Contáctanos

Entrevistas

Elena Tonra de Daughter: “No me avergüenza la tristeza, porque indica que estoy sintiendo algo fuerte”

Publicado

en

La vida exige equilibrios para que nadie se vuelva más loco de lo que ya está. Se evitan los extremos para congeniar, y tal vez por ello cuando Elena Tonra se enfrenta a una entrevista, la sensación de tristeza que puede tomarse una canción de Daughter se disipa al compartir minutos conversando con ella.

La vocalista, letrista y compositora del trío que se presentará por partida doble en Chile, en solitario el 9 de noviembre y dos días después en el Festival Fauna Primavera, se escapa del aura turbia de las mejores canciones del conjunto y se presenta risueña y simpática, abierta a sugerencias para los días que pasará en Chile, pero también muy clara en dónde se dispone y desde qué parámetros nota que ha aprendido a ser no sólo intérprete, sino que también autora, algo que, siendo mujer, ha sido algo importante para tener un espacio y evitar rodearse de gente que no le genera réditos personales. Aquí nuestra conversación con Elena Tonra, la voz de Daughter.

Hola, Elena, nos dijeron que teníamos algunos minutos para hablar contigo. ¿Todo bien?

Sí, por supuesto. Me retrasé con otra entrevista, pero no tengo planes más allá de esta conversación. Sólo soy una viejita quedándome en casa, con una taza de té (risas).

¿Cómo te sientes para venir por primera vez a Sudamérica? Acá en Chile el concierto está a punto de agotar y la gente se entusiasmó mucho cuando se anunció.

Estoy tan emocionada y agradecida de que por fin haya resultado esto. Llevamos seis años como banda; es grandioso. Con los chicos estamos muy contentos porque ninguno ha tenido la oportunidad de estar en Chile y será una verdadera aventura. No puedo esperar.

Si puedes, prueba vino chileno. Si bebes, por supuesto.

(Risas) ¡Sí! Me encanta el vino, aunque eso suena peligroso, así que debo cuidarme de no emborracharme antes del show. No antes, pero definitivamente sí después.

Intentaste escribir canciones en el medio del pasado tour y no resultó. Entonces, ¿qué crees que necesitas para que la autoría fluya y realmente logres hacer lo que quieres?

Para serte honesta, es difícil saber cuáles son esas condiciones. No puedo planificar cuándo escribiré, lo que es frustrante porque a veces pasan semanas o incluso meses sin escribir nada. Y amo escribir, me genera mucha confianza hacerlo, entonces, cuando no lo puedo hacer de verdad que lo noto. Siento que me pongo un poco loca, pero cuando tengo un tiempo productivo es alrededor de algún evento específico y particular, o cuando rondo un tema muy grande y lo intento poner en un formato más pequeño. Puedo escribir mucho acerca de un tópico, o sea, mucho (risas) o de una sola persona. Disfruto la soledad, porque es bueno estar con Remi y los chicos, pero a veces necesitas la paz para poder conectarte completamente con cómo te sientes. Me acomoda estar con ellos, pero, aunque parezca tenebroso y extraño, hay que estar solo. No hay una receta específica, pero creo que, aunque a veces tenga un bloqueo creativo y pase mucho sin escribir, debo tener la certeza de que lo haré nuevamente. Tengo amigos músicos que escriben todo el tiempo, pero los cerebros piensan diferente, así que no me aproblemo tanto.

La gente en general niega la tristeza, pero algo que ocurre con tus canciones es que no niega su existencia y hasta permite que luzca bella y poderosa. ¿Cómo crees que opera para ti esa tristeza y esas sensaciones?

Pienso que es una trasmutación de algo, cuando quieres cambiar algo que está muy dentro de ti, casi como si quisieras deshacerte de ello, pero habrá tiempo para todo, para estar triste o feliz, porque es lo que pasa finalmente, y muchas veces escribo más cuando no estoy muy bien, y es como si quisiera encontrar una salida mediante esa escritura. No se trata de que quiera profitar de mi propia tristeza, aunque pareciera que así fuera (risas), pero ojalá que pudiera estar mejor. Así es el asunto y tampoco me avergüenza la tristeza, porque implica estar sintiendo algo fuerte. El mundo en general se pone una careta y la gente dice que está bien todo el tiempo, que todo es maravilloso, cuando eso no es real. Hay momentos en los que no estás tan bien y hay que salir de ese estado y sentirse mejor, no hay que escapar y negar eso. Si un amigo se siente mal, no puedo arrancar, sino que tengo que estar ahí, ayudar y que con trabajo ambos estemos bien. Es hasta lindo hablar de esas cosas, con los amigos, con una taza de té, sintiendo todo. Con la música es lo mismo, porque no creo que haya que fingir, sino que prefiero sentirlo todo antes que tratar lo imposible, que es elegir los sentimientos.

¿Y cuánto juega en tu escritura de canciones la soledad?

Con la banda somos muy colaborativos, lo que nos deja poco espacio para estar demasiado solos, lo que creo que es bueno porque se trabaja mucho con el ego al crear. Entonces, cuando se genera algo mutuo y complementario se logra evitar eso, con un balance, porque el ego puede tirar para abajo. Y pasa lo mismo con las canciones que a veces son bajadas y tristes, entonces la alegría del trabajo en grupo ayuda a cambiar eso. Hay una forma de decir qué creo que es mejor, y es que yo prefiero estar sola, pero no podría existir en un ambiente solitario. Tendría que socializar o sería una persona muy rara (risas). El balance debe existir para crear y decir lo que quieras, y en aislamiento eso debe ser algo matizado porque no puedes hacerlo todo el tiempo. Igualmente, sabes que la soledad no sólo es física, sino que también emocional, entonces puedes estar increíblemente sola rodeada de miles de personas.

Tú escribes desde las experiencias, pero no sólo tuyas. Leí que “Doing The Right Thing” es una canción sobre la relación entre tu madre y tu abuela. ¿Cómo es para ti hablar de sus vidas y sus luchas?

Creo que es la primera vez que escribo acerca de ellas. En el primer disco intenté hablar de mi madre y mi padre, pero figurativamente, estilo “tú eres un árbol y tú también” (risas). Es muy duro ver a tu madre relacionándose con su madre, ver cómo tu abuela tiene una enfermedad, y ha cambiado mucho desde que podía recordar cosas a cómo está ahora. Progresivamente es peor, y para mí es duro pensar que mi abuela ya no pueda recordar quién soy, pero siento que ese sentimiento debe ser cien veces peor para mi madre, porque te preguntas por qué pasa eso. Además que ahora se rotan los papeles, porque la madre se vuelve la hija y viceversa, y de repente la madre de la que te preocupaste por tanto tiempo ahora no tiene cómo hacerlo. Resulta en algo muy bello. No es algo dicho, sino que algo instintivo. Ella debe hacerse cargo y lo hace, y es hermoso porque es amor incondicional y cuidado de la una por la otra. Es una canción dedicada a ellas.

Es duro ver a mi mamá sintiendo eso, cuando mi abuela es alguien muy lleno de alegría y es muy animada; una señora italiana muy enérgica que, aunque no sabe cómo me llamo, igual me da un beso y se ríe. Para ella todo es muy presente, entonces no tiene sentido del tiempo o siquiera sabe dónde está o quién es, o quién soy yo, pero el presente, lo que está al frente, es lo más importante, y su cerebro se enfoca en ese segundo. Es algo interesante y triste. Me gustaría que recordara cuando me iban a dejar al colegio y cosas así, pero está bien, y es lo que es ahora. La memoria define lo que somos, pero en este caso ves cómo eso puede cambiar, entonces esa es una canción de amor para ellas, básicamente porque las amo.

La música en general es un “club de hombres”, entonces se me hace importante preguntarte a ti, como mujer en la industria, ¿cómo sientes o has visto el machismo o la misoginia en medio de tu trabajo en la música?

Para ser honesta, siempre he sido juiciosa para elegir con quién trabajo y me rodeo por gente buena, aunque a veces me acuerdo de que, en la escena de Londres, por ejemplo, en los primeros shows no nos pagaban. Y siempre era un hombre el que hacía los tratos, presentaba a la gente, y yo pensaba “ok, grandioso” en un rincón. Trato de no dar cabida a ninguna mierda machista en mi trabajo y quehacer como músico, como cuando a veces te encuentras con alguien al querer comprar o probar pedales: los hombres quedan preguntándose si yo sabía lo que hacía y hasta me ofrecían pedales por los colores, por la forma, y yo pensaba que a mí no me importaban para nada los colores (risas), era como “qué creían que haría con ellos”. Todavía hay gente que opera así, y lo veo a veces, pero nunca he experimentado completamente un trato injusto porque yo siempre soy muy cuidadosa con eso, y cuando veo que es así lo hago notar de inmediato y cambian. Pero es difícil verlo porque no siempre te encuentras con demasiada gente. Quizás en los festivales, cuando notas que la mayoría de las bandas tiene hombres como líderes, pero no sé cuánto tenga que ver con calidad y oportunidades, es difícil de saber eso aún.

Igual, he sido una afortunada en poder trabajar con gente buena y excelente en lo que hace, porque creo que no aguantaría si no fueran así (risas) porque soy exigente. Creo que siempre me comparan con otras mujeres y yo siento que lo hacen sólo porque somos mujeres, y pienso que por favor investiguen un poco más para que no queden en ridículo. Pero cada vez pasa menos, y ahí importa tener una buena red de amigos y de amigas.

Eso sería todo, Elena. Gracias por el tiempo y las risas, y esperamos verte por estos lares.

Gracias por las preguntas, y ojalá que en noviembre tomemos esas copas de vino, pero después del show, no antes (risas).

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Entrevistas

Steve Rothery: “Ya nadie disfruta la experiencia de esperar por un álbum”

Publicado

en

Steve Rothery

La historia de Marillion con nuestro país ya lleva varios capítulos. Sin ir más lejos, fue apenas en mayo de este año cuando Santiago recibió el “Marillion Weekend”, evento realizado durante tres días en el Teatro Caupolicán que pudo ratificar el amor especial que Chile siente por el conjunto británico. Tan solo algunos meses después de eso, su guitarrista Steve Rothery volverá a nuestro país de manera solista, presentando un show que mezcla su material con los clásicos de la primera etapa de Marillion, esa que tuvo al icónico Fish como su frontman.

Con el fin de amenizar la espera para el 4 de diciembre, día en que Rothery se presentará en el Teatro Nescafé De Las Artes, es que conversamos con el legendario guitarrista, quien nos contó sobre sus recuerdos de Santiago, su pasión por la fotografía y el espacio, además de los planes a futuro de Marillion. Te dejamos a continuación con nuestra entrevista completa al destacado compositor británico.

Hola, Steve. ¿Te gustaría que comenzáramos esta entrevista?

Hola, por supuesto, estoy caminando por un parque en estos momentos. Es parte de lo que hago en mis tiempos libres (risas).

Genial, comencemos entonces. Vuelves a tocar en Santiago nuevamente este año. Luego de tu paso con Marillion en mayo, esta vez te presentarás con The Steve Rothery Band. ¿Qué nos puedes contar sobre este show?

Así es, este es un show en dos partes. La primera mitad consiste en canciones de mi álbum “The Ghost Of Pripyat” (2014), que es música muy basada en la guitarra, con pasajes más instrumentales y atmosféricos. Luego de una pequeña pausa, regresamos para tocar canciones de Marillion, enfocándonos en aquellas que ya no tocamos en vivo con la formación actual, principalmente de los primeros cuatro álbumes. Esa parte es como una especie de celebración a la música de la banda, ya que compuse un gran porcentaje de canciones en los primeros años. Para mí es genial poder tocar nuevamente temas como “Fugazi”, “Incubus” o “Cinderella Search”. Tenemos un vocalista invitado para esta gira sudamericana, mi gran amigo Gabriel Agudo, que también es vocalista de Bad Dreams, una banda argentina muy buena. Él es un gran frontman y hace un muy buen trabajo interpretado las canciones de Fish.

Probablemente toquemos algunas canciones de álbumes más recientes, pero básicamente es ese show de dos partes el que hemos tocado alrededor del mundo y funciona muy bien. Creo que será muy especial, Santiago es la plaza que probablemente más espero, es la fanaticada más grande que tenemos en Sudamérica, así que este álbum será una enorme fiesta.

Estuve presente en dos noches del “Marillion Weekend” este año y me sorprendió mucho el inmenso amor que la fanaticada en nuestro país siente por la banda. ¿Qué es lo que más te llama la atención en Chile?

Bueno, tengo algunos amigos en Chile, esta actividad del Marillion Weekend se convirtió en algo más social y la gente no sólo disfrutó el show. De hecho, la última vez tuve la oportunidad de ir al Observatorio Paranal, en el norte de Chile, donde viví una tremenda experiencia al estar en las montañas presenciando las estrellas en el cielo. Y es algo que haré de nuevo este año, ya que al finalizar la gira sudamericana me iré unos días al norte de Chile nuevamente, será muy divertido. Esa vez no tuve la oportunidad de conocer el resto de país, es uno de mis pocos arrepentimientos. Algunos amigos me han dicho lo hermoso que es el sur de Chile, quizás algún día pueda explorar más del país.

Es curioso el interés que varios músicos sienten por el Observatorio Paranal, Brian May lo ha visitado algunas veces, incluso Steven Wilson grabó un videoclip ahí. No tenía idea que tuviste la oportunidad de conocerlo.

Si, incluso hay algunas fotografías en mi página de Facebook. Siempre he sido muy apasionado por el espacio, mi próximo proyecto es un álbum con una temática espacial, donde incluso una de las canciones está basada en el Paranal, quizás me inspire a hablar más de él en el álbum final.

¿Cuándo tendremos novedades sobre este lanzamiento?

En algún momento del próximo año, ya que estoy trabajando en muchos proyectos actualmente. Estoy componiendo algunos tracks con Steve Hackett, haremos un álbum nuevo con Marillion en algún punto también, ya sabes, me gusta mantenerme ocupado (risas). Como notarás, siempre están pasando muchas cosas, quizás ahora me embarque en la segunda parte de mi libro de fotografías “Postcards From The Road”, así que se ve un futuro muy ocupado.

Precisamente me gustaría conversar sobre tu pasión por la fotografía. Lanzaste un libro con fotografías que has tomado durante las giras, capturando la esencia y el contexto de lo que te rodea. ¿Pudiste hacer algo de eso en nuestro país? ¿Algo que quizás quieras usar en algún otro libro a futuro?

Una de las principales razones por las que vuelvo al Paranal es para hacer fotos, las que probablemente sean usadas en mi álbum sobre el espacio. Quizás haga un videoclip también, ya que me inspiré mucho durante las horas que estuve ahí.

¿Cómo surgió en ti esa pasión por la fotografía? ¿Fue antes o después de la música?

Creo que fue al mismo tiempo. Como a los quince aprendí a tocar guitarra, y más o menos a esa edad es que obtuve una antigua cámara Zenith rusa, y justo vivo en una ciudad pesquera en el norte de Yorkshire que es muy fotogénica. Solía tomar fotos de los alrededores, y luego, gracias a Marillion, tuve el dinero para comprar una cámara decente, así que mi técnica fue progresando con el correr de los años. Me gusta mucho tomar fotos en blanco y negro, creo que de eso será el segundo volumen del libro.

Pasemos a tu álbum “The Ghost Of Pripyat”, el que realizaste mediante una campaña de crowdfunding a través de Kickstarter, siendo un pionero en esta forma de grabar un disco. ¿Por qué decidiste hacerlo de esa manera?

Tuve la idea de hacer un álbum instrumental durante casi 20 años. Miles Copeland se me acercó para hacer un disco en 1993 más o menos, luego fui invitado a tocar en un festival en Bulgaria en 2013, donde acepté inmediatamente. Ahí me di cuenta de que debía componer algo de música y tener una banda para poder tocar, por lo que junté a algunos amigos con los que había buena química y compusimos algunas cosas. Dave Foster también estuvo presente en las sesiones, creamos algunas ideas juntos, fue por eso que decidí hacer un álbum. Tenía la opción de hacerlo rápido y barato, o tomarme mi tiempo y que fuera algo especial, por lo que la mejor opción para lo segundo era el crowdfunding, considerando que Marillion fue pionera de ese modelo. Logramos el 50 por ciento de la meta en uno o dos días, recaudando más de tres veces lo que se necesitaba finalmente, eso me ayudó a transformar mi estudio y entregarle un mejor lugar de trabajo a mi banda, además de que fuimos a un estudio de clase mundial para grabar y componer durante unos cuatro días. Es algo bastante curioso, hay gente que apoya estas iniciativas porque les gusta estar involucradas en el proyecto, aunque también está el caso cuando Marillion hizo un crowdfunding y la gente se quejó. Son diferentes tipos de personas, es bueno igualmente saber qué hay gente que se siente cómoda con su nombre en el booklet o con estar presentes en el lanzamiento, o lo que sea.

Hablando de Marillion, tu eres el único miembro que permanece desde el inicio de la banda. Luego de todos estos años, ¿te sientes como el responsable de mantener a la Marillion con vida?

(Risas) Bueno, igual nos consideramos un colectivo, básicamente. Trabajamos muy bien juntos la mayor parte del tiempo, creo que ya van una cantidad considerable de años con esta formación. Todos somos un poco peculiares, o excéntricos, pero nos entendemos entre nosotros, que es lo importante. Mantener una banda activa durante tantos años es un logro significativo, además de que artísticamente aún estamos en nuestro peak. Creo que “Fuck Everyone And Run (F E A R)” (2016) es uno de los mejores discos que hemos hecho, y comercialmente estuvo muy bien, lo que demuestra el momento en que estamos como banda.

Estuvimos tocando en Londres hace algunos días y fue un gran éxito. Nos sentimos como si llegó nuestro momento de nuevo; tal vez seamos una especie de sobrevivientes, porque con el ascenso de las redes sociales las grandes compañías ya no existen más y los artistas ya no tienen mucho control sobre su trabajo como antes. Hoy en día se está más expuesto y es mucho más fácil que alguien acceda a tu música.

Gracias al fenómeno de internet y las plataformas de streaming, los chicos hoy en día tienen toda la información sobre una banda, accediendo a discografías completas sin mayores problemas. Producto de eso, hay ocasiones en que ni siquiera logran evidenciar la evolución de una banda, el cambio de estilo entre un álbum y otro, ente otras cosas, porque todo está ahí al alcance. Considerando esa instantaneidad, ¿sientes que es más difícil hacer nuevos fans en la actualidad?

Absolutamente, estoy de acuerdo contigo. Eso es algo que depende de muchos factores. En Santiago, por ejemplo, sonamos en las radios, por ende nuestro público tiene entre 18 a 60 años. En algunos lugares de Europa, por ejemplo, ves al público y ellos tienen entre 40 a 50 años. El problema con todas estas plataformas, más allá de que descubres una banda de la forma que me mencionas, es que nadie disfruta la experiencia de esperar por un álbum. Con toda la instantaneidad y el rápido acceso a la música, se genera un fenómeno en que las bandas más antiguas terminan rindiéndose, o incluso las más jóvenes ni siquiera se esfuerzan por llegar a la cima, ven esto como un trabajo de medio tiempo porque no pueden luchar contra la ausencia de compañías discográficas y la clase exposición que tienes actualmente.

Esto es un periodo de transición, aún hay bandas que tienen un catálogo razonable y pueden tocar frente a una gran cantidad de público. Lo siento más por los artistas nuevos, porque es difícil mantener el interés de la gente y, por ende, es mucho más difícil que logren trascender en el tiempo.

Marillion siempre ha destacado por crear música inspirándose en el contexto social que atraviesa el mundo en un momento determinado. Con tantas cosas pasando a nivel político y social actualmente, ¿hay motivación de componer un álbum nuevo?

La hay, pero el problema es que aún estamos muy ocupados. Hemos estado girando durante todo el año, todavía nos quedan algunos shows en Inglaterra, luego tomaremos un descanso. En esa pausa yo iré a Sudamérica para hacer mis shows, y el próximo año ya está más o menos ocupado. Marillion no tendrá tiempo para trabajar en un nuevo álbum probablemente hasta septiembre, si es que tenemos suerte. En febrero haremos un show en un crucero para un gran festival que se hará en el mar, luego tendré una gira europea con mi banda solista, y con Marillion también tendremos varios shows en Norteamérica. Si te soy realista, yo no esperaría por un nuevo álbum de la banda hasta 2020, posiblemente 2021, eso dependerá de cuán fácil se dé el proceso de composición. Estamos muy ocupados aún.

Bueno, Steve, estamos terminando esta entrevista. ¿Quieres decirle algo a quienes esperan por ti acá en nuestro país?

Por supuesto. Espero que vengan al concierto porque será algo realmente especial. Estoy muy ansioso por volver a tocar allá, en el mismo teatro donde tocamos con Marillion hace algunos años. Vengan y disfruten nuestra música, estoy seguro de que nadie se sentirá decepcionado.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Night At The Opera A Night At The Opera
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “A Night At The Opera” de Queen

Al abrir la versión en vinilo de “A Night At The Opera” (1975) uno se encuentra con una imagen reveladora...

The Sin And The Sentence The Sin And The Sentence
DiscosHace 5 días

Trivium – “The Sin And The Sentence”

Beethoven señaló que el genio se compone de un dos por ciento de talento y de un noventa y ocho...

The Desaturating Seven The Desaturating Seven
DiscosHace 5 días

Primus – “The Desaturating Seven”

Cuando alguien decide adentrarse en el extraño mundo de Primus, acepta el riesgo de visitar un terreno en el que...

Hiss Spun Hiss Spun
DiscosHace 7 días

Chelsea Wolfe – “Hiss Spun”

La carrera artística de Chelsea Wolfe ha sido un recorrido gradual por las múltiples variantes que orbitan alrededor de lo...

Cendrars Cendrars
DiscosHace 2 semanas

Cendrars – “Cendrars”

El álbum debut siempre es un fenómeno interesante. Suele combinar en distintas medidas la imagen que el artista quiere proyectar...

Visions Of A Life Visions Of A Life
DiscosHace 2 semanas

Wolf Alice – “Visions Of A Life”

Cuando Wolf Alice lanzó su primer disco, “My Love Is Cool” en 2015, la prensa especializada los catalogó como la...

Colors Colors
DiscosHace 2 semanas

Beck – “Colors”

“Beck tiene que respetar el arte y debería haber dado su premio a Beyoncé”. Ya han pasado casi tres años...

Painted Ruins Painted Ruins
DiscosHace 2 semanas

Grizzly Bear – “Painted Ruins”

Luego de varios años tras su boom mediático a partir de principios de la década de 2000, hoy en día...

Mëkanïk Dëstruktïẁ Kömmandöh Mëkanïk Dëstruktïẁ Kömmandöh
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Mëkanïk Dëstruktïẁ Kömmandöh” de Magma

Antes de hacer nuestra parte y agradecer la herencia de “Mëkanïk Dëstruktïẁ Kömmandöh”, un álbum fundamentalmente esencial por la atípica...

Strange Peace Strange Peace
DiscosHace 3 semanas

METZ – “Strange Peace”

Cuando revisamos los anales del rock, cada cierto tiempo podemos divisar pequeños focos provenientes desde el país más septentrional de...

Publicidad

Más vistas