Contáctanos

Columnas

Los primeros brotes de Primavera Fauna 2012

Publicado

en

Primavera Fauna ya lanzó sus primeras cartas sobre la mesa, y apostó el doble. El festival alternativo, que el año pasado tuvo entre sus filas a nombres de la talla de Chk Chk Chk (!!!), The Raveonettes y Flight Facilities, terminó con los rumores y dio el primer batacazo anunciando a los británicos Pulp. También se sumó The Walkmen y, a falta de 18 artistas  por confirmar, se esperan un par de ases en la manga de la producción.

La primera Preventa ya comenzó, y nombres más, nombres menos, estos son los primeros números de Primavera Fauna 2012:

Pulp: La banda de Sheffield, formada en 1978, volvió a los escenarios en 2011 con la misma formación con que grabó su último disco de estudio “We Love Life” (2001) antes de parar por problemas “musicales” entre sus miembros. Iconos del britpop en los años 90, Jarvis Cocker, Candida Doyle, Mark Webber, Steve Mackey y Nick Banks, llegan por primera vez a Chile para mostrar la ametralladora de hits tras “Different Class” (1995), su álbum más aplaudido, y clásicos como “Babies”, “Razzmatazz” o “This Is Hardcore”.

The Walkmen: En plena promoción de “Heaven” (2012), Hamilton Leithauser y compañía, llegan a nuestro país avalados por tremendos discos como “You & Me” (2008) y “Lisbon” (2010). Los estadounidenses han cimentado un camino que los tiene en el mejor momento de su carrera. Al día de hoy, el post-punk de sus inicios (y de su juventud) se mezcla con el rock & roll y el folk de esta nueva etapa, madura y honesta. The Walkmen dará que hablar.

Poolside: Mitad Filip Nikolic, mitad Jeffrey Paradise; estos DJ’s californianos, que se conocieron en medio de una fiesta realizada por Jeff, definen su música como “daytime disco” (o disco durante el día), al estilo Primavera Fauna. Su álbum debut, “Pacific Standard Time” (2012), evoca en su sonido lo que manifiesta la banda: sol, calor y piscinas, donde la música corre por cuenta de ellos.

Lindstrøm: Nombre tras el que el productor noruego Hans-Peter Lindstrøm sube al escenario. Gracias a éxitos propios como “I Feel Space”, de su propio sello Feedelity, que se entrelazan con remixes de artistas como Franz Ferdinand o LCD Soundsystem, se ha ganado un espacio dentro del circuito club internacional. El ambient y el tech-house hipnotizarán a los asistentes.

Bonde Do Rolê: Apadrinados por el DJ estadounidense Diplo, el trío brasileño de funk carioca, compuesto por DJ Gorky, Pedro D’Eyrot y Laura Taylor, llega a Chile a presentar “Tropical/Bacanal” (lanzado mundialmente en 2012), un disco que junta la electrónica y el hip-hop, entre otros muchos estilos, con la música tradicional de aquel país. El trabajo, también producido por Diplo y Filip Nikolic de los Poolside, cuenta con la colaboración de Caetano Veloso, Das Racist y Rizzle Kicks.

Francisca Valenzuela: La dulce Fran Valenzuela, ya cuenta con cinco años de carrera tras el debut de “Muérdete La Lengua” (2007). Desde ese momento, ha compartido escenario con U2, fue invitada por MTV México para su programa “15 Días” y participó de la primera edición de Lollapalooza en Chile, en 2011. Hoy, inunda la pantalla con las canciones de su último disco “Buen Soldado” en una popular teleserie nocturna.

Alex Anwandter: Se ha transformado en revelación con su trabajo solista tras dejar Teleradio Donoso. Los discos “Odisea” (2010) y “Rebeldes” (2011), con los singles “Cabros” o “Tatuaje”, ya son parte del catálogo musical del pop bailable nacional. Al ritmo de los sintetizadores, Anwandter le prenderá fuego a Espacio Broadway.

Estos son los primeros brotes de Primavera Fauna 2012, de seguro se vienen muchos artistas más y una que otra sorpresa. Las entradas ya se pueden adquirir a través del sistema Puntoticket, con los siguientes valores:

Preventa hasta el 10 de agosto: General: $ 28.500 – VIP: $ 56.500

Preventa general: General: $ 38.000 – VIP: $ 75.000

Día del evento: General: $ 45.000 – VIP: $ 90.000

Por Bastián García

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. turk154

    04-Ago-2012 en 9:39 am

    Ya con The Walkmen -geniales!- y los PULP -tremendos!- el Primavera Fauna se avisora como una de las buenas opciones musicales junto a otros recitales multitudinarios que se están estableciendo en nuestro país.

    Excelente por La Música!

Responder

Columnas

Chester Bennington y la nostalgia prematura

Publicado

en

Creo que la primera vez que escuché a Linkin Park fue dentro de una tanda de videoclips en MTV, con su canción más famosa, el sencillo “One Step Closer”. Su sonido era algo que jamás antes había escuchado en mis cortos doce años de vida, y no tardé en descubrir que eran parte de la nueva camada de bandas pertenecientes al nü metal, o como le decíamos en el colegio, el “Aggro”, estilo que comenzaba a dar sus primeros –y agigantados– pasos en el mainstream, llegando a dominar en poco tiempo los rankings mundiales, marcando la nueva tendencia del rock pesado en la orbe, tal como en su momento lo hizo el grunge, el heavy metal o el glam rock. Junto a nombres como Korn, Limp Bizkit, System Of A Down o Slipknot, Linkin Park se tomó al mundo por asalto, convirtiéndose en la banda más popular del nü metal. Su música estaba por todas partes.

A pesar de que, entre mis compañeros de curso, todos en plena adolescencia, nos decantábamos por bandas “true”, que siempre eran las más “rudas”, pesadas y oscuras de la escena, tales como Mudvayne o Coal Chamber, nos era imposible marginarnos del coro colectivo cuando canciones como “Numb”, “Somewhere I Belong” o “In The End” eran reproducidas por algún parlante durante los recreos en el colegio. Y es que esa es la gran virtud de Linkin Park: con riffs pegajosos, sintetizadores repartiendo scratches por doquier, rapeos fáciles de memorizar y las efectivas líricas despachadas por el vozarrón de Chester Bennington, dan a luz una serie de cortes que se instalaron en nuestra memoria como verdaderos himnos de una generación. Por gusto, repetición o simple resignación, Linkin Park se convirtió en parte de la banda sonora de todos los que crecimos durante la primera década de este milenio, en parte de los recuerdos de quienes hoy despiden a uno de sus integrantes clave.

La sensación es extraña. Anoche, en el trayecto a casa, me puse a escuchar un mix de los californianos. Sin ser fanático de la banda, pude cantar cada una de las canciones que aparecieron en la lista, incluidas algunas de sus últimos discos e, inevitablemente, retrocedí en el tiempo a mis años de adolescente, dejándome envolver por la nostalgia y la tristeza. Es raro porque, comparándola con otra pérdida reciente, como la de Chris Cornell, donde el sufrimiento se dejó sentir con mayor pesadumbre en generaciones adultas, este dolor era propio y de mis pares también. Mientras el ex vocalista de Soundgarden había realizado una carrera prolífica y ya había alcanzado el estatus de leyenda, Chester Bennington todavía iba labrando su camino. Con esto en cuenta, me fue inevitable pensar: “¡No tengo ni 30 años, y ya estoy presenciando la muerte de uno de mis ídolos de juventud!”. Fácilmente me imaginaba viendo un concierto de Linkin Park en unos veinte años más, quizás acompañado de mis amigos de infancia, o incluso de un hijo o hija, tal como he podido observar que ocurre en conciertos de grupos legendarios como Metallica o Guns N´ Roses. Pero esto ya no será así, a menos que la banda decida seguir adelante, pero bien saben los fanáticos de Alice in Chains que eso nunca será lo mismo.

La muerte de Chester Bennington es un golpe para una generación que aún es muy joven para sentir nostalgia, pero que hoy llora de manera masiva a uno de sus ídolos. Insisto, la sensación es extraña y, en lo personal, el luto no es sólo por la pérdida física del malogrado cantante, sino que también por los recuerdos que fueron teñidos por su potente voz. Sean cuales sean las razones que tuviste para tomar la decisión que tomaste, descansa en paz, Chester Bennington.

Por Sebastián Zumelzu

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: