Conéctate a nuestras redes

Artículos

Martín Méndez de Opeth: “Con los años no te quedan ganas de expresar la música con la agresividad de antaño”

Publicado

en

Con motivo del show que realizarán en nuestro país el próximo jueves 6 de abril en el Teatro Caupolicán, conversamos con el uruguayo Martín Méndez, bajista de Opeth y miembro más longevo de la banda después del vocalista y líder, Mikael Åkerfeldt, quien nos entregó algunas directrices de lo que será el próximo recital del conjunto en la capital, en promoción de “Sorceress” (2016), su más reciente álbum, además de contarnos algunos detalles de su carrera como miembro de una de las agrupaciones más respetadas de metal progresivo.

Hola, Martín. Sé que acaban de terminar una gira por Australia, ¿cómo estuvo esa experiencia?

Estuvo muy bueno, especialmente por haber podido tocar en el Opera House de Sidney. Fue uno de esos conciertos que se dan una vez en la vida, y que recordarás por siempre.

Supongo que ahora están en un descanso para preparar la gira por Sudamérica. ¿Qué tienen preparado para estos conciertos? ¿Seguirá la tónica de lo que han venido presentando en shows anteriores de este tour?

Así es, estamos descansando. Los shows que realizaremos en Sudamérica serán más o menos lo mismo que hemos venido tocando en otros lugares. Quizás cambiemos algunas canciones por otras, aunque no lo hemos discutido todavía, pero creo que iremos por la misma línea.

En esta ocasión vienen a presentar su nuevo disco, “Sorceress”, el cual ha sido clasificado por Mikael como “el mejor disco de la carrera de Opeth”. ¿Compartes su opinión?

Bueno, siempre se siente así cuando sacas un nuevo disco. Se siente fresco y divertido el tocar las canciones en vivo. Pero, bueno, es un disco más que hemos hecho, con las mismas ganas de siempre. Creo que la banda va evolucionando en cada lanzamiento, y creo que hemos logrado hacer un muy buen disco.

Durante los años, Mikael ha sido el líder y principal compositor del grupo. Casi la totalidad del material editado por Opeth es de su autoría. ¿Cómo trabajan ustedes como banda? ¿Se acoplan directamente a lo que él propone, o tienen la libertad de poder aportar con sus propias ideas?

Sí, él trabaja en solitario unos meses preparando demos. Ahí él programa baterías, toca bajos, pianos, guitarra. Luego nos hace llegar copias a mí y a “Axe” (Martin Axenrot) con todas sus ideas. Después nos envía una sin las pistas de bajo y batería para que podamos tocar encima de ellas, y así perfeccionar todo lo que ha compuesto, agregando nuestro estilo a la mezcla.

Pero siempre respetando lo que Mikael propuso.

Sí, sí. Las canciones ya vienen hechas. Las melodías, las letras. Lo que escuchamos es lo que va a ser. Lo que cambia un poco es la batería, el bajo y los solos de guitarra de Fredrik (Åkesson).

Siempre se ha reconocido la evolución sonora de Opeth. Escuchar su primer disco y escuchar lo que hacen en estos días es encontrarse con una banda que pasó de un metal más duro a uno más progresivo y melódico. Tú, que eres el segundo miembro más longevo dentro de la banda, ¿cómo ha sido tu proceso como músico en esta evolución de Opeth?

Creo que desde afuera se ve un poco distinto a como lo hemos vivido dentro del grupo. Lo divertido de tocar en Opeth es que, se podría decir, es un desafío. Siempre ha evolucionado disco a disco. Partimos todos siendo aficionados al death metal, pero ha crecido con las influencias de la banda. El sentimiento ya no es el mismo tampoco, sobre todo cuando llevas veinte años en esto; ya no te quedan ganas de expresar la música con la misma agresividad de antaño. Siempre hemos tratado de mantener el punto oscuro con el que hemos sido reconocidos en el mundo del metal, pero expresado de forma diferente.

Revisando la historia de la banda, me llamó la atención la forma en que obtuviste tu puesto en ella. Según cuenta la leyenda, viste junto a Martín López (baterista de Opeth desde 1997 a 2006) un cartel de “se busca” por parte de Opeth en una tienda de discos. La agrupación estaba reclutando a nuevos integrantes. Ustedes eran fanáticos de la banda y querían tanto el trabajo, así que quitaron el aviso de la tienda para ser los únicos candidatos. ¿Eso es verdad?

Sí, así fue (risas).

¿Y cómo fue llegar ahí y tocar junto a ellos?

Fue muy extraño. Yo tenía solo 18 años, hace un año había llegado a Suecia desde Uruguay, con suerte podía hablar algo de inglés y casi nada de sueco. Fue una situación muy rara, pero creo que les gustó como toque, y de ahí todo evolucionando muy rápido.

Te fuiste a Suecia muy joven, pero en cuanto a la música y el metal en Sudamérica, ¿te has mantenido al tanto de lo que se hace por estos lados?

La verdad es que no sé mucho, y tampoco es que esté al tanto de la escena de acá tampoco en cuanto a bandas nuevas se refiere. De Uruguay de vez en cuando un amigo me manda algo, pero la verdad es que me suena todo igual, o todo muy parecido a lo que se escuchaba cuando yo vivía por allá. No tengo mucha información al respecto de lo que se está haciendo con el metal en Sudamérica.

Regresando a lo que será su próximo concierto en Chile, me llama la atención la afluencia de fanáticos que asiste cada vez en mayor cantidad a sus shows. ¿Cómo has vivido el vínculo con la fanaticada chilena?

Bueno, al público chileno lo recordamos siempre con mucho cariño. Es una fanaticada muy cálida, muy fuerte. La primera vez que fuimos la acogida fue muy poderosa. Para nosotros es siempre una alegría volver a tocar con ustedes.

Las ocasiones que he podido ver sus shows en el país, no deja de llamarme la atención la cantidad de fanáticos que todavía están pegados con la etapa más brutal de la banda. ¿Cómo sientes la evolución de ellos con respecto a la evolución de Opeth?

Ha habido de todo, desde los que han crecido con la banda, pudiendo digerir su estilo directamente, y los que no. Hay gente que ha quedado por el camino. También han llegado nuevos a raíz del nuevo sonido. Pero, bueno, obviamente los fans nos importan porque sin ellos no somos nadie, pero a la hora de crear no podemos llevar nada a cuestas, pensando en complacer a ningún tipo de público, porque no lo sabríamos hacer de todas formas. Creo que no quedaría bien.

Traicionaría también el espíritu de la banda, me imagino.

A nosotros nos gusta pasarla bien tocando música, y si se pierde eso ya no habría una razón para seguir haciéndolo, porque es mucho sacrificio.

¿Y cómo se las arreglan para conservar las ganas de seguir innovando cuando ya llevan más de veinte años de carrera en el cuerpo? Me da curiosidad, porque hay bandas como Slayer, por ejemplo, que llevan décadas de música sonando prácticamente igual y sin aburrirse de hacerlo.

Todos los miembros de la banda tenemos una meta en común: queremos evolucionar, experimentar y llegar a tocar puntos que nunca esperábamos tocar, directamente. Tal como lo hemos hecho con estos tres últimos discos. Un poco comprobarnos a nosotros mismos, lo que nos hace preguntarnos “¿Qué será lo próximo?”. Y estas bandas que hacen siempre lo mismo, la verdad es que los admiro (risas). Si Slayer llegará a cambiar de estilo sufrirían más la queja de los fans de lo que podríamos sentirla nosotros. Aparte que no creo que esté en su ética cambiar de estilo. No sé si serían capaces de hacerlo.

Perfecto. Martín, para terminar, ¿podrías enviar un saludo a sus fanáticos que esperan verlos el próximo 6 de abril en el Teatro Caupolicán?

Los invito a venir a nuestro show, donde -como siempre- daremos todo lo que tengamos para entregar, y esperamos tener una noche fantástica, como siempre las hemos tenido en Chile. ¡Nos vemos!

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Chilenos en Lollapalooza 2020, Parte 2: Consolidando escenas

Publicado

en

Lollapalooza Chile

Aunque Lollapalooza Chile 2020 tiene más de cien artistas en total, la mayoría se fija en los cabezas de cartel, en esos nombres que tal vez no vendrán nunca más y que se presentan como oportunidades únicas. Pero también existe una miríada de actos chilenos que complementan la parrilla de forma precisa. Una apuesta por nombres emergentes en lo urbano, mezclado con artistas ya consolidados en el rock o en el indie, el festival que se desarrollará entre el 27 y el 29 de marzo en el Parque O’Higgins tiene múltiples colores, de los cuales te mostramos algunos tonos a continuación:

  • Para leer la primera parte de este artículo, con seis nombres más, entre los que se encuentran Pánico, Camila Moreno o Inti-Illimani & Quilapayún, haz clic AQUÍ.

Saiko

Tal vez la banda chilena más importante que faltaba que debutara en el escenario de Lollapalooza Chile, Saiko no sólo entera una carrera de más de dos décadas llena de éxitos, sino que también lo hace con una solidez escénica que viene de la experiencia y de la confianza que tiene la actual formación: una especie de dream team de la música chilena. A la voz inconfundible de Denisse Malebrán y el bajo de Luciano Rojas, se suma en batería el ex La Ley Mauricio Clavería, además el arreglista, productor y multiinstrumentista Martín D’Alesio.

Luego de muchos movimientos, la banda parece estar en un punto de madurez y tranquilidad que en vivo consigue mezclar efectivamente los éxitos de sus primeros discos (principalmente “Informe Saiko” de 1999 y “Las Horas” de 2004) con los tracks más nuevos, como “Fluvial” (hecho en colaboración con Sebastián Gallardo de We Are The Grand) o “Sabes”. Pop, rock, intensidad, dulzura, convicción y un carácter pionero en la música chilena, hacen de Saiko la última gran banda nacional vigente que debía debutar en el escenario del Parque O’Higgins.

Alain Johannes Trio (performs “Euphoria Morning”)

A estas alturas no debiéramos entregar credenciales de quién es Alain Johannes, pero no es malo recordar una que otra. Por ejemplo, que junto con Natasha Shneider fueron quienes produjeron el álbum solista debut de Chris Cornell, “Euphoria Morning”. Este álbum, salido en septiembre de 1999, tendrá un nuevo giro en el escenario de Lollapalooza Chile 2020, protagonizando lo que será el retorno de Johannes al festival, en formato trío, con los hermanos Cote Foncea (Lucybell, Dracma) y Felo Foncea (De Kiruza).

Johannes muchas veces ha comentado la cercanía que tenía con Chris Cornell y cuán importante fue para todos quienes participaron el hecho de grabar “Euphoria Morning”, un disco que, además de su carga emocional, posee melodías que distanciaron al vocalista de lo que hizo en Soundgarden, llevándolo a un rock más profundo, de texturas más ricas, mucho más parecido a lo que Alain y Natasha cultivaban en Eleven. Y es precisamente ese tipo de sonido el que será evocado en un show único con Johannes y los hermanos Foncea, que son prenda de garantía al momento de sonar en vivo.

Fernando Milagros

Luego de experimentar con múltiples recursos sonoros, pareciera que en “Serpiente” –disco que editó en 2019– Fernando Milagros volvió a la guitarra como muleta única, siendo las seis cuerdas y la garganta del cantautor lo que domina las melodías propuestas en los nueve tracks del sólido y cálido LP.

Esa cercanía orgánica es toda una novedad para el artista que en “Nuevo Sol” (2014) o “Milagros” (2017) tuvo en los trazos electrónicos un complemento clave. También es ese tono más ligado a lo psicodélico, con percusiones orgánicas y bajos más profundos como elementos que terminan de cuajar la mezcla, el que sonará en Lollapalooza Chile, con un músico que vuelve a sus raíces, pero con las enseñanzas marcadas en canciones más directas y llenas de detalles por descubrir ahí donde es más difícil: escondidas a simple vista.

Yorka

Las hermanas Pastenes son un halo de luz y de fuerza en el escenario nacional, haciendo un pop sofisticado, juguetón y bello, pero no por ello menos potente. En eso ayudan mucho las voces de Daniela y Yorka, quienes se apoyan y generan sensaciones de alto impacto, cantando sobre temas variados, con canciones que en el contexto de la protesta social han encontrado más oídos y más lecturas.

Esto también se relaciona al trabajo que ellas han hecho en terreno, con Yorka –quien es profesora– haciendo clases de canto en múltiples contextos, acercando la música a distintos territorios. “La Canción Es Protesta” es una de las mejores composiciones surgidas tras el estallido social, vinculando el sonido del canto nuevo con un pop del siglo XXI, y es ese tipo de conexiones lo que convierte a Yorka en un proyecto relevante, precioso de descubrir y atemporal en su sonido, en su mejor momento.

Slowkiss

La mezcla que hace Slowkiss podría ser un desastre si sólo se ve lo que hay en el papel. Pop, shoegaze, punk, elementos góticos incluso, pueden parecer cosas que en la mezcla podrían perder algo, pero el cuarteto chileno logra mostrar todas sus facetas, en una propuesta que, luego de mucho trabajo y convicción, es parte de los sucesos imperdibles del rock chileno en el último tiempo.

Aunque la masculinidad frágil haga que algunos le enrostren su pasado como parte de Supernova a Elisa Montes, lo que consigue la formación que la tiene a ella, Natalia Diaz, Andie Borie y Ricardo Pozo no pierde el tiempo en el pasado, y entrega rock directo como el que inunda “Patio 29”, el disco que lanzaron en agosto pasado y que será la columna vertebral de lo que promete ser una vibrante presentación en Lollapalooza Chile 2020.

Catana

Una de las voces más interesantes y versátiles dentro de la escena urbana, Catana ganó notoriedad con su mixtape “Qween C” en 2018, un trabajo que dejaba en claro cómo la intérprete podía rapear, cantar, trapear y también mezclar estilos en su voz. Con líricas afiladas, la artista también ha explorado en notas más sostenidas, en el R&B y en más recovecos musicales con colaboraciones múltiples.

“CA” es el último single editado por Catana, que muestra el camino reflexivo, pero lleno de reafirmación, que la tiene como uno de los nombres a seguir no sólo en la música chilena, sino que en la esfera latina. Tal vez porque, en medio de solistas que se ponen al centro como objeto de escrutinio, una voz que observa al resto con la confianza y el carisma que tiene Catana no sólo resulta algo lleno de novedad, sino también ocupa espacios que estaban ahí, a la espera de un talento como el de la oriunda de Cerro Navia, que llegará a Lollapalooza Chile a confirmar las sospechas que hay sobre uno de los secretos mejor guardados del rap chileno.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 2 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 3 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 4 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 1 semana

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 1 semana

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 2 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 2 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 3 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Publicidad
Publicidad

Más vistas