Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Elena Tonra de Daughter: “No me avergüenza la tristeza, porque indica que estoy sintiendo algo fuerte”

Publicado

en

La vida exige equilibrios para que nadie se vuelva más loco de lo que ya está. Se evitan los extremos para congeniar, y tal vez por ello cuando Elena Tonra se enfrenta a una entrevista, la sensación de tristeza que puede tomarse una canción de Daughter se disipa al compartir minutos conversando con ella.

La vocalista, letrista y compositora del trío que se presentará por partida doble en Chile, en solitario el 9 de noviembre y dos días después en el Festival Fauna Primavera, se escapa del aura turbia de las mejores canciones del conjunto y se presenta risueña y simpática, abierta a sugerencias para los días que pasará en Chile, pero también muy clara en dónde se dispone y desde qué parámetros nota que ha aprendido a ser no sólo intérprete, sino que también autora, algo que, siendo mujer, ha sido algo importante para tener un espacio y evitar rodearse de gente que no le genera réditos personales. Aquí nuestra conversación con Elena Tonra, la voz de Daughter.

Hola, Elena, nos dijeron que teníamos algunos minutos para hablar contigo. ¿Todo bien?

Sí, por supuesto. Me retrasé con otra entrevista, pero no tengo planes más allá de esta conversación. Sólo soy una viejita quedándome en casa, con una taza de té (risas).

¿Cómo te sientes para venir por primera vez a Sudamérica? Acá en Chile el concierto está a punto de agotar y la gente se entusiasmó mucho cuando se anunció.

Estoy tan emocionada y agradecida de que por fin haya resultado esto. Llevamos seis años como banda; es grandioso. Con los chicos estamos muy contentos porque ninguno ha tenido la oportunidad de estar en Chile y será una verdadera aventura. No puedo esperar.

Si puedes, prueba vino chileno. Si bebes, por supuesto.

(Risas) ¡Sí! Me encanta el vino, aunque eso suena peligroso, así que debo cuidarme de no emborracharme antes del show. No antes, pero definitivamente sí después.

Intentaste escribir canciones en el medio del pasado tour y no resultó. Entonces, ¿qué crees que necesitas para que la autoría fluya y realmente logres hacer lo que quieres?

Para serte honesta, es difícil saber cuáles son esas condiciones. No puedo planificar cuándo escribiré, lo que es frustrante porque a veces pasan semanas o incluso meses sin escribir nada. Y amo escribir, me genera mucha confianza hacerlo, entonces, cuando no lo puedo hacer de verdad que lo noto. Siento que me pongo un poco loca, pero cuando tengo un tiempo productivo es alrededor de algún evento específico y particular, o cuando rondo un tema muy grande y lo intento poner en un formato más pequeño. Puedo escribir mucho acerca de un tópico, o sea, mucho (risas) o de una sola persona. Disfruto la soledad, porque es bueno estar con Remi y los chicos, pero a veces necesitas la paz para poder conectarte completamente con cómo te sientes. Me acomoda estar con ellos, pero, aunque parezca tenebroso y extraño, hay que estar solo. No hay una receta específica, pero creo que, aunque a veces tenga un bloqueo creativo y pase mucho sin escribir, debo tener la certeza de que lo haré nuevamente. Tengo amigos músicos que escriben todo el tiempo, pero los cerebros piensan diferente, así que no me aproblemo tanto.

La gente en general niega la tristeza, pero algo que ocurre con tus canciones es que no niega su existencia y hasta permite que luzca bella y poderosa. ¿Cómo crees que opera para ti esa tristeza y esas sensaciones?

Pienso que es una trasmutación de algo, cuando quieres cambiar algo que está muy dentro de ti, casi como si quisieras deshacerte de ello, pero habrá tiempo para todo, para estar triste o feliz, porque es lo que pasa finalmente, y muchas veces escribo más cuando no estoy muy bien, y es como si quisiera encontrar una salida mediante esa escritura. No se trata de que quiera profitar de mi propia tristeza, aunque pareciera que así fuera (risas), pero ojalá que pudiera estar mejor. Así es el asunto y tampoco me avergüenza la tristeza, porque implica estar sintiendo algo fuerte. El mundo en general se pone una careta y la gente dice que está bien todo el tiempo, que todo es maravilloso, cuando eso no es real. Hay momentos en los que no estás tan bien y hay que salir de ese estado y sentirse mejor, no hay que escapar y negar eso. Si un amigo se siente mal, no puedo arrancar, sino que tengo que estar ahí, ayudar y que con trabajo ambos estemos bien. Es hasta lindo hablar de esas cosas, con los amigos, con una taza de té, sintiendo todo. Con la música es lo mismo, porque no creo que haya que fingir, sino que prefiero sentirlo todo antes que tratar lo imposible, que es elegir los sentimientos.

¿Y cuánto juega en tu escritura de canciones la soledad?

Con la banda somos muy colaborativos, lo que nos deja poco espacio para estar demasiado solos, lo que creo que es bueno porque se trabaja mucho con el ego al crear. Entonces, cuando se genera algo mutuo y complementario se logra evitar eso, con un balance, porque el ego puede tirar para abajo. Y pasa lo mismo con las canciones que a veces son bajadas y tristes, entonces la alegría del trabajo en grupo ayuda a cambiar eso. Hay una forma de decir qué creo que es mejor, y es que yo prefiero estar sola, pero no podría existir en un ambiente solitario. Tendría que socializar o sería una persona muy rara (risas). El balance debe existir para crear y decir lo que quieras, y en aislamiento eso debe ser algo matizado porque no puedes hacerlo todo el tiempo. Igualmente, sabes que la soledad no sólo es física, sino que también emocional, entonces puedes estar increíblemente sola rodeada de miles de personas.

Tú escribes desde las experiencias, pero no sólo tuyas. Leí que “Doing The Right Thing” es una canción sobre la relación entre tu madre y tu abuela. ¿Cómo es para ti hablar de sus vidas y sus luchas?

Creo que es la primera vez que escribo acerca de ellas. En el primer disco intenté hablar de mi madre y mi padre, pero figurativamente, estilo “tú eres un árbol y tú también” (risas). Es muy duro ver a tu madre relacionándose con su madre, ver cómo tu abuela tiene una enfermedad, y ha cambiado mucho desde que podía recordar cosas a cómo está ahora. Progresivamente es peor, y para mí es duro pensar que mi abuela ya no pueda recordar quién soy, pero siento que ese sentimiento debe ser cien veces peor para mi madre, porque te preguntas por qué pasa eso. Además que ahora se rotan los papeles, porque la madre se vuelve la hija y viceversa, y de repente la madre de la que te preocupaste por tanto tiempo ahora no tiene cómo hacerlo. Resulta en algo muy bello. No es algo dicho, sino que algo instintivo. Ella debe hacerse cargo y lo hace, y es hermoso porque es amor incondicional y cuidado de la una por la otra. Es una canción dedicada a ellas.

Es duro ver a mi mamá sintiendo eso, cuando mi abuela es alguien muy lleno de alegría y es muy animada; una señora italiana muy enérgica que, aunque no sabe cómo me llamo, igual me da un beso y se ríe. Para ella todo es muy presente, entonces no tiene sentido del tiempo o siquiera sabe dónde está o quién es, o quién soy yo, pero el presente, lo que está al frente, es lo más importante, y su cerebro se enfoca en ese segundo. Es algo interesante y triste. Me gustaría que recordara cuando me iban a dejar al colegio y cosas así, pero está bien, y es lo que es ahora. La memoria define lo que somos, pero en este caso ves cómo eso puede cambiar, entonces esa es una canción de amor para ellas, básicamente porque las amo.

La música en general es un “club de hombres”, entonces se me hace importante preguntarte a ti, como mujer en la industria, ¿cómo sientes o has visto el machismo o la misoginia en medio de tu trabajo en la música?

Para ser honesta, siempre he sido juiciosa para elegir con quién trabajo y me rodeo por gente buena, aunque a veces me acuerdo de que, en la escena de Londres, por ejemplo, en los primeros shows no nos pagaban. Y siempre era un hombre el que hacía los tratos, presentaba a la gente, y yo pensaba “ok, grandioso” en un rincón. Trato de no dar cabida a ninguna mierda machista en mi trabajo y quehacer como músico, como cuando a veces te encuentras con alguien al querer comprar o probar pedales: los hombres quedan preguntándose si yo sabía lo que hacía y hasta me ofrecían pedales por los colores, por la forma, y yo pensaba que a mí no me importaban para nada los colores (risas), era como “qué creían que haría con ellos”. Todavía hay gente que opera así, y lo veo a veces, pero nunca he experimentado completamente un trato injusto porque yo siempre soy muy cuidadosa con eso, y cuando veo que es así lo hago notar de inmediato y cambian. Pero es difícil verlo porque no siempre te encuentras con demasiada gente. Quizás en los festivales, cuando notas que la mayoría de las bandas tiene hombres como líderes, pero no sé cuánto tenga que ver con calidad y oportunidades, es difícil de saber eso aún.

Igual, he sido una afortunada en poder trabajar con gente buena y excelente en lo que hace, porque creo que no aguantaría si no fueran así (risas) porque soy exigente. Creo que siempre me comparan con otras mujeres y yo siento que lo hacen sólo porque somos mujeres, y pienso que por favor investiguen un poco más para que no queden en ridículo. Pero cada vez pasa menos, y ahí importa tener una buena red de amigos y de amigas.

Eso sería todo, Elena. Gracias por el tiempo y las risas, y esperamos verte por estos lares.

Gracias por las preguntas, y ojalá que en noviembre tomemos esas copas de vino, pero después del show, no antes (risas).

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Ángel Mosqueda de Zoé: “Todos estamos aprendiendo y adaptándonos”

Publicado

en

Zoé

Si hablamos de rock alternativo latinoamericano, es imposible no mencionar a Zoé. La banda mexicana ha logrado posicionarse como un referente en el continente, e hitos como el MTV Unplugged de 2011 y un Grammy a Mejor Disco Alternativo Latino en 2019 lo reafirman.

Se esperaba que a estas alturas del año ya estuviese publicado su séptimo álbum, “Sonidos de Karmática Resonancia”, pero la pandemia lo impidió. Aun así, sus dos nuevos sencillos prometen un disco moderno y bailable, siguiendo la línea de su aclamado “Aztlán” (2018). Sobre estas canciones y la actualidad de la banda, conversamos con Ángel Mosqueda, su bajista.

Hola, Ángel, ¿cómo estás?

Hola, Aquiles, bien, ¿y tú?

Bien también, en casa, encerrado.

Está bien eso. Algo estamos aprendiendo todos, por lo menos una cosa.

Quiero comenzar preguntándote por los nuevos singles, “Fiebre” y “SKR”. El sonido se siente muy moderno, pero aun así tiene los elementos característicos de Zoé. ¿Esa dualidad será el estilo de este nuevo disco?

Sí, creo que va por ahí el sonido nuevo. Yo también veo que, aparte de lo futurista, hay algo medio retro, principalmente en “SKR”, donde el coro te lleva a los 70. Nos gusta mezclar esos dos mundos, así que hay un poco de psicodelia, un poco de retro y también futurismo. En las dos canciones los sintetizadores me parecen medio “Blade Runner”, medio Vangelis. Yo no sé si la gente está consiente, pero para mí parte esencial del sonido de Zoé son los sintetizadores, por lo que el resto siempre va variando, aunque estos se mantienen. Creo que lo dices muy bien: es una combinación retro-futuro y lo característico de Zoé.

Por lo que pude averiguar, la idea de “Fiebre” nació de ti. ¿Cómo fueron trabajándola hasta llegar a transformarla en una composición grupal?

Fue una maqueta que hice con Jesús, el tecladista. Tenía una armonía muy simple y era una idea muy Zoé, pero al momento de trabajarla con la banda cambió mucho. Eso es algo que pasa bastante, llegas con una idea y se va transformando. Fue interesante el trabajo porque tuvo una metamorfosis muy clara, de hecho, la idea original ya no se parece nada (risas), pero eso es lo encantador de la música y de tener una banda con tanta gente que tiene un ímpetu creativo. Me pone contento que las rolas agarren caminos diferentes.

En “Fiebre” se habla sobre la relación humano-tecnología, pero creo que también hay mucho de malestar social y del mundo convulsionado en el que vivimos, ¿va por ahí la temática de la letra?

Tal cual. La letra habla de una protesta a muchas actitudes que ha tomado la gente, no solo este año, sino en general. El efecto que tiene la tecnología en nosotros por un lado es excelente, porque es una herramienta increíble para hacer muchas cosas buenas, pero por otro es claro que te deshumaniza. Esa es la medula de la canción, combinada con ciertos pensamientos de protesta de León, de un control que existe y ha existido siempre. Por la situación que estamos viviendo hoy en día, la letra encaja perfecto, pero no fue hecha por la pandemia, simplemente era una canción de protesta y ahora nos damos cuenta de que también se relaciona con todo esto, lo cual está bien. A mí me gusta que la gente se sienta identificada y la canción siempre tuvo ese color de protesta en muchos sentidos.

Estos dos primeros adelantos están producidos por Craig Silvey, ¿estará de igual forma Phil Vinall en este nuevo disco?

Ya no estará en este disco como productor. La última producción que hizo Phil Vinall, nuestro productor en todos los discos anteriores y de toda la música de Zoé, fueron ocho temas en “Aztlán”. Excelente trabajo, como siempre, le estaré muy agradecido, pero para este disco decidimos probar nuevos territorios y en este caso el trabajo que estamos haciendo con Craig está muy bueno. Me parece que tiene mucha contundencia, además nos encontramos explorando nuevas cosas, sobre todo en las técnicas de grabación. El sonido está excelente, me parece muy, muy bueno. Estos dos temas que han salido suenan increíbles y estoy muy contento con las grabaciones, han salido muy fluidas, con muy buena onda.

Dentro del proceso de creación del disco, sin duda el confinamiento ha sido un tema. ¿Cómo se han adaptado los tiempos y ustedes mismos para poder llevarlo a cabo?

En enero tuvimos la oportunidad de avanzar con cuatro temas que ya están terminados, después de eso teníamos presupuestado regresar en marzo lo cual no pasó, entonces estamos poniéndonos de acuerdo en cuándo poder continuar con el disco. Queremos terminarlo juntos, por lo que apostamos a estar en octubre de nuevo en el estudio finalizando las seis canciones restantes, pero nada es seguro porque cada 15 días vamos ajustándonos a lo que va sucediendo.

¿Cómo ha estado conviviendo la industria mexicana con la crisis? Nosotros muchas veces la vemos como omnipresente en Latinoamérica, pero me imagino que esto también les ha afectado profundamente.

Sí, fuerte. Está pegándonos igual que como a todo el mundo, no se pueden hacer muchas cosas. Afortunadamente, han salido muchos lanzamientos. Hace un tiempo hablaba con Phil sobre ese tema, él cree que, cuando esto termine, todo el mundo sacará material nuevo y la industria se inundará de lanzamientos. Pero no sé, la verdad, todos estamos aprendiendo y adaptándonos.

Para terminar la entrevista, quiero preguntarte por el disco “Reversiones” (2020) y particularmente por la versión que hizo Mon Laferte de “Love”. ¿Qué te ha parecido y cómo es su relación con ella?

La versión me ha parecido excelente, muy dulce, increíble tener su voz y su versión en este proyecto. En cuanto a nuestra relación, yo no la conozco personalmente, pero León ha colaborado con ella en “Voluma” (2016) y en la gira de Soda Stereo del año pasado, por lo que tienen una relación más estrecha. La convocatoria fue más que nada por Universal, nuestro sello, quienes han estado a cargo de eso, y creo que lo han hecho genial.

Muchas gracias por darte el tiempo para conversar con HumoNegro, un abrazo.

Muchas gracias a ustedes y estamos en contacto, ojalá pronto estar por allá.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Providence Providence
DiscosHace 5 días

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 6 días

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 1 semana

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 2 semanas

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 2 semanas

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 3 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 3 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 3 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Punisher Punisher
DiscosHace 4 semanas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Publicidad
Publicidad

Más vistas