Conéctate a nuestras redes

Artículos

Helmet: Punto de inflexión

Publicado

en

A finales de la década del 80 y principios de los 90, la presencia e importancia del rock y el metal en el mainstream era preponderante. Por una parte habían muchas agrupaciones consolidadas y otras realizando su arte sin reparos ni limitaciones de ningún tipo, conjugando sin problemas punk con otros elementos más alternativos en ese entonces, como  la electrónica (el uso de sintetizadores) y atisbos de pop, todos con el estandarte del post punk por delante o acuñando estilos similares, lo que además poseía una estética en particular que contrastaba con lo que por otra parte hacían bandas en el mundo del metal, donde el sonido es más estridente, con composiciones más complejas y, en general, todo lo que se le atribuye al género durante ese período de incubación. Cabe mencionar que es en esa época además donde estalla el movimiento del hip hop a nivel mundial, nutriendo más el espectro de la música multitudinaria de la década.

HELMET 01Las tendencias estaban muy marcadas en esos días y en ese contexto apareció Helmet, un grupo neoyorquino de jóvenes de apariencia sencilla y ajenos a la parafernalia, revolucionando la industria con una propuesta única, que en ese entonces era imposible de clasificar, ya que se alejaba bastante (más en dirección al hardcore, por ejemplo) de un fenómeno similar y contemporáneo a ellos como Faith No More, y que más tarde se convirtió en una influencia trascendental para la nueva camada de artistas que se avecinaba.

Luego de lanzar un sencillo llamado “Born Annoying” (1989), llamaron la atención del sello Amphetamine Reptile Records, lo que resultó en la incorporación de los liderados por Page Hamilton a su catálogo y, en 1990, la edición de su primer larga duración, “Strap It On”, disco bastante extraño e innovador para la época, al fusionar básicamente una especie de metal con énfasis en patrones repetitivos, atisbos de punk y mucho de rock más clásico y alternativo, todo matizado con unas guitarras de afinaciones muy bajas, que a la larga se convirtieron en un elemento vital para futuras generaciones, en las que repercutieron de manera notoria canciones como “Sinatra” o “Distracted”.

A las ligas mayores

HELMET 02El éxito alcanzado por Helmet llegó a oídos de Interscope Records, subsidiaria de Universal Music Group, quienes les ofrecieron un contrato millonario (cuenta la leyenda) y editaron en 1992 “Meantime”, el trabajo más popular de la banda, desde donde extrajeron dos singles y sus respectivos videos: la densa “In The Meantime” y “Unsung”. La siguiente entrega, titulada simplemente como “Betty”, fue lanzada al mercado en 1994 y logró la ubicación más alta en su carrera en el listado Billboard 200, ubicándose en el lugar 45, aunque tal situación no se tradujo en una importancia mayor en lo comercial, ya que el álbum vendió menos copias que su antecesor. Además, durante este período comienza lo que sería una constante en la trayectoria del grupo: el cambio de integrantes, ya que deja su puesto en la guitarra uno de los miembros fundadores, Peter Mengede, para que en su reemplazo llegue Rob Echeverria, proveniente de la escena hardcore de la gran manzana.

Supervivencia y presente

Durante este lapso Echeverria los abandona, y es así como deciden entrar al estudio de grabación como trío y editar su tercer registro en 1997, “Afterstate”, donde suavizan un  poco el sonido acercándose más al rock que al metal, y aunque el single “Exactly What You Wanted” tuvo una rotación considerable en los medios de comunicación, no ocurrió lo mismo en las ventas del disco. Esto, más la vida girando y el desgaste propio de un acto musical de tal magnitud, gatillaron la inevitable disolución.

Varios años más tarde, Hamilton resucita al conjunto y, luego de un tiempo, lanzan “Size Matters” (2004), disco que los puso de nuevo en la palestra como un esperado retorno, cosechando buenas críticas, aunque la situación de la industria para ese entonces era muy diferente a lo que ellos vivieron, por lo que en este segundo aire el énfasis está puesto sólo en desarrollar un concepto HELMET 03artístico por sobre las preocupaciones comerciales. Este punto, la libertad creativa, es algo que desde siempre fue un privilegio para Helmet por parte de las disqueras, de manera inusual si se le compara a la realidad de la mayoría de los músicos que trabajan en este nivel.

En 2005 se van de Interscope hacia Warcon y al año siguiente editan “Monochrome”, planteando algo en la misma línea del disco anterior, lo que se repite en su más reciente entrega también, “Seeing Eye Dog”, lanzado cuatro años más tarde, donde no se alejan de este sendero y, más que apelar a un reinvento o a un giro radical, se casan con una propuesta directa, sin ambiciones desmedidas que desvirtúen el enfoque más minimalista que se aplica en Helmet.

En Rockout estará la posibilidad de validar la fama que los precede, donde figuran como influencia seminal en una gran cantidad de músicos exitosos de los noventa y alrededores, sobre todo (para pesar del mismo Hamilton) en géneros tan populares y masivos cono lo fue el nü metal, por ejemplo, y debutar en nuestro país con paso firme para cimentar el camino de vuelta hacia el lugar que merece el aporte que constituyen en el rock moderno.

Por Hans Oyarzún

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Chilenos en Lollapalooza 2020, Parte 2: Consolidando escenas

Publicado

en

Lollapalooza Chile

Aunque Lollapalooza Chile 2020 tiene más de cien artistas en total, la mayoría se fija en los cabezas de cartel, en esos nombres que tal vez no vendrán nunca más y que se presentan como oportunidades únicas. Pero también existe una miríada de actos chilenos que complementan la parrilla de forma precisa. Una apuesta por nombres emergentes en lo urbano, mezclado con artistas ya consolidados en el rock o en el indie, el festival que se desarrollará entre el 27 y el 29 de marzo en el Parque O’Higgins tiene múltiples colores, de los cuales te mostramos algunos tonos a continuación:

  • Para leer la primera parte de este artículo, con seis nombres más, entre los que se encuentran Pánico, Camila Moreno o Inti-Illimani & Quilapayún, haz clic AQUÍ.

Saiko

Tal vez la banda chilena más importante que faltaba que debutara en el escenario de Lollapalooza Chile, Saiko no sólo entera una carrera de más de dos décadas llena de éxitos, sino que también lo hace con una solidez escénica que viene de la experiencia y de la confianza que tiene la actual formación: una especie de dream team de la música chilena. A la voz inconfundible de Denisse Malebrán y el bajo de Luciano Rojas, se suma en batería el ex La Ley Mauricio Clavería, además el arreglista, productor y multiinstrumentista Martín D’Alesio.

Luego de muchos movimientos, la banda parece estar en un punto de madurez y tranquilidad que en vivo consigue mezclar efectivamente los éxitos de sus primeros discos (principalmente “Informe Saiko” de 1999 y “Las Horas” de 2004) con los tracks más nuevos, como “Fluvial” (hecho en colaboración con Sebastián Gallardo de We Are The Grand) o “Sabes”. Pop, rock, intensidad, dulzura, convicción y un carácter pionero en la música chilena, hacen de Saiko la última gran banda nacional vigente que debía debutar en el escenario del Parque O’Higgins.

Alain Johannes Trio (performs “Euphoria Morning”)

A estas alturas no debiéramos entregar credenciales de quién es Alain Johannes, pero no es malo recordar una que otra. Por ejemplo, que junto con Natasha Shneider fueron quienes produjeron el álbum solista debut de Chris Cornell, “Euphoria Morning”. Este álbum, salido en septiembre de 1999, tendrá un nuevo giro en el escenario de Lollapalooza Chile 2020, protagonizando lo que será el retorno de Johannes al festival, en formato trío, con los hermanos Cote Foncea (Lucybell, Dracma) y Felo Foncea (De Kiruza).

Johannes muchas veces ha comentado la cercanía que tenía con Chris Cornell y cuán importante fue para todos quienes participaron el hecho de grabar “Euphoria Morning”, un disco que, además de su carga emocional, posee melodías que distanciaron al vocalista de lo que hizo en Soundgarden, llevándolo a un rock más profundo, de texturas más ricas, mucho más parecido a lo que Alain y Natasha cultivaban en Eleven. Y es precisamente ese tipo de sonido el que será evocado en un show único con Johannes y los hermanos Foncea, que son prenda de garantía al momento de sonar en vivo.

Fernando Milagros

Luego de experimentar con múltiples recursos sonoros, pareciera que en “Serpiente” –disco que editó en 2019– Fernando Milagros volvió a la guitarra como muleta única, siendo las seis cuerdas y la garganta del cantautor lo que domina las melodías propuestas en los nueve tracks del sólido y cálido LP.

Esa cercanía orgánica es toda una novedad para el artista que en “Nuevo Sol” (2014) o “Milagros” (2017) tuvo en los trazos electrónicos un complemento clave. También es ese tono más ligado a lo psicodélico, con percusiones orgánicas y bajos más profundos como elementos que terminan de cuajar la mezcla, el que sonará en Lollapalooza Chile, con un músico que vuelve a sus raíces, pero con las enseñanzas marcadas en canciones más directas y llenas de detalles por descubrir ahí donde es más difícil: escondidas a simple vista.

Yorka

Las hermanas Pastenes son un halo de luz y de fuerza en el escenario nacional, haciendo un pop sofisticado, juguetón y bello, pero no por ello menos potente. En eso ayudan mucho las voces de Daniela y Yorka, quienes se apoyan y generan sensaciones de alto impacto, cantando sobre temas variados, con canciones que en el contexto de la protesta social han encontrado más oídos y más lecturas.

Esto también se relaciona al trabajo que ellas han hecho en terreno, con Yorka –quien es profesora– haciendo clases de canto en múltiples contextos, acercando la música a distintos territorios. “La Canción Es Protesta” es una de las mejores composiciones surgidas tras el estallido social, vinculando el sonido del canto nuevo con un pop del siglo XXI, y es ese tipo de conexiones lo que convierte a Yorka en un proyecto relevante, precioso de descubrir y atemporal en su sonido, en su mejor momento.

Slowkiss

La mezcla que hace Slowkiss podría ser un desastre si sólo se ve lo que hay en el papel. Pop, shoegaze, punk, elementos góticos incluso, pueden parecer cosas que en la mezcla podrían perder algo, pero el cuarteto chileno logra mostrar todas sus facetas, en una propuesta que, luego de mucho trabajo y convicción, es parte de los sucesos imperdibles del rock chileno en el último tiempo.

Aunque la masculinidad frágil haga que algunos le enrostren su pasado como parte de Supernova a Elisa Montes, lo que consigue la formación que la tiene a ella, Natalia Diaz, Andie Borie y Ricardo Pozo no pierde el tiempo en el pasado, y entrega rock directo como el que inunda “Patio 29”, el disco que lanzaron en agosto pasado y que será la columna vertebral de lo que promete ser una vibrante presentación en Lollapalooza Chile 2020.

Catana

Una de las voces más interesantes y versátiles dentro de la escena urbana, Catana ganó notoriedad con su mixtape “Qween C” en 2018, un trabajo que dejaba en claro cómo la intérprete podía rapear, cantar, trapear y también mezclar estilos en su voz. Con líricas afiladas, la artista también ha explorado en notas más sostenidas, en el R&B y en más recovecos musicales con colaboraciones múltiples.

“CA” es el último single editado por Catana, que muestra el camino reflexivo, pero lleno de reafirmación, que la tiene como uno de los nombres a seguir no sólo en la música chilena, sino que en la esfera latina. Tal vez porque, en medio de solistas que se ponen al centro como objeto de escrutinio, una voz que observa al resto con la confianza y el carisma que tiene Catana no sólo resulta algo lleno de novedad, sino también ocupa espacios que estaban ahí, a la espera de un talento como el de la oriunda de Cerro Navia, que llegará a Lollapalooza Chile a confirmar las sospechas que hay sobre uno de los secretos mejor guardados del rap chileno.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ohms Ohms
DiscosHace 2 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 3 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 6 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 7 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 1 semana

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 4 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

Publicidad
Publicidad

Más vistas