Contáctanos

Artículos

Judas Priest: La vida después de la muerte

Publicado

en

¿Cuántas veces hemos sido testigos y partícipes de las supuestas “giras de despedida”? El caso más claro ocurrió hace cinco años con “el último show de la carrera de Faith No More”, donde muchos fanáticos despidieron incluso con lágrimas a los norteamericanos, para volver a verlos un año después tocando como si nada hubiese pasado y, más encima, hoy día afinan los últimos detalles para el lanzamiento de su nuevo disco que, por consecuencia, tendrá su tour mundial de promoción, del que ya existen rumores tendrá una fecha en la capital.

Cuánto llanto derramado en vano. El de Mike Patton y compañía es el ejemplo más notorio, pero también hemos podido ser participes del último tour mundial de bandas que se tardan tan poco en volver, que no nos dan tiempo siquiera para echarlos de menos. Judas Priest se despidió de la carretera hace cuatro años, anunciando que la gira bautizada como “Epitaph” iba a ser la última que JUDAS PRIEST 01los traería por este lado del mundo. De nuevo asomaron los lagrimones en una noche donde los ingleses dieron cátedra. Pero pronto salieron las noticias de la grabación de un nuevo disco que iba a ser presentado exclusivamente en el viejo continente, para luego extenderse por alguna fechas en Norteamérica, y finalmente admitir que todo fue un bluff y confirmar una nueva gira mundial que los volvería a poner sobre un escenario nacional. La fecha para el regreso del sacerdote (junto a Motörhead) está fijada para el próximo 5 de mayo en el Movistar Arena, es decir, el mismo lugar donde los despedimos con vítores hace unos años, será el recinto donde les daremos la bienvenida después de la falsa muerte.

El redentor de almas

Quizás la razón principal del retorno a la carretera de Judas Priest, fue el éxito de su decimoséptimo disco de estudio, “Redeemer Of Souls” (2014), el cual los volvió a poner en la cresta de la ola, luego del fracaso que significó “Nostradamus” (2008) –tanto comercial como musicalmente-, lo que motivó al grupo a volver a dar una vuelta por el mundo. El último LP de los británicos gana puntos por la vuelta a las raíces que podemos encontrar en su sonido: más allá de experimentar y probar cosas nuevas, Judas Priest decidió sonar como lo hacía en su mejor época, decisión que llevó a K. K. Downing a alejarse de la banda hace unos años, pero que funciona mejor con los fanáticos de toda la vida, mal que mal, Judas Priest es reconocido mundialmente como la gran leyenda del heavy metal del viejo continente, junto a Black Sabbath y Iron Maiden, por lo que esperar un cambio radical en su sonido a estas alturas del partido, es una idea bastante descabellada. “Redeemer Of Souls” recupera a la banda de antaño y entrega nuevos aires a fórmulas que están ultra manoseadas, pero que siempre funcionan.

JUDAS PRIEST 02Richie Faulkner

El miembro más joven del quinteto se unió el año 2011, tras la salida de K. K. Downing. Muchos pensaron en su momento que la banda entraba en su peor declive desde la salida de Rob Halford el año 1992,  asegurando que, sin la guitarra de Downing, una parte importante de la esencia de la banda se perdería para siempre. Y es cierto, pero tampoco es para tanto. Faulkner vino a poner el hombro al espíritu clásico del grupo que ya tenía aburrido a Downing, convirtiéndose en el perfecto compañero de guitarras de Glenn Tipton e inyectando energía juvenil al grupo. Basta recordar las expresiones de asombro de sus compañeros al final del último concierto del grupo en nuestra capital, cuando Richie fue presentado y luego se despachó un extenso solo que parecía estar fuera de libreto. El tipo tiene pachorra y las ganas suficientes como para contagiar a la banda y mantenerla con vida sobre el escenario, y aunque todavía pueda parecer un mero parche, su presencia se agradece y se disfruta.

The priest is back!

A pesar de que está frase era del olvidado Tim “Ripper” Owens, el vocalista que tomó el lugar de Halford durante la oscura época noventera y los primeros años del nuevo milenio, el sacerdote ha vuelto en gloria y majestad, aunque en realidad nunca se fue. Judas Priest volverá a visitarnos el próximo mes de mayo, y si hay algo que siempre se agradece de los británicos, es que en cada gira presentan un repertorio de temas casi completamente distinto al anterior, rescatando joyitas de todos sus discos. Es cosa de ver los setlists de los tres conciertos que nos han brindado en el país, para darse cuenta que los ingleses se preocupan de entregar al fanático lo mejor de todas sus épocas. La gira de “Redeemer Of Souls”, además de poner énfasis en los temas del último disco, tiene como JUDAS PRIEST 03grandes alicientes canciones como “Love Bites” o “Jawbreaker”, las cuales nunca han sido tocadas en Chile –a excepción de “Jawbreaker”, que fue tocada por Rob Halford y su banda el año 2001 y 2010, pero no es lo mismo-, y aunque el himno conocido como “Painkiller” había quedado fuera del set, hace unas semanas volvió a ser reincorporado al repertorio en los conciertos que realizaron en Japón. Quizás nos den otra sorpresa, y este redactor ya está esperando que hagan sus estreno en suelo nacional canciones como “Freewheel Burning”, “Exciter” o “The Ripper”, entre muchas otras.

Nos engañaron, pero qué más da, siempre es bueno volver a ver a Judas Priest en vivo, y aunque Halford ya no se la pueda como lo hacía hace unas décadas, verlo dar todo en canciones como “Victim Of Changes” o “Beyond The Realms Of Death”, es una experiencia para repetirse una y otra vez. El resto de la banda sigue igual de potente y con aires nuevos, aunque sigan tocando lo mismo de siempre. Judas Priest viene a mostrarnos porqué los clásicos son para siempre.

Por Sebastián Zumelzu

Información de tickets para el concierto, AQUÍ.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas