Contáctanos

Artículos

Kiss: El dinosaurio que vuelve a la gloria

Publicado

en

Los reyes de la parafernalia rock están de vuelta en exclusiva para la tercera versión de  Maquinaria Festival, con toda su pirotecnia y rock para las masas. Los neoyorkinos de Kiss se alistan como el gran número de la primera jornada del evento y como una de las citas rockeras más importantes de este 2012 que ya se termina.

El cuarteto se formó en los primeros días del año 1973, cuando los ex miembros de la banda Wicked Lester, Gene Simmons y Paul Stanley, reformaron la agrupación en busca de mejores dividendos. Es así como se unieron con Peter Criss en la batería y Ace Frehley en la guitarra, para dar vida a la primera encarnación de Kiss, quienes sorprendieron a los Estados Unidos con su maquillaje blanco y negro, cuero y fuegos artificiales que hacían del show de los norteamericanos, único en su especie.

Un año después, el grupo lanzaba su primer álbum, “Kiss” (1974), con más de una polémica de por medio. Una de ellas fue la similitud de la tipografía del logo, la cual se asemejaba demasiado a la del símbolo nazi, lo que llevó a la prensa a especular sobre el verdadero significado del nombre del grupo. La controversia continuó cuando Simmons declaró en un programa de televisión que él era “la maldad encarnada”. Con todo y controversia, el primer álbum vendió más de 75.000 copias, sin alcanzar la meta que se habían propuesto junto a Casablanca Records y obligándolos a grabar dos nuevos discos, que fueron lanzados consecutivamente siendo el primero “Dressed To Kill” (1975), y el segundo “Destroyer” (1976), el cual contó con el clásico de clásicos, “Rock And Roll All Nite”.

Sin ser grandes vendedores de discos, Kiss se elevaba como uno de los espectáculos más espectaculares gracias a su espectacular puesta en escena, lo que llevó al cuarteto a alcanzar la tan ansiada fama. “Alive!” (1975) el primer y legendario registro en vivo de la banda, se instaló en los primeros puestos de los rankings en Estados Unidos, transformándose en uno de los discos más queridos por los fans hasta la fecha, destacando su visceralidad y crudeza. “Destroyer” (1976) fue el cuarto lanzamiento de Kiss y el segundo en alcanzar disco de oro, ganándose a la audiencia con la balada “Beth”, lado B de single “Detroit Rock City” (1976). Los lanzamientos seguían imparables con “Rock And Roll Over” (1976) y “Love Gun” (1977), además de sacar un nuevo álbum en vivo, el “Alive II” (1977), alcanzado cuatro discos de platino en dos años.

1978 sería el año en que el cuarteto realizaría uno de sus movimientos más osados, al lanzar una tetralogía de discos, cada uno encabezado por un miembro de la banda con la excusa de que las tensiones creativas los llevaron a realizar este plan. Es así como los discos “Ace Frehley” y “Paul Stanley” continuaron con el sonido hard rock, “Peter Criss” se decantó por el R&B y baladas, siendo “Gene Simmons” el disco más variopinto, mezclando influencias de The Beatles, incluyendo colaboraciones de Joe Perry de Aerosmith y Donna Summer, entre otros. Kiss también protagonizaría su propia película, titulada “Kiss Meets The Phantom Of The Park” (1978), la que consiguió latos ratings de audiencia y que se ha transformado en un clásico de culto, a pesar de lo tontorrón y baja factura del producto.

“I Was Made For Lovin’ You”, otro de los grandes hits de la banda, hacía su aparición en el álbum “Dynasty” (1979), continuando la racha comercial de cuarteto que sufrió un bajón con el lanzamiento de “Unmasked” (1980), que marcó el final del line up original, con la salida de Peter Criss, siendo reemplazado por Eric Carr ocupando la batería y el maquillaje de zorro. Luego, con el fin de crear la banda sonora de una película que nunca se realizó, fue lanzado “Music From “The Elder”” (1981), cambiando por completo el hard rock tradicional por los cuernos, los vientos y los sintetizadores, en un disco que terminó por colmar los ánimos de Ace Frehley, quien abandonó la banda ese mismo año.

En su reemplazo, se llegó incluso a barajar el nombre de Eddie Van Halen para cubrir el puesto de la guitarra principal. Vinnie Vincent, finalmente, fue quien tomó el relevo y con él lanzaron “Creatures Of The Night” (1982), uno de los discos más pesados de la agrupación. 1983 fue otro año emblemático para Kiss, cuando decidieron dejar de lado el maquillaje que por años los caracterizo, para seguir la contienda a rostro descubierto. “Lick It Up” (1983) fue el disco que comenzó la nueva era de la agrupación reconquistando el éxito comercial que los había eludido durante bastante tiempo.

Las tensiones entre Simmons y Vincent terminaron en el despido del guitarrista, quien fue reemplazado por Bruce Kulick, quien ya había colaborado en algunas grabaciones de sesión, y se quedaría durante los próximos doce años en la banda. “Animalize” (1984), marcó el debut de Kulick, prosiguiendo con la gloria de los discos “Asylum” (1985), “Crazy Nights” (1987), “Hot In The Shade” (1989), además del compilatorio “Smashes, Thrashes & Hits” (1988), cerrando la década de los ochenta por todo lo alto.

La tragedia golpeó a la banda con la muerte de Eric Carr, quien sufrió un derrame cerebral y falleció el día 24 de noviembre de1991, alos 41 años. Eric Singer llegó a tomar el lugar de Carr, para grabar “Revenge” (1992) y “Alive III” (1993), además de un MTV Unplugged en el año 1995. “Carnival Of Souls: The Final Sessions” (1997), fue el disco que antecedió a la tan ansiada reunión de los miembros originales, volviendo a los escenarios, con maquillaje y todo, el año 1996 en la celebración de los “38th Annual Grammy Awards”. “Psycho Circus” (1998) fue el álbum de temas inéditos lanzado durante la reunión, y un año más tarde la banda sería inducida al Hollywood Walk Of Fame y la leyenda de la banda era homenajeada con el filme adolescente de culto “Detroit Rock City”.

Eric Singer retomaba las baquetas después de que Peter Criss tuviera una serie de problemas con el dinero que iba a recibir por la reunión, por lo que los conciertos de Kiss seguirían adelante sin su formación original. La agrupación seguiría adelante lanzando boxsets donde destacaron sus tres volúmenes de “Kissology”, el gran concierto de rock sinfónico “Kiss Symphony: Alive IV” (2003), sumados a un montón de tributos y giras, pero sin lanzar ningún disco de temas inéditos. Con la adhesión de Tommy Thayer, quien se uniera a la banda durante el año 2002, la nueva formación lanzaría el elogiado “Sonic Boom” (2009), reviviendo al monstruo de Kiss con un disco que trajo de vuelta el sonido setentero que los vio nacer y a realizar la gira mundial que los trajo por segunda vez a nuestro país.

“Monster” (2012), el vigésimo disco de estudió de Kiss, fue lanzado recién el pasado 9 de octubre y ha recibido criticas bastante positivas, consolidando el sonido de la nueva alineación de músicos, que llegan a nuestro país el próximo 10 de noviembre con sus explosiones, plataformas y rostros pintados, para entregarnos un show único como sólo Kiss lo sabe hacer. El dinosaurio no se ha extinguido, el monstruo del rock comercial llega para devorarse la primera noche de Maquinaria Festival.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Marcelo

    09-Nov-2012 en 9:34 am

    Vincent en realidad fue reemplazado por el desaparecido Mark St. John (Mark Norton) con quien grabaron Animalize, ya en la gira de este albun el guitarrista sufre problemas con una extraña enfermedad que le impide tocar la guitarra, es reemplazado por Bruce Kulick con quine si ya larga como ‘efectivo’ en la grabación de Asylum 😉

Responder

Artículos

Especial RockOut Fest 2017: Zakk Sabbath y Eterna Inocencia

Publicado

en

Ya se va acercando una nueva edición del festival RockOut, donde contaremos con un cartel de lujo y algunas de las bandas más destacadas a nivel mundial. Dentro de ese line up tenemos actos como Bad Religion, Opeth y Attaque 77, ente otros artistas que tienen un denominador común: el enorme cariño del público local. Esta vez nos enfocaremos en la presencia de dos nombres que vienen a entregar lo suyo desde veredas muy diferentes en este festival: Zakk Sabbath y Eterna Inocencia, quienes afianzarán el enorme vínculo que tienen con nuestro país.

Primero, el ex guitarrista de Ozzy Osbourne y miembro de Black Label Society, Zakk Wylde, unos de los músicos más queridos en Chile, trae su proyecto tributo a Black Sabbath, donde interpretará todos los clásicos de la legendaria banda británica a modo de homenaje para uno de los grupos que más ha influido en su carrera. Después será el turno de los trasandinos de Eterna Inocencia, quienes también han generado lazo con el público chileno, principalmente por el apoyo que este les ha entregado desde sus inicios.

Zakk Sabbath: Del aprendiz al maestro

Muchas veces el nombre Zakk Sabbath genera confusión, ya que no se tiene la certeza de qué es exactamente. Lo cierto es que este proyecto del siempre activo Zakk Wylde está lejos de ser un simple tributo a una de las bandas que más ha influido dentro del metal, sino más bien se trata de una necesidad casi de honor por rendirle tributo a los eternos Black Sabbath, en especial a su líder, Ozzy Osbourne, de quién Wylde fuese guitarrista en su banda solista durante varios años. Cuando ya estamos por cumplir un año desde el final definitivo de Black Sabbath, verdaderamente se siente que el mundo no merece dejar de oír sus canciones, es por eso qué tal vez este proyecto ha tenido tan buen recibimiento, ampliándose desde un simple acontecimiento limitado a una gira con todas sus letras, al punto de que Zakk debió paralizar su banda Black Label Society durante un tiempo.

Acompañado del bajista Blasko (Rob Nicholson), que también ha sido parte de la banda de Ozzy Osbourne, además del baterista Joey Castillo, Wylde despacha verdaderos himnos, como “War Pigs”, “Children Of The Grave” o “Fairies Wear Boots”, aportándole ese especial toque de su guitarra a unas composiciones que de por sí ya son densas y oscuras. Más que un tributo sin sentido o un aprovechamiento del catálogo de otro, este proyecto es algo con sentimientos de por medio, una especie de homenaje desde el aprendiz hacia el maestro. Sólo Zakk podrá saber cuánto ha influido Ozzy en su carrera o en su vida, pero este show, que tiene la responsabilidad de cuidar un tremendo legado, es algo hecho con respeto y admiración, siendo la manera en que el guitarrista intenta darle las gracias a quienes fueron uno de los mayores responsables de toda la música heavy que hemos tenido a lo largo de la historia.

Eterna Inocencia: Hazlo tú mismo

La historia de este conjunto trasandino ya se extiende por alrededor de 23 años, saliendo adelante y haciéndose un nombre siempre por cuenta propia. Fue en 1994 cuando Eterna Inocencia comenzó a expresar mediante su música temas tan relevantes y a la vez ocultos como los derechos de la mujer, el amor, la política o la rabia interna de ese adolescente adicto al skate. Existe una independencia constante en la música de Eterna Inocencia que les ha permitido resistir al paso del tiempo, haciendo las cosas a su manera y no necesariamente como el resto exija que se hagan. Más allá de toda la hermandad propia del punk, los quilmeños han entregado un espacio a quienes recién empiezan en la música bajo el sello Discos del Sembrador, donde también han editado todo su material propio, manteniendo vivo ese espíritu de colaboración, revolución y, sobre todo, empatía con quién está de tu lado.

No hay show de Eterna Inocencia donde el público no se haga notar, ya que la especial entrega de la banda en el escenario hace que su audiencia coree cada canción como si se tratara de un clásico de la vida. La especial pasión de su vocalista Guillermo Mármol a la hora de cantar, permite echar afuera sentimientos tan dispares como la tristeza, la rabia o también la felicidad, con su música introspectiva y combativa, pero con un sonido fresco propio de ese punk under de la vieja escuela. Sin duda alguna, será una de las presentaciones más destacadas en la próxima edición de RockOut Fest 2017, permitiendo expandir hacia un público más masivo el especial vínculo que tienen con nuestro país, donde incluso registraron un DVD en vivo, titulado “Una Tarde Mágica” (2004).

Dos artistas de estilos diferentes, pero ambos con un vínculo enorme con nuestro país. Ambos vienen con la tarea de reforzar ese cariño y apoyo mutuo que se ha desarrollado durante estos años. Instancias como un festival masivo son difíciles en el sentido de tener que darle en el gusto a un amplio marco de público, que muchas veces es diferente entre sí, pero que a su vez está expectante y curioso por saber qué entregarán las bandas que se paran sobre el escenario. En este caso, ambas presentaciones serán capaces de sobreponerse a aquello debido a su presencia y entrega, elementos que se transmiten a la hora de un show en vivo. El respeto es algo esencial, con los demás y con uno mismo, y aquí eso está de sobra, ya que se valora y cuida lo que se hace, ejerciéndolo de la manera más dedicada posible.

Por Manuel Cabrales

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 24 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: