Conéctate a nuestras redes

Artículos

Stone Sour: Una medida de whisky por dos de Hard Rock

Publicado

en

Si alguien escucha el nombre de Corey Taylor, lo más probable es que lo primero que se le venga a la cabeza es su labor como frontman de Slipknot o las especulaciones sobre su incorporación a Velvet Revolver, idea que fue desechada por Slash, siendo que ya se habían grabado 10 canciones para un álbum que a la larga nunca vería la luz, sin embargo, el trabajo del vocalista se remonta a mucho antes de estos hitos. En 1992, Taylor, en conjunto con el baterista Joel Ekman, decide formar una banda de hard rock, con el único objetivo de llenar todos los tiempos libres que tenían durante su juventud en Des Moines, Iowa. El nombre escogido para la agrupación fue el de “Stone Sour”, el apodo de un cóctel que se prepara en base a whisky, jugo de naranja y una mezcla ácida.

Al poco tiempo de su formación se unió a la banda el bajista Shawn Economaki, un viejo amigo de Taylor. Durante los primeros años de vida de Stone Sour, se dedicaron a realizar shows en clubes nocturnos, en donde sus presentaciones se fundamentaban en covers de Metallica, Ozzy Osbourne, Alice In Chains, Pantera, Stone Temple Pilots, entre muchos otros. En la mayoría de los casos, la guitarra era ejecutada por músicos de sesión que no terminaban por convencer a los miembros del grupo, hasta que en 1995 aparece  James Root, quien de inmediato cautivó a todos con su talento, ganándose el puesto de guitarrista de forma permanente.

En 1997, Stone Sour participa en el evento “Batalla de Bandas”, en donde Corey Taylor tiene su primer acercamiento con Slipknot, quienes a la postre resultarían ganadores del concurso. Una noche, mientras Taylor cumplía sus labores habituales en la tienda para adultos donde trabajaba, “The Adult Emporium”, tres integrantes de Slipknot ingresaron al local para pedirle formalmente que se uniera a su banda (el actual vocalista Anders Colsefini habría sido rechazado por el sello Roadrunner Records), solicitud que fue aceptada de inmediato por el músico, marcando con esto el punto exacto en que Stone Sour pierde su rumbo, y en donde sus integrantes comenzarían a recorrer dispares caminos. Joel tomó la decisión de formar una familia, mientras que un año más tarde James y Shawn también optarían por integrarse a Slipknot, como guitarrista y Stage Manager, respectivamente.

En 2000, el guitarrista Josh Rand, amigo y colaborador de Corey Taylor, reaparece en su vida para mostrarle unas canciones en las que había estado trabajando en los últimos años. Ambos pasaron un año y medio componiendo nueva música, obteniendo tan buenos resultados que tomaron la decisión de reunir a los antiguos miembros de Stone Sour. Tras seis años desde su última presentación en vivo, la formación original se reunió en el lugar donde todo empezó, Des Moines, para comenzar a delinear las directrices de este nuevo proyecto. El primer obstáculo que debieron soslayar fue la elección del nombre de la banda; luego de algunas fallidas ideas, tales como: Project X, Super Ego y Closure, tomaron la decisión de conservar el nombre que los vio nacer.

El lanzamiento de su álbum debut (homónimo) llega en 2002, haciendo su estreno en la escena musical al participar en la banda sonora de la película “Spider-Man” (2002) con el tema “Brother”, canción compuesta por Corey Taylor en 1995 mientras se mudaba a Des Moines desde Denver en el auto de un amigo. Los trabajos de post-producción de la placa se llevaron a cabo en Los Angeles, en donde tuvieron la colaboración del productor James Barton. Este primer trabajo de Stone Sour recibió muy buenas críticas de parte de los medios especializados, siendo nominados al Grammy en la categoría “Mejor Interpretación de Metal” durante años consecutivos, además de recibir el Disco de Oro por parte de la RIAA (Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos).

A principios de 2006, el baterista Joel Ekman anuncia su salida de la banda debido a la grave enfermedad de su hijo (tumor cerebral), siendo sustituido por Roy Mayorga (ex Sepultura y Soulfly). En marzo de ese mismo año, la banda grabó 18 canciones en el Studio 606, propiedad de Dave Grohl, que posteriormente serían mezcladas por Randy Staub, quien ya había trabajado con Metallica. En agosto del mismo año sale al mercado la segunda placa de estudio de Stone Sour, bajo el hombre de “Come What(ever) May”, la cual tuvo mayor reconocimiento que su predecesora, alcanzando el cuarto lugar dentro de los mejores 200 álbumes del Billboard, vendiendo más de medio millón de copias sólo en Estados Unidos.

Cuatro años más tarde la banda se vuelve a meter al estudio, repitiendo la fórmula que tan buenos dividendos les dio en su segundo disco, donde nuevamente trabajan con el productor Nick Raskulinecz (Foo Fighters, Alice In Chains y Deftones). Las sesiones de grabación las realizaron en los Blackbird Studios de Nashville. El resultado de este trabajo constituye su tercer larga duración, “Audio Secrecy” (2010).

Este 2012 Stone Sour comenzó las grabaciones de lo que será un disco conceptual doble, el cual llevará por nombre “House Of Gold And Bones”, y cuyo lanzamiento se realizará en dos partes: la primera en octubre de este año y la segunda en 2013. Para este trabajo, Rachel Bolan (Skid Row) reemplaza en el bajo al histórico Shawn Economaki (se desconocen los motivos que gatillaron su salida de la banda), y en la gira que comienzan ahora lo hará Johny Chow (Cavalera Conspiracy, Fireball Ministry). Casi en paralelo con el lanzamiento de la primera parte de este álbum, los oriundos de Iowa se estarán presentando en la tercera edición de Maquinaria Festival Chile, y para ir calentando los motores los dejamos con un video de su presentación en el Download Festival 2010, interpretando uno de sus grandes hits “30/30-150”:

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. cesar bustamante

    09-Oct-2012 en 9:41 pm

    tengo una duda, si cavalera conspiracy y stone sour tienen el mismo bajista, como tocan en el mismo horario??

  2. Felipe

    09-Oct-2012 en 10:30 pm

    grande hueon, voy el sabado a puro ver a esta gran banda, tiene temazos increibles y espero que haga un repaso por todos los discos en especial el primero!

  3. Sebastian

    10-Oct-2012 en 10:40 am

    El tema que aparece en spiderman no se llama “Brothers”, se llama “Bother”

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: