Conéctate a nuestras redes

Artículos

Los Tetas: Larga vida al funk

Publicado

en

Hablar de Los Tetas no sólo es hablar de una de las bandas emblemáticas de la escena funk nacional, sino que es traer a la palestra a uno de los precursores del género en nuestras latitudes, quienes incursionaron en un terreno que hasta ese momento era desconocido, obteniendo excelentes dividendos de su atrevida propuesta. La génesis de la banda se remonta hasta 1993, cuando Cristián Moraga (C-Funk) y el bajista David Eidelstein (Rulo), se unieron en torno a un gusto en común por el estilo funk y la música fusión, en un experimento que a la postre llevaría por nombre “Dr. Funkestein” y para el cual reclutarían en la percusión a Francisco González (Pepino), ex compañero de Moraga en el Victorian School, presentándose con relativo éxito en algunos bares de Barrio Bellavista. Posteriormente, conocerían al carismático Camilo Castaldi (Tea Time), quien hace un par de años LOSTETASLOLLA04había regresado a Chile tras una larga residencia en Alemania Oriental, estructurándose de esta forma la alineación definitiva de la agrupación bajo el característico nombre de Los Tetas.

Como toda banda que comienza a dar sus primeros pasos en la siempre difícil escena rock nacional, Los Tetas necesitaron de un pequeño impulso para dar comienzo a una carrera plagada de éxitos, y esta ayuda llegó de la mano de los talleres de música de Balmaceda 1215, principalmente de los profesores Álvaro Henríquez (Los Tres), Gabriel Vigliensoni (Lucybell) y Pedro Greene, junto a quienes grabaron sus primeros temas. En 1995 dan el gran salto al firmar contrato con el sello discográfico EMI Odeon, y de esta manera se comienza a gestar lo que sería su primer larga duración, “Mama Funk” (1995), placa que de la mano de los éxitos “Corazón De Sandía”, “La Risa Del Diablo” y “Hormigas Planas”, rápidamente se convirtió en record de ventas a nivel nacional, además de hacerlos conocidos fuera de nuestras fronteras, lo que les valió presentaciones en Argentina, Perú, Ecuador, Colombia y México.

A comienzo de 1997 sale a la venta el EP “Cha Cha Cha”, que en base a su tema homónimo dejaba en evidencia el buen momento que pasaba el cuarteto, el cual posteriormente se vería reflejado en el lanzamiento de su segundo álbum de estudio, “La Medicina” (1998). Este trabajo mantuvo los buenos comentarios de parte de los medios especializados, pero al interior de la agrupación comenzaba a germinar la semilla de los desencuentros, lo que tendría un lamentable desenlace con la desvinculación de la banda de Rulo y Pepino, siendo reemplazados por Toly Ramírez y Luis “Tata” Bigorra, respectivamente. Con sólo el 50 por ciento de la agrupación original y con el término del contrato con EMI, salen al mercado los autogestionados discos “Independiente” (1999) y “Tómala” (2002), este último editado en Chile y México, y que los llevó a pasearse por múltiples escenarios de Latinoamérica y Estados Unidos.

LOS TETAS 04Como generalmente suele suceder, de la mano del éxito y del reconocimiento mediático, también vinieron los problemas de ego, y la historia de Los Tetas no fue la excepción a la regla. Rápidamente comenzaron a aflorar los roces entre C-Funk y Tea Time, los cuales gatillaron la salida de Moraga, además de una demanda para evitar que se siguiera utilizando el nombre de la banda. Camilo Castaldi trató de mantenerse vigente con el proyecto “Funk Attack”, pero ya no existía la mística y talento de la otrora agrupación noventera que dominó por completo la escena funk a nivel nacional. Nunca se supo con total claridad cuáles fueron los puntos en discordia entre estos dos íconos del rock chileno, pero lo cierto es que el distanciamiento no fue en buenos términos, y así se evidenció durante la edición del Festival SUE, Santiago Urbano Electrónico 2006, que se llevó a cabo en Espacio Riesco, cuando Tiro De Gracia intentó juntarlos en el escenario, provocando la ira de C-Funk quien rápidamente dejó su guitarra y abandonó el show.

LOS TETASEl 18 de septiembre de 2011 es una fecha que no será olvidada fácilmente por los fanáticos del funk nacional, ya que después de 13 años desde su último show con formación original, Los Tetas anunciaban la reunión de la banda para comenzar un nuevo capítulo de su exitosa carrera. Tres meses después de esta noticia, la agrupación se presentaba ante un Teatro Caupolicán repleto, causando el delirio de miles de fanáticos que esperaron ese momento por más de una década, y a partir de este punto no pararon de girar por todo el país, destacando su presentación en la segunda edición del Festival Lollapalooza Chile (2012). El distanciamiento que vivieron Los Tetas, más que menoscabar su talento u opacar su capacidad creatividad, ayudó a que cada uno de sus integrantes madurara artísticamente, logrando que sus presentaciones sean de un altísimo nivel y es así como el próximo 9 de Noviembre tendremos la posibilidad de degustar la música funk en su estado más natural, cuando C-Funk, Tea Time, Rulo y Pepino ocupen el escenario de la primera versión del festival Frontera, para hacer bailar a todo el Club Hípico de Santiago.

Por Gustavo Inzunza

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 2 semanas

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 3 semanas

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 semanas

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 4 semanas

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 4 semanas

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 1 mes

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 1 mes

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 1 mes

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas