Conéctate a nuestras redes
Daniel Cavanagh Daniel Cavanagh

Entrevistas

Daniel Cavanagh: “Hacer algo por mi cuenta y no debatirlo con nadie fue algo nuevo”

Publicado

en

La necesidad de avanzar, dejar el pasado atrás y enfrentar de alguna forma los tiempos difíciles, es una característica vital a la hora de pasar por un proceso de sanación. De entre todas las formas para conseguirlo, probablemente no exista mejor método que la música, ya que con su profundidad e intensidad puede hacer que los momentos más oscuros posibles se transforme en arte. Daniel Cavanagh, hombre de las guitarras en Anathema, bien sabe de eso gracias al hecho de que su álbum, “Monochrome” (2017), refleja la manera en que el músico enfrenta sus fantasmas del pasado, despertando un instinto creativo que lo llevó a sacar un álbum sólo meses después de haber lanzado “The Optimist” (2017) junto a la banda mencionada anteriormente.

Ahora Cavanagh regresará a nuestro país para presentarse por primera vez en formato solista, trayendo su gira el próximo 10 de mayo en el Teatro Nescafé de las Artes. Como antesala a ese concierto, conversamos con Daniel sobre su disco, sus planes a futuro como solista, su show en Santiago, entre otras cosas, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Primero, felicitaciones por “Monochrome”, es un álbum muy bueno, muy introspectivo y quizás hasta un poco oscuro. ¿De dónde vinieron las letras?

Diría que desde el mismo lugar de siempre, vienen del corazón, ya sabes. Si me preguntas sobre asuntos personales, es una situación más compleja; estuve reflexionando sobre algunos momentos duros, malos recuerdos, tristeza. Cualquier situación que me haya marcado será algo de lo que compondré una canción. Diría que mis canciones siempre son personales, de una manera verdadera y honesta, así es como debe ser la música.

¿Crees que la música sea un método de sanación para superar el pasado?

No lo sé. Siempre hago música, por lo que no sé cómo sería recurrir a ella en esa manera, no sé si me entiendes. Creo que es una buena forma de avanzar, de ayudarte a superar las cosas, de ser creativo y lograr nuevas cosas. Sobre qué tanto cura el pasado, no estoy muy seguro de eso. Es una buena teoría lo que me dices, creo que debe ser algo muy terapéutico, pero no sé qué tanto pueda sanar porque aún estoy muy jodido (risas).

Este álbum fue lanzado sólo tres meses después del último disco de Anathema. Teniendo tan buena recepción con la banda, ¿por qué quisiste hacer un disco por tu cuenta casi inmediatamente después?

Bueno, lo hice antes de que compusiéramos “The Optimist”, pero me gusta estar ocupado, además de que tenía algunas canciones que Anathema probablemente no haría, y no tendríamos mucho espacio para incluir en un disco todas esas canciones que compuse. La opción fue grabar esas canciones y guardarlas en mi computador, así nadie las escucharía. Básicamente, tomé una decisión bien simple: mantenerme ocupado y grabar las canciones que la banda no quería tocar, eso es todo, fue tan simple como eso. No había un gran plan o la necesidad de desmarcarme de la banda, todo lo contrario, fue muy bueno grabar solo y hacer las cosas más fáciles porque no tenías que generar debate con nadie en torno a las decisiones. No había necesidad de alejarme, sólo que las canciones estaban en el computador y seguirían ahí a menos de que las grabara, tan sencillo como eso.

¿Cuál fue la diferencia entre el trabajo detrás de este disco en comparación a cuando grabas junto a Anathema?

La principal diferencia es que canto las canciones que escribo, eso es lo primero, porque en Anathema son Lee Douglas y mi hermano Vincent quienes cantan la mayoría del material, pero a mí me gusta cantar mi propio material, así que eso hice. Lo otro es lo que comenté antes, que no tengo que debatir cada 10 minutos por cada decisión musical que se quiera hacer: si quiero algo, lo hago y ya, si me arrepiento, lo vuelvo a su forma original sin tener que dar explicaciones a nadie, es mucho más simple. Pero también disfruto la vida de grupo, se pasa muy bien, especialmente con John Douglas (baterista de Anathema), es muy divertido trabajar con él y me gusta también la química que se produce, a pesar de que algunas veces el llevar una banda se puede transformar en un dolor de cabeza, igualmente me gusta hacerlo, todavía lo disfruto. La experiencia de hacer algo por mi cuenta y no debatir nada con nadie fue algo nuevo, aunque no es necesariamente el futuro para mí, me gustan los dos caminos: la banda y mi carrera solista.

Hablando de la banda, ¿cómo crees que han logrado mantenerse juntos después de más de 25 años tocando?

Creo que es el no desmotivarse, es una forma de vida para nosotros, es lo que escogimos para ganarnos la vida. Si fuésemos multimillonarios, quizás hubiésemos tenido la oportunidad de hacer algo diferente, pero en nuestro caso no tuvimos mucha opción de ser algo “normal”. Todo se disfruta mucho, es algo que extrañaríamos si no lo hacemos. Si Anathema no existiera, estoy seguro de que todos lo extrañaríamos, pero hay muchas cosas positivas, es nuestro destino y nuestra manera de vivir la vida, una expresión artística con mis amigos, y eso me gusta mucho.

Quiero que hablemos de las colaboradoras de este álbum: Anneke Van Giersbergen y Anna Phoebe. ¿Por qué quisiste trabajar con ellas?

Anneke es una elección obvia, somos amigos desde hace muchos años e hicimos muchas giras juntos, además del álbum en vivo, por lo que obviamente la escogería. Necesitaba una voz femenina en el álbum y ella era la más indicada para preguntarle, felizmente aceptó y lo hizo muy bien, como es costumbre. En cuanto a Anna Phoebe, es alguien a quien conocí en la última gira acústica de Anathema, en 2015, un poco antes de grabar mi álbum solista. Me alegro de haber trabajado con ella, es una muy buena violinista, se le da muy bien la improvisación, tiene un buen oído y puede dominar muy bien las texturas en sus notas, me gusta la forma en que toca y fue una buena opción, realmente marca la diferencia. Estoy muy feliz de haberla conocido y que pudiera tocar en el álbum porque sonó increíble.

Estuve escuchando tu álbum “Memory And Meaning” (2015), donde versionaste una selección de canciones de distintos artistas. ¿Fueron composiciones importantes para ti o más bien tenías el deseo de tocarlas?

Sí, hay canciones que son importantes, pero también hay otras que están porque soy capaz de cantarlas. Hay muchas canciones que amo, pero que no puedo interpretarlas, no tengo un rango vocal muy amplio, es más bien un tono medio, quizás algo de tenor, pero básicamente son canciones que me gustan, otras que toco en vivo o que aprendí cuando era joven, artistas que respeto y admiro. Fue algo muy sencillo de hacer y terminó dándose muy bien, me gusta mucho ese álbum.

Pasemos al show en Santiago. ¿Qué veremos durante tu presentación?

Todo es alrededor de la guitarra. Tengo una guitarra que puede sonar como muchas guitarras, también puede sonar como una batería, un bajo o un teclado, ya que hago todos esos efectos con un pedal de loops y mi ingenio al tocar. Se ve como un hombre con una guitarra, pero puede ser mucho más que eso, puedo sonar como un montón de cosas diferentes, pero soy sólo yo. Tocaré canciones de Anathema, de mi álbum “Monochrome” y mi carrera solista, además de algunos covers, lo mezclo todo en mi setlist. De hecho, siempre comienzo con “Springfield”, donde hago que se sientan muchas guitarras sonando. Estoy seguro de que lo disfrutarán, me gusta el hecho de que la gente se pueda sentar y disfrutar la música, las melodías, todo eso.

Anathema es obviamente una banda eléctrica, mientras que tu material solista va por la vereda acústica. ¿Hay algo que quizás te gustaría probar a futuro? ¿Un álbum de metal más extremo u orientado al rock más clásico, tal vez?

Yo creo que es más bien lo que a ti te gustaría que yo hiciera (risas).

Oh, de acuerdo, esa es una pregunta compleja.

Si me preguntas por géneros en específico, es porque estás deseando que yo toque algo así. Es una pregunta honesta, qué es lo que te gustaría.

No lo había pensado de esa manera, estoy sorprendido por eso (risas).

Es curioso, porque la manera en que me lo preguntas significa que algo en ti desea ese material de mi parte.

Para serte honesto, me gustaría escuchar un disco orientado al black metal, eso se te daría bien.

¿Anathema tocando black metal? (risas)

No Anathema, me refiero a ti como solista. Escucharte haciendo ese sonido oscuro y más crudo del black metal sería interesante.

Creo que pensaré en eso (risas).

Muy bien, espero que lo consideres. Continuando con la entrevista, Anathema es una banda muy querida en Santiago, por lo que quisiera saber cómo describirías el apoyo que el público chileno le ha entregado a la banda.

Obviamente son geniales. He tocado con Anneke y con Anathema, y siempre es una gran audiencia, ruidosa y muy apasionada, espero que sea lo mismo de nuevo. La verdad es que no sé cómo será esta vez porque voy como solista, será mi primera vez de esa forma. No sé cuanta gente irá, espero que salga todo bien, además de que soy muy divertido en mis monólogos, creo que se reirán mucho (risas).

Para terminar, ¿te gustaría decirle algo a tus fans en Santiago?

Si, espero que la gente esté motivada para ir al show. La verdad es que no sé cuanta gente podría ir, pero espero verlos ahí. Se divertirán mucho y no los decepcionaré. Crearemos una atmósfera honesta de entretención en torno a la música, ¡así que nos vemos en el show!

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Nick Jost de Baroness: “No somos una banda estrictamente de metal”

Publicado

en

Baroness

Junio será el mes de varios debuts muy esperados en nuestro país, y uno de ellos será el de Baroness, quienes se presentarán el próximo 21 de junio en Club Blondie, tan solo una semana después de que publiquen “Gold & Grey”, su quinto trabajo de estudio. Formados en 2003, el conjunto ha desarrollado una interesante propuesta llena de distintos estilos, tomando elementos de la vereda del sludge, el metal progresivo, e incluso el rock alternativo para entregar una música en donde la densa oscuridad de sus melodías pesa, atrapa y lleva al oyente por un viaje sonoro poco habitual.

Para la antesala a su esperado concierto, conversamos con el bajista Nick Jost, quien se sentó al teléfono para platicar sobre diversos temas, como el nuevo disco de la banda, las similitudes entre su llegada y la de la guitarrista Gina Gleason al conjunto, su proyecto de jazz junto al baterista ecuatoriano Andrés Benavides, el significado del título en los álbumes de Baroness y su opinión respecto del metal en la actualidad, entre otras cosas, en una entrevista que te dejamos de manera integra a continuación.

Quiero que partamos hablando por supuesto de “Gold & Grey”, álbum que lanzarán pocos días antes de su debut en Santiago. ¿Cómo fue el desarrollo de este trabajo?

Siento que este álbum es una combinación de lo que Baroness ha sido a través del tiempo, una representación de dónde estábamos y hacia dónde queríamos llegar musicalmente. Si escuchas uno de los discos más antiguos, sabrás que la música es densa, hay mucha información en el sonido, muchas guitarras densas, creo que la gran diferencia en este disco es que la progresión del sonido de la banda llega a otros niveles. Siento que la capacidad como compositor de John –tanto lírica como melódicamente– es muy inteligente, ha encontrado su punto ideal, tiene una nueva personalidad creativa y eso se demuestra mucho en este disco.

Cada disco de la banda tiene un color en el título, en este caso el dorado y el gris. ¿Cómo son representados en el álbum?

Siento que están representados de manera lírica; de hecho, se mencionan las palabras “gold” y “grey” en el álbum, pero es como si el dorado fuera el brillo y el valor del disco, mientras que el gris es lo oscuro del sonido. Es como se representan estos dos elementos de Baroness, como si este disco reflejara que tenemos momentos de luz, pero siempre habrá oscuridad en lo que hacemos, ya sea líricamente o algunas de las armonías que desfilan en el disco. Definitivamente existe una dualidad en este disco que se pasea por ambos estados.

Hablando de oscuridad, en varias entrevistas John Dyer (vocalista) ha dicho que la banda trata de “hacer de la oscuridad algo divertido”. ¿Cómo logran expresar eso?

(Risas) Si nos ves en vivo, creo que eso lo representa muy bien. Somos enérgicos y nos divertimos mucho haciendo esto, lo tomamos en serio, y el material que tocamos tiene mucha oscuridad en las letras, en el mundo en realidad. No estamos ignorando el complejo período que atravesamos en el mundo como sociedad, entendemos lo que siente la gente, pero también queremos pasar un buen momento junto a ellos. Creo que cuando tocamos en vivo la energía que ponemos en esta música es como concibo esa idea que me dices, esa es la forma en que experimentamos la oscuridad.

Este álbum será el primero con Gina Gleason en la guitarra, quien, pese a llevar algunos años tocando junto a ustedes, aún no participaba de un LP. ¿Qué tal se vivió el trabajo junto a ella como nueva adición?

Gina es asombrosa, es una tremenda guitarrista en todo el sentido de la palabra, puede hacer lo que sea en la guitarra, es genial trabajar con ella. Tenemos algunas similitudes, ya que en “Purple” fue la primera vez que yo compuse junto a la banda, la primera vez que me introduje en esa dinámica. Seb, John y yo tenemos una dinámica a la que ella tuvo que acostumbrarse e introducirse, e hizo un buen trabajo, trajo muchas buenas ideas y permitió generar esa conexión de su voz y la de John cuando cantan juntos. Siento que eso funciona increíble, y hay momentos en este disco que lo demuestran, algunas de las mejores partes de este álbum son cuando cantan juntos.

¿Fue eso relevante en la decisión de escogerla? ¿Algo así como “necesitamos que nuestra próxima guitarrista sea mujer”?

Fue algo que ocurrió. Todos la conocimos por un amigo llamado Steve, quien produjo y vendió unos pedales de fuzz junto a John. Gina compró uno y casualmente era de la misma ciudad, por lo que se mantuvieron en contacto luego de que compró el pedal. Cuando Pete dejó la banda, Gina estaba ahí, no fue como que hicimos una búsqueda para encontrar a alguien que tocara guitarra, fue una cosa del destino, ella estaba ahí y se adaptaba bien con nosotros. No lo pensamos dos veces.

Llegaste a la banda antes de que comenzaran a trabajar en el álbum “Purple” (2015). ¿Cómo te adaptaste a un proyecto que ya estaba conformado?

Siento que, como bajista, quizás me tocó un poco más fácil. Gina y Seb tienen que reemplazar partes más complejas al tratarse de la guitarra y la batería, y mi rol era más bien llegar, hacer un buen trabajo y apoyar a la banda. A la hora de componer fue un gran desafío, muy divertido, ya que era música que se componía hasta ese momento sólo en guitarra, y tener que llevar mis ideas a la banda fue todo un aprendizaje. Tenía que entregarles cosas para que ellos pudieran sacar lo mejor de sí mismos sobre ellas. Este trabajo se trata de que todos aprendan a leer a sus compañeros y permitir que desarrollen sus mejores habilidades a la hora de tocar.

Pasemos a otro de tus proyectos musicales, Forgotten Arm, donde te acompañas solamente de un baterista. ¿Cuándo surgió la idea de hacer algo diferente?

Diría que es un proyecto de jazz, somos más de improvisación. Mi esposa es de Quito, Ecuador, y una vez que la fui a visitar me presentó a un amigo llamado Andrés Benavides, que es un baterista increíble de Quito, integrante de bandas como Can Can, que goza de popular en su país. Es un baterista de metal que también puede tocar jazz, y lo hace muy bien. En un principio para mí fue “de acuerdo, esta chica con la que salgo quiere que toque junto a su amigo, podría salir muy bien o podría salir muy mal” (risas), y afortunadamente nos llevamos muy bien la primera vez que nos reunimos. Hicimos algunos conciertos, lanzamos un EP, y ahora estamos trabajando en un nuevo álbum.

¿Piensas en algún límite de tiempo para lanzar el álbum?

Estamos casi listos grabándolo. Estamos trabajando con algunos cineastas para hacer algunos videos y lanzar el proyecto completo, porque nos encerramos tres días en el estudio y tocamos como si lo hiciéramos en vivo, así que luego queda producir esa música y transformarla en canciones. En ella capturamos nuestra historia musical; tengo formación de jazz y eso lo aplico bastante, él incorpora percusión de manos y algunos instrumentos tradicionales de Ecuador, así que es un gran proyecto.

Baroness tocó en Colombia hace unos años, siendo el único show en Sudamérica hasta ahora. ¿Por qué no hicieron una gira completa en dicha ocasión?

Es difícil hacer eso, estamos en una posición interesante porque no somos tan grandes como para arriesgar dinero, por lo que es entretenido intentarlo. De pronto pasó que los astros se alinearon y logramos ir hacia allá en esta gira, no es que no queríamos (risas). El hecho de que Seb sea de Buenos Aires lo hace doblemente especial, será un concierto tremendo allá. Hemos tenido oportunidades de ir en estos años, pero no funcionaban lamentablemente. Es complicado, ya sabes.

Estuve mirando tu Instagram y vi algunas fotos de cuando giraron con Deafheaven y Zeal & Ardor, y me llama la atención que describiste el tour como “una absoluta locura cada noche”. ¿Qué experiencias recogiste de la gira con bandas relativamente nuevas?

Tocar con ellos fue increíble, esa gira fue algo ridículamente genial. Sentimos que estábamos llevando un evento a cada ciudad que íbamos. Deafheaven soy muy buenos en vivo, pueden ser aterradores con una canción de black metal y luego, de la nada, incorporan un jam tipo shoegaze de veinte minutos y te quedas parado pensando: “¿Qué es esta banda?” (risas). Ya sabes, ellos entienden cómo unir diferentes estilos.

¿Qué opinas del estado actual de la música más pesada?

Siento que va por buen camino. Girando y haciendo shows he notado que es una escena muy sana y muy motivante. Hay un millón de bandas buenas haciendo música, la comunidad es positiva y enérgica, van por un muy buen camino. La gente está experimentando más con los sonidos, y creo que esa gira que mencionaste fue como la representación de la escena actual, con bandas que tratan de sacudir un poco las cosas, incluyendo a nosotros, que definitivamente no somos una banda estrictamente de metal bajo ningún término. Siento que, a pesar de que no estaba pensado de esa forma, terminó siendo la reunión de los inadaptados: bandas que tomamos este género del metal pesado y lo transformamos porque no calzamos del todo en él.

No digo esto porque estamos hablando, pero personalmente esa gira fue literalmente “las tres mejores bandas de música pesada que tenemos en la actualidad”.

Fabuloso oír eso (risas), lo aprecio mucho.

Para terminar: ¿Qué le dirías a los fans en Santiago que esperan por el show?

Estamos extremadamente entusiasmados por llegar hasta allá, tocar en Blondie y pasar un gran momento juntos. Todos estamos listos para tener una gran noche con ustedes, y espero que lo disfrutemos cuando llegue el momento.

Nos vemos en el show, Nick. Muchas gracias por tu tiempo.

Genial, cuídate mucho. ¡Nos vemos!

Foto de portada por Stefan Brending http://www.2eight.de/

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Corazones Corazones
DiscosHace 4 semanas

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 1 mes

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 3 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 6 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 año

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Publicidad
Publicidad

Más vistas