Conéctate a nuestras redes

Artículos

The Prodigy: Electrónica en su estado más salvaje

Publicado

en

La historia de The Prodigy se remonta a finales de la década de los ochenta, en donde Liam Howlett, tecladista y compositor, decide abandonar la banda de hip hop Cut 2 Kill, debido al poco impacto mediático que tuvieron las dos producciones que el grupo editó. Posterior a este episodio, se comienza a desempañar como DJ en el club nocturno “The Barn”, en donde conoce a dos amigos que se dedicaban a bailar, Keith Flint y Leeroy Thornhill, quienes le pidieron al pinchadiscos que les grabara una cinta con sus canciones favoritas. Al cabo de unos días, Liam les entregó el cassette con lo solicitado, además de cuatro temas que el mismo había creado; en la etiqueta de la cinta se leía “The Prodigy”, en homenaje al sintetizador Moog Prodigy que el músico utilizó para preparar el material.

Keith y Leeroy quedaron tan impresionados con los temas creados por Howlett, que le propusieron formar un grupo en donde él estuviera a cargo de poner la música y ellos del baile (para esto incluyeron a una amiga conocida como “Sharky”). De inmediato se pusieron a buscar locales que estuvieran dispuestos a albergar su show, y es en este contexto que Ziggy, amigo de la banda y futuro manager, les consigue una presentación en el mítico Club The Labyrinth. Este primer evento fue todo un éxito, y despertó la idea de buscar un nuevo integrante que se hiciera cargo de animar, eligiendo para este puesto al MC Maxim Reality. No tuvo que pasar mucho tiempo para que la banda firmara contrato con la casa discográfica XL-Recordings, quienes escucharon un demo de 10 canciones creadas por Liam, y del cual se desprende el primer EP de la agrupación “What Evil Lurks” (1991), del cual se pusieron a la venta 8.000 copias y que marcó la salida de Sharky, quien no estuvo de acuerdo en firmar con un sello profesional.

Sólo un año después ve la luz “Experience” (1992), primer álbum de estudio de la banda, captando de inmediato la atención del medio y obteniendo muy buenas críticas. El disco estuvo 25 semanas en el Top 40 de las listas inglesas, obteniendo disco de oro. “Music For The Jilted Generation” (1994), segundo trabajo  de The Prodigy, ratificó el talento y éxito del grupo, vendiendo un millón de copias a tan sólo dos semanas de su lanzamiento y siendo nominado a un Mercury Music Prize (actualmente conocido como Barclaycard Mercury Prize).

En 1995, paralelamente a la decisión de iniciar una gira por Reino Unido, se incorpora a la banda el guitarrista Jim Davies del grupo Pitchshifter. Era cuestión de tiempo para que la música de The Prodigy penetrara otros difíciles mercados, como por ejemplo Estados Unidos, objetivo que se concretó con el lanzamiento de su tercer larga duración “The Fat Of The Land” (1997), ganándose el reconocimiento de iconos del estilo hard dance. Liam decide incursionar como solista editando el álbum “The Dirtchamber Sessions Volume One” (1999), pero sin dejar de lado el trabajo con su clásica agrupación. En 2000, Leeroy Thornhill abandona la banda para dedicarse por completo a sus proyectos en solitario.

La polémica aparece en el horizonte de The Prodigy, cuando en 2002 editan el single “Baby’s Got A Temper”, el cual es objeto de fuertes críticas por la supuesta mención en su letra de la droga Rohypnol, utilizada en los casos de violación. El cuarto álbum de estudio, “Always Outnumbered, Never Outgunned” ve la luz en 2004, y sólo un año después sale al mercado el compilado “Their Law: The Singles 1990–2005” (2005), el cual formaba parte del contrato firmado con XL-Recordings, en donde se estipulaba que la quinta placa debía ser un recopilatorio de las canciones editadas durante los 15 años de carrera de la banda. En 2007 deciden romper los lazos con la casa discográfica para formar un sello propio, Take Me To The Hospital, además crean la filial Ragged Flag Recordings para albergar a nuevos artistas. La agrupación tiene un renacer musical de la mano de “Invaders Must Die” (2009), que los vuelve a situar en un primer plano, llegando rápidamente al tope de los rankings de ventas en Inglaterra.

The Prodigy aterriza por tercera vez en Chile para presentarse en el escenario de Maquinaria Festival 2012, en el Club de Campo Las Vizcachas. Como preámbulo a lo que será este nuevo show de los ingleses en nuestras tierras, podemos escuchar la interpretación de “Voodoo People” en el V Festival 2008.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Artículos

Especial Primavera Sound Santiago 2022: Cat Power

Publicado

en

Pocas artistas transitan con seguridad entre lo ajeno y lo propio de manera tan clara como Cat Power. Sin temor a hacer covers, la cantautora ha encontrado reconocimiento por versionar en grande las canciones de otros, pero también por las suyas, en una carrera anómala dada la forma en la que ella flota y entrega carácter a lo que sea que haga. Su voz y su intensidad son lo que la distingue, con versatilidad y una marca propia que ha cruzado décadas.

El último lanzamiento de la cantante fue “Covers” este año, una colección donde recorre desde Nico hasta Lana Del Rey, desde Iggy Pop hasta Frank Ocean, y donde, cómo siempre, incluso se da tiempo de releer un tema propio, “Hate” del disco “The Greatest” (2006), que ahora versa como “Unhate”. Esta capacidad reflexiva viene de su admiración por Bob Dylan y su vocación por retrabajar sus canciones durante las giras y los ensayos, a veces cambiándolas por completo.

Es que, aunque en paralelo Cat Power tiene discos fuertes de composiciones propias, como “Wanderer” (2018) y “Sun” (2012), incluso su gira 2022 lleva el nombre de “Covers”, y en sus primeras paradas no sólo se concentra en el disco de este año, sino también en “Jukebox” (2008) y “The Covers Record” (2000), los otros álbumes de reversiones hechas por la artista, así que incluso Frank Sinatra o The Rolling Stones se pueden inmiscuir en sus conciertos. Esto podría sentirse como una estrategia de Marshall para mostrar un repertorio más cercano a públicos masivos, pero que tenga tres discos de covers y que se sienta bien incluso haciendo sus propias relecturas, tiene más que ver con arranques artísticos que con tácticas frías. La misma Cat Power explicaba en una entrevista que el cover a “Bad Religion” de Frank Ocean vino desde la forma de evitar sentir ira al cantar “In Your Face”, a la que le cambió la letra para sentirse bien al interpretar tal melodía.

Pero no sólo son voces las que cambian al generar nuevas formas, sino también la estructura completa. Cat Power puede deshacer la estructura reconocida y reconocible de una canción para dotarla de una vida nueva. Pasó con “(I Can’t Get No) Satisfaction” en 2000, y pasa con “The Endless Sea” de Iggy Pop en 2022. Cuando se escuchan reversiones de Cat Power no sólo se tiene a disposición una canción ya conocida para escucharla a ella a través de ese medio, sino que también está la chance de escuchar cómo ella percibe y oye el mundo, y cómo lo ve. Es ese acto de transparencia el que irrumpe al poner un poco más de atención en estas acciones de la artista, quien no pocas veces ha desnudado el alma respecto a hechos de su vida personal, desde desventuras amorosas hasta enfermedades que casi la hacen retirarse de la música.

Cuando en “I Had A Dream Joe” canta “I opened my eyes”, en medio del momento más estridente del disco, habiendo convertido el swag de Nick Cave en un pulso intoxicante más parecido a la última era de Scott Walker, queda claro que al escucharla cantar a otros en verdad es una forma de cantarse a sí misma, algo que ha cruzado su carrera, siendo puntal de lo que hace. Aunque ha creado grandes canciones por su cuenta, lo que nos atrae de Cat Power no sólo es su creatividad o su interpretación, sino también cómo ella nos quiere contar el mundo, ya sea a través de temas propios o ajenos, y mientras suene su voz, esto siempre será un privilegio artístico como pocos en el mundo hoy.

Información sobre el line up del festival, eventos satélite y entradas, la puedes encontrar ACÁ.

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 5 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 6 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas