Conéctate a nuestras redes

Artículos

Santiago Gets Louder: El legítimo escepticismo por De La Tierra

Publicado

en

De La Tierra es una banda que se proyecta como algo especial. En efecto, puede ser algo particular, porque tiene integrantes cuyos background son bastante disímiles uno de otros: en primer lugar, está Andrés Giménez, de A.N.I.M.A.L., una institución del metal latinoamericano; luego está Andreas Kisser, un referente obligado del thrash metal de estas latitudes por su trabajo con Sepultura, en el que –más allá de la cuestionada calidad de los trabajos post Max Cavalera- siempre destila calidad en las seis cuerdas; Flavio Cianciarulo, icónico bajista de Los Fabulosos Cadillacs, cuya participación, si bien es llamativa, no es un hito aislado, considerando que ha colaborado con artistas de la talla de Ricardo Iorio (Almafuerte, Hermética) y tiene una prolífica carrera de proyectos paralelos. Finalmente está quien generaba más dudas por su denominación de origen: Alex González, baterista de Maná.

DE LA TIERRA 01Independiente del mérito de cada uno de los músicos en sus principales bandas, lo cierto es que, al ver el collage que representa De La Tierra, este tendría que ser un híbrido desconocido, una mezcolanza heterogénea que salpique distintos ritmos y elementos, no obstante la obvia predominancia del rock duro en su interior. Sin embargo, tal hecho sólo queda en el papel, pues basta con escuchar de pasada el disco homónimo para uno darse cuenta de que es Andres Giménez quien comanda cada una de las operaciones. Es el guitarrista argentino (salvo algunas menudencias) el encargado de reafirmar el carácter del grupo, su tiempista y su corazón.

Lo anterior en sí no es malo. De La Tierra es una banda potente en vivo; los cuatro músicos son dinámicos, estilan fuerza (sí, también Alex González) y no se quedan atrás en ganas. El problema está en la fisonomía: esto es un proyecto más de Giménez, no es la suma de las cuatro procedencias. No se ve un aporte más que técnico de Sr. Flavio en el bajo, ni alguna reminiscencia más accesible y envasada de Maná. No. Recurrentemente, el álbum aborda las temáticas y sonidos que hemos escuchado en A.N.I.M.A.L. y en los recientemente disueltos Dmente. Esto lleva a preguntarse ¿qué es De La Tierra?

Al parecer, la respuesta a la interrogante planteada en lo precedente hay que buscarla escarbando en su único trabajo a la fecha: canciones como “Somos Uno”, “Detonar” o “Maldita Historia” son creaciones que, si bien es cierto son de buena factura, no muestran algo que no se haya escuchado previamente en el repertorio del bonaerense. “San Asesino” o “Chaman De Manaus”, cantadas en DE LA TIERRA 02español y portugués, tienen aquellos elementos más tribales gracias al aporte de Andreas Kisser, pero no alcanzan para entregarle un color único a este supergrupo. González, por su parte, cumple con su labor sobriamente, pero en definitiva, en la génesis, no se vislumbra su participación, por más que haya sido uno de los fundadores de esta banda en el año 2012.

Que la banda sea una entelequia más de Giménez produce una paradoja: por esta misma razón es quién menos brilla de los cuatro, puesto que da la impresión de que se limita a reproducir constantemente los elementos que se escuchan en sus bandas. En tal sentido, su trabajo no está exento de calidad, ni nada por el estilo (hay que auscultar “Cosmonauta Quechua” para comprobar que el fuego de los tiempos de “El Nuevo Camino del Hombre” aún quema), pero es mucho más atractivo ver a González tocando metal o a Sr. Flavio incorporando interesantes escalas a riffs desenfrenados que un bajista de metal quizás no haría (“San Asesino”), antes que la labor exenta de riesgos del frontman.

En el plano netamente profesional, los cuatro músicos son de probado fuste. El trabajo en Maná de Alex González es destacado. Por razones connaturales a la música que tocan, existe un cierto delta que es desaprovechado, y que en De La Tierra se presenta en todo su esplendor (en “Corran” muestra unos beats interesantes). Flavio Cianciarulo igualmente es un músico versátil, con colaboraciones que van desde el ska hasta el folklore gaucho. Andreas Kisser tiene pergaminos para regalar en la música extrema. Y, bueno, Andrés Giménez es un precursor del metal moderno en América Latina. Empero lo anterior, si la mecánica creadora hubiese sido más integradora, podríamos haber tenido algo DE LA TIERRA 03novedoso en el catálogo, cuestión que ocurre sólo a ratos, meros destellos de lo que podría haber sido un caleidoscopio sonoro de interés.

Pero en vivo es otra cosa: durante el año 2013 fueron los encargados de telonear a Metallica durante su gira por Sudamérica (lo que no ocurrió en Chile), siendo ovacionados en cada una de sus presentaciones. Al parecer, el público allende los Andes recepciona de mejor forma los esfuerzos de artistas latinos por querer presentar proyectos con identidad, lo que no significa que la labor en Chile sea difícil para De La Tierra. Muy por el contrario, existe una cierta curiosidad (y por qué no decirlo, morbo también) por ver cómo se desenvolverán cuatro músicos atípicos enfrente de miles de metaleros, muchos de los cuales sentirán escepticismo ante una propuesta que ya tuvo su primera prueba en mayo del año pasado, con un marco de público mucho menor –fue en La Batuta-, pero de la que salió más que airosa.

Y así, en definitiva, De La Tierra es una apuesta segura de Andrés Giménez, fusionada en el papel por elementos que serían agua y aceite como Sepultura y Maná, pero que al contrario de los oráculos promisorios o catastróficos, forman un producto accesible, sin demasiada novedad, pero sumamente profesional, digno de aplaudir, porque de todas formas hacer metal hoy en día, en el estado actual de cosas, es algo que se debe agradecer.

Por Pablo Cañón

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Discos chilenos destacados 2020

Publicado

en

Discos chilenos destacados 2020
Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Este pudo ser un año sin ningún lanzamiento y eso podría haber sido lo más justo del mundo. 2020 estuvo marcado por la crisis político-social en nuestro país, y luego por una crisis sanitaria-cultural a nivel mundial por la pandemia. La música en vivo se apagó casi por completo por la imposibilidad de tener masas de gente en conjunto en el mismo espacio, y con ello la principal fuente de ingresos de la industria musical también ha dejado a miles de trabajadores de la música en la cuerda floja. Pero en vez de silencio, son muchas voces las que se han alzado, en múltiples estilos y mensajes, y la música ha sonado fuerte, claro y ha servido para demostrar el valor de las artes y cultura en un contexto de adversidades e incertidumbres. Allí, las y los músicos chilenos han colaborado, dialogado y generado instancias para mantener la presión sobre las autoridades para que se hagan cargo de la crítica situación, pero también han brillado en materia de creación, generando una gran cantidad de material valioso, en diferentes géneros.

Muchos EPs han formado parte de los proyectos surgidos, incluso con la motivación de la pandemia. Quizás es ese aislamiento forzado el que también ha hecho que la mayoría de los proyectos que destacamos en este listado 2020 de HumoNegro sean, justamente, trabajos surgidos desde una labor solista (Alexander Quinteros, Chini.png, Rubio, Nico Carreño, Cevladé) y además con mucha sensibilidad reflexiva. En tanto, encontramos bandas que se consolidan (Alectrofobia, Adelaida, Niños del Cerro) y otras que sorprenden, pese a sus ya sólidas trayectorias (Cómo Asesinar A Felipes, Yajaira, Poema Arcanus).

La creación artística siempre es esperanza y brillo, y en medio de incertidumbres que nublan el rumbo, esperamos que estos discos que seleccionamos entreguen al menos parte del retrato de un año donde todo fue más difícil, pero donde, aun así, hubo luces y sonidos. Desde HumoNegro, un reconocimiento para las y los compositores e intérpretes que mantienen viva la música chilena. Aquí, en orden alfabético por banda, nuestra humilde selección de EPs y LPs destacados 2020.

Link a los streamings de cada álbum pinchando en las imágenes.


“Animita”

Adelaida

Tras el éxito de “Paraíso” (2017), Adelaida no se durmió en los laureles y comenzó el proceso de creación de su cuarto disco, uno que llegó este 2020 y trajo consigo nuevas texturas para la banda de Valparaíso. “Animita” es un trabajo enérgico y honesto, donde el trío compuesto por Jurel Sónico, Naty Lane y Lele Holzapfel sigue buscando su fórmula definitiva, jugándosela con varias sorpresas a las que no nos tenían acostumbrados, pero sin perder su esencia. El LP, que nació como una ofrenda a Émile Dubois, personaje emblemático de la cultura popular porteña, se posiciona como uno de los grandes registros del año. Tal como grita Naty Lane en “Kraken”: “¡Es un ruido necesario!”.


“Era Luz”

Alectrofobia

https://open.spotify.com/album/0d8R4U0j0ZemcWxkHL0Yb5

La escena del rock “a secas” parece estacionada en los clichés en todo el mundo, y por eso es interesante cuando una banda intentar refrescar el sonido y las ideas. Alectrofobia ha marcado los últimos años del rock chileno con su vocación por un sonido de calidad internacional, y desde ahí ha construido canciones que, sin estacionarse en una sola vereda sónica, transmiten potencia y mensaje. “Era Luz” es un álbum donde la calidad de grabación, mezcla y masterización se suman a la intención de cantar y contar sobre las crisis que ocurren en nuestro país. Desde el punk rock hasta el hard rock, pasando por americana o post grunge, Alectrofobia crea grandes canciones en un disco que consolida sus fortalezas.


“2020”

Alexander Quinteros

La cuarentena ha sido un espacio de aislamiento, pero también de contención y otro tipo de creatividad. Alexander Quinteros trabajó en confinamiento un disco lleno de ambientes y atmósferas dignas de retratar este año, al que coherentemente nombró “2020”. Tracks breves, pero completos en su composición, con arreglos precisos, a los que ni siquiera el truco innecesario del “audio 8D” les quita la capacidad de enfocar –mediante emociones y gradientes– el año más difícil para mucha gente. Quinteros se la juega por lo instrumental y conceptual, y en una temporada donde el tiempo parece líquido y las consignas gritadas parecen desvanecerse, “2020” dibuja un borroso pero fidedigno documento de la pandemia.


“Rfd2”

Cevladé

La censura tapa la boca, pero también genera reacciones. Cevladé se vio en la necesidad de responder a la censura a “Requiem For A Drink” (2012), motivada por la alta rotación de su tema “El Lamento del Pueblo” tras el estallido. Tras bajar el disco de las plataformas, el artista tomó desafío de contar de nuevo la historia de Mario De La Milnova y “La Orden RFD”. “Rfd2” es una especie de continuación y remasterización del disco censurado. Nuevos bríos, interpretaciones más crudas, una producción más clara, pero también más densa y oscura, caminan un trayecto aparentemente conocido con nuevos ojos, líricas y con la rabia renovada. Un rescate de la propia historia, convertida en declaración.


“CTRL+Z”

Chini.png

En el computador, el comando CTRL+Z se encarga de deshacer algo, de convertirlo en un paso en falso y olvidarlo. En un EP, Chini.png lo convierte en un código para presentarse como solista, y también para acompañar, reflexionar y hacer catarsis. Amores, países, movimientos sociales y mitologías se cruzan en cuatro canciones que, pese a derivar en un trabajo corto en duración, termina pegando duro en las sensaciones que libera. Chini Ayarza arma un vehículo de empatía y de identidad, más aún que en Chini & The Technicians, poniéndola al servicio de una atmósfera de esperanza y desilusión, profunda y terrible, adentrándose en sucesos e ideas a las cuales cualquiera querría aplicarle “CTRL+Z”.

Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Itaca Itaca
DiscosHace 1 día

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 4 días

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 1 semana

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 1 semana

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 1 mes

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 2 meses

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas