Conéctate a nuestras redes
Frost Frost

Entrevistas

Frost de Satyricon: “Satyr es uno de los compositores más brillantes que conozco”

Publicado

en

La historia de Satyricon comenzó en los años noventa, bajo la denominada “segunda ola del black metal noruego”. Ya desde el lanzamiento de su placa debut, “Dark Medieval Times” (1994), lograron acaparar la atención de un público que los sigue lealmente pese a todos los cambios que han experimentado en su sonido. Con nueve trabajos de estudio bajo el brazo, Satyricon llegará a Club Blondie el próximo 7 de noviembre para presentar “Deep Calleth Upon Deep” (2017), su último álbum, que los mantiene girando hace algunos meses alrededor del mundo.

Con motivo de esta visita, nos sentamos al teléfono con Frost, baterista y único miembro oficial de la banda junto a Satyr, en una conversación donde abordamos algunos puntos destacados de su discografía, el boom de bandas black metal luego de la quema de iglesias en Noruega, sus recuerdos del primer y único show de la banda en Chile, entre otras cosas, en una entrevista que ponemos a tu disposición a continuación.

Hola, Frost, ¿cómo va todo? ¿Qué tal ha estado la gira?

Ahora estamos en Praga, luego nos iremos a Cracovia, en Polonia. Han sido shows fantásticos, muy buen publico y la respuesta al nuevo disco también es fabulosa. Hemos compartido momentos muy potentes con nuestros fans en esta gira, vemos que el álbum está funcionando muy bien, así que estamos felices por eso.

¿Cómo te sientes al venir por segunda vez a Sudamérica?

Bien, es algo que queríamos hacer desde hace mucho tiempo. Ahora llevaremos un álbum nuevo para ustedes y será fabuloso, no podemos esperar. Estoy seguro de que Santiago de Chile será tremendo, son uno de los mejores públicos del mundo, así que es algo que tenemos muchas ganas de hacer.

Su primer show acá fue en 2011. ¿Qué recuerdas de esa visita a Santiago?

Lo que más recuerdo es que fue un show muy enérgico, creo que el 99 por ciento de nuestro público estaba verdaderamente involucrado en el concierto (risas). Recuerdo que había algunas personas muy emocionadas con la música, lo que siempre es bueno. Espero lo mismo esta vez, tendremos un muy buen recibimiento cuando regresemos ahora, ya son seis años desde que estuvimos.

Pasemos al último disco, “Deep Calleth Upon Deep”. Siento que este álbum tiene como una reinvención del sonido de la banda, algo común para cada disco de Satyricon, ya que están en una constante evolución. ¿Qué nos puedes contar sobre este álbum en particular y qué deseaban lograr con él?

Bueno, cada álbum de Satyricon tiene una evolución y un proceso detrás, siempre ha sido así. Creo que a veces esa evolución ha pasado en una escala menor entre un álbum y otro, así como también se ha producido en una escala mucho mayor. Con este álbum definitivamente es lo segundo.

Nos han pasado muchas cosas desde que salió el disco anterior, la banda se ha vuelto mucho más dinámica, nuestra música es mucho más diversa, creo que este álbum tiene un poder más rico musicalmente hablando, mucho más que cualquier cosa que hemos hecho antes. Lo que más destaco de este álbum es esa aura oscura y mística que tiene, mantiene una atmósfera muy particular. Queríamos hacer un disco que llevara a Satyricon mucho más lejos, queríamos empujarnos a nosotros hasta un espectro musical más allá de lo que llevábamos haciendo. Honestamente, teníamos la intención de que cada canción sonara autentica y única en su especie, con una vibra y espíritu particular. Esa es una cualidad del álbum: cada canción tiene un sello característico. Hacer este disco realidad fue esencial para nosotros.

Estuve revisando los setlist de esta gira y noté que se enfocan solo en álbumes más recientes. De hecho, hay dos canciones de “Nemesis Divina” (1996), que vendría a ser el único disco de los noventa presente en el repertorio. ¿Por qué prefieren enfocarse en canciones más recientes?

Eso depende, aunque el setlist ha sido el mismo en todos lados. Estamos analizando traer de vuelta algunas canciones que no hemos tocado en algún tiempo, quizás de los primeros dos álbumes. No hemos decidido aún si seguiremos con el mismo setlist porque queremos concentrarnos más en el nuevo álbum. Algo que queremos mantener vigente en este tour es que estamos más inspirados al tocar las nuevas canciones, Satyricon nunca ha sido de girar tocando viejos éxitos, siempre iremos pensando en nuestro presente. Si sacamos un disco recientemente, el tour será sobre ese álbum, aunque eso no quita que toquemos canciones de otros trabajos. Por ahora nos enfocaremos en el último disco, sentimos que la gira se desarrollará más naturalmente de esa forma.

El álbum “Volcano” (2002) supuso un giro en el sonido de Satyricon, siendo un disco más melódico que sus trabajos anteriores. ¿Por qué decidieron irse por esa dirección en esos momentos?

Creo que hemos tenido varios giros a través de nuestra historia. Con este nuevo álbum estamos experimentando otro giro más, con “Volcano” nos preocupamos de hacer que la banda fuera mucho más sólida, pusimos atención a las texturas de cada canción. Si escuchas los discos anteriores a “Volcano”, notarás que las composiciones tenían muchos desvíos, se iban en diferentes direcciones una de otra. Para ese disco quisimos estructurar más las cosas, hacer un álbum con un sonido más compuesto y enfocado, tener mayor control de lo que buscábamos y poder hacer todo más ordenado que antes, queríamos controlar la producción. Pasaban varias cosas en la banda durante ese período, muchas de ellas tuvieron un impacto en varios elementos, como la composición, grabación e incluso la manera en que tocábamos en vivo.

Tú y Satyr son los únicos miembros oficiales de la banda, trabajando en conjunto por más de 20 años. ¿Cuál crees que es la clave para mantenerse haciendo música juntos?

Lo más esencial es respetarse mutuamente, es muy importante ser respetuoso con los roles que cada uno tiene. Yo sé que él es el líder y principal compositor de la banda, creo que Satyr siempre ha tenido claro lo que busca, es uno de los compositores más brillantes que conozco. Respeto mucho lo que desea crear, y bajo mi rol en la banda siempre quiero contribuir para hacer que las canciones funcionen bien, y no solamente tocar mis partes de batería y nada más. También es importante respetar la idea central en Satyricon, que es la creatividad y la innovación, eso es fundamental. Ambos podemos reconocer los principios de la banda y vivir bajo esa pasión por nuestra música, una pasión por Satyricon que debe estar presente para que todo funcione bien, de lo contrario la banda ya no existiría. Mientras eso suceda, Satyricon continuará evolucionando para perfeccionarse y hacer las cosas cada vez mejor.

Frost, hay algo que siempre me he preguntado: los jóvenes de hoy en día tienen acceso a un montón de música gracias a internet, haciendo todo más fácil. Mi duda es: ¿cómo llegaste a descubrir música más extrema o pesada cuando empezaste a tocar, considerando lo difícil que debió ser acceder a la información en esos años?

Esa sí que es una buena pregunta (risas). Creo que todo comienza con un descubrimiento. Personalmente me empecé a interesar por la música más pesada e intensa gracias a lo que escuchaba en la radio. Había una pequeña estación de radio en mi ciudad que tocaba música bastante particular, recuerdo haber oído la canción “Iron Fist” de Motörhead y de pronto captó toda mi atención. Comencé a involucrarme mucho en descubrir nueva música, pero creo que esa canción en particular me hizo interesarme verdaderamente en el hard rock y toda la música más pesada de ese tiempo. Luego comencé a comprar discos, interesarme mucho en la batería, hasta que compré la mía y pude comenzar a tocar; lo único que quería tocar eran todas esas cosas extremas del metal, aprendí de inmediato a tocar todo lo más rápido y pesado, por suerte. En mi escuela había otros chicos interesados por la música, así que no era muy difícil encontrar más gente para ponerse a tocar. Así es como todo comenzó, básicamente, años después de eso encontré a Satyricon y el resto es historia.

¿Fue muy complicado tocar en sus inicios? El black metal era mal mirado en Noruega con todo esto de la quema de Iglesias, ya que había sucedido sólo un par de años antes de que la banda comenzara.

Así es, el ambiente no era muy amigable que digamos.

¿Qué pasaba con ustedes? ¿Crees que estos hechos afectaron mucho en la escena del black metal?

Uff, absolutamente, ni te lo imaginas (risas). Para nosotros fue muy importante expresar desde el comienzo que Satyricon era una banda que se preocupaba más de su música, nos tomábamos todo más en serio. De hecho, al momento de firmar nuestro primer contrato discográfico la gente sabía perfectamente de qué se trataba Satyricon, sabían a lo que nos dedicábamos y no esperarían nada diferente de nosotros. La gente involucrada en la industria musical sabía muy bien de nuestra pasión por la música, nuestra dedicación y que de verdad nos estábamos tomando en serio todo esto. Todos comprendieron que éramos mucho más que esas bandas que más bien parecían sectas. Nuestras intenciones iban mucho más allá de todo ese espectáculo.

Frost, estamos finalizando esta entrevista. ¿Te gustaría decir algunas palabras a tus fans chilenos?

Me guardaré mis palabras para el show, ese día podré tocar y dirigirme a ustedes. Estoy seguro de que pasaremos un buen momento con nuestros fans chilenos. Por ahora, sólo les diré que vayan a vernos tocar, esa es mi forma de comunicarme con ustedes.

Muchas gracias por tu tiempo, nos vemos en el show.

Fantástico, estamos esperando poder llegar pronto allá. Cuídense todos mientras tanto. ¡Nos vemos!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Geordie Greep de Black Midi: “Crear canciones por separado permitió que fueran más ambiciosas”

Publicado

en

Geordie Greep Black Midi

Luego de un aclamado ciclo en torno a su álbum debut, el implacable “Schlagenheim” de 2019, Black Midi tendría la difícil misión de superar expectativas y no fracasar en su segundo largo. Una banda tan ecléctica como esta no siempre consigue tantos comentarios favorables, por lo que la presión de tener a todas las miradas encima ponía en tela de juicio la calidad de un potencial segundo LP. Ahora, con “Cavalcade”, su segundo disco siendo una realidad, la joven agrupación se siente mucho más optimista en lo que depara el futuro, manteniendo siempre la ambición necesaria para ir avanzando en su búsqueda por encontrar ese sonido colectivo, de un caos que puede ser tan desordenado como estructurado en cada compás.

Luego de un tiempo analizando este segundo disco, en HumoNegro tuvimos la oportunidad de hablar algunos minutos con el guitarrista y vocalista Geordie Greep, quien durante toda la vorágine propia de la semana de estreno del disco se hizo un tiempo para conversar sobre una serie de temas, desde el proceso creativo de “Cavalcade”, la forma de componer que utilizan en su trabajo en equipo, la música que los influenció para este larga duración y su visión de la banda hacia el futuro, entre muchas otras cosas, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Geordie, te hablo desde Santiago de Chile.

Genial.

Esta es la tercera vez que conversamos, de hecho. Tuvimos entrevistas que no salieron a la luz por el show que harían en Santiago, que se postergó por el Covid-19 y luego se terminó cancelando.

Oh, sí, sí, cuánto lamento eso.

Quiero que hablemos del tremendo nuevo álbum de la banda. He estado escuchando “Cavalcade” un montón y siento que es muy diferente en comparación a su debut, ¿no es así?

Sí, el proceso fue algo diferente al primer álbum porque en el anterior la mayoría de las canciones –todas menos una en realidad– fueron compuestas entre todos con un proceso muy comunitario y democrático. Estábamos en una habitación todos juntos dando ideas, improvisando juntos, y tan pronto como surgía una canción que nos gustaba, parábamos y decíamos “de acuerdo, esto hay que agregarlo al montón que tenemos”. Teníamos muchos fragmentos que pegamos para transformarlos en una canción; diría que todas son un compilado de distintas secciones unidas en una composición. Fue un proceso menos inteligente en cuanto a diseño, más bien de estar en una habitación hasta conseguir que una canción funcionara.

¿Qué nos puedes contar del proceso de creación de este nuevo disco?

Con este álbum fue todo lo opuesto, porque habíamos estado trabajando de esa forma durante mucho tiempo y, luego de que terminamos nuestro primer álbum, seguimos trabajando de la misma forma. Fue así como nos sentimos cada vez menos inspirados y hubo momentos en que no lográbamos encontrar nada interesante; el hecho de que nos gustara algo cuando improvisamos fue cada vez menos frecuente. Al final, pasaron meses sin lograr tener una canción, así que un día estábamos improvisando y logramos llegar a algo, pero no sabíamos cómo avanzar. Ahí pensé “bien, me llevaré esto a casa”, y trabajé para crear otra sección y completar la canción. Luego llegué al otro día y les mostré la estructura a los chicos, a todos les gustó porque funcionó, fue mucho más fácil. Se logró llegar a varias ideas para perfeccionarla, pero seguí trabajando en casa hasta que les dije “bien chicos, esta es la canción para que la aprendan”. La mitad del nuevo disco fue hecho así, el resto fueron creadas tanto en conjunto como por separado.

Sin duda el cambio de metodología permitió también un cambio notorio en la interpretación, este disco tiene prácticamente cada movimiento cronometrado.

Esto permitió que pudiéramos ser más ambiciosos con el material, porque cuando tocamos todos juntos no podemos improvisar una secuencia o estructura, estamos todos básicamente tocando algo diferente. No puedes tocar en una nota especifica, más bien es algo atonal, surge desde las texturas y el sonido. Crear canciones por separado nos permitió que fueran mucho más melódicas y, a su vez, más ambiciosas.

¿Qué hay de la pandemia, tuvo alguna influencia en la forma de trabajar o en la naturaleza del disco como tal?

Tuvimos la suerte de estar usando esa nueva metodología antes de que toda la pandemia empezara y, al momento en que tuvimos que separarnos y encerrarnos en nuestras casas por la cuarentena, ya nos sentíamos cómodos trabajando de esa manera. De hecho, preferíamos trabajar así, tener todo el tiempo del mundo para componer fue un regalo. Fuimos muy afortunados en descubrir que podíamos trabajar así antes de que nos viéramos forzados a ello, de lo contrario habríamos quedado inmóviles esperando a juntarnos a improvisar juntos y, sumado al coronavirus, no hay posibilidad de que hubiésemos tenido un álbum listo en todo este tiempo. Estaríamos recién ahora viendo si podemos componer algo, así que tuvimos suerte (risas).

Al ver el tracklist del disco, tenemos desde canciones de dos minutos y algo más, hasta la última que es de nueve. ¿Sienten a “Cavalcade” como una especie de canción larga con diferentes secciones?

Quizás. Creo que todas las canciones son muy distintivas por su cuenta, pero la intención del álbum es escucharlo de una pasada. Cuando estábamos decidiendo el tracklist no había un orden natural que había que seguir estructuradamente, hay canciones que grabamos al mismo tiempo y que son tan buenas como las del disco, pero las dejamos afuera intencionalmente porque no iban con el ritmo del álbum. Así que, con estas ocho canciones, diría que sí, es como una única canción de larga duración.

Puedo percibir influencias de The Fall e incluso King Crimson. Entiendo que el álbum “Discipline de 1981 fue una obra muy influyente para el sonido de este disco. ¿Hubo algún disco que escuchaste mucho cuando estaban componiendo las canciones para “Cavalcade”?

Una gran influencia en muchas canciones fue Olivier Messiaen, un compositor que hizo una opera llamada “Saint François d’Assise”, sobre este personaje histórico, ya sabes. Esa es una pieza de música alocadamente conmovedora, muy experimental, comprometedora, son cuatro horas que escuchas y te hipnotizas en la narrativa. Fue una obra que escuché mucho antes de que comenzáramos a completar las canciones, influenció mucho en el disco, especialmente en “Ascending Forth”, la última canción.

Hay algo que me llamó la atención mientras leía para preparar esta entrevista, y es el hecho de que se aburrieron de su primer álbum y por eso tomaron la decisión de “ahora sí hacer un álbum bueno”, creo que algo así fue la frase que dijeron. ¿Por qué se sentían de esa forma, incluso cuando fue tan exitoso?

Bueno, no lo sé, supongo que lo tocamos demasiado y fue así como empezamos a notar las limitaciones de las canciones. El hecho de que fueran construidas como te expliqué hace un rato, les dio ciertas limitaciones que no podíamos evitar. Muchas de las canciones son solamente uno o dos acordes, pueden ser interesantes, hay muchos sonidos geniales que dan esa sensación natural de estar viendo tocar a una banda en vivo, pero en términos de las canciones como tal, los acordes y las melodías no son las más interesantes del mundo que digamos. Esta vez queríamos hacer canciones que fueran fundamentalmente más interesantes, y luego agregar algunos “efectos especiales” encima para hacerlas incluso mejores. El primer álbum es el primer álbum, probablemente terminemos diciendo lo mismo de este disco en un año más, o quizás sintamos que es un montón de basura cuando estemos en el tercer disco (risas). De todas formas, siento que esta vez hicimos canciones que tienen una longevidad y con espacio para desarrollarlas cuando las toquemos en vivo.

Tuve la suerte de escuchar el disco antes de su lanzamiento para hacerle un review y hay algo que escribí en mi texto que quería comentar: siento que este álbum es el punto de partida para llegar a uno de los mejores álbumes de la historia. No lo sé, quizás el tercer o cuarto álbum de Black Midi. Te comento esto porque leí una entrevista donde justamente dijeron lo mismo, que sienten a este disco como el punto de partida para otra etapa de la banda. Así que quisiera escuchar tus reflexiones al respecto, ¿por qué lo sienten de esa forma?

Sí, lo entiendo. Sí, dijimos eso cuando descubrimos que en esta nueva forma de trabajar había una vibra más optimista en lo que estábamos haciendo, sabíamos que estas canciones podían tener una longevidad. Desde esta fórmula podemos seguir mejorando e intentando cosas nuevas con este mismo enfoque. No lo sé, quizás sea el siguiente o nos tardemos un par de discos más, pero espero que uno de esos sea el “TBE”, The Best Ever (risas). Habrá que ver que pasa en el futuro.

Bueno, este disco es el mejor de este año, no hay duda de eso.

¿En lo que va del año? Fantástico, lo agradezco mucho (risas).

De hecho, “Schlagenheim” fue el segundo mejor en nuestra lista de ese año, solamente fue superado por “Ghosteen de Nick Cave & The Bad Seeds.

Oh, muchísimas gracias por eso también.

Geordie, se supone que vendrían a tocar a Santiago el año pasado, luego se postergó por la pandemia y finalmente se canceló. ¿Tendremos la oportunidad de ver a Black Midi algún día acá en Chile?

Eso espero, amigo, realmente lo quiero. Será genial tocar allá en algún momento porque mi mejor amigo desde los tres años es de Chile, siempre me dice que deberíamos tocar allá. Algún día lograremos tocar allá, estoy seguro de eso, y espero que sea más temprano que tarde.

Eso espero también, todos están muy entusiasmados por verlos. Bueno, Geordie, se nos acaba el tiempo, así que esa fue la última pregunta. Para terminar, ¿le quieres enviar un mensaje a los fans de la banda que estén leyendo esto?

Sí. Sólo quiero decirles que disfruten el álbum, escúchenlo todo lo que puedan y, si no les gusta en un principio, denle otra oportunidad (risas). También quiero que sepan que estaremos allá, tarde o temprano tocaremos allá, así que nos veremos algún día.

Muchas gracias por la entrevista, Geordie.

Gracias a ti, amigo. ¡Nos vemos!

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 5 días

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 5 días

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 2 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 2 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 4 semanas

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 4 semanas

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Fortitude Fortitude
DiscosHace 1 mes

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 1 mes

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas