Conéctate a nuestras redes

Artículos

Mejores discos internacionales 2016

Publicado

en

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Desde 2012 que el equipo musical de HumoNegro ha venido jugándosela con los mejores discos del año. Parece una tarea sencilla dada la cantidad de listas que pululan en internet, algunas muy valorables como otras de sospechosa calidad y procedencia, pero no lo es. Disfrutamos mucho haciéndola, eso es irrefutable, pero es difícil por la cantidad de lanzamientos que aparecen cada día.

La recomendación viene de cerca, pero nos gusta la lista de discos que generamos cada año, más que nada por cómo la hacemos: es un proceso que comienza el 1 de enero y termina en estas fechas, involucra a todo el equipo y además es el resultado de gustos subjetivos pasados por una fórmula objetiva. Por supuesto que tiene sus limitantes, como todo ranking: no involucramos EPs, compilatorios, ni material en vivo, ni de covers o reversiones, sólo LPs oficiales lanzados en el año.

No segregamos por género, evaluamos la calidad de cada disco por su propia valía y como aporte al mundo musical; tampoco entramos en comparaciones con discos pasados de un mismo artista; y aunque cada placa tiene un número en esta lista, valoramos más su conjunto que sus individualidades. Por supuesto, quienes están más arriba en el ranking han generado un mayor consenso en el equipo, sin embargo, acá no hay algo premeditado para que salga tal o cual artista en los primeros lugares, sino que –como se explicó anteriormente– esto es el resultado de la visión individual aunado en un todo final.

Como siempre, no hay discos chilenos en esta lista porque a aquellos los destacamos en ESTE ARTÍCULO.

  • Si quieres ir escuchando los discos puedes pinchar el nombre o la portada de cada uno, están enlazados sus respectivos streamings gratuitos, y la mayoría también con la reseña que escribimos durante el año.

50°

“Requiem For Hell” – MONO

Es sabido que el post rock se encuentra inmerso en un panorama musical en que la novedad es cada vez más escasa. Sin embargo, desde hace ya un buen tiempo los japoneses de MONO se han convertido en una especie de estandarte a la hora de defender el género, a punta de vanguardia y elegancia. “Requiem For Hell” se puede describir como una bella marcha a través de atmósferas sonoras, tan inquietantes como confortables, que nos transportan hacia parajes desconocidos. La sublime “Requiem For Hell”, composición que titula a este disco, se roba por completo el protagonismo del mismo, destacándose además composiciones como “Stellar” y “The Last Scene”, pieza con la que culmina este trabajo.

49°

“Hopelessness” – ANOHNI

Antony Hegarty nunca quiso evitar el pop, pero su aterciopelada y privilegiada voz le permitía llegar a la música de cámara con facilidad, entre violines, pianos y compases perfectos con el proyecto Antony And The Johnsons. Pero tal como indicaban sus previas colaboraciones con artistas como Björk o Hercules And Love Affair, el germen pop estaba ahí, y con la ayuda de los innovadores y disímiles Hudson Mohawke y Oneothrix Point Never sacó su primer disco solista, con su nombre actual, ANOHNI, titulado “Hopelessness”, que dentro de su belleza aborda materias políticas, ambientales y de género. El disco de pop más político del año, que es también uno de los más pulcros e intensos.

48°

“Rheia” – Oathbreaker

Acá todo es personal y viene desde las entrañas de una banda temeraria. No importó ser favoritos en el sello Deathwish por su fusión de hardcore y black metal más una vocalización femenina llena de poder e intención, ni tampoco lo hicieron las alabanzas tras sus dos trabajos anteriores, especialmente hacia “Eros/Anteros” (2013), porque “Rheia” fue concebido y guiado por otras emociones. Es posible sentir el dolor y la angustia, mostrándose como un disco ante todo honesto, desafiando el oído de quien lo escuche. Es visceral desde el contraste esquizoide del comienzo con “10:56” y “Second Son Of R.”, mientras que “Needles In Your Skin” es la cúspide de una obra inundada de la vorágine de sus creadores.

47°

“Trips” – Long Distance Calling

Con “Trips”, Long Distance Calling nos presenta una atmósfera sonora colmada de luminosidad. Si bien, se mantienen las melancólicas armonías que salen de las cuerdas de Florian Füntmann y David Jordan, estas se enriquecen con la diáfana voz del noruego Petter Carlsen, quien participa en la mitad de las composiciones de este registro sin llegar a opacar la personalidad que esta banda alemana de post rock ha cultivado durante una década de trayectoria, fundiéndose exitosamente en canciones como “Reconnect” y “Plans” y alternándose con piezas que mantienen su sello instrumental característico, lo que en resumen se termina reflejando en una placa contundente y muy bien lograda.

46°

“Next Thing” – Frankie Cosmos

Es fácil pensar que canciones de un minuto y medio pueden ser simples, o al menos rápidas, pero Frankie Cosmos en su segundo disco, “Next Thing”, consigue que cada una de estas composiciones breves dure la vida entera en reminiscencias escondidas entre los beats alegres y ligeros de su sonido. Todo parece muy fácil, pero hay un acto implícito de edición de las historias y emociones presentadas. Nada sobra, nada aparece sin ser llamado, e incluso en las sombras de lo no dicho hay gritos que entregan contextos, muchas veces creados arbitrariamente por cada escucha, generando más y más arraigo con estos temas, junto a una entrega vocal cautivante y sin aspavientos por parte de Frankie.

45°

“The Stage” – Avenged Sevenfold

Por fortuna, golpearse contra el asfalto puede ser un ente motivador, y “The Stage” es prueba de ello. Tras el olvidable “Hail To The King” (2013), Avenged Sevenfold podría haberse transformado en un pálido tributo rock de aires setenteros. Sin embargo, muy por el contrario, el quinteto logró encontrar la lucidez necesaria para crear un trabajo honesto y atrevido, que alejado de todo facilismo, se arriesga no sólo a explorar sonidos de base psicodélica y arreglos de cuerdas, sino que incluso se da el lujo de incluir una mini ópera progresiva (“Exist”), que lejos de sentirse forzada, refleja el bienestar de una banda que ha logrado volver a ponerse de pie con aires renovados.

44°

“The Madness Of Many” – Animals As Leaders

Tosin Abasi es un talento de los grandes en el rock actual. Con su banda, Animals As Leaders, el guitarrista de los dedos biónicos ha generado una discografía arriesgada y cada vez con el foco más puesto en las canciones, pero con el tiempo la banda se ha alejado del metal más brutal para concentrarse en experimentar más, y en “The Madness Of Many”, su cuarto álbum, lo experimental y el jazz toman aún más espacio. Puede ser que lo esencial esté borroso entre tanto virtuosismo desplegado y que lo más importante de las canciones se esconda bajo muchas capas sonoras, pero Animals As Leaders y su tránsito estilístico ha entregado destellos interesantes y discos muy bien hechos.

43°

“Blonde” – Frank Ocean

El cuento del tío del año fue el lanzamiento del nuevo disco de Frank Ocean, esperado con demasiadas ansias de la industria y los fans desde su primer álbum, “channel ORANGE” (2012). Esto podía hacer un daño irreparable al generar tanta expectativa que pudiera no cumplirse, tal como muchos temieron con el álbum visual “Endless” lanzado el 19 de agosto pasado: austero e inexpugnable, experimental y ensimismado. Pero al día siguiente salió “Blonde” y no sólo replicó lo emotivo de lo anterior, sino que lo hizo con un control total, en un álbum desgarrador de un r&b sin prejuicios, que brillantemente consigue expresar la compleja personalidad artística de Ocean en este, su manifiesto.

42°

“Strange Little Birds” – Garbage

Para bandas que en el escenario funcionan a la perfección, cambiar las fórmulas que operan de manera correcta puede parecer un desvarío absurdo, pero cuando las décadas de carrera se apilan, es necesario que la reinvención exista constantemente. Y eso es lo que logra Garbage en su último disco. En vez de buscar pastiches, se liberaron de estructuras prearmadas, redundando en su mejor álbum desde “Version 2.0” (1998). Entre hits como “Empty” y tracks más experimentales como “Blackout”, el disco expande el universo de Manson, Vig, Marker y Erikson sin perder de vista lo que los convierte en algo familiar al oído, con una identidad intacta sin caer en la repetición sin sentido.

41°

“MartyrLoserKing” – Saul Williams

Poeta y actor, pero por sobre todo activista y músico. Estas son las distintas encarnaciones del artista que entran en conflicto cada vez que vuelve al estudio. En esta oportunidad, el neoyorkino nos entrega un álbum que, fijando domicilio en el hip hop industrial, se introduce de manera gradual y fluida en espacios donde predomina el rap, trip hop, tecno e incluso las melodías de aire tribal, todo con el único propósito de poner el foco donde Williams siempre ha querido: la denuncia activa de la inequidad y el abuso corporativo del poder. Nuevamente, Saul toma ventaja del vehículo y, de manera provocadora y elegante, lleva nuestra atención hacia donde él cree que debería estar.

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Publicidad
17 Comentarios

17 Comments

  1. Antonia

    25-Dic-2016 en 11:04 am

    Está bueno, pero es imperdonable que no aparezca “A seat on the table” de Solange, es el mejor disco del año.

  2. cristian

    26-Dic-2016 en 5:14 pm

    que bueno que hayan incluido el punk con descendents pero creo que faltó el disco nuevo de nofx que esta tan bueno (o mejor tal vez) que el de descendents

  3. Juan

    27-Dic-2016 en 2:37 pm

    mejor sería una lista con 5 o 10 títulos con apuesta segura,
    discos que valdrán la pena en 5 o 10 años más,
    de esta lista mucho ya se olvidó aun sin cerrar el año
    saludos

  4. Mauro Olivares

    27-Dic-2016 en 7:32 pm

    Me parece que el último disco de Korn: the serenity of suffering debería aparecer también en este listado. Saludos

  5. reviews_breves

    27-Dic-2016 en 8:37 pm

    Ay, sí, Solange es el mejor disco del año sólo porque Pitchfork lo dice… xD

  6. h

    27-Dic-2016 en 9:43 pm

    y Kanye y Skepta y Kendrick Lamar y Beyonce? Cosas de las listas, que dicen más de los enlistadores.

  7. pilgrim21

    28-Dic-2016 en 2:38 am

    Me faltaron varios!! Heads Up de Warpaint, Emotions & Math de Margaret Glaspy (que además es un tremendo disco debut), A seat on the table de Solante, Lemonade de Beyoncé, A mulher do fim do mondo de Elza Soares, la regrabación de The Myths and Legends of King Arthur de Rick Wakeman, Coloring Book de Chance de Rapper… en fin. Una lista muy inclinada al metal a mi parecer, dejando de lado muy buenos exponentes de otros géneros.
    Pero sorprendido gratamente con Suede y Nicolas Jaar, qué bueno ver a Esperanza Spalding y concuerdo plenamente con Radiohead, A Tribe called Quest, Leonard Cohen, Savages, Anderson.Paak y Bowie.

  8. rula

    28-Dic-2016 en 11:39 am

    el tema no es si faltaraon discos o no… el temaes que tan relevante esta lista armada por puros amateurcillos. y el otro tema es que copiaron caleeeeeta deotros blogs de musica que si valen la pena…. y son 50! nadie tiene tiempo para leer eso. chao, ojala mejoren para el 2017.

    • Claudio Tapia

      28-Dic-2016 en 1:36 pm

      La relevancia la da el tiempo. Términos como “Amateurcillos” y “copiaron caleta” sólo habla de tu arrogancia e ignorancia. Y “nadie tiene tiempo para leer eso” sólo comprueba que tu comentario no se fundamentó en nada. Por último discrepabas tirando unos discos de tu preferencia, pero fuiste ningún aporte, amigo, cero. Ojalá mejores para 2017 cuando vuelvas.

      • pamcortes

        29-Dic-2016 en 9:53 am

        touché!

      • pamcortes

        29-Dic-2016 en 9:54 am

        Touché. Punto para Tapia.

  9. buscarethos

    28-Dic-2016 en 2:24 pm

    Hay cosas de este ranking que me sorprenden para bien. Creo que solo extrañé a mogwai y the last shadow puppets (según mi gusto personal claro) Imprescindibles por trayectoria: bowie, radiohead, iggy pop, anthrax y descendents. En ningún ranking chileno ha aparecido Solange, solo en los internacionales ¿por que será? Creo que sería bueno hacer estos rankings de manera colaborativa entre los lectores. Saludos melómanos!!!

  10. pamcortes

    29-Dic-2016 en 9:55 am

    Buena lista, cabros! Obviamente siempre desde el gusto personal, uno va a estar a favor o en contra de ciertos nombres. Pero una vez más, mantienen lo heterogéneo. Os felicitou.

  11. El Sémola

    29-Dic-2016 en 12:22 pm

    Me gustó caleta la lista, aunque debo confesar que no estoy para nada enterado de muchos de los grupos (una excusa perfecta pa escucharlos). Si no me hubiese gustado la lista, no habría reclamado, total, es una lista, no las sagradas escrituras. La gente que reclama como que no cacha qué es Internet. Un abrazo, chiquillos, son la tremenda página.

  12. kib (@kibignacio)

    29-Dic-2016 en 3:48 pm

    y Black Orange?

  13. Gerald

    29-Dic-2016 en 4:30 pm

    Está bioen la lista, aunque tambien agregaria NOFX y el de pixies que estpa buenísimo.

Responder

Artículos

La importancia de la obra de Ramin Djawadi en “Game Of Thrones”

Publicado

en

Ramin Djawadi

Mucho se ha discutido de los giros argumentales y de las decisiones narrativas de “Game Of Thrones”, serie cuyo final fue un hito por sí solo hace unas semanas, pero que ha sido piedra angular del crecimiento de este formato como un producto de consumo masivo. Aunque todo es digno de debate, algo en lo que existe un acuerdo mayor es cómo la música de GOT y los tonos que está dispone son un elemento vital para la inmersión en la historia desde el punto de vista más visceral.

El hombre detrás de esa obra no es ajeno a las historias en pantalla chica o grande, y comprende el potencial de un soundtrack, algo que incluso pudo aprender de Hans Zimmer. Ramin Djawadi estudió antes en la Berklee College of Music, e incluso participó en la banda de Zimmer en películas como “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl” en 2003, y luego en solitario con “Iron Man” o “Clash of the Titans”. Pero donde ganó notoriedad masiva fue con GOT, y es que ahí es donde su obra logró pulirse a un nivel que incluso podrá verse de forma más palpable en sus trabajos posteriores.

En vez de caer en el síndrome del compositor para películas que usualmente tiende a la épica y al juego de la rimbombancia para lograr densidades diferentes, lo que hace Djawadi es minimalista, sin desperdicio, con el cello y el piano como los instrumentos claves de su propuesta, y también con los coros vocales como espacios del pesar y de la tensión dramática. En GOT usualmente usó músicos de The City Of Prague Philarmonic Orchestra para tocar las partituras que armaba tras reuniones con los creativos, guionistas, e incluso diseñadores de producción para tener un panorama completo. Aunque usaba una orquesta completa, la explosión usualmente asociada al clímax de un grupo de instrumentos al unísono jamás suena en GOT, y aun así se conseguían escenas que atrapan al espectador.

Quizás esta es la razón por la que el espectáculo en vivo “Game Of Thrones – Live Concert” que se presentará en el Teatro Caupolicán el próximo 21 de julio no tendrá estos momentos en escena, debido a que muchos son de un carácter íntimo que en vivo no conseguirían el mismo efecto. Aun así, cuarenta músicos en escena, bailes y caracterizaciones en vivo prometen una experiencia que refleje las emociones de la serie de HBO en carne viva, tal como lo hicieron estos tres grandes momentos musicales de GOT y del genio de Ramin Djawadi:

“Hardhome” – Temporada 5, episodio 8

Evitar que un sonido explote en medio de una batalla, y aun así tener significancia, es algo muy extraño, pero en la pieza “Hardhome”, del capítulo homónimo de la quinta temporada, Djawadi entendió que tenía que generar la sensación que Jon Snow y los salvajes tenían, la de estar encerrados en ese desierto de hielo, entre paredes y mar gélido. El terror y los estados de este se traspasan en medio de una efectiva capacidad de hacer crecer y decrecer el sonido, en dos partes que totalizan diez minutos de desesperanza y dolor, cuando aún Jon Snow no sabía nada, y la gente viendo la serie tampoco.

“Light Of The Seven” – Temporada 6, episodio 10

Djawadi trabaja de forma inquietante en el piano, simple pero devastador, y eso lo ha perfeccionado con el paso de los años, algo que se traspasa a los covers que arma para “Westworld”. Pero si hay un momento en que la composición de este alemán ganó notoriedad absoluta, fue en la escena inicial de “The Winds Of Winter”, episodio final de la sexta temporada, donde ese instrumento fue el verdadero rey en el trono de hierro. En vez de dar luces de qué podría pasar con las canciones y tonalidades de cada Casa en GOT, Ramin intentó algo diferente, y con ello configuró una de las mejores comuniones entre escena y score en la historia de las series de TV, principalmente por esa danza entre piano y algunos (pocos) diálogos en una escena inolvidable, marcando un punto de giro para las temporadas finales.

“The Night King” – Temporada 8, episodio 3

Nuevamente el piano marcando el rumbo, en una escena que más parece una coreografía que un mero plano. La multiplicidad de historias convergiendo en el gran final de la “batalla de Winterfell”, hicieron de esta pieza otro momento icónico de la música de Djawadi en GOT. Y es que cómo no lograrlo con Arya Stark dando el golpe final, luego de la aparente derrota pregonada por el “rey de la noche” que traía “The Long Night”, como versaba el título del episodio. Una construcción al revés de “Light Of The Seven”, aquí partiendo con la destrucción y la oscuridad para ir entregando chispas, un poco de luz, para culminar con un clímax que, desde lo musical, tal vez es lo mejor entregado por el autor en la música de “Game Of Thrones”.

Venta de entradas para el evento, AQUÍ.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Terraformer Terraformer
DiscosHace 5 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 6 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 4 semanas

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: