Conéctate a nuestras redes

Artículos

Snow Patrol, rendidos ante el éxito

Publicado

en

Dentro de la gran oleada de conciertos que se nos viene en los próximos meses – sin mencionar los anunciados para 2013-, en la primera semana del recién comenzado mes de octubre, recibimos el debut en nuestras tierras de Snow Patrol, banda escocesa liderada por Gary Lightbody y que desde hace unos años ha estado cosechando un éxito como pocos grupos de su país han podido lograr, convirtiéndose en uno de los números más cotizados del Reino Unido y vendiendo millones de discos alrededor del globo. Pero el éxito no fue un aliado permanente de los nórdicos, quienes tuvieron que probar reiteradas veces el amargo sabor de la derrota antes de poder dar el palo al gato y conseguir la anhelada gloria.

Formados en la Universidad de Dundee en Escocia, tuvieron que cambiarse el nombre dos veces por problemas de derechos, principalmente, antes de establecerse como Snow Patrol. Con una mentalidad indie, sus primeros discos fueron “Songs For Polarbears” (1998) y “When It’s All Over We Still Have To Clear Up” (2001), ambos lanzamientos amparados por el sello independiente Jeepster Records, famoso por ser el “hogar” de la agrupación conocida como Belle & Sebastian. La flexibilidad y pocas exigencias que imponía el sello hacia el trabajo de los músicos, entregó una cierta libertad a la creación, la cual impresionó a la crítica, recibiendo muy buenos comentarios, reacción que no se vio reflejada en las ventas, que eran prácticamente nulas.

Con deudas por todos lados, sin lugar para dormir durante las giras y anécdotas tales como la realización de un concierto frente a 18 personas en un club nocturno para adultos, fueron sólo algunas de las penurias que tuvo que pasar Snow Patrol en sus primeros –y desalentadores- años de carrera. Después de sufrir un quiebre con su casa discográfica, al darse cuenta de que con ella no llegarían a ninguna parte, Gary Lightbody, frontman y líder de la banda, mantenía las esperanzas en su proyecto. Siguiendo una red de contactos, finalmente el grupo logró firmar con el sello inglés Fiction, y el norteamericano A&M. Los temores sobre el control creativo que pudieran tomar sobre su material, se acrecentaron cuando Jacknife Lee, ex guitarrista de la banda punk Compulsion, llegaría para encargarse de la producción del tercer LP de Snow Patrol sin haber tenido experiencia previa con una banda de rock, destacando su trabajo con Eminem. Lee sugirió que el pop rock debía ser la dirección a seguir por el grupo, alejándose del indie para llegar a una audiencia mayor. El cambio trajo consigo una serie de rencillas, que con el tiempo fueron superadas y se transformaron en la mezcla perfecta que dio a luz “Final Straw” (2003), placa que contó con los singles “Run”, “Chocolate”, “Spitting Games” y “How To Be Dead”, todos alcanzando altas posiciones en los rankings británicos y norteamericanos. A la vista de los resultados, a Snow Patrol no le quedó más que rendirse al éxito.

De ahí en adelante, la carrera de los escoceses sólo ha conocido de triunfos. Con el lanzamiento de “Eyes Open” (2006) comenzaron a llegar las grandes giras, las participaciones en bandas sonoras de blockbusters cinematográficos como “Spider-Man3” con la canción “Signal Fire”, o en series televisivas como “ER” y “Grey’s Anatomy”. Nominaciones a los premios Grammy y a los Brit Awards, fueron sólo uno de los cuantos elogios que se llevaba Snow Patrol quienes, hasta este punto, habían logrado vender más de un millón de unidades, recibiendo disco de platino en el Reino Unido y Estados Unidos.

“A Hundred Million Suns” (2008) continuó obteniendo el beneplácito del público y la crítica, remarcando la simpleza con la que Snow Patrol era capaz de hacer buena música. Durante la promoción de este disco, los escoceses realizaron su primer viaje a Sudáfrica abriendo para Oasis. Durante ese año y el próximo, la banda también teloneó a Coldplay y a U2, en su monumental “360° Tour”.

Snow Patrol se dio el tiempo para formar parte de un disco de cover y remixes, llamado “Late Night Tales” (2006), donde participan con la reversión del clásico de INXS, “New Sensation”. A su vez, el primer compilado con los grandes éxitos del grupo era lanzado con el nombre de “Up To Now” (2009), donde se pueden encontrar tres composiciones originales, una de ellas “Just Say Yes”, elegida como sencillo promocional del compilatorio.

El último disco en el catálogo de Snow Patrol es “Fallen Empires” (2011), con influencias electrónicas y un ritmo irregular que ha divido a la prensa, pero sigue conquistando al público, debutando en el número cinco del ranking Billboard 200. Centrado en “Fallen Empires” (2011), recibimos el primer tour sudamericano de Snow Patrol. Un show imperdible para aquellos que estén buscando presenciar la performance de una de las bandas más exitosas del Reino Unido en el último tiempo, que en su setlist no ha presentado más que un hit tras otro. Para el 5 de octubre en el Teatro Caupolicán está pactada la cita con una agrupación que, después de un sinnúmero de dificultades, ha decidido rendirse ante el éxito.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Cesar Bear

    02-Oct-2012 en 11:34 am

    No hay bolsillo que aguante tanto concierto u_u

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 4 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 4 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 5 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 5 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: