Conéctate a nuestras redes

Artículos

Jorge González: Una voz constante

Publicado

en

Hablar de rock chileno es complejo. Los estilos no sólo son diferentes, sino que también responden a intereses muy distintos. Por eso es tan importante la figura del líder de un grupo que, en su retorno en 2003, fue capaz de llenar el Estadio Nacional no una, sino que dos veces. Los Prisioneros marcaron una época y Jorge González fue el portavoz de una generación completa que buscaba cambios en los tiempos de Pinochet. Pero González es más que un artista marcado por el sino de una época, también destaca por la versatilidad de las propuestas estilísticas con las que ha trabajado. No es extraño que los afectos y odios a JG sean transversales si pensamos que ha incursionado en el rock, el pop y la electrónica.

En su época juvenil, junto a Miguel Tapia y Claudio Narea hicieron lo que ya todos saben: Los Prisioneros con “La Voz De Los 80”(1984), fue un álbum capaz de emitir un mensaje que traspasó la clandestinidad para pasar a la masividad, con una actitud genuina y con el desparpajo suficiente como para no dejar dudas. Luego, con “Pateando Piedras” (1986), consolidarían esta dirección, que experimentaría con otras sonoridades más synth pop en “La Cultura De La Basura” (1987).

Narea se iría del grupo, pero González no se detendría. “Corazones” (1991) sería su disco más personal y dejaría en claro que había mucho más que un mensaje contingente en su música. También había mucha transparencia involucrada.

Claro, para muchos González es polémica, confrontación, frases para el bronce, conflictos y negatividad, pero olvidan cuánto ha hecho el originario de San Miguel por la música chilena. Y quedarse en la lógica de que el personaje se “comió” al artista, es desconocer que no sólo le dio voz a los sin voz en una época difícil, sino que lo hizo agarrando cada vez más influencias, con más matices en su propuesta y siempre considerando letras que importaran tanto como la melodía. En la percepción de la gente no ayudó mucho que su disco homónimo de 1993 fuera sobre producido por Gustavo Santaolalla y que, tras un tormentoso período, González apareciera feliz y como una estrella pop en “Mi Casa En El Árbol”. Tampoco que grabara un disco como “El Futuro Se Fue” (1994) en el que, pese a un gran valor conceptual, se alejara de esa capacidad de hacer música masiva.

Y no volvió a la canción para las masas hasta 1999 con “Mi Destino. Confesiones De Una Estrella De Rock”, donde volvió a la guitarra, pero siguió siendo ignorado por el medio chileno, el mismo que ha criticado sus aventuras electrónicas, tales como “Gonzalo Martínez Y Sus Congas Pensantes” (1997), o lo que ha hecho con Los Updates. Por eso, tras volver a intentarlo con Los Prisioneros al inicio del tercer milenio, llenar dos veces el Estadio Nacional, sacar el disco homónimo de los de San Miguel (2003), volver a separarse de Claudio Narea, sacar un mal disco para los estándares de Los Prisioneros como “Manzana” (2004), quiso estar solo otra vez.

Ahora está radicado fuera del país, y pareciera que está en un muy buen momento, viniendo a Chile a tocar algunas veces, como los artistas internacionales y en una de esas presentaciones hecha en el Teatro Caupolicán grabó un  DVD en vivo, que fue lanzado en agosto. Además, grabó en la comodidad de su casa el intimista “Libro” (2012), su primer disco en 13 años, y con ese material se presentará en el Festival Maquinaria versión 2012, dejando en claro que es mucho más que las caricaturas, sino que hay una voz constante, innovadora y que se sabe reinventar para hacerse escuchar.

Fotos por Javier Valenzuela para Rocknvivo.com

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Especial Primavera Sound Santiago 2022: Cat Power

Publicado

en

Pocas artistas transitan con seguridad entre lo ajeno y lo propio de manera tan clara como Cat Power. Sin temor a hacer covers, la cantautora ha encontrado reconocimiento por versionar en grande las canciones de otros, pero también por las suyas, en una carrera anómala dada la forma en la que ella flota y entrega carácter a lo que sea que haga. Su voz y su intensidad son lo que la distingue, con versatilidad y una marca propia que ha cruzado décadas.

El último lanzamiento de la cantante fue “Covers” este año, una colección donde recorre desde Nico hasta Lana Del Rey, desde Iggy Pop hasta Frank Ocean, y donde, cómo siempre, incluso se da tiempo de releer un tema propio, “Hate” del disco “The Greatest” (2006), que ahora versa como “Unhate”. Esta capacidad reflexiva viene de su admiración por Bob Dylan y su vocación por retrabajar sus canciones durante las giras y los ensayos, a veces cambiándolas por completo.

Es que, aunque en paralelo Cat Power tiene discos fuertes de composiciones propias, como “Wanderer” (2018) y “Sun” (2012), incluso su gira 2022 lleva el nombre de “Covers”, y en sus primeras paradas no sólo se concentra en el disco de este año, sino también en “Jukebox” (2008) y “The Covers Record” (2000), los otros álbumes de reversiones hechas por la artista, así que incluso Frank Sinatra o The Rolling Stones se pueden inmiscuir en sus conciertos. Esto podría sentirse como una estrategia de Marshall para mostrar un repertorio más cercano a públicos masivos, pero que tenga tres discos de covers y que se sienta bien incluso haciendo sus propias relecturas, tiene más que ver con arranques artísticos que con tácticas frías. La misma Cat Power explicaba en una entrevista que el cover a “Bad Religion” de Frank Ocean vino desde la forma de evitar sentir ira al cantar “In Your Face”, a la que le cambió la letra para sentirse bien al interpretar tal melodía.

Pero no sólo son voces las que cambian al generar nuevas formas, sino también la estructura completa. Cat Power puede deshacer la estructura reconocida y reconocible de una canción para dotarla de una vida nueva. Pasó con “(I Can’t Get No) Satisfaction” en 2000, y pasa con “The Endless Sea” de Iggy Pop en 2022. Cuando se escuchan reversiones de Cat Power no sólo se tiene a disposición una canción ya conocida para escucharla a ella a través de ese medio, sino que también está la chance de escuchar cómo ella percibe y oye el mundo, y cómo lo ve. Es ese acto de transparencia el que irrumpe al poner un poco más de atención en estas acciones de la artista, quien no pocas veces ha desnudado el alma respecto a hechos de su vida personal, desde desventuras amorosas hasta enfermedades que casi la hacen retirarse de la música.

Cuando en “I Had A Dream Joe” canta “I opened my eyes”, en medio del momento más estridente del disco, habiendo convertido el swag de Nick Cave en un pulso intoxicante más parecido a la última era de Scott Walker, queda claro que al escucharla cantar a otros en verdad es una forma de cantarse a sí misma, algo que ha cruzado su carrera, siendo puntal de lo que hace. Aunque ha creado grandes canciones por su cuenta, lo que nos atrae de Cat Power no sólo es su creatividad o su interpretación, sino también cómo ella nos quiere contar el mundo, ya sea a través de temas propios o ajenos, y mientras suene su voz, esto siempre será un privilegio artístico como pocos en el mundo hoy.

Información sobre el line up del festival, eventos satélite y entradas, la puedes encontrar ACÁ.

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 5 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 6 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas