Conéctate a nuestras redes
Thundercat Thundercat

Artículos

Buscando las nueve vidas de Thundercat

Publicado

en

Tras la virtuosidad de Stephen Bruner existe una búsqueda por mezclar mundos, sea como sea y cuanto sea necesario, para lograr algo diferente y único. Quizás por eso incluso el hombre que se hace llamar Thundercat exhibe siempre vestuarios y peinados que desafían lo convencional. Entre colores neón y disfraces más del lado del cosplay reside un talento que es capaz de dejar su huella, pero, a la vez, nutrirse de los pasos ajenos. Pocos músicos tienen la agilidad y la capacidad de saltar de un tejado sonoro a otro con la astucia de Thundercat.

Drunk” (2016) fue la consolidación del camino del bajista, compositor, cantante y productor, quien ha trabajado con Kendrick Lamar, Suicidal Tendencies, Flying Lotus, Erykah Badu, N.E.R.D, o Kali Uchis. Antes, su talento estaba claro, pero la ligereza y fluidez de su último trabajo confirmó que, en vez de buscar mostrar experimentación en estructuras complejas, Thundercat prefería acercarse a lo más tradicional para, desde ahí, subvertirlo y darle otra vida. En vez de hacer un soul o r&b común, aparecen citas al pop ochentero, e incluso al soft rock. Y es que para Bruner no se trata de repetir lo que hacen otros, también le busca la quinta pata al gato, animal que no sólo tributa en su nombre artístico, sino que además en canciones.

Medio en broma y medio en serio, existe un hilarante video donde Thundercat hace un tributo a su gato Turbo Tron Over 9000 Baby Jesus Sally (nombre real), a quien apoda Tron. Aunque ese video, dirigido por el comediante Eric Andre, es una muestra de humor y excesos ligados al sketch, no se aleja del amor que Stephen muestra por su gato y por la capacidad felina. Mal que mal, una forma clásica de tocar bajo es muy similar a la forma de acariciar un felino exitosamente.

La segunda parte de este tributo a Tron aparece en “Drunk” con el track “A Fan’s Mail (Tron Song Suite II)”, que incluso explota el sonido “meow” (miau) en su inicio e intermedio. Pero esa afición felina no es sólo cariño, sino que también capacidad de evitar quedarse estacionado en una sola vereda del camino. Thundercat tiene una raíz en el jazz, y es eso lo que le permite improvisar y, a la vez, expresar mucho con muy poco. En su último disco lo que más se explora son las desventuras de vivir solo, en ese sentido que solamente entienden los gatos, saliendo a veces en hurañas caminatas nocturnas, sintiendo los autos pasar, y otras veces disfrutando del silencio de una madrugada mirando un techo. En otros casos, sólo es la exploración del estado de intemperancia, y aún así existe claridad suficiente para evitar lo acostumbrado, y así sorprender.

Quizás lo más potente del Thundercat que veremos en Chile es que no sólo es un gran músico y compositor, sino que entendió cómo abarcarse a sí mismo, en su plena exuberancia y, así, transformar un don, que en manos de otro sería simplemente una masturbación virtuosa, en una verdadera capacidad de reinventarse y hacerse muchas vidas en el camino, con los bajos bien marcados, ya sea con sus seis cuerdas o la garganta de Tron ronroneando.

Thundercat se presenta el próximo 8 de mayo en el Teatro Nescafé de las Artes. Información de entradas, AQUÍ.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

La importancia de la obra de Ramin Djawadi en “Game Of Thrones”

Publicado

en

Ramin Djawadi

Mucho se ha discutido de los giros argumentales y de las decisiones narrativas de “Game Of Thrones”, serie cuyo final fue un hito por sí solo hace unas semanas, pero que ha sido piedra angular del crecimiento de este formato como un producto de consumo masivo. Aunque todo es digno de debate, algo en lo que existe un acuerdo mayor es cómo la música de GOT y los tonos que está dispone son un elemento vital para la inmersión en la historia desde el punto de vista más visceral.

El hombre detrás de esa obra no es ajeno a las historias en pantalla chica o grande, y comprende el potencial de un soundtrack, algo que incluso pudo aprender de Hans Zimmer. Ramin Djawadi estudió antes en la Berklee College of Music, e incluso participó en la banda de Zimmer en películas como “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl” en 2003, y luego en solitario con “Iron Man” o “Clash of the Titans”. Pero donde ganó notoriedad masiva fue con GOT, y es que ahí es donde su obra logró pulirse a un nivel que incluso podrá verse de forma más palpable en sus trabajos posteriores.

En vez de caer en el síndrome del compositor para películas que usualmente tiende a la épica y al juego de la rimbombancia para lograr densidades diferentes, lo que hace Djawadi es minimalista, sin desperdicio, con el cello y el piano como los instrumentos claves de su propuesta, y también con los coros vocales como espacios del pesar y de la tensión dramática. En GOT usualmente usó músicos de The City Of Prague Philarmonic Orchestra para tocar las partituras que armaba tras reuniones con los creativos, guionistas, e incluso diseñadores de producción para tener un panorama completo. Aunque usaba una orquesta completa, la explosión usualmente asociada al clímax de un grupo de instrumentos al unísono jamás suena en GOT, y aun así se conseguían escenas que atrapan al espectador.

Quizás esta es la razón por la que el espectáculo en vivo “Game Of Thrones – Live Concert” que se presentará en el Teatro Caupolicán el próximo 21 de julio no tendrá estos momentos en escena, debido a que muchos son de un carácter íntimo que en vivo no conseguirían el mismo efecto. Aun así, cuarenta músicos en escena, bailes y caracterizaciones en vivo prometen una experiencia que refleje las emociones de la serie de HBO en carne viva, tal como lo hicieron estos tres grandes momentos musicales de GOT y del genio de Ramin Djawadi:

“Hardhome” – Temporada 5, episodio 8

Evitar que un sonido explote en medio de una batalla, y aun así tener significancia, es algo muy extraño, pero en la pieza “Hardhome”, del capítulo homónimo de la quinta temporada, Djawadi entendió que tenía que generar la sensación que Jon Snow y los salvajes tenían, la de estar encerrados en ese desierto de hielo, entre paredes y mar gélido. El terror y los estados de este se traspasan en medio de una efectiva capacidad de hacer crecer y decrecer el sonido, en dos partes que totalizan diez minutos de desesperanza y dolor, cuando aún Jon Snow no sabía nada, y la gente viendo la serie tampoco.

“Light Of The Seven” – Temporada 6, episodio 10

Djawadi trabaja de forma inquietante en el piano, simple pero devastador, y eso lo ha perfeccionado con el paso de los años, algo que se traspasa a los covers que arma para “Westworld”. Pero si hay un momento en que la composición de este alemán ganó notoriedad absoluta, fue en la escena inicial de “The Winds Of Winter”, episodio final de la sexta temporada, donde ese instrumento fue el verdadero rey en el trono de hierro. En vez de dar luces de qué podría pasar con las canciones y tonalidades de cada Casa en GOT, Ramin intentó algo diferente, y con ello configuró una de las mejores comuniones entre escena y score en la historia de las series de TV, principalmente por esa danza entre piano y algunos (pocos) diálogos en una escena inolvidable, marcando un punto de giro para las temporadas finales.

“The Night King” – Temporada 8, episodio 3

Nuevamente el piano marcando el rumbo, en una escena que más parece una coreografía que un mero plano. La multiplicidad de historias convergiendo en el gran final de la “batalla de Winterfell”, hicieron de esta pieza otro momento icónico de la música de Djawadi en GOT. Y es que cómo no lograrlo con Arya Stark dando el golpe final, luego de la aparente derrota pregonada por el “rey de la noche” que traía “The Long Night”, como versaba el título del episodio. Una construcción al revés de “Light Of The Seven”, aquí partiendo con la destrucción y la oscuridad para ir entregando chispas, un poco de luz, para culminar con un clímax que, desde lo musical, tal vez es lo mejor entregado por el autor en la música de “Game Of Thrones”.

Venta de entradas para el evento, AQUÍ.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Naturaleza Muerta Naturaleza Muerta
DiscosHace 9 horas

Cómo Asesinar A Felipes – “Naturaleza Muerta”

La música como elemento reflexivo y experimental. Eso busca entregar Cómo Asesinar A Felipes en cada disco que editan, y...

Luz Devora Luz Devora
DiscosHace 1 día

Joliette – “Luz Devora”

En la actualidad, en el circuito del sonido ligado a la dimensión más experimental y técnica del hardcore, hay agrupaciones...

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 6 días

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 1 semana

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 1 semana

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 2 semanas

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 2 semanas

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 2 semanas

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 3 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 3 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas