Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Billy Gould: “Hay quienes creen saber lo que es Faith No More más que la gente de la misma banda”

Publicado

en

Todos nos remecimos cuando se confirmó la noticia de que el festival Santiago Gets Louder cambiaba de dos jornadas a una, fijada para el próximo domingo 27 de septiembre, mezclando a todos los nombres del cartel –con excepción de Mastodon, que realizará su show a solas al día siguiente en Teatro la Cúpula del Parque O’Higgins- en un solo día, dando forma a uno de los carteles más completos que hemos podido tener en nuestro país.

Uno de los nombres principales que encabeza el festival es el de los norteamericanos de Faith No More, ídolos absolutos en nuestro país, que vuelven tras una ausencia de cuatro años, en los que ha ocurrido lo que muchos fanáticos pensaron que era imposible: la agrupación lanzó su primer disco de estudio en 18 años. “Sol Invictus” (2015) es el foco de esta nueva visita, y para entregarnos detalles sobre su producción, anécdotas y otras historias personales, Billy Gould, bajista del quinteto, habló con nosotros desde Estados Unidos, lugar donde se está tomando un descanso antes de partir a nuestro continente.

Sé que estás en pleno receso de gira, y por lo mismo quería preguntarte, ¿cómo has sentido que ha ido el tour hasta ahora?

Genial, ha estado genial. Lo que más he disfrutado del tour hasta ahora, es la forma en que la banda está tocando. Siento que estamos muy unidos y concentrados en lo que estamos haciendo, lo que ha significado un placer para mí.

Me alegra escuchar eso. Ahora, en cuanto a su retorno a Sudamérica, supe hace un par de semanas que, para algunos de los conciertos que darán en el continente, eligieron a la banda chilena Cómo Asesinar A Felipes para ser sus teloneros oficiales. Sé que ellos forman parte de tu sello discográfico, pero más allá de eso, ¿por qué los eligieron a ellos para abrir sus shows?

Elegimos a Cómo Asesinar A Felipes porque creo que son muy interesantes, no sólo para Chile, sino que para otras partes del continente también. Creo que sería bueno que en Argentina o en Brasil tengan la oportunidad de escuchar su música, porque de verdad creo que es única y muy especial para Sudamérica en general.

A mí me pareció una gran idea, sobre todo en tiempos donde la música chilena ha logrado abrirse camino a través del mundo. Como un hombre que ha podido trabajar con bandas nacionales, ¿qué opinas de la música chilena actualmente? ¿Crees tener un vínculo con ella?

No lo sé. Y realmente no me gusta pensar las cosas de forma general, y menos cuando se trata de la música. Conozco Chile y sé que hay gente muy inteligente haciendo cosas muy interesantes ahí, pero se va dando con cada banda. De repente hay cosas que me gustan y otras que no. Así que no puedo decir que tengo un vínculo con la música chilena, pero sí con las bandas chilenas que me llaman la atención.

¿Has descubierto nuevas bandas en Chile, con las que te gustaría trabajar?

Bueno, la verdad es que sí lo he hecho, pero últimamente he estado muy ocupado con Faith No More y debo admitir que se ha transformado en el centro de mis pensamientos. Pero siempre trato de conocer a nuevas personas, y mantenerme curioso ante lo nuevo que se está haciendo.

Haciendo hincapié en su regreso a Chile, quiero remontarme a lo que hicieron el año 2010 en el llamado “Last Reunited Tour”, el cual vendieron como el último show de Faith No More. Recuerdo que incluso había gente llorando esa noche, pero todo cambió cuando anunciaron una nueva gira por Europa, y al año siguiente regresaron a Chile con un nuevo concierto. ¿Alguna vez ustedes se plantearon la idea de parar después de ese show, o todo fue un mal entendido?

Bueno, cuando agendamos ese concierto ya no teníamos más shows contemplados. No sabíamos si volveríamos a tocar o no, así que lo definimos como la “última fecha de la gira de reunión de Faith No More”, y creo que eso fue lo que causó la confusión. En ese tiempo pensábamos que, si no íbamos a hacer nueva música, no había razón para seguir tocando en vivo. Creo que ese fue el momento en que nos dimos cuenta que, si queríamos seguir adelante, debíamos crear nuevo material. Y lo hicimos. Por lo que eso del “último show” fue sólo un mal entendido.

¿Y cómo tomaron la decisión de hacer nueva música?

Todos somos muy distintos, y la decisión se tomó de muchas maneras; todos teníamos diferentes opiniones sobre el tema y había muchos factores en juego. Primero, estaba la incertidumbre si es que haríamos más conciertos sin lanzar nueva música. También saber si al resto del grupo le interesaba trabajar en algo nuevo, y yo estaba haciéndolo, y se los mostré y les gustó. Y lo último, era el volver a estar juntos y el sentirnos a gusto haciendo esto. Creo que esa era la mayor preocupación que teníamos.

Sobre eso quería preguntarte, sobre “Sol Invictus” (2015). La primera vez que lo escuche pensé que era un disco bastante extraño, incluso para los estándares de Faith No More, pero también muy bueno. Y quería saber, ahora que has tocado estas nuevas canciones durante la gira y te has podido involucrar completamente con ellas, ¿cuál crees que es el lugar que ocupa “Sol Invictus” en la historia de Faith No More?

(Risas) Bueno, creo que en la historia de la banda es sólo un disco más. Creo que las canciones se transforman cuando las tocas en vivo, y ahora que hemos podido tocar todas las canciones nuevas y, si me preguntas a mí, creo que son las mejores de cada concierto.

Recuerdo que, cuando “Sol Invictus” salió al mercado, mucha gente criticó el hecho de que sonaba muy parecido a Tomahawk, Mr. Bungle, o cualquier otro proyecto en el que Mike Patton está involucrado. Pero leyendo entrevistas, uno puede darse cuenta que Mike, en su mayoría, sólo se dedicó a hacer arreglos y a escribir letras. ¿Qué piensas sobre esta idea de la gente de relacionar su música con Mike Patton?

Hay gente que tiene ideas muy raras sobre lo que Faith No More es. Muchas personas creen saber lo que Faith No More es, mucho más que la gente que forma la banda. Es su naturaleza, a la gente le encanta hablar como si fueran expertos. Pero yo soy parte de la banda, con cuatro tipos más, y nos dedicamos a crear música. Los demás pueden hablar la mierda que quieran, la verdad es que a mí no me importa en lo absoluto.

Algo que he notado sobre la promoción de “Sol Invictus” es la ausencia de video clips. Desde “We Care A Lot” hasta “Last Cup Of Sorrow” ustedes siempre se las han arreglado para hacer videos originales, que van muy de la mano con el estilo único de su música. ¿Planean en el futuro sacar al algún videoclip promocional o esa idea ya está descartada?

Hemos dejado de lado los videos porque nos hemos enfocado en los shows en vivo. Ahora que trabajamos de forma independiente, se requiere un compromiso aún más grande de la banda para poder coordinar todo lo que queramos hacer, por lo que nos hemos dedicado a pulir el trabajo que hacemos en vivo, y dejamos lo demás en segundo plano. Pero creo que en esta pausa que nos estamos tomando, podemos darle algo de prioridad a eso también.

Sobre eso también quería preguntarte. ¿Cómo fue pasar de trabajar de una disquera a ser totalmente independientes? ¿Qué se siente el poder crear sin la presión de un sello?

Para mí, era la única forma en que este disco podía hacerse. Fue todo un proceso que debíamos vivir, y que sólo se dio trabajando de esta forma. De no haberlo vivido, no habríamos podido concretar nada. Es muy difícil trabajar cuando hay alguien exigiéndote basura. Está era la única manera en que podíamos hacerlo.

¿Y planean seguir trabajando en nuevo material para el futuro?

Hoy creo que todo es posible. Pero si lo vamos a hacer, es una decisión que debemos tomar juntos.

Poniendo un poco de lado el tema de Faith No More, quería preguntarte sobre el show que realizaste hace un par de años con tu banda, The Talking Book, y la banda de Chuck Mosley, en un evento que yo encontré bastante bizarro, por lo extraño de la mezcla. ¿Qué recuerdos tienes de ese tour? ¿Qué sentiste al volver a tocar junto a Chuck?

Sí, fue raro… y también muy cool. Me gusta la banda de Chuck, son muy buenos tipos. Pero si comparas la música de The Talking Book con la de Chuck, te encuentras con una diferencia de 180°. Y fue muy extraño cuando The Talking Book salió a escena y de fondo en el local sonaba Motley Crüe (risas). Fue una noche bastante extraña, pero al mismo tiempo me gustó eso, porque… fue muy raro, muy, muy raro, y a la vez genial; fue algo extremadamente distinto, y lo disfruté mucho.

Después del tour con Faith No More, ¿piensas volver a trabajar con The Talking Book?

Me encantaría. Los chicos son geniales, hacen algo totalmente diferente, me encanta lo que hacen.

Es muy distinto, muy cinematográfico y con mucha atmósfera, además es interesante verte trabajando con otros instrumentos aparte del bajo.

Es genial. Yo siempre escuché este tipo de música, pero nunca había tenido la posibilidad de tocarla. Con Jared (Blum), que es uno de mis compañeros en The Talking Book, habíamos trabajado durante años en mezclas y masterización, y un día nos planteamos la idea de hacer algo creativo juntos y ver qué pasaba. Es así como nació el primer disco de The Talking Book. Creo que si hacemos uno nuevo ahora, lo llevaríamos aún más lejos, y creo que será genial.

Sé que viviste en Chile por un par de meses en los años noventa. Y ahora que Chile es un país bastante más diferente que hace veinte años, ¿has pensado en volver a hacerlo?

No sé si ha cambiado tanto en realidad. Yo estuve de vuelta en Chile el año 2009 por un tiempo, y entre ese año y ahora, creo que no ha cambiado mucho. Tengo muchos amigos allá y claro que me gustaría volver y pasar más tiempo. Me gusta.

Bueno, Billy, creo que ya se nos acabó el tiempo, por lo que me gustaría saber si puedes enviarle un mensaje a los fanáticos que esperan su próximo concierto el 27 de septiembre en Santiago Gets Louder.

¡Sí, claro! Chilenos, ustedes siempre nos han apoyado mucho en el pasado, y estamos realmente agradecidos, todos lo estamos en Faith No More. Este show será espectacular. Han pasado unos cuantos años desde el último y no sé lo que pasará después de este, pero será un gran momento para reencontrarnos. Tenemos muchas expectativas. ¡Nos vemos!

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Fracisco

    26-Ago-2015 en 3:14 pm

    A quien le puede interesar la ausencia de videoclips en los tiempos de hoy. Los videoclips es tan de los noventas y para la musica pop.

    • don caca

      26-Ago-2015 en 4:26 pm

      A tu vieja, la come moco.

  2. P. Castro

    01-Sep-2015 en 2:47 am

    Grande el guaton Billy.

Responder

Entrevistas

Laura Marling: “Este disco es una expresión de cuánto amo el oficio de la composición de canciones”

Publicado

en

Laura Marling

Con uno de los mejores discos del año a su haber, la artista inglesa tal vez no necesita mayor reconocimiento, pero encontró en la respuesta a “Song For Our Daughter” (2020) una prueba más de que, a veces, la percepción propia es engañosa.

Lanzando el álbum antes de lo previsto, aprovechando la cuarentena, Laura Marling entera siete LPs, además de proyectos paralelos como LUMP, sin embargo, pareciera que recién ahora, luego de ese trabajo y de lo logrado sólidamente en “Semper Femina” (2017), opera con más libertades que opresiones.

Tuvimos la oportunidad de conversar con Laura Marling, entrevista que te dejamos completa a continuación.

Hola, Laura.

¡Hola!

¿Me escuchas bien?

Sí, muy bien. ¿Y tú a mí?

Excelente, también. Lo primero que quería preguntarte es por la decisión de adelantar el lanzamiento, que es algo al contrario del resto de la industria que está prefiriendo retrasar. Entonces, quería saber qué sentimientos estuvieron asociados a tomar una decisión como esta.

Fue primariamente porque no hubo garantía de cómo iban a estar las cosas y de si es que la situación estaría como para hacerlo de la forma tradicional. La razón por la que creo que otra gente está retrasando lo suyo es por la gran maquinaria económica; así es como la industria musical funciona y la gente quiere hacer un buen trabajo promocionando lo que tiene. Creo que lo mío tiene que ver con que estoy habituada a lanzar discos cada dos o tres años, y no siento que tenga mayor presión para ser tan exitosa en absoluto. Por otro lado, creo que este es un tiempo muy bueno para escuchar más música, que es algo que pensé cuando definí adelantar mi lanzamiento. Yo he estado escuchando álbumes completos, todos los días, porque hay tiempo y es algo más difícil de hacer cuando debes ir al trabajo o algo así. Es algo que encuentro muy agradable, no sé si te ha parecido lo mismo a ti.

Absolutamente. Y en estos tiempos hemos visto cómo la gente ha revalorizado la cultura y las artes, no sólo la música, pero hay chance de ir más allá en valorar esto. Una duda más que tenía era respecto al sonido del disco, porque en “Semper Femina” te fuiste a otros territorios, luego tuviste más proyectos, y ahora vuelves a una especie de raíces. ¿Qué te llevó a regresar a este sonido?

Creo que estás en lo correcto, porque en el intertanto tuve LUMP, otra banda, entonces, tras lanzar “Semper Femina” grabamos y lanzamos de inmediato ese otro registro. Y fue un alivio para mí, me sacó mucha presión de la especie de “personalidad” Laura Marling. Se siente raro decirlo así (risas), pero mi terapeuta puede apoyarme con eso. Eso me sacó una porción de presión importante y me hizo ver que no debía reinventar nada. En lo que respecta a mi visión de este disco, definitivamente no reinventa la rueda, pero sí es una expresión de cuánto amo el oficio de la composición y el trabajo detrás de escribir canciones. Lo que hice con LUMP es una muy diferente experiencia psicodélica y surreal. Me siento satisfecha con lo hecho ahí sónicamente. Otro elemento clave para el sonido del disco es que por fin, por primera vez en la vida, tengo un estudio propio a disposición, y no es que todo se haya grabado ahí, pero mucho fue grabado por mí en ese estudio. Lo que hicimos en formato banda, grabando todos a la vez, fue con ingeniería de Dom Monks, con el que he trabajado mucho, y que es de lo más talentoso con quien me he relacionado, porque tiene esta capacidad increíble de capturar de forma perfecta la intimidad en un cuarto, lo que es muy difícil de hacer. Entonces, es una mezcla de todas esas cosas.

Eso es el sonido, pero también hay profundidad en las letras, desde la historia en “Alexandra”, el desgarro en “The End Of The Affair” o la lucha que se grafica en “Only The Strong”. ¿Qué te inspiró a entrar en esos registros para las canciones de este disco?

Mi experiencia con el mundo es desde la perspectiva de una mujer. Eso es obvio, pero vale la pena siempre decirlo. Creo que, mientras me voy volviendo más vieja, me hago más consciente de los puntos de fricción que convergen entre la sociedad y la personificación de una mujer. Cuando pienso en “Alexandra Leaving” no es una crítica a Leonard Cohen, porque lo adoro y amo la forma en la que él escribía de las mujeres, pero sí me obsesionó esa fachada que disponen quienes sobreviven a experiencias complejas. Y también “The End Of The Affair” tiene eso de alguna forma, porque está vagamente inspirada por la sensación que una mujer tiene cuando se siente un objeto de obsesión por parte de un hombre con el que tiene una aventura. No daré detalles específicos de qué inspira o spoilers porque aquí alguien lo podría leer (risas), pero sí opera sobre un evento que le pone fin a ese affair, entonces ahí me quería meter en su mundo interior, y en el de él, que también se relacionaba a mi atribulada experiencia. Al final, noto que lo que ocurre con otras mujeres no se acerca a lo que mi propio mundo interior me indica, por lo que sus formas de ver las cosas me parecen interesantes de plasmar en el álbum también.

Algo que me llamó la atención en el disco es el lugar de la voz, quizás más limpia, más clara, más protagonista. Luego de siete discos, tal vez hay una mayor confianza en ese instrumento, pensando en que a estas alturas nadie puede negar tu discografía ni tu trabajo. Puede ser también una mayor confianza para hacer que las canciones suenen y sean tal cuál las necesitas, ¿verdad?

Sí, eso es muy astuto de tu parte porque realmente siento una mayor confianza y es principalmente producto de que haya hecho seis álbumes antes y lo de LUMP. Así que, sí me ha tomado todo este tiempo y trabajo tener la confianza para saber que la gente comprende lo que quiero hacer siendo una compositora. Da igual lo que signifique, o por qué, pero es así. La presión por hacer este disco ahora fue mínima porque en un principio creí que lo haría por completo sola, en mi casa, producido por mí, y en el último momento me di cuenta de que no quería eso, no quería pasar por esto sola, y por eso llamé a Ethan (Johns), mi colaborador de tanto tiempo, para que coprodujera junto con Dom (Monks) en la grabación. Teníamos tres cerebros trabajando en el sonido, y creo que esa fue la mejor decisión, pero fue una situación difícil para mí y para Ethan porque esta fue la primera vez donde yo tenía una idea absoluta de lo que quería, y parte de ello exigía un acercamiento diferente a cómo debiéramos hacer las cosas. Él es más de juntar a todo el mundo y hacerlo todo en una toma, sin usar ningún tipo de dispositivo moderno, y yo por un largo tiempo estuve bajo ese conjuro, también. Pero al trabajar con gente como Blake Mills en “Semper Femina”, Mike (Lindsay) en LUMP, y más, te vas dando cuenta que cerrarte a un solo tipo de forma de grabar es dispararse en el pie (risas) y es aburrido quedarte en ese mundo. Fue un poco de negociación diplomática ver cómo trabajaríamos uno con el otro. Tuve que aferrarme a mis propias armas y obtener lo que yo quería para tener los resultados que esperaba, lo que fue doloroso, pero era lo que debía hacer para que fuera lo que se escucha.

Y eso se nota, al dejar las canciones al descubierto, al entregarle a la canción el protagonismo. No sé cómo has visto la recepción al disco, porque ha sido llamativa y muy buena, quizás porque es perfecto para la cuarentena que muchos están viviendo. ¿Qué has sentido acerca de ese recibimiento?

Es divertido. Es la primera vez que estoy en redes sociales cuando lanzo un disco porque he hecho tutoriales en línea y eso fue muy decisivo para mí, ya que nunca lo había hecho antes. He leído y visto más reacciones que nunca de la gente, lo que te estresa y te llena de nervios. No debería decir esto, pero también parte de las razones que me hicieron lanzar este disco antes era que no creía que era mi mejor disco ni cerca y estaba lista para dejarlo pasar y ver si es que podía hacer algo mejor más rápido (risas). Sin embargo, me maravilló y me voló la cabeza la reacción de la gente, no lo podía creer. Pero nunca le acierto, nunca adivino bien cómo van a resultar las cosas, cómo se va a sentir todo.

Debo decirte que “Song For Our Daughter” es un gran disco, muchos han comentado cómo calza muy bien con estos tiempos. Probablemente, este y “Fetch The Bolt Cutters” de Fiona Apple. ¿Lo pudiste escuchar?

Sí, lo he escuchado, dos veces. Todos los días desde que salió (risas). Es algo asombroso ese álbum. Es un disco de una vez de la vida.

Bueno, Laura, se nos acaba el tiempo. Muchas gracias y felicitaciones por el trabajo. Y esperemos verte post pandemia en Sudamérica y en Chile.

Me encantaría. No amaría nada más que poder llegar por allá. Que tengan buen día y cuídense.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 4 días

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 5 días

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 6 días

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 2 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 2 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 2 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 3 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Premonitions Premonitions
DiscosHace 3 semanas

Sojourner – “Premonitions”

Las barreras de la distancia ya parecen ser cosa del pasado. Si bien, siempre cuando oímos algún larga duración recién...

Set My Heart On Fire Immediately Set My Heart On Fire Immediately
DiscosHace 3 semanas

Perfume Genius – “Set My Heart On Fire Immediately”

“La mitad de mi vida se ha ido”, son las palabras con las que Mike Hadreas comienza su quinto álbum...

Notes On A Conditional Form Notes On A Conditional Form
DiscosHace 4 semanas

The 1975 – “Notes On A Conditional Form”

Pese a que Matty Healy indicó que los dos discos lanzados en la era “Music For Cars” de The 1975...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: