Contáctanos

Artículos

Marilyn Manson: El Reverendo

Publicado

en

La historia musical de Marilyn Manson, cuyo nombre real es Brian Hugh Warner, se remonta a la segunda mitad de la década de los ochentas, cuando en 1989 conoce al guitarrista Daisy Berkowitz, con quien decide formar la banda “Marilyn Manson & The Spooky Kids”. El nombre del icónico artista nace de la fusión entre la actriz Marilyn Monroe y el asesino Charles Manson, y tiene como principal objetivo la representación del bien y el mal mediante la confrontación del glamour y belleza de Marilyn, con la brutalidad y la oscuridad de Charles. En un comienzo el cantante se dedicaba a escribir poesía, pero al notar que su arte no era muy bien recepcionado, decidió agregarle música y convertirlo en canciones. Posteriormente se incorporarían a la banda el bajista Gidget Gain, la tecladista Madonna Wayne-Gacy y Sara Lee Lucas en la batería.

A comienzos de los noventa, la agrupación comienza a hacerse conocida en la escena más underground de Florida, y de a poco su popularidad se fue acrecentando. En 1992, por recomendación de su manager y aludiendo motivos netamente comerciales, deciden acortar el nombre de la banda a “Marilyn Manson”. A finales de ese mismo año, son nombrados como “Mejor Banda Heavy Metal” por New Times Magazine, además de ser nominados a dos premios  en el South Florida Slammies: “Mejor Banda del Año” y “Mejor Banda Alternativa”. El punto más significativo de su incipiente carrera se produce en 1993, cuando Trent Reznor, líder y vocalista de Nine Inch Nails, les ofrece un contrato discográfico con su sello Nothing, además de la posibilidad de acompañarlos en una gira nacional. A fines de ese año se produce un cambio en la alineación de la banda, cuando el puesto de bajista es ocupado por Twiggy Ramírez.

En 1994 sale al mercado el primer álbum de la banda, “Portrait Of An American Family”, placa que contó con la producción de Trent Reznor y con la colaboración de Chris Vrenna, baterista de NIN. El disco tuvo una muy buena recepción, alcanzando el disco de oro, mientras el personaje de Manson se alzaba como una de las figuras más influyentes de su época, siendo “privilegiado” con el título de “Reverendo” por Anton Szandor LaVey, fundador de la Iglesia de Satán. A comienzos de 1995 nuevamente se producen cambios en la banda, Sara Lee Lucas es reemplazado por Ginger Fish y Daisy Berkowitz deja su lugar a ZimZum, alejando diferencias irreconciliables con el frontman. En Octubre de ese mismo año se edita el álbum “Smells Like Children”, el cual alcanzó rápidamente el disco de platino y que destaca por su versión del tema “Sweet Dreams (Are Made Of This)”, original de Eurythmics.

“Antichrist Superstar” (1996) debuta en los primeros lugares de las listas musicales alrededor del mundo, destacando por el sencillo “The Beautiful People” y alcanzando un nuevo disco de platino. A medida que crecía la popularidad del artista, también se incrementaban las críticas a su música, la que era constantemente objeto de discusión por el fuerte contenido de sus letras. Posteriormente, saldría al mercado el álbum de remixes “Remix & Repent” (1997), y al año siguiente ZimZum abandonaría la banda para iniciar una carrera solista, dejando su puesto a John5 (John Lowery). “Mechanical Animals” (1998), el tercer álbum de estudio de Marilyn Manson, también se convierte en éxito de ventas, logrando disco de platino, además de liderar la lista del Billboard.

En 1999 es lanzado “The Last Tour On Earth”, un registro en vivo que vende dos millones de copias en todo el mundo, dejando claro que todo lo que toca Manson se convierte en un verdadero éxito. Un año después se edita el álbum “Holy Wood (In The Shadow Of The Valley Of Death)”, que alcanza el lugar Nº 78 en la lista de VH1 con los 100 Mejores Artistas del Hard Rock y que obtiene disco de oro. En 2003 Manson decide aplicar un cambio en su estilo, editando “The Golden Age Of Grotesque”, en donde cambia el contenido religioso y social por letras mucho más livianas y cómicas. Este cambio de paradigma musical repercute en la salida de la banda de Twiggy Ramírez.

El primer disco recopilatorio de Marilyn Manson, “Lest We Forget: The Best Of” (2004), tuvo una excelente recepción por parte de los fanáticos, haciéndolo acreedor de un triple disco de platino. Dentro de sus curiosidades, la placa incluye una interesante versión de la canción “Personal Jesus” de Depeche Mode. Tuvieron que pasar tres años para conocer material inédito, “Eat Me, Drink Me” (2007), el cual supo mantener la tónica de su etapa más exitosa, vendiendo cuatro millones de copias hasta la fecha. En 2009 sale al mercado “The High End Of Low”, álbum que no gozó de tan buenas críticas por parte de los medios especializados, lo que también se vio reflejado en una baja considerable en su promedio de ventas.

Este 2012, marca el renacimiento de Marilyn Manson, de la mano su nueva producción, “Born Villain”, que trae de vuelta los sonidos más clásicos de la banda y que sin lugar a dudas será parte fundamental del show que brindarán en la tercera edición de Maquinaria Festival. Como un adelanto de la tercera visita de la banda a nuestro país, un registro del Festival Live Hurricane 2007 (Alemania), interpretando el éxito “Sweet Dreams”.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 2 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas