Contáctanos

Artículos

Quién es quién en WROS Fest Chile

Publicado

en

Dos festivales en una misma semana. Ese será el privilegio que tendremos los amantes del rock en estos días. Porque mientras esperamos que la gran máquina comience a rodar en Las Vizcachas, el Teatro Caupolicán será el escenario del primer WROS Fest, que reunirá lo mejor del punk y el hardcore en dos jornadas. Y en Humonegro los dejamos con el cartel de ambos días del festival y que, seguramente, será lo más parecido que hayamos tenido al tour que en Norteamérica realiza una conocida marca de zapatillas.

JUEVES 08 DE NOVIEMBRE

Sin Remedio: Comenzaron a tocar desde el colegio, y ya completan 12 años de carrera. Nunca dominaron al 100% los instrumentos, pero la fuerza del punk los hizo continuar. Cargados de demos y tocatas, sacaron su primer disco “Recuerdos, Reflexiones y Llantos” en 2003 y desde ahí editaron “Cambios” (2005), “Contra El Tiempo” (compilación 2000-2010) y “Pánico” (2011), trabajo que llevaron en vivo al resto de Sudamérica.

Nosindependencia: Formados en 1995, son el testimonio vivo de los primeros años de la escena hardcore punk en nuestro país. Con algunos cambios de integrantes a lo largo de su carrera, volvieron el año 2008 luego de un receso de dos años. El “Split” (1998) con la banda Alternocidio, y los discos “De La Vida” (2001) y “Nunca Estamos Preparados” (2004) son clásicos del punk melódico nacional, que esperamos exploten en el escenario del Teatro Caupolicán este 8 de noviembre.

Streetlight Manifesto: El punk pop y ska llega con los muchachos de New Jersey. Con muchos cambios de integrantes en sus primeros años de vida, la banda que se formó en 2002, cuenta con cuatro trabajos de estudio (los primeros con muchas reediciones de sus bandas anteriores) y la formación del sello propio Pentimento Music Company, fundado por su vocalista Tomas Kalnoky después de liderar una campaña en contra de Victory Records para que los fans no compraran su merchandising.

Alkaline Trio: Con ocho trabajos de estudio, Matt Skiba, Dan Andriano y Derek Grant, se presentan en el Teatro Caupolicán con lo mejor de su repertorio transformado en un disco llamado “Damnesia” (2011), donde las canciones fueron elegidas por sus propios fans. Un año antes, los muchachos de Chicago, Illinois, consolidaron su éxito con el lanzamiento de “This Addiction”, su placa más vendida hasta la fecha. El trabajo arduo y sus buenas composiciones punk rock los tienen en un ascenso que aún no termina.

Pennywise: Tras su fallido show a finales de 2010 por “problemas de logística”, la banda de Hermosa Beach, California, llega por primera vez a nuestro país. Tras haber resistido la muerte de su bajista Jason Thirsk y el alejamiento de su vocalista fundador, Jim Lindberg, Pennywise viene a presentarnos su último trabajo “All Or Nothing” (2012) y sus 24 años de historia. Según la productora que organiza WROS Fest, Pennywise se presentaría en Chile con Jim Lindberg y no Zoltán “Zoli” Téglás, quien venía haciendo la voz de la banda.

VIERNES 09 DE NOVIEMBRE

Vadca: Agrupación hardcore punk nacida en Santiago en 1994. Sus letras cargadas de crítica social se han mantenido vivas durante toda la década anterior, siendo el playlist del descontento y el odio hacia los que controlan nuestra sociedad. “Estilo Rebelde En El Parque De Diversiones” (2012) es su primer trabajo en ocho años. Pero no los tenemos de vuelta, porque nunca se han ido.

Saltoseis: El Power Trío de San Telmo es la representación argentina de este WROS Fest. Formados a finales de 2007, han llegado a compartir escenario con los históricos 2 Minutos. En 2011 graban su primer disco llamado “Parámetro Vital”, con una buena combinación de simpleza y limpieza en cada uno de sus sonidos.

A Wilhelm Scream: Sacaron su primer disco en el año 2000, sin embargo, desde 1993 sus miembros comenzaron a hacer música en distintos proyectos. Nuno Pereira, Trevor Reilly, Mike Supina, Brian J. Robinson y Nicolás Angelini forman una banda muy potente, con especial fuerza en sus presentaciones en vivo.

Strike Anywhere: La agrupación liderada por Thomas Barnett cuenta con 13 años de carrera y cuatro LP, donde destacan sus apariciones en la banda sonora del videojuego Tony Hawk’s Pro Skater. La combinación de punk rock y hardcore melódico con tempos acelerados, además del contenido de sus letras, son las mejores características del cuarteto que ha grabado para Fat Wreck Chords y Bridge Nine Records.

Anti-Flag: Como respuesta al fascismo que estaba atacando Pennsylvania nació la primera versión de Anti-Flag en 1988. Pero el intento duró menos de un año. Cinco años después, Justin Sane y Pat Thetic (seudónimo del baterista) retoman el proyecto con el mismo nombre. Discos llenos de protesta contra el sistema (el último editado este año) son la naturaleza de esta agrupación, que se ha mantenido firme pese a recibir críticas por su nombre y por estar actualmente en un sello transnacional.

Rise Against: El gran número que cierra la primera versión nacional de WROS Fest. Los chicos de Chicago debutan en Chile (como todo el resto del cartel internacional) con seis discos bajo el brazo, plagados de éxitos. Nacidos en 1999 (y rebautizados como Rise Against en 2001), su carrera continúa en ascenso, donde el año pasado llegaron a abrir seis shows de Foo Fighters en Estados Unidos. Comprometidos con los derechos de los animales e identificados con el straight edge, los formadores Tim McIlrath (voz) y Joe Principe (bajo) han logrado mantener la esencia de la banda, tanto en ideales como en su sonido. De seguro, será uno de los mejores espectáculos del festival.

Por Bastián García

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Mawal

    13-Nov-2012 en 1:43 am

    Bien!

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 4 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: