.

CK: Creo que toda banda necesita tener algo que las diferencie de un millón de otras que suenan más o menos del estilo. Desde el primer disco empezamos a buscar eso. De hecho, “Incierto Final” (1993) es una mezcla de estilos. De a poco fuimos definiendo un estilo que hemos ido expandiendo. A veces más hacia el rock, otras veces al punk o el hardcore.

¿Cuánto tiempo se demoraron en grabar el disco?

PL: Nos tomó dos semanas. Llegamos a The Blasting Room con la mayoría de las canciones terminadas, principalmente faltaba masterizarlo.

JH: Veníamos con el trabajo bastante adelantado. Bill Stevenson, junto a su equipo, dio un pincelazo final, pero tremendamente importante.

Actualmente tienen varias fechas programadas en el país. Contando con un repertorio extenso, ¿qué se puede esperar de esta gira? ¿Presentaciones enfocadas en clásicos o en su trabajo actual?

CK: Esta gira tiene un poco de celebración. “Delusional” salió en septiembre del año pasado, es decir, todavía no tiene un año. Ya hemos mostrado el disco en Valparaíso, La Serena, Concepción, Punta Arenas. Hay muchas ciudades donde nos falta ir todavía, y otras que vamos por segunda vez en el año. Entonces ahora es más de pasarlo bien, tocar varios clásicos, canciones de todos los discos, también algunos temas que no tocamos muy seguido y otras del disco nuevo que han prendido en el público.

PL: También hay que reconocer que la forma en que se difunde la música hoy ha cambiado mucho. Gracias a eso, las canciones del disco han corrido más rápidamente y se nota en la recepción de la gente. Fuimos a Perú a principios de año y había mucha gente que ya conocía las canciones del disco nuevo.

Son casi tres décadas de banda, de un camino que no ha estado exento de dificultades ¿Cómo lo han hecho para poder mantenerse durante 28 años desde la vereda del underground?

JH: Todas las bandas tienen momentos difíciles. Apartando eso, el resto del tiempo para nosotros ha sido una fiesta, un lugar de encuentro. No lo vemos como algo que hacer a cuestas. Partió siendo una banda de amigos y sigue siendo de amigos en diferentes formas, porque ahora tenemos distintas responsabilidades.

CK: Entendemos que no podemos tenerlo todo en la vida. Somos muy afortunados de haber podido desarrollar un gusto por la música durante un montón de años. Tuvimos la suerte de encontrarnos con las personas adecuadas. Igual no es fácil, porque todos tienen su carácter. Para poder tener esto, tuvimos que dejar muchas otras cosas de lado. Todo tiene un costo, pero también ha generado beneficios. Vamos a seguir tocando mientras tengamos la oportunidad, las ganas y los medios para hacerlo.

Dentro de este nuevo enfoque de la banda, ¿cuáles son sus siguientes desafíos?

Omar Acosta (guitarra y voz): Estamos cerrando la etapa de “Delusional” y empezando a componer nuevamente. Seguimos con la idea de tocar en la mayor cantidad de lugares posible, expandir nuestra música y viajar harto.

CK: Queremos volver a Perú y México. Está dentro de nuestros planes realizar una gira por México durante 2020. Más que tocar en grandes festivales, presentarnos en bares, ir creciendo de a poco, básicamente internacionalizar la banda. Este año vamos a terminar tocando dos veces a lo largo de Chile, entonces tenemos la necesidad de buscar otros lugares. Gracias a las plataformas digitales sabemos que existe interés. En ese sentido, estamos trabajando en canciones que podrían terminar siendo singles o un disco, todavía no lo tenemos claro. El próximo será un año de ensayo y grabación, eso es seguro.

PL: Cuando nos propusimos hacer “Delusional”, uno de los desafíos era generar el alcance que queríamos y lo logramos. Le sacaremos el jugo hasta que saquemos otro, también buscando el alcance que deseamos.

Para cerrar, les dejo la palabra para que inviten a todo su público a las fechas que se vienen para esta gira nacional.

CK: Queremos invitar a toda la gente que le gusta BBS Paranoicos a que nos acompañen en los distintos conciertos que tenemos. Vamos a estar en el norte, que hace buen tiempo no íbamos, también tocaremos en Santiago junto a los argentinos de Jauría, y en Concepción. El 30 de noviembre estaremos haciendo “Hardcore Para Niños”, un concierto donde los fanáticos van con sus hijos y es bien bonito, siempre le ponemos energía a esa fecha. Estamos muy contentos con la convocatoria de cada show; cada vez llega más gente y eso es muy gratificante para nosotros.

Por Javier Pérez

Fotos por Luis Marchant

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Ian Williams de Battles: “Ahora con dos personas es más fácil decidir qué se hará”

Publicado

en

Ian Williams

La historia de Battles sin duda ha sido cuesta arriba en ciertos aspectos, con la banda pasando de ser un cuarteto en 2002 a un trío en 2010, a finalmente un dúo desde 2018, pero lo cierto es que su ímpetu y la necesidad de seguir adelante creando música es lo que genera su determinación a prueba de balas. A pesar de todo, el conjunto formado por Ian Williams en guitarra y teclados, además de John Stanier en batería, se toma las cosas con humor a la hora de reflexionar sobre su pasado. Con el álbum “Juice B Crypts” (2019) en camino, la banda regresará con esta nueva configuración para presentarse el próximo 11 de octubre en Club Chocolate, por lo que esto fue la instancia ideal para sentarnos al teléfono y conversar al respecto con Williams.

Desde los aspectos diferentes que tendrá su nuevo disco, su opinión frente a los cambios que han vivido, su relación con su compañero John Stanier y sus recuerdos sobre la última vez que estuvieron en Chile, entre otras cosas, conversamos con el guitarrista en una entrevista que te dejamos a continuación.

Se viene el lanzamiento de “Juice B Crypts”, y ahora la banda se compone solamente de ti junto a John (Stanier, baterista). ¿Cómo fue este difícil proceso de cambios?

Sí, solamente nosotros dos. Pasamos de ser cuatro integrantes a tres, a dos, y la mejor alineación que tendremos es cuando ya no haya nadie (risas). Eventualmente llegaremos a cero, es una cosa de algoritmos.

¿Qué tan diferente ha sido ahora que solo están los dos?

Creo que nuestra motivación sigue siendo la misma, pero en muchas maneras es más relajado, ya que tenemos un poco más de libertad para hacer lo que queremos. Cuando hay mucha gente tocando a la vez, se puede tornar, no sé cómo decirlo para no sonar desconsiderado… Ahora podemos hacer lo que queremos, siempre nuestras canciones evolucionan a partir de un loop, si tardamos un minuto y medio en rellenar ese loop y pasar a otra sección, era algo que debía debatirse entre todos. Es como ir a un restaurante con cuatro amigos y que todos tengan una opinión diferente, es ese ejercicio diplomático de decidir dónde ir a comer. Ahora es mucho más fácil cuando son solamente dos personas quienes deben decidir lo que se hará.

¿La partida de Dave (Konopka, bajista) fue por diferencias creativas entre ustedes?

Si me preguntas, yo creo que él no quería estar más en la banda, creo que esa fue la razón más que diferencias. Básicamente, John y yo pensamos qué hacer con Battles, pero creo que somos los dos quienes deseábamos seguir haciendo esto, y si eso nos lleva a crear un buen álbum, eso debe ser lo más importante.

¿Cuál crees que será la principal novedad musicalmente hablando en este álbum con una alineación de solamente dos integrantes?

No sé si hay tantas diferencias, pero diría que estamos en un punto en donde podemos crear composiciones que pueden ser muy desafiantes de tocar en vivo y, a la vez, son tracks muy accesibles. Siento que en este álbum logramos esa sensación en varias secciones, mucho más que en nuestros álbumes anteriores.

¿Crees que eso sea a que John y tú tienen una complicidad más fuerte que les permite expresarse más libremente?

Sí, absolutamente, ahora es más fácil. Si quieres cambiar la definición de una canción, sólo la volteamos y seguimos experimentando. John puede moverse más libremente con su batería, se puede adaptar a los loops, no hay necesidad de cambiarlos para que funcione. No debo preocuparme más por otras piezas del rompecabezas moviéndose, porque, ya sabes, nuestras canciones son como un puzle; en muchas formas esa es la premisa general de nuestra música, aunque en ese disco más que un rompecabezas somos como un juego de Tetris, es más fácil acomodar las piezas.

Siempre me da curiosidad saber cómo las bandas crean el repertorio cuando deben girar con un álbum nuevo. ¿De qué manera tratan de mezclar el material de este LP con lo que ya tienen?

Sí, pero cuando tocas en vivo es como que estás haciendo un cover de ti mismo. Es una experiencia divertida escuchar una canción muchos años después de haberla compuesto y ponerte a pensar en lo que estabas viviendo en ese momento. A veces la presión es grande, pero hay que dejarse llevar. Ahora, si quieres hacer una canción de The Beatles, siempre será una ardua tarea para lograr que salga bien, ya que la original de por sí es excelente, por lo que es un poco más fácil cuando versionas tus propias canciones, tu eres el artista y puedes echarla a perder si quieres (risas). Siento que al tocar en vivo es una forma de expandir tus canciones; entiendo y aprecio cuando los fans nos piden canciones antiguas, pero no lo sé, quizás no se adapten bien ahora.

Ian, regresan a Santiago ahora en octubre, ¿qué recuerdas de la vez anterior que tocaron en nuestro país?

Recuerdo que tocamos en un teatro, pero no tenía asientos, era como un antiguo cine al parecer, muy antiguo. Recorrí mucho el entorno del recinto, caminé bastante y fui a un bar con algunos conocidos locales, un tipo que le decían “Papas Fritas”. Es lo que más recuerdo (risas).

Genial, es bueno conocer el entorno de vez en cuando.

Sí, sobre todo cuando haces música.

Considerando tu rol como artista, ¿cuál crees que es el papel de la música en la sociedad en la actualidad?

Sí, el mundo está pasando por muchos cambios que probablemente definirán como se recordará el siglo XXI. Están pasando muchas cosas y en diferentes direcciones todas al mismo tiempo. Es un poco sobrecogedor pensar en lo que está pasando; la gente necesita aferrarse a cosas, seguir avanzando y hacerle frente a todo. Siento que el sentimiento moderno de la música es el de avanzar, más de que mirar atrás y aferrarse al pasado. Incluso con la tecnología: ahora tenemos equipamientos e instrumentos que permiten generar sonidos de manera profesional, es algo que permite que se generen nuevas formas de hacer música. Sigo siendo agradecido y muy humilde a la hora de pensar de que hay mucha gente alrededor del mundo que pierde su tiempo escuchando la música que tratamos de hacer (risas).

Bien, Ian, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias por darnos esta entrevista.

Gracias a ti, fue bueno oírte desde allá.

¿Te gustaría enviar un mensaje a los fans de Battles en Santiago para terminar?

Claro, estamos muy emocionados por volver a Santiago, tengo muchos lindos recuerdos de la vez que estuvimos y espero regresar para tener nuevos recuerdos. ¡Muchas gracias a todos y nos vemos en el show!

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 6 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 7 días

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas