Contáctanos

Columnas

Amor, Alcohol y Sonic Youth…

Publicado

en

Era mi mejor amiga, y comenzaba a sentir que mi plan de más de un año por fin generaba algunos frutos. Debido a eso, cuando me pidió que la acompañara a la casa de unas compañeras de teatro, las cuales yo jamás había visto, accedí de manera inmediata y con grandes expectativas con respecto a lo que yo quería que sucediera: dar un paso más para que finalmente fuera mía.

Luego de un largo viaje, y con la certeza de que rompía records con mi score, llegamos a una casa de living grande. Ellas eran muy afables, me sentí como el único hombre en la Tierra, rodeado por esas tres hermosas mujeres (aunque sólo una me interesaba). El aroma provenía de la mezcla de cigarros e inciensos, habían unas cuantas cervezas repartidas por todo el lugar y (lo que más llamó mi atención) música de un modernísimo reproductor de CD’s. ¡Jamás había escuchado y sentido algo así! Era lo más escalofriante y, a la vez, lo más sincero que había llegado a mis oídos. El grunge era mi verdad de ese momento; Soundgarden, Alice In Chains, Nirvana, Pearl Jam, Mudhoney, Smashing Pumpkins y muchos otros, eran los únicos que tenían permitido alterar el ritmo de mi corazón, sin embargo los sonidos que manaban de los descuidados parlantes y, más aún, lo que reptaba entre esos sonidos, así como entrelíneas de un poema, sencillamente me condujeron a otra dimensión, mi corazón ya no latía, mi cerebro no pensaba, ni siquiera tenía cuerpo… no lo necesitaba.

Era el año 1995 y esa experiencia fue la toma de conocimiento que existía una banda llamada Sonic Youth, y lo que oía era el disco “Washing Machine”, el cual había sido adquirido por la vía de la exportación a $22.000 de aquel tiempo, por una de las muchachas que allí vivían. Por ningún motivo me atreví a pedírselo, debido a una serie de agravantes: 1) Recién las estaba conociendo. 2) Era una responsabilidad de cómo 50 lucas de ahora. 3) Acababan de comprarlo. 4) No existían los grabadores de CD. 5) Tragué tanta cerveza que aunque hubiese querido frasear algo, no se me habría entendido.

Supongo que demasiado tarde llegué a conocer a estos músicos newyorkinos, para ser más preciso, 14 años desde sus inicios, sin embargo jamás me olvidaré de aquella noche (excepto algunos pasajes por el maldito alcohol) y jamás me arrepentiré por haber hipotecado la oportunidad de tener a la mujer que deseaba por haber descubierto algo tan fenomenal como esos acordes disonantes que me hicieron comprender que la música era para oírla y SENTIRLA.

Tiempo después, mi amiga fue más que eso, aunque por corto tiempo; a las dueñas de casa jamás las volví a ver, ni siquiera recuerdo sus nombres y ahora, exactamente 14 años después, tendré la oportunidad que tuve aquella noche, desdoblarme de este cuerpo para que mi alma ingrese por el pórtico de de la dimensión sónica.

Publicidad
12 Comentarios

12 Comments

  1. Felipe Ramírez Amigo

    28-Mar-2009 en 7:40 pm

    [HN] Amor, Alcohol y Sonic Youth… http://tinyurl.com/d7g9zf

  2. Alexander Rubilar

    28-Mar-2009 en 9:29 pm

    Sonic Youth será una experiencia alucinante mañana, en una entrevista reciente a una pagina amiga Steve Shelley dijo que no solían tocar en arenas grandes, excepto cuando abren para Pearl Jam o Neil Young…merecen más que cualquier banda tener un Movistar Arena repleto, son únicos…de verdad, únicos. Ningún artista del calibre de los sonicos he hecho tocatas -o mas bien puestas artísticas- tan cercanas al publico como las que se vieron en Valparaíso o en Matucana 100, ademas…a un precio verdaderamente accesible (golpe bajo a Barrantes, igual te queremos…gracias por hacer posible esto).

    Se que muchos esperamos con ansias tener el ticket cortado y estar frente al escenario y haciendo honor al día del joven combatiente (y complaciente, que escuchará el concierto) eliminar esa puta cancha vip! para dar el recibimiento que se merece Sonic Youth, para que se sorprendan de lo aperrado que puede ser el publico chileno (sobretodo con el precio de las entradas) y para que no sea la única visita que hagan.
    Para los fanáticos y los no tanto, Sonic Youth es la sorpresa de este festival, nadie sabe que va a pasar mañana.

    Gracias a todos los que hicieron posible esto, se que tendrán más sorpresas para más adelante y ojalá que mañana telonee el loco Bielsa con 11 weones corriendo detrás de una pelota, mejor que escuchar a los “afortunados” ganadores, valoro mucho que le den oportunidades a bandas emergentes o ya emergidas dentro de la escena local, ¿pero tenia que ser algo menos ad-hoc?.
    Nada más, quedan pocas horas… háganse un review pulento, ojala graben el concierto también!

  3. Karen Koltrane

    29-Mar-2009 en 12:39 am

    que onda? cual es la idea de esta cuestion? la wea foooomeeeeeeeee

    shuper logooooooooooooooooo!!!!

    aguante sonic youth!!!

    años esperando esto, por fin, ctm, por fin!!!

  4. Pez*

    29-Mar-2009 en 3:34 pm

    Yo solo esero quedar entero de volao con la musica

    Pez*

  5. Riggo

    29-Mar-2009 en 5:45 pm

    no kea nà ctm!
    voy saliendo a hacer la previa en algun barcito viendo el partìo, hubiera sido excelentisimo ke lo hubieran mostrao en el arena.. pero bueh, por algo pasan las cosas…
    ke patton.. ke cornell… ke blondi con las tetas en el ombligo…
    la verdadera musica es hoy.. nada de karaokes ni minas gritonas
    awante los sonic!!!

    jaja salio wena.. sin ofender claro a los ke fueron a ver a esos artistas =)

  6. Joe

    30-Mar-2009 en 2:20 am

    increible!

  7. deaddeaddead

    30-Mar-2009 en 3:12 pm

    Estuvo INCREIBLE!… estoy pagada, estoy excelentemente hahaha
    y gracia a ustedes!!!…saludos!!!

  8. ALvaro

    31-Mar-2009 en 12:07 pm

    Muy buena columna!!!!
    La música siempre está asociada a recuerdos, experiencias, momentos fugaces y eternos.
    Encuentro notable la experiencia y el cómo te conectaste con Sonic Youth, encuentor que más personas deberían escribir sobre aquellos momentos importantes que quedaron marcados por una canción y que ahora, cada vez que escuchan ese tema viajan hasta ese momento inolvidable.

    • Homero

      31-Mar-2009 en 2:32 pm

      Si tienen la necesidad de compartir la misma experiencia, este es el lugar, sólo déjense llevar.

  9. cesar

    31-Mar-2009 en 6:24 pm

    fue conmovedor…realmente impresionante..un extasis llevado al paroxismo…salte las dos horas y perecieron como 5 minutos feliz hubiera seguido escuchandolos….pero esa presentacion PERMANECERA en mi, por muuuuuuuuuuuucho tiempo…desde que vi a yo la tengo que no veia algo tan inspirado … sin duda es el mejor recital de mi vida…..

  10. Alvaro

    31-Mar-2009 en 10:54 pm

    La verdad es que todavía estoy pa’dentro, sin duda ha sido, y creo que será, el mejor concierto al que he ido. Puedo decir que por fin asistí a un verdadero concierto de rock, de esos en que la gente termina bailando desnuda, como el tipo de la cancha vip!.
    Saludos a todos!

  11. Unadapted

    09-Abr-2009 en 1:27 am

    estuvo increible yo estuve ne la cancha vio & cuando se tiro al publico lo toque
    *o*
    fue lo maximo

Responder

Columnas

Chester Bennington y la nostalgia prematura

Publicado

en

Creo que la primera vez que escuché a Linkin Park fue dentro de una tanda de videoclips en MTV, con su canción más famosa, el sencillo “One Step Closer”. Su sonido era algo que jamás antes había escuchado en mis cortos doce años de vida, y no tardé en descubrir que eran parte de la nueva camada de bandas pertenecientes al nü metal, o como le decíamos en el colegio, el “Aggro”, estilo que comenzaba a dar sus primeros –y agigantados– pasos en el mainstream, llegando a dominar en poco tiempo los rankings mundiales, marcando la nueva tendencia del rock pesado en la orbe, tal como en su momento lo hizo el grunge, el heavy metal o el glam rock. Junto a nombres como Korn, Limp Bizkit, System Of A Down o Slipknot, Linkin Park se tomó al mundo por asalto, convirtiéndose en la banda más popular del nü metal. Su música estaba por todas partes.

A pesar de que, entre mis compañeros de curso, todos en plena adolescencia, nos decantábamos por bandas “true”, que siempre eran las más “rudas”, pesadas y oscuras de la escena, tales como Mudvayne o Coal Chamber, nos era imposible marginarnos del coro colectivo cuando canciones como “Numb”, “Somewhere I Belong” o “In The End” eran reproducidas por algún parlante durante los recreos en el colegio. Y es que esa es la gran virtud de Linkin Park: con riffs pegajosos, sintetizadores repartiendo scratches por doquier, rapeos fáciles de memorizar y las efectivas líricas despachadas por el vozarrón de Chester Bennington, dan a luz una serie de cortes que se instalaron en nuestra memoria como verdaderos himnos de una generación. Por gusto, repetición o simple resignación, Linkin Park se convirtió en parte de la banda sonora de todos los que crecimos durante la primera década de este milenio, en parte de los recuerdos de quienes hoy despiden a uno de sus integrantes clave.

La sensación es extraña. Anoche, en el trayecto a casa, me puse a escuchar un mix de los californianos. Sin ser fanático de la banda, pude cantar cada una de las canciones que aparecieron en la lista, incluidas algunas de sus últimos discos e, inevitablemente, retrocedí en el tiempo a mis años de adolescente, dejándome envolver por la nostalgia y la tristeza. Es raro porque, comparándola con otra pérdida reciente, como la de Chris Cornell, donde el sufrimiento se dejó sentir con mayor pesadumbre en generaciones adultas, este dolor era propio y de mis pares también. Mientras el ex vocalista de Soundgarden había realizado una carrera prolífica y ya había alcanzado el estatus de leyenda, Chester Bennington todavía iba labrando su camino. Con esto en cuenta, me fue inevitable pensar: “¡No tengo ni 30 años, y ya estoy presenciando la muerte de uno de mis ídolos de juventud!”. Fácilmente me imaginaba viendo un concierto de Linkin Park en unos veinte años más, quizás acompañado de mis amigos de infancia, o incluso de un hijo o hija, tal como he podido observar que ocurre en conciertos de grupos legendarios como Metallica o Guns N´ Roses. Pero esto ya no será así, a menos que la banda decida seguir adelante, pero bien saben los fanáticos de Alice in Chains que eso nunca será lo mismo.

La muerte de Chester Bennington es un golpe para una generación que aún es muy joven para sentir nostalgia, pero que hoy llora de manera masiva a uno de sus ídolos. Insisto, la sensación es extraña y, en lo personal, el luto no es sólo por la pérdida física del malogrado cantante, sino que también por los recuerdos que fueron teñidos por su potente voz. Sean cuales sean las razones que tuviste para tomar la decisión que tomaste, descansa en paz, Chester Bennington.

Por Sebastián Zumelzu

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 5 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: