Conéctate a nuestras redes

Columnas

Faith No More: “Una Pequeña Gran Victoria”

Publicado

en

Por Homero

Faith No More viene a terminar su carrera en Chile y antes de comprender por qué acá, creo que esto resalta un sentimiento de bipolaridad: un orgullo que se despidan con nosotros, pero a la vez, una pena que se despidan. Sí, porque nadie quiere que suceda, pero ya es un hecho.

¿Por qué Chile? No sé si es extraño o no, pero rara vez artistas nacidos bajo otra cultura, otra geografía, otro idioma, en fin, bajo otra forma de mirar las cosas, se encariña tanto con el receptor de su arte. Quizás me cuelguen por esto, pero en un principio, no teníamos ni el más mínimo mérito para que el asunto fuera así.

Cuando la banda vino por primera vez a Chile, nadie -excepto un puñado de adeptos- daba un peso por ellos. Se presentaron en una Quinta Vergara casi vacía, con una platea más fría que el corazón de Hannibal Lecter y en un país que, según  propias palabras de FNM, era raro.

Años más tarde, tampoco hicimos demasiado por mejorar las cosas, con un Patton empapado de afectos bucales provenientes del público del Monster of Rock en el Caupolicán, sin embargo, para el más aperrado de los frontman que he visto, fue casi una demostración democrática de quienes lo oían. Dejémoslo así.

Dicho sea de paso, como ejemplo de comparación, aún recuerdo el año 1992 cuando el gordito Axl Rose, después de entrar a escena en el Nacional con más de dos horas de retraso, justificadamente, recibió su bienvenida pollística; paró todo, mandó a buscar a una traductora y amenazó con irse si la situación continuaba. Y conste que fue un solo pollo.

Quizás para ellos fue una actuación más, con un misterioso agregado de los raros que los presenciaban, pero para quienes estuvieron ahí abajo, intentando ganar ese gallito salival contra esa banda que ‘arruinaba’ su perfecta noche de Rock rudo, fue el descubrimiento y/o consagramiento de un torbellino de fuerza, coraje y actitud. Fueron las primeras caricias mutuas de verdad.

Luego de años sin la posibilidad de que volviesen, vino lo peor. La banda se disuelve.

La gran cantidad de fanáticos que lograron alrededor de todo el mundo y, obviamente de Chile, queda devastada. Fue perder a un amigo, a un ser querido. Sólo nos quedaron los recuerdos sonoros y esa noche del ’95 a quienes la supieron aprovechar.

Pero, ¿por qué tanto? ¿Por qué nos identificamos a un nivel casi sanguíneo con la música Faith No More?

La respuesta debe ser de lo más complicada, pero me atrevo a decir que la razón más simple, es la idiosincrasia. ¿Cuántas veces no han oído que nosotros, los chilenos, no tenemos identidad? O, ¿cuántas otras no se han hecho sutilmente a un lado cuando alguien les dice “Esta música es nuestra identidad” y no se sienten identificados para nada?

Independiente que Faith No More no cante en nuestra lengua y que hay unos cuantos que no entiende ni J de lo que Patton vomita, nos sentimos hermanados con esa mezcolanza de sonidos. Creo que la música de FNM es como nosotros: una mezcla rara de pasiones, conocimientos, actitudes y búsquedas, con un trasfondo íntegro y de calidad. En otras palabras, nosotros y su música podemos parecer una maraña de cosas, un caos inofensivo, al menos por fuera, pero en el interior, profundamente, ambos somos auténticos. Nos une The Real Thing.

El esperado reencuentro del año pasado, para todos los que asistimos, sabemos que fue sensacional, por llamarlo de alguna forma. La caldera del Caupolicán invocó una conexión única y la tormenta efervescente en el Estadio de La Florida, provocó una noche inolvidable tanto para ellos como para nosotros.

¿Quién vio alguna vez esas estúpidas teleseries mexicanas de las tardes? Dentro de todo el melodrama, había cosas que se pueden comparar con la realidad.

“Somos unos chiquillos que fuimos robados y vendidos siendo bebés. Vivimos con nuestros padres sin saber que no lo son. Un día conocemos a una pareja con quienes nos llevamos mejor que con ellos, congeniamos, tenemos mucho en común. Años después nos enteramos que ellos eran los verdaderos, de ellos nos arrebataron. Intentamos por todos los medios pasar tiempo con ellos, lo logramos, y estando en la cima del éxtasis, nos informan que morirán y que ese tiempo lo desean pasar con nosotros, ni siquiera con los hijos que dejaron en su tierra de origen. Nos elijen a nosotros, los que creíamos que ese verdadero amor paternal jamás estaría presente en nuestras almas. Faith No More, nuestros padres, optaron por morir acá, al lado nuestro.”

Excepto para hacerme de las peores deudas de mi vida, mi firma sirvió de algo; ni siquiera tenía fe en el asunto ese, pero cuando vi el comunicado oficial de la banda aduciendo a que fuimos el único país del mundo en solicitar su presencia final, entendí que los simples humanos, los hijos bastardos, unidos, también podemos lograr cosas, por muy ingenuas que se presenten en un comienzo.

No sé ustedes, pero al menos yo, intentaré que la noche del 5 de Diciembre sea la mejor noche de mi vida… aunque sea la más triste.

Columnas

Héroes no sólo por un día

Publicado

en

Héroes no sólo por un día

Pese a que su origen y concepto es otro, la canción “Heroes” de David Bowie dice que podemos ser héroes sólo por un día, pero también que lo podríamos ser por los siglos de los siglos. El domingo 19 de diciembre en Chile no sólo se decide quién será el próximo presidente, sino que están en juego los derechos y la dignidad de una gran parte de nuestra sociedad con la amenaza que representa uno de los candidatos.

El resultado de la elección es tan incierto, que, tal como lo indicábamos hace unas semanas en nuestra columna “Contra La Amenaza Fascista”, el riesgo de perder derechos fundamentales está a la vuelta de la esquina, además del inminente apagón cultural y un sistema de control totalitario al no darle cabida a la pluralidad, en caso de que la opción de ultraderecha resulte electa. Y, habitualmente, los seres humanos no somos conscientes de este tipo de peligros hasta que ya estamos lamentando las consecuencias.

Este texto no es un llamado a quienes van por la opción 2 para que reevalúen su voto porque sería extremadamente inútil. No hay argumento que se pueda esgrimir, por mucho fundamento que contenga, para hacerlos entrar en razón. Esto va dirigido a un grupo específico no menor que puede guiar la historia de esta decisión: las personas jóvenes que no creen en la política y que tienen derecho a sufragio.

Quienes alcanzamos la edad para tener derecho a voto a fines de los 90, recordamos vívidamente aquella etapa de floreciente juventud, donde afirmábamos que daba lo mismo participar en elecciones porque todo iba a seguir igual y que dichos procesos en realidad no servían para nada. Pese a que estábamos equivocados, de alguna manera el quehacer de la política y su nulo impacto –con el objetivo de mantener el statu quo– nos daba en parte la razón, sin embargo, con el tiempo nos fuimos dando cuenta de que todo es política, y cada dirección que nuestras vidas toman está supeditada a las decisiones de quienes nos gobiernan y le dan forma al tipo de sociedad en el que tenemos que desempeñarnos.

En base a lo anterior, en esta semana crucial hacemos un llamado a aquellos que no han participado de estos procesos, a los desencantados con justa razón, a quienes piensan que no marcan diferencia por ser sólo uno entre tantos, a que voten en esta segunda vuelta por la opción 1, Gabriel Boric. El poder que ustedes tienen juntos es el que realmente puede decidir las vías de cambio que la sociedad chilena necesita; si no quieren mantener el statu quo, no sean el statu quo.

Si gana la ultraderecha, ¿para qué fue toda la demostración de hastío que se expresó hace más de dos años? ¿Creen realmente que el candidato republicano se preocupará de sus vidas y velará por generar los cambios que necesita para mejorarla? A esta última interrogante la respuesta es un rotundo no. En el programa de Gabriel Boric hay una real intención de mejorar la vida del ciudadano común, y si no se cree en lo que está escrito en papel, al menos está la seguridad de que tiene el corazón en el lado correcto y una evidente empatía. Quizás van a sentir que en realidad no hicieron mucho yendo a votar, pero les aseguro que las personas que ustedes serán en el futuro mirarán hacia atrás y se sentirán orgullosas de que fueron héroes por los siglos de los siglos y no sólo por un día.

Diseño portada por Rodolfo Jofré

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

DiscosHace 2 meses

Weyes Blood – “And In The Darkness, Hearts Aglow”

Tres años pasaron desde que Natalie Mering estrenara el cuarto trabajo de estudio de su proyecto Weyes Blood, llevándose el...

Stumpwork Stumpwork
DiscosHace 2 meses

Dry Cleaning – “Stumpwork”

A la primera escucha, pareciera bastante tímido lo que propone Dry Cleaning en su segundo álbum. Tan sólo un año...

Free LSD Free LSD
DiscosHace 2 meses

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 2 meses

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 3 meses

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 3 meses

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 meses

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 3 meses

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 3 meses

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas