Contáctanos

Artículos

Slayer: Un legado de sangre

Publicado

en

Si queremos encontrar a una banda que expele constancia y tradición en cada una de sus entregas, esa no es otra que Slayer. Los norteamericanos se han aferrado de manera tan sólida a su sonido, haciendo de su fórmula un inconfundible en el vasto catálogo del metal mundial. Slayer es una institución y aterriza por quinta vez en nuestro país, para ocupar el escenario principal del Maquinaria Festival, durante la primera jornada del certamen, en el qué será el show más masivo que haya conocido el cuarteto de California en tierras nacionales, y para luego realizar un segundo show junto a Mastodon en el Teatro Caupolicán, el día 12 de noviembre, en la que promete ser una íntima cita con el Apocalipsis.

Pioneros del thrash metal norteamericano, Slayer surgió como una de las bandas más agresivas de la escena junto con Exodus, tomando influencias de nombres como Judas Priest o Iron Maiden, para pervertirlas y transformarlas en piezas donde la rapidez y la agresividad eran el canon a seguir. Ya con el temprano “Show No Mercy” (1983) se podían sentir las influencias primigenias pasadas por el filtro de Slayer. Cortes como “The Antichrist” y “Die By The Sword”, mezclaban el heavy clásico con el thrash que comenzaba a establecerse como el nuevo estilo en boga. El chileno Tom Araya en las voces y el bajo, Jeff Hanneman y Kerry King en las guitarras, con el soporte del incombustible Dave Lombardo en los tambores, comenzaban a trazar su legado de sangre. “Haunting The Chapel” (1984) fue el siguiente lanzamiento de Slayer, en formato de EP, tiene entre sus filas a uno de los himnos de la banda, “Chemical Warfare”. La primera etapa del grupo quedó plasmada en el legendario registro en vivo bautizado como “Live Undead” (1984), cuyo booklet contiene imágenes del concierto registrado en Nueva York, en un pequeño local donde las cruces invertidas y maquillaje a lo Alice Cooper adornaban las primeras presentaciones de Slayer.

La consolidación del sonido definitivo de la agrupación, llegó con el lanzamiento de “Hell Awaits” (1985), con una producción más pulcra y una banda que estaba en total conocimiento de sus capacidades. Satanás era la principal fuente de inspiración para las letras, en temas como “Crypts Of Eternity” y la mismísima “Hell Awaits”, cuya introducción es una grabación a la inversa de la frase “join us”, en español, “únetenos”.

La gran estocada de Slayer fue infringida con el fundamental “Reign In Blood” (1986), la gran obra maestra del thrash metal y responsable de poner a la agrupación en el mapa mundial como un clásico instantáneo del género. Temas como “Angel Of Death”, “Postmortem” o “Raining Blood”, son los puntos más álgidos de los casi treinta minutos del mejor thrash metal que se haya conocido.

“South Of Heaven” (1988), fue el cuarto LP de los californianos, bajando las revoluciones para entrar a terrenos más oscuros en un cambio que fue criticado por los fanáticos, quienes esperaban un golpe aún más potente que el entregado por “Reign In Blood”, pero tuvieron que contenerse para disfrutar de clásicos como “South Of Heaven” y “Mandatory Suicide”. No pasó mucho tiempo para que los americanos regresaran con un disco que dejara contento a los fanáticos y se transformara en el que –para este redactor- es el disco mejor logrado de Slayer después de “Reign In Blood”. “Seasons In The Abyss” (1990) es un disco redondo, que contiene lo mejor de la violencia mostrada en el mencionado “Reign In Blood”, fusionada con la oscuridad melódica de “South Of Heaven”, en contundentes composiciones, como lo son “Dead Skin Mask”, “War Ensemble” y la imponente “Seasons In The Abyss”.

En 1991 la banda editaría un nuevo registro en vivo, “Decade Of Aggression”, haciendo un repaso por lo mejor del clásico de la banda, cerrando la mejor época que ha vivido Slayer en su carrera.

Dave Lombardo, el virtuoso baterista de origen cubano, decidió dejar la banda por problemas internos y funda su propia agrupación bajo el nombre de Grip Inc. Slayer reclutó a Paul Bostaph, baterista de Forbidden, para tomar el puesto de Lombardo y grabar su siguiente LP “Divine Intervention” (1994), que tomó la fórmula clásica y la actualizó con una mezcla de sonido contundente. “Undisputed Attitude” (1996) es un disco de covers, muy en la línea de lo que más tarde haría Metallica con su “Garage Inc.” (1998), tributando a bandas punk como Minor Threat, D.R.I y The Stooges, en un disco más bien discreto que es recordado casi como una anécdota.

Producidos por Rick Rubin, quien se encargó de impulsar las carreras de bandas como Slipknot o Linkin Park, Slayer decidió dar un vuelco a su sonido actualizándose con el estilo que proliferaba en esos días: el nu metal. “Diabolus In Musica” (1998) es el disco más extraño de Slayer, con un ritmo irregular y una propuesta que parecía no afiatarse con el espíritu de la banda. Sin embargo, la agrupación continuó en esta senda y logró dar con el tono acertado en “God Hates Us All” (2001), donde se puede escuchar nu metal con la estampa de Slayer, en un balance perfecto entre los elementos thrasheros y el peso de lo contemporáneo, dando pie a clásicos de la nueva era de la banda, tales como “”Disciple”, un infaltable en los setlist de la última década. Como dato curioso, “God Hates Us All” fue lanzado el 11 de septiembre de 2001, en una cruel ironía del destino, atrayendo polémicas por su hereje portada, que retrata una Biblia ensangrentada con el logo de la banda grabado en la portada. Slayer en estado puro. Este período es documentado en el potente “War At The Warfield” (2003), grabado en el legendario recinto de San Francisco.

La etapa de experimentación para Slayer terminaba con el regreso de Dave Lombardo, quien no dejó de trabajar con su banda, además de formar parte del proyecto más extremo del multifacético Mike Patton, Fantômas. Volvía a la banda que lo vio crecer para relevar a Bostaph, quien tuvo que retirarse del tour de promoción de “God Hates Us All” debido a una lesión crónica en su codo. Incluso Larry Carroll, quien realizara las ilustraciones de los discos “Reign In Blood”, “South Of Heaven” y “Seasons In The Abyss”, regresaba para hacer lo propio dibujando al Jesús mutilado que adorna la portada del disco que marcaría el retorno del Slayer de toda la vida, “Christ Illusion” (2006).

El sabor a rencuentro estaba en el aire y sumado al lanzamiento del completísimo recopilatorio “Soundtrack To The Apocalypse” (2003) , el lanzamiento del DVD “Still Reigning” (2004), registro del concierto en el que se interpreta el disco “Reign In Blood” de forma íntegra, y la promoción de la nueva placa bajo el tour que ellos mismos concibieron, “The Unholy Alliance Tour”, que contaba con nombres de bandas noveles como Lamb Of God y Mastodon, confirmaban que Slayer estaba viviendo su segunda juventud.

“World Painted Blood” (2009) es el onceavo larga duración de la banda, el que los llevó a presentarse por primera vez en el Sonisphere Festival de Bulgaria, como parte del primer encuentro de los “Big 4”, tándem compuesto por Anthrax, Megadeth, Metallica y Slayer, uniendo por primera vez en el mismo escenario a los exponentes más influyentes del thrash metal norteamericano, siendo Slayer la banda que mejor representa el estilo hasta nuestros días.

En la actualidad la banda se encuentra girando con Gary Holt, guitarrista de Exodus, en reemplazo de Jeff Hanneman, quien contrajo fascitis necrotizante después de que una araña mordiera su brazo. Hanneman ha tenido que marginarse de la agrupación durante los últimos años mientras se recupera lentamente. Tom Araya también ha tenido algunos problemas de salud, teniendo que ser operado de la espalda, privándonos de sus frenéticos headbangings y sufriendo una infección al oído que obligó al grupo a cancelar numerosas fechas de su tour mundial.

El cuerpo se cansa, pero la maquinaria de Slayer se mantiene aceitada y letal, continuando con el legado de sangre al que se han aferrado durante su remarcable trayectoria. Sangre que orgullosamente corre por las venas de un compatriota, y se transforma en un motivo más para admirar con devoción a la banda más influyente de thrash metal a nivel mundial.

Fotos Slayer @ Movistar Arena 02-06-2011 por Felipe Ramírez

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial Lollapalooza Chile 2018: Anderson .Paak

Publicado

en

Anderson .Paak

Hay veces en que la vida te puede llevar por muchos caminos diferentes, y eso bien lo sabe el músico Anderson .Paak, que pasó de la calle al estrellato gracias a su indiscutible talento. Luego de forjar una carrera como músico de sesión y productor, las vueltas de la vida lo llevaron a perder todo y vivir en la calle, todo eso hasta que el rapero fue reclutado por Dr. Dre, dando paso así a una carrera que lo llevó a revolucionar la escena del hip hop mundial.

Con una mezcla refrescante y diferente, .Paak conjugó los elementos del jazz, el soul y el r&b para componer dos excelentes álbumes bajo la vereda rítmica del hip hop: “Venice” (2014) y “Malibu” (2016). Con un show en vivo absolutamente demoledor, .Paak rescata las raíces del hip hop a la antigua, acompañándose de una banda compleja en el escenario para interpretar sus canciones, sin necesidad de recurrir a meros samples como la gran mayoría hoy en día.

Acompañado de The Free Nationals, Anderson .Paak genera una instancia donde se encuentran elementos de diferentes estilos musicales, desatando una verdadera fiesta en cada escenario donde se presenta. Sólo basta con escuchar ese groove en clave funk de “Come Down” para notar la influencia que el músico encuentra en la música de los años setenta, así como también en importantes estandartes de la época, como James Brown o Earth, Wind And Fire. Es un hecho que el mundo está siendo dominado por el hip hop, algo que se puede notar principalmente en el circuito de festivales, donde los puestos de headliner son constantemente ocupados por exponentes del género. Tal como lo fue en su momento con el rock, poco a poco se empieza a gestar una guerra, dividiendo los flancos entre el lado más comercial versus el sentido artístico del rap como un arte.

Ver dónde se ubica Anderson .Paak en todo ese conflicto es tema de debate, aunque su éxito comercial no fue algo claramente premeditado. Alejándose de estructuras simples, melodías pegajosas y éxitos rápidos, .Paak se preocupa de entregarle un sentido en cuanto a fondo y forma en cada una de sus canciones, sustentándose principalmente en la instrumentalización, donde el también baterista se preocupa de cada detalle. Basta con escuchar su último álbum, “Malibu” (uno de los más destacados durante 2016), para comprender esa diferenciación que aparta a .Paak del resto de raperos existentes en la actualidad. Lo anterior permite que una canción de temáticas tan simples como “Room In Here” (que trata sobre conocer chicas en una fiesta) pueda sonar más elegante y estructurada que un sencillo radial sobre irse de fiesta todas las noches. Precisamente ese detalle marca la diferencia, tal como ese punto presente antes de su apellido artístico.

Prepárense, entren a la pista de baile, déjenlo todo. Ya se está tornando natural que algunos artistas entreguen dos álbumes buenos para iniciar su discografía, y de eso se tratará la música próximamente. Son cada vez más las influencias y el conocimiento musical que se puede ir adquiriendo de diferentes maneras, así que los períodos de inspiración serán cada vez más duraderos en esta denominada nueva camada. Si una cosa es clara, es que Anderson .Paak llegó para quedarse, por lo que resulta ilógico no prestarle atención. La música vive ciclos de transición, donde los iconos mueren y los recién llegados de su generación reciben esa antorcha. Ahora estamos conociendo a los nuevos, por ende, es importante prestarles la atención necesaria ahora, en el inicio de su camino para convertirse en los referentes musicales del futuro.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 1 mes

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 1 mes

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 1 mes

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 1 mes

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 1 mes

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 1 mes

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 1 mes

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas