Conéctate a nuestras redes

Artículos

Mondo Cane: La fantasía kitsch de Patton

Publicado

en

Durante su estadía en Italia, Mike Patton contrajo matrimonio y puso fin a dos etapas definitorias de su carrera musical, nos referimos obviamente a Faith No More y Mr. Bungle. En busca de nuevos horizontes sonoros, el norteamericano comenzó a introducirse de lleno en el avant garde, encontrando apoyo en las manos de su maestro, John Zorn. Es así como salieron a la luz proyectos tan distintos entre sí, como lo fueron Fantômas, Lovage o Peeping Tom, los cuales nos mostraban a un Patton libre creativamente, preocupado solamente de hacer lo que su genio le dictara. Mientras estos proyectos potenciaron cada una de las virtudes que podemos encontrar en los trabajos de Faith No More y Mr. Bungle, existía uno que se venía fraguando por debajo, y que unos años más tarde sorprendería a propios y extraños.

La génesis de la fantasía

MONDO CANE 01Como un foráneo en tierra extraña, Mike Patton tuvo que aprender el idioma y adecuarse al estilo de vida del italiano, uno que dista bastante del norteamericano y se asemeja más al perfil latino, debido a su espontaneidad, y por qué no, algo de desorden en su forma de ser, características que no son ajenas al ex Mr. Bungle. Es así como, desde la ciudad de Bolonia, el músico se paseó por un sinnúmero de disquerías y sacó el jugo a las radioemisoras locales, descubriendo en los crooners italianos de los años cincuenta y sesenta un nuevo romance sonoro.

Su idea en un principio era re-versionar clásicos como “’Il Cielo In Una Stanza’” de Mina Mazzini, o la punketa “Urlo Negro”, original de The Blackmen, junto a un cuarteto recorriendo distintos bares de Roma. Nada del otro mundo hasta que un amigo del músico le ofreció escribir algo para una orquesta boloñesa, a lo que Patton replicó con un certero “es justo la llamada que estaba esperando”.

La esencia de Mondo Cane

Melodrama en estado puro y melodías con sabor kitsch son los ingredientes esenciales de la música popular italiana de los años sesenta, los cuales conquistaron a Mike Patton, cuyo trabajo suele moverse entre extremos estilísticos, logrando muchas veces el equilibrio perfecto entre la armonía y el ruido. Ahora el foco estaba puesto exclusivamente en la melodía, en una fantasía kitsch que se contrapone a la actitud desvergonzada del americano, quien a pesar de guardar un gran respeto por el material interpretado y sus compañeros en escena, le es imposible controlar sus impulsos en escena, siendo “Urlo Negro” el pasaje interpretativo donde el frontman pervierte la alegría plástica a punta de gritos desgarradores, impropios de una orquesta de cámara. Patton admite que es nuevo en el estilo, y el camino recién lo está descubriendo, siendo “Mondo Cane” (2010) el primer ladrido de este mundo perro, recopilando once cortes que fueron registrados en vivo y posteriormente mezclados en estudio.

MONDO CANE 02Invitados de lujo

La discografía de Mike Patton está repleta de colaboraciones para el recuerdo, y Mondo Cane no podía ser la excepción. Roy Paci, destacado trompetista y compositor italiano, acompañó a Mondo Cane durante sus primeras fechas por Europa, convirtiéndose en el segundo hombre en escena. En Chile, para la primera visita de la orquesta a nuestro país, pudimos tener como convidados de lujo a Trevor Dunn y William Winant, bajo y percusiones, respectivamente, de Mr. Bungle –por un tiempo se especuló que Trey Spruance también iba a ser parte del evento-, alimentando las ansias de los fanáticos por poder ver resucitada la banda de culto nacida en Eureka. Para esta nueva visita, el nombre que más destaca en la formación de músicos es el de Dario Rosciglione, músico ha colaborado junto a Danger Mouse & Daniele Luppi, quien hará lo propio en el bajo y el contrabajo.

La influencia de Ennio Morricone

MONDO CANE 03El evento que se realizará  el próximo domingo 24 de noviembre será recordado como un encuentro entre el discípulo y el maestro. La influencia del trabajo de Morricone sobre la música de Patton es innegable, y más palpable aún en el material presentado por Mondo Cane. “Deep Down” y “Quello Che Conta” son dos piezas compuestas por el maestro italiano, que luego fueron pervertidas con amor por Mondo Cane, siendo la primera uno de los caballitos de batalla de la agrupación. Por este motivo es que el concierto que podremos ver en el Estadio Bicentenario de la Florida será un evento único e imperdible, casi una declaración de amor por parte de un hombre que ha revolucionado la música en cada uno de sus estilos, al mentor que motivó esta exploración. En Mondo Cane, Mike Patton encontró la armonía dentro su tumultuosa mente; un lugar de fantasías plásticas donde la ironía y la dulzura encuentran el equilibrio perfecto.

Por Sebastián Zumelzu

Las entradas para el concierto de Mondo Cane + Ennio Morricone el próximo 24 de noviembre, puedes adquirirlas a través del sistema Feriaticket.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. karla

    05-Nov-2013 en 11:24 am

    Una declaración de amor esperada por muchos en todo el mundo y que será registrada en nuestro país, una experiencia única y de seguro inolvidable, perdérsela sería casi como no asistir al parto de un hijo, por eso es que pido, muy humildemente a Humonegro.com , nos ayude a alcanzar alguna entrada, sería genial un concurso, saludos y gracias por la columna

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: