Conéctate a nuestras redes
Simulation Theory Simulation Theory

Artículos

Muse y los detalles de su extravagante retorno a Chile

Publicado

en

Altas expectativas ha generado el regreso de Muse a nuestro país. El trío británico, teloneado por Kaiser Chiefs, se presentará el próximo domingo 13 de octubre en la Pista Atlética del Estadio Nacional, mostrando un imperdible despliegue de tecnología, virtuosismo y pomposidad. Una presentación aclamada tanto por la crítica como por los fanáticos de la banda a nivel mundial, y que debe ser desglosada para apreciar y conocer su complejidad y magnificencia.

A pesar de que los europeos tocaron en el Estadio Nacional en 2011 como teloneros de U2, es la primera vez en que se presentan en un recinto abierto con show propio. Lo anterior se debe a que las dimensiones de ciertos elementos hacen imposible la realización del evento en un espacio cerrado, como el hecho de que contará con la impresionante cantidad de 248 luces robóticas encargadas de crear el ambiente sci-fi que se busca. Otro ejemplo claro de esto es la pantalla LED que mide 17 por 5 metros; su gran tamaño le asegura a los asistentes una excelente visualización desde cualquier sector de la Pista Atlética. Finalmente, otro elemento que destaca en la apuesta de la gira es la pasarela. La estructura de 28 metros de largo se transforma en escenario durante todo el concierto, dejando atrás la jerarquía de la plataforma central al incluir al público en la dinámica y creando un especial lazo con ellos durante toda la experiencia.

La tecnología y el amor a la cultura pop del pasado son indudablemente conceptos clave en este tour. Ello no solamente se grafica en un evidente montaje de técnica, vestimentas futuristas con colores neón, lentes LED y aparataje robótico, sino que también en los guiños a la ciencia ficción nostálgica de los 80 y 90. A lo largo del show, el grupo rinde homenaje en forma constante a icónicos exponentes del séptimo arte, tales como “Terminator”, “Alien” y “Back To The Future” –la que incluso inspiró el clip de la canción “Pressure”, perteneciente al último disco–. La tónica se mantiene con Murph, mascota de la banda. Dicho robot se creó en base a “Creator”, personaje del videoclip del tema “The Dark Side” y fue bautizado como tributo al inconfundible Murphy de “Robocop”. El androide, pieza central del show, mide 16 metros de alto y se roba la película gracias a su tamaño y rol interactivo.

Por último, el amor a David Byrne y sus espectáculos son la última oda rendida a los clásicos en esta travesía, con bailarinas que salen a escena realizando coreografías simples que evocan las presentaciones en vivo del líder de Talking Heads. Además del toque estético y art pop de tal intervención, las féminas aportan teniendo un activo rol en el manejo de ciertos efectos especiales, lo que reafirma el acento futurista que los ingleses han puesto en su vuelta a los escenarios.

Sin duda, la gira que trae a Muse por cuarta vez a Chile, llamada “Simulation Theory”, destaca por su puesta en escena y su dinámica con el público. Gracias a ella, la crítica internacional ha llenado de elogios a la banda, catalogándola como una de las mejores para ver en vivo. El tour, que comenzó el 22 de febrero en Houston y concluye el próximo 15 de octubre en Lima, siendo Chile su penúltima parada, cuenta hasta con un dato freak aportado por su vocalista, Matthew Bellamy. El otrora líder del grupo ostenta el récord Guinness de la mayor cantidad de guitarras rotas en un periplo, con nada más ni nada menos que 140 ejemplares destruidos. En resumen, la cita promete ser tanto hipnotizante como obligatoria para aquellos que disfrutan de la poderosa mezcla de potencia e innovación.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

La discografía de Battles: Monumentos a la construcción

Publicado

en

Battles

Aunque estamos próximos a recibir una nueva etapa de Battles en forma de disco, cuando el próximo 18 de octubre salga “Juice B Crypts”, el cuarto disco del conjunto, es sencillo ver por qué esta costumbre de encontrarse cada cuatro años con un nuevo material del ahora dúo es tan atractiva, pero intrigante. De carácter experimental, Battles hace que el rock parezca más interesante de lo que ha sido por décadas, jugándosela por evitar los clichés y transformando todo en algo más matemático y estético, sin perder por ello la potencia o el compromiso con un sonido fuerte y directo.

Luego de sacar EPs al inicio de su camino, completamente instrumentales, la banda estremeció las convenciones en discos de factura impecable, que construyeron catedrales, puntos de referencia y más, que se desvanecían con el mero entendimiento. Un camino de álbumes que aún no acaba, pero que, con tres trabajos de solidez inconmensurable a la fecha, deja en ascuas ante “Juice B Crypts” y también ante el venidero show del 11 de octubre, cuando Battles se reencuentre con el público chileno en el Club Chocolate.

Tratando de adivinar los pasos que vendrán, veamos qué características tuvo cada entrega discográfica de Battles hasta ahora:

“Mirrored” (2007)

Aunque Battles había mostrado su capacidad de plantear la mezcolanza entre lo humano y lo artificial antes, en su primer LP este juego de la interfaz (esa donde se busca qué es real y qué no lo es, derivando en un afán inútil) está capturado por un alma pop y bailable que, en medio de un cableado de sensaciones y ritmos, genera texturas inigualables. En vez de operar con compases fáciles de adivinar, lo que hay a lo largo de “Mirrored” es una escritura de código a lo largo del registro. En vez de ponerse en figuras identificables en un pentagrama, Battles lleva los softwares al límite de lo que puede hacer una banda de rock en vivo, generando verdaderas extensiones vastas de código en vez de compases, como si se programara todo, con una humanidad que espanta cuando se le da más vueltas a este disco. El single “Atlas” muestra todas las cartas de un LP que tiene en la batería de John Stanier una columna vertebral de la que entran y salen elementos constantemente, convergiendo en un debut que hacía pedir a gritos el siguiente paso.

“Gloss Drop” (2011)

La soltura del primer disco se extraña en las escuchas más desprevenidas de “Gloss Drop”, una consecuencia lógica de la vocación siempre expansiva del, en ese momento, trío de músicos. Pero algo que cautiva de este registro es la cantidad de referencias que se suman para dotar de mayor complejidad a canciones que no temen buscar nuevos ritmos en la música del mundo entero, adecuándolo a las exigencias del avant-garde rock de Battles. Colaboraciones con muchos músicos igualmente preocupados de la experimentación, como Matías Aguayo o Gary Numan, mantienen los colores vívidos y vibrantes. La capacidad de adaptación del trío, igualmente, es algo evidente. En vez de buscar espontaneidad a rabiar, lo que se genera son condiciones basales sobre las cuales pareciera que Battles improvisa, o al menos lo intenta, en el marco de entender que la mejor improvisación viene de la mayor preparación posible. Ahí, en esa preparación y adaptabilidad, es en la que “Gloss Drop” se ve no sólo como un avance respecto al debut, sino que marcaría las certezas de un conjunto cuya supervivencia dependería de esa flexibilidad aventurera.

“La Di Da Di” (2015)

Luego de mostrar facetas pop, y tras la flexibilidad demostrada en su segundo LP, Battles se la juega en “La Di Da Di” por la experimentación más primitiva de su historia, con matemáticos cambios de signo de los tiempos y también en los quiebres dentro de una misma pieza dentro de los doce tracks instrumentales, que tal vez son un reinicio dentro de su historia. Sólo “The Yabba” muestra una vocación de comprensión mutua entre la banda y la audiencia, mientras que el resto del disco es una fascinante muestra de planos que llevarán a alguna construcción definitiva, pero que en este trabajo no se muestra. En vez de eso, se asiste a la faceta más pensante y desafiante de un conjunto que no quiere claudicar en su afán de subvertir fórmulas no quitándoselas de encima, sino que demostrando que la misma fórmula no tiene por qué ser aplicada de una sola manera y que son las manos las que tienen las huellas digitales capaces de cambiar lo que un mero código pueda decir. Y luego de este cierre de un círculo lógico, la gran pregunta sería qué es lo que viene.

Acerca de “Juice B Crypts”, aún no se tienen certezas de un disco del cual sólo se conoce un track, el ecléctico “Titanium 2 Step”, pero si algo muestra este trayecto de Battles es que, al parecer, este trabajo vendrá en la línea del primer álbum, tras un disco de transición como se puede advertir que fue “La Di Da Di” y probablemente, además, lo nuevo sea lo que domine la excitante e intrigante noche del 11 de octubre.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 3 días

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 4 días

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 5 días

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 1 semana

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 2 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 3 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas