Contáctanos

Artículos

Santiago Gets Louder: Alain Johannes y un lugar en la historia

Publicado

en

Pocos nombres chilenos son tan relevantes para la historia del rock como Alain Johannes. Esto no es una exageración, porque Johannes ha estado metido en la generación con parte de los discos más relevantes y/o influyentes de los últimos 20 años del rock, y ningún otro nombre nacido en Chile tiene pergaminos como los de Alain. Pero también es cierto que gran parte de este trabajo ha sido tras bambalinas, entonces, pese a una carrera impecable, mucha gente no le ha tomado el peso a esta ALAIN JOHANNES - FLEAhistoria, por ello es que aquí trataremos de explicar rápidamente todas las aristas de Johannes y por qué es tan importante cada show que da en Chile.

Johannes partió como muchos, con bandas de adolescente, pero incluso en aquellos momentos el nacido en Chile y crecido en Estados Unidos conoció gente especial. En What Is This? compartió escenario con Michael Balzary, quien luego se haría conocido como Flea, bajista de Red Hot Chili Peppers, pero sería con Natasha Shneider con quien tendría la alianza más potente. La cantante y multiinstrumentista rusa no sólo era una buena compañera en lo musical –con quien lanzó en 1987 un álbum como dúo, “Walk The Moon”-, sino que también se convertiría en su esposa, y también en la voz con la que compartiría en su proyecto más desarrollado y conocido: Eleven.

Eleven se formó en 1990 y tuvo como baterista a Jack Irons, otro miembro de What Is This? que también fue parte de RHCP, pero que luego se uniría a Johannes y Shneider en esta banda que tuvo una historia con cinco álbumes de estudio, donde no se colgaron del sonido de la época, el grunge, sino que buscaron incluir al rock alternativo y el hard rock, consiguiendo una propuesta llena de matices que incluso hoy se advierte fresca y urgente, con tracks como “Reach Out”, “Why” u “All Falls Away” como excelentes cartas de presentación. Además, Natasha y Alain colaboraron con la creación ELEVENdel debut solista de Chris Cornell “Euphoria Morning” (1999), y con Josh Homme y otros artistas en “The Desert Sessions, Volumes 7 & 8”, además de participar en varios discos de Queens Of The Stone Age como “Songs For The Deaf” (2002).

Pero Natasha murió en 2008 tras batallar contra el cáncer, dejando atrás una sociedad artística y de vida con Alain, y ahí las cosas cambiaron para Alain Johannes, quien se concentró en el trabajo lejos del escenario por un tiempo, siendo ingeniero en “Humbug” (2009) de Arctic Monkeys o grabando y participando de Them Crooked Vultures, banda donde Josh Homme compartía con Dave Grohl y John Paul Jones de Led Zeppelin, pero luego Alain daría un nuevo paso creativo.

“Spark” (2010) es el disco más “diferente” de su historia, y también el más íntimo y sencillo. En este, su primer intento como solista, Alain Johannes no recoge las guitarras y dinámicas rockeras de toda su historia, sino que se concentra en las melodías y las historias que la cigarbox y su característico sonido puede entregar. Una dulzura lúgubre recorre los diez tracks en este homenaje de Alain a Natasha, y por ello se siente lo ceremonioso de este tributo, tan bello como triste, tan luminoso como ALAIN JOHANNES - MARK LANEGANsombrío, donde no existen penas o dolores a la vista, sino que agradecimiento por lo bueno y amor por lo disfrutado en conjunto.

Es con este material que pudimos conocer el trabajo de Alain Johannes, quien desde “Spark” pudo venir a Chile, y que redescubrió su vínculo con nuestro país, recibiendo también el cariño de la gente que lo ha conocido poco a poco porque, claro, Eleven fue un grupo influyente en la escena alternativa norteamericana, pero en Chile no pasaba de ser una banda de culto, con un dato de trivia como tener entre sus miembros al sobrino de Peter Rock. Pero con “Spark” muchos reconocieron en Johannes a un artista completo, y otros simplemente se encontraron con canciones de alto nivel de belleza en escenarios como el festival Maquinaria en 2011, por ejemplo.

Johannes siguió en lo suyo, siendo el apoyo de músicos como Mark Lanegan, a quien le produjo “Blues Funeral” en 2012, o Brody Dalle, a quien le produjo su debut solista “Diploid Love” el año pasado, pero Alain le había agarrado el gustito nuevamente al escenario y preparó su segundo álbum como solista, “Fragments And Wholes Vol. 1”, que salió en noviembre del año pasado y que devolvió a Johannes al rock en gran forma, con canciones que le hacen justicia a su historia y que se mueven desde lo melodioso de “Spark”, hasta la crudeza del más stoner de los temas de Eleven, cobrando en vivo mayor textura con la ayuda de una banda llena de nombres nacionales como Felo y Cote Foncea, ALAIN JOHANNES AND FRIENDSRoberto Trujillo y Diego Ili, que ya ha tenido grandes jornadas, como cuando abrieron el show de Queens Of The Stone Age, y que demuestra que la potencia de Johannes sigue ahí, en constante evolución, sin perder su esencia.

Este resumen puede ser muy sucinto, pero a través de unos cuantos párrafos se hace evidente cuánto peso tiene Alain Johannes en el rock, y se hace muy necesario considerarlo como parte de la historia grande de la música chilena, pese a que su carrera se haya desarrollado a miles de kilómetros. Lo mejor de todo es que, en los últimos años, por fin existe un reconocimiento en territorio chileno a Alain Johannes, pero este sigue siendo exiguo en números y estrecho en alcance, sin embargo, para un artista que ha hecho su carrera mezclando el escenario con el estudio y el trabajo detrás de escena, quizás sea más importante la calidad que la cantidad, total, a estas alturas no tiene que demostrarle nada a nadie.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. kartess

    05-Ago-2015 en 4:32 pm

    Como dato, les cuento que tuve la increíble oportunidad de diseñar el arte del Disco Fragments and wholes, en su versión CD y Digital Booklet. Ah! y soy Chileno! Link acá:
    https://www.behance.net/gallery/20170707/Fragments-and-wholes-Alain-Johannes-Artwork

    • Cesar Brito

      06-Ago-2015 en 1:25 am

      Bonito trabajo viejito… Felicitaciones! La ilustracion la hiciste a mano?

  2. Peteypetit

    05-Ago-2015 en 6:25 pm

    Buen artículo que resume la carrera de un grande de bajo perfil, cuando escuche Bleeding Whole del Spark supe que estaba escuchando a un tremendo musico y artista.

  3. Pablo A. Flores

    08-Ago-2015 en 6:55 pm

    https://www.youtube.com/watch?v=zec9zjD2ORY para muestra un boton!

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: