Contáctanos

Artículos

Limp Bizkit: Eterna Juventud

Publicado

en

Resulta difícil hablar de la carrera de Limp Bizkit sin considerar el constante ejercicio de revisión que la banda lleva haciendo desde principios de 2000. Nacidos bajo el alero del nu metal en el lejano 1994, fue una de las bandas pioneras en la mezcla de rap y metal, algo casi blasfemo en su momento. Con una escuela metalera presente en su sección rítmica, las bases de DJ Lethal –quien además fue integrante de los legendarios House Of Pain– y la mirada de la industria sobre sus cabezas, el éxito parecía seguro. La controversia ha sido una parte fundamental durante sus más de 20 años de carrera, ya que se han ganado un considerable número de detractores, quienes parecieran negarse a la rebeldía y poco común propuesta que la banda trajo al mainstream en sus inicios, LIMP BIZKIT 01llamándolos una simple moda. Pero todo esto no es más que un desmerecimiento al trabajo de una agrupación que instaló varios clásicos en el cancionero colectivo de los amantes de la música, donde la mayoría de los tracks rememoran una desordenada y gloriosa época juvenil vivida a finales de la década de los 90.

El debut de la banda se produjo con “Three Dollar Bill, Y’all$” (1997), album que le valió el hecho de ponerse en el mapa, siendo captado por las emisoras radiales. “Significant Other” (1999) y “Chocolate Starfish And The Hot Dog Flavored Water” (2000) cierran una trilogía que sólo necesitó de aquellos álbumes para consagrarlos como un acto de peso durante esos años. Su segundo disco logró destronar de Billboard a nada más ni nada menos que los Backstreet Boys, la boy band del momento durante 1999, que sucumbió ante este nuevo sonido, algo que evoca los 2000 en toda su esencia, desde su polemica colaboración con el sitio de descargas Napster hasta los encontrones con figuras de los inicios del siglo 21, tales como Eminem, Slipknot, Trent Reznor y Bruce Dickinson. Con todo ese trasfondo en su natal Florida, lograrían la fama mundial con su participacion en la banda sonora de la pelicula “Mission: Impossible II” (2000), transformando a “Take A Look Around” en un verdadero clásico. Aunque su discografía se iría en picada con los años, es aquella época dorada la que permitió a la banda ganar su lugar en la historia. Los años pasan, pero las canciones quedan.

LIMP BIZKIT 02De manera casi instantánea se tiende a relacionar Limp Bizkit con juventud, calificándose como una banda dirigida a “un público fácil e impresionable”, sin reconocer el verdadero talento presente en las mentes de sus integrantes. Funcionando casi como un colectivo, todos aportan al desarrollo y construcción de un sonido muy predominante en los noventa, pero que encuentra su génesis en el quinteto. Fred Durst es el alma rapera, mientras que Wes Borland aporta la poco ortodoxa guitarra, mezclada con disfraces y una presencia escénica única. John Otto aporta el funk y los ritmos urbanos, junto a Sam Rivers que articula la estructura sonora que DJ Lethal maquinó minuciosamente, quien, según sus propias palabras, intenta ser “un guitarrista más”, dándole forma a un sonido basado en la rabia y potencia del metal, pero con la versatilidad instrumental del hip hop. Independiente de lo mediático de su vocalista, quien en otros casos termina siendo el gran centro de atención, la banda funciona como un reloj: cada pieza hace un trabajo determinado, algo que no todos pueden notar, algo que parece desordenado o al azar, pero donde finalmente todo está ahí por algo, cada nota, cada palabra.

Puede ser criticable el hecho de que una banda sobreviva recordando sus años de gloria, pero Limp Bizkit se ha mantenido con un reducido aunque fiel número de seguidores, con reiteradas presentaciones en festivales alrededor del globo; no hay público que no salte ni coree sus canciones. A pesar de su notable regreso discográfico, “Gold Cobra” (2011), la mayor parte de su presentación se sustenta en sus primeros álbumes, aquellos que le valieron la fama mundial y con los que llegaron al corazón de millones de jóvenes sedientos de revolución, quienes encontraron un mensaje de rebelión en su música callejera y contestaría, desde la desenfrenada furia de “Break Stuff”, hasta la LIMP BIZKIT 03empoderada alerta en “My Way”. Todos en su momento se sintieron identificados con las líricas de Fred Durst y compañía. Hablamos de un legado que se mantiene vivo a pesar de todos los inconvenientes que surgieron en el camino; y sí, está bien, ya no son los jóvenes que estuvieron en lo más alto de la ola, pero sí son parte de un selecto apartado de bandas que pueden hacer cantar a un festival completo, es decir, la mayor demostración de masividad que tenemos en la industria musical hoy en día.

Con un show en vivo verdaderamente demoledor, Limp Bizkit llegará a nuestro país por tercera vez, celebrando 20 años de carrera, de lo que se puede esperar un karaoke de principio a fin, repleto de recuerdos de juventud y llevándonos directo a la época de las radios, el cassette y los inicios de internet. A pesar de que los tilden de pasados de moda, lo cierto es que sus canciones traspasan cualquier éxito momentáneo; son momentos de nuestras vidas, recuerdos de los –para muchos– inicios en la música o en sonidos más “alternativos”. Limp Bizkit representa la unión de dos estilos marginados por la sociedad, encontrándose en un punto intermedio que multiplica su fuerza, entrega y destreza por montones. El nu metal puede ser cosa del pasado, pero los recuerdos siempre serán un buen recurso para mantener la música viva. Aunque se está viviendo a pasos muy lentos el verdadero recambio en la industria, es necesario no olvidarse de los estandartes pasados, aquellos que ya tuvieron su momento, implantando un legado de eterna juventud que se niega a morir a pesar del paso del tiempo.

Por Manuel Cabrales

Publicidad
11 Comentarios

11 Comments

  1. Nicolas Esteban

    06-May-2016 en 3:32 am

    que buen análisis, yo crecí en los tiempos del cassette, de MTV con series como jackass, de la WWF en la Red, de cuando escuchabas siempre por radio y veías vídeos en MTV de Limp Bizkit, Slipknot, Korn, System, Linkin Park, Deftones, etc etc… para muchos el Nu Metal puede ser una moda o un “insulto al metal”, pero para otros fue el inicio de todo, yo por lo menos crecí con esas bandas y hasta el día de hoy las escucho y me regresan a los mejores tiempos de mi vida, donde las preocupaciones no existían, espero poder verlos este 20 de Mayo para volver a sentirme un puber de 12-13 años otra vez jaja c’:

    pd: espero hagan algún concurso por entradas :c

  2. Nicole Monje

    13-May-2016 en 5:42 pm

    me trae tantos buenos recuerdos, esos tiempos llegando del cole, sintonizando MTV cuando daban todaaaa la tarde los ranking , y bueno, limp el mejor <3 me encantaba y hasta recuerdo que en el cole bailamos Rolling ajajja , pta que eran tiempos geniales.. se extrañan,. ojalá poder verlos en vivo .

  3. Alvaro Cuellar

    13-May-2016 en 5:58 pm

    Tremendo análisis, al igual que las personas que comentaron me trae buenos recuerdos de mi precaria adolescencia en donde en Mtv reinaban los programas de Los 10 o 5 mas pedidos y esperaba esos programas solo por ver los videosclips de Limp Bizkit. (o como tambien Korn o Deftones entre otros).

  4. Rodrigo Astete

    13-May-2016 en 8:31 pm

    se podria considerar a L.Bizkit como el spring brake dentro del mundo del rock…lo que paso con L.B se queda con L. B. aunq muchos con la resaca no se acuerden o renieguen…

  5. jorge luis burboa saez

    14-May-2016 en 2:11 am

    quieran o no , siempre habra un antes y un despues de LB en la industria musical

  6. Felipe Ignacio Valdivieso Salazar

    14-May-2016 en 5:04 am

    Completamente de acuerdo… Limp Bizkit fue una de aquellas bandas que no logran jamás compararse… nadie se les igualó en su momento, ni aún existe banda que le haga el peso a ese nivel de rap metal (o como quiera llamársele)… buen artículo!!

  7. Juan Ramón

    14-May-2016 en 7:38 am

    Genial. Limp Biskit, junto a Linkin Para mis dos favoritas bandas. Quizás por ahí también algún tema de System of a Down. Los recuerdo escuchándolos jugando Pokemon en el compu, jajaja. Aún se conservan en mi playlist.

  8. Yasna maturana

    14-May-2016 en 10:42 am

    Lo que mas quiero en mi vida es ver a Limp Bzkt 💖
    Por favor cumplanme este deceo nunca e asistido a un concierto de este nivel.

  9. Nicolas Esteban Manriquez Reyes

    17-May-2016 en 8:56 pm

    Fui el primero e comentar esto, no solo ahora que hay concurso, porfa considerenme, he compartido muchas veces en twitter :c !!!

    https://twitter.com/HateIsKawaii

  10. Carol Rojas C.

    17-May-2016 en 10:23 pm

    Cuantas teenager memories!

  11. Paula Padilla Ibáñez

    18-May-2016 en 3:30 am

    Me gustó caleta este artículo <3

    pd: llévenme a verlos, lo he compartido mucho en Twitter 🙁 no se imaginan lo mucho que quiero ir, apiádense de esta pobre alma.

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 4 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: