Conéctate a nuestras redes

Artículos

La apuesta segura de The Winery Dogs

Publicado

en

Tres tipos tocando instrumentos, mostrando sus dotes, dándolo todo en interpretaciones tan pulcras como crudas, con canciones de un rock marcado por el sonido más clásico. Eso que parece tan obvio, tan real, tan poco novedoso. Pero resulta que el formato power trio y sus derivados están destinados a ser rarezas en un mundo donde las pistas pregrabadas tienen un espacio enorme, y donde la poca definición de dónde comienza un estilo y dónde termina, hace que cada vez todo se homogenice más.

THE WINERY DOGS 02En el rock esto es claro, con bandas que buscan lo épico con múltiples capas sonoras, y por ello el encanto clásico que expele The Winery Dogs resulta tan atrayente, pese a no inventar ninguna fórmula especial, ni tratar de desafiar ningún parámetro previo. Entonces, ¿por qué emocionarse con lo que hace el trío compuesto por Richie Kotzen, Billy Sheehan y Mike Portnoy? Quizás se trata de las canciones, pero lo que resulta más evidente es que importan los talentos y las ganas, que se contagian.

No hace falta decir o ahondar en los méritos de cada cual, sea en Mr. Big, Poison, Dream Theater, o cualquier proyecto donde hayan participado, porque en vivo y en estudio sus talentos se multiplican. Ya lo vimos en 2013 cuando debutaron en nuestro país: no sólo se trata de canciones, sino que de hacerlas convivir con las almas carismáticas y virtuosas que las interpretan. Billy Sheehan se mandó en ese show un solo de bajo de casi diez minutos, algo poco usual en general en un show de rock, y aun así él parecía hacer lo correcto, con la mirada sonriente y cómplice hacia un público que sabía que veía algo único.

Con el debut homónimo la agrupación ya tenía canciones propias para regalar, pero con “Hot Streak” (2015) la fórmula llegó a su equilibrio más evidente, con más virtuosismo aún, comprimido pero a la vez extendido. Canciones que pueden ser consideradas como densas, como “Empire” o “War Machine”, al mismo tiempo tienen la gracia de fluir con soltura. Es la experiencia, pero también es la fuerza de la convicción de tres tipos que saben que lo clásico es prenda de garantía, y la usan con gusto.

THE WINERY DOGS 03Richie Kotzen dijo acerca del disco que “nos llevamos a otro nivel. Hurgamos más profundo”, y ciertamente que se siente así, aunque a nadie le puede extrañar con las personalidades en disputa. Kotzen es cercano al glam, al pop, y su voz es versátil y en sus composiciones sabe saltar de un estado anímico a otro sin mayores dramas, con una afición por el arena-rock controlado a una expresión más accesible que expansiva. Sheehan es el técnico y al mismo tiempo ágil, con una facilidad para turnarse entre los momentos de neta marcación de compases y ritmos, y los brillos propios, esos que siempre debieran tener algún sitial en una banda. Finalmente, Portnoy es un entretenedor que desde la batería no sólo hace mil gestos y se acerca a los fanáticos sin necesidad de dar un paso, sino que también es capaz de hacer su trabajo de forma correcta o extraordinaria, sea cual sea la necesidad de la canción.

THE WINERY DOGS 01En la portada de “Hot Streak” vemos al trío jugando con dados, cartas y fichas, como si estuvieran haciendo grandes apuestas, pero lo cierto es que si algo caracteriza a The Winery Dogs son los pasos seguros que se pueden dar el lujo de pisar. Tienen tantos elementos a su favor que, mientras los egos no se entrometan –porque es muy posible, dado los talentos involucrados– habrá un proyecto que mirará a los ojos, con elementos muy clásicos y, a la vez, aparentemente novedosos, lo que sin duda es un atractivo alcanzable en tiempos donde la novedad busca ser introducida en mezclar estilos, en nuevos elementos tecnológicos, o en usar nuevos medios. A veces, con el talento basta.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Artículos

Discos chilenos destacados 2020

Publicado

en

Discos chilenos destacados 2020
Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Este pudo ser un año sin ningún lanzamiento y eso podría haber sido lo más justo del mundo. 2020 estuvo marcado por la crisis político-social en nuestro país, y luego por una crisis sanitaria-cultural a nivel mundial por la pandemia. La música en vivo se apagó casi por completo por la imposibilidad de tener masas de gente en conjunto en el mismo espacio, y con ello la principal fuente de ingresos de la industria musical también ha dejado a miles de trabajadores de la música en la cuerda floja. Pero en vez de silencio, son muchas voces las que se han alzado, en múltiples estilos y mensajes, y la música ha sonado fuerte, claro y ha servido para demostrar el valor de las artes y cultura en un contexto de adversidades e incertidumbres. Allí, las y los músicos chilenos han colaborado, dialogado y generado instancias para mantener la presión sobre las autoridades para que se hagan cargo de la crítica situación, pero también han brillado en materia de creación, generando una gran cantidad de material valioso, en diferentes géneros.

Muchos EPs han formado parte de los proyectos surgidos, incluso con la motivación de la pandemia. Quizás es ese aislamiento forzado el que también ha hecho que la mayoría de los proyectos que destacamos en este listado 2020 de HumoNegro sean, justamente, trabajos surgidos desde una labor solista (Alexander Quinteros, Chini.png, Rubio, Nico Carreño, Cevladé) y además con mucha sensibilidad reflexiva. En tanto, encontramos bandas que se consolidan (Alectrofobia, Adelaida, Niños del Cerro) y otras que sorprenden, pese a sus ya sólidas trayectorias (Cómo Asesinar A Felipes, Yajaira, Poema Arcanus).

La creación artística siempre es esperanza y brillo, y en medio de incertidumbres que nublan el rumbo, esperamos que estos discos que seleccionamos entreguen al menos parte del retrato de un año donde todo fue más difícil, pero donde, aun así, hubo luces y sonidos. Desde HumoNegro, un reconocimiento para las y los compositores e intérpretes que mantienen viva la música chilena. Aquí, en orden alfabético por banda, nuestra humilde selección de EPs y LPs destacados 2020.

Link a los streamings de cada álbum pinchando en las imágenes.


“Animita”

Adelaida

Tras el éxito de “Paraíso” (2017), Adelaida no se durmió en los laureles y comenzó el proceso de creación de su cuarto disco, uno que llegó este 2020 y trajo consigo nuevas texturas para la banda de Valparaíso. “Animita” es un trabajo enérgico y honesto, donde el trío compuesto por Jurel Sónico, Naty Lane y Lele Holzapfel sigue buscando su fórmula definitiva, jugándosela con varias sorpresas a las que no nos tenían acostumbrados, pero sin perder su esencia. El LP, que nació como una ofrenda a Émile Dubois, personaje emblemático de la cultura popular porteña, se posiciona como uno de los grandes registros del año. Tal como grita Naty Lane en “Kraken”: “¡Es un ruido necesario!”.


“Era Luz”

Alectrofobia

https://open.spotify.com/album/0d8R4U0j0ZemcWxkHL0Yb5

La escena del rock “a secas” parece estacionada en los clichés en todo el mundo, y por eso es interesante cuando una banda intentar refrescar el sonido y las ideas. Alectrofobia ha marcado los últimos años del rock chileno con su vocación por un sonido de calidad internacional, y desde ahí ha construido canciones que, sin estacionarse en una sola vereda sónica, transmiten potencia y mensaje. “Era Luz” es un álbum donde la calidad de grabación, mezcla y masterización se suman a la intención de cantar y contar sobre las crisis que ocurren en nuestro país. Desde el punk rock hasta el hard rock, pasando por americana o post grunge, Alectrofobia crea grandes canciones en un disco que consolida sus fortalezas.


“2020”

Alexander Quinteros

La cuarentena ha sido un espacio de aislamiento, pero también de contención y otro tipo de creatividad. Alexander Quinteros trabajó en confinamiento un disco lleno de ambientes y atmósferas dignas de retratar este año, al que coherentemente nombró “2020”. Tracks breves, pero completos en su composición, con arreglos precisos, a los que ni siquiera el truco innecesario del “audio 8D” les quita la capacidad de enfocar –mediante emociones y gradientes– el año más difícil para mucha gente. Quinteros se la juega por lo instrumental y conceptual, y en una temporada donde el tiempo parece líquido y las consignas gritadas parecen desvanecerse, “2020” dibuja un borroso pero fidedigno documento de la pandemia.


“Rfd2”

Cevladé

La censura tapa la boca, pero también genera reacciones. Cevladé se vio en la necesidad de responder a la censura a “Requiem For A Drink” (2012), motivada por la alta rotación de su tema “El Lamento del Pueblo” tras el estallido. Tras bajar el disco de las plataformas, el artista tomó desafío de contar de nuevo la historia de Mario De La Milnova y “La Orden RFD”. “Rfd2” es una especie de continuación y remasterización del disco censurado. Nuevos bríos, interpretaciones más crudas, una producción más clara, pero también más densa y oscura, caminan un trayecto aparentemente conocido con nuevos ojos, líricas y con la rabia renovada. Un rescate de la propia historia, convertida en declaración.


“CTRL+Z”

Chini.png

En el computador, el comando CTRL+Z se encarga de deshacer algo, de convertirlo en un paso en falso y olvidarlo. En un EP, Chini.png lo convierte en un código para presentarse como solista, y también para acompañar, reflexionar y hacer catarsis. Amores, países, movimientos sociales y mitologías se cruzan en cuatro canciones que, pese a derivar en un trabajo corto en duración, termina pegando duro en las sensaciones que libera. Chini Ayarza arma un vehículo de empatía y de identidad, más aún que en Chini & The Technicians, poniéndola al servicio de una atmósfera de esperanza y desilusión, profunda y terrible, adentrándose en sucesos e ideas a las cuales cualquiera querría aplicarle “CTRL+Z”.

Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Itaca Itaca
DiscosHace 5 días

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 7 días

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 2 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 2 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 2 meses

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas