Conéctate a nuestras redes

Artículos

Florence + The Machine: Catarsis liberada

Publicado

en

La primera vez que Florence + The Machine pise escenarios chilenos será, nada más y nada menos, como cabeza de cartel de uno de los festivales nacionales más importantes. Con sólo tres larga duración bajo el brazo, el show de la agrupación británica promete ser uno de los puntos altos del evento gracias a la calidad que han alcanzado musicalmente, tanto en términos de composición como también de ejecución, pese a la brevedad de su carrera. A esto se suma el impecable trabajo que ha realizado la banda para traducir la fuerza y la potencia de sus grabaciones de estudio a un show en vivo que no hace más que realzar estas virtudes, transformando la instancia en toda una experiencia. Y qué buena oportunidad es Lollapalooza para presenciar por vez primera este espectáculo: un escenario de grandes proporciones para un despliegue escénico de similar envergadura, que posiblemente se percibiría enclaustrado si se llevase a cabo en un contexto menor. Misma situación FLORENCE + THE MACHINE 01corre para la potente voz de Florence Welch, que llena de fuerza y para algunos incluso llega a bordear lo estruendoso, motivo por el que los espacios acotados pueden parecer desproporcionados en comparación a un gran escenario al aire libre. Como si la voz de Florence hubiese estado predestinada a alcanzar las grandes multitudes.

Y es que asistir a un concierto de Florence + The Machine no es sólo apreciar a un conjunto que lleva a cabo un pop de notable calidad, es también presenciar una perfomance que logra transcribir a lo visual la amplia gama de colores y matices expresada en el plano musical, en un espectáculo indiscutiblemente protagonizado por Welch, quien destaca por llevar al aspecto corporal toda la manifestación plasmada en sus melodías: saltos, recorridos por el escenario, acercamientos al público, incluso arrodillarse o quedar tendida en el suelo. Todo es parte de sentir en lo más profundo lo que se interpreta, y ocupar no sólo la voz, sino el cuerpo entero para transmitir al espectador este torbellino de sensaciones que aborda el sonido de la banda. Buen ejemplo de los extremos que puede alcanzar este histrionismo es lo ocurrido en la más reciente versión del festival Coachella, cuando “Dog Days Are Over” –sencillo correspondiente al álbum debut de la agrupación, que, por cierto, promete ser un momento cúlmine del paso de la los ingleses por estos lados– fue ejecutada por la banda con tal intensidad que, entre saltos y piruetas, le significó a Florence una fractura en el pie derecho tras lanzarse arrebatadamente desde el escenario hacia el público, producto de la euforia que la desborda cuando interpreta este enérgico tema.

FLORENCE + THE MACHINE 02El sello de la agrupación británica ha sido esto, una suerte de catarsis liberada en un honesto lenguaje pop en su estado más puro, sin disfraces ni experimentación con otros estilos, ni con los alcances de cada instrumento. Es un idioma limpio y sincero que escapa de las pretensiones estilísticas para enfocarse en lo expresivo, en lograr un nexo comunicativo con el público a través de una liberación desenfrenada de toda la sensibilidad que desbordan las temáticas de cada canción, y que va en estrecha coherencia con los variados matices que se abarcan musicalmente.

Por otro lado, el sonido de la banda percibe un salto cualitativo que se evidencia en su último disco. Cuatro años tuvieron que pasar para que finalmente viera la luz “How Big, How Blue, How Beautiful” (2015), su más reciente lanzamiento, el cual probablemente sea el más interpretado dentro del setlist que traerá la agrupación a nuestro país. Sin duda, un muy buen momento, ya que es un álbum que expone cierta maduración de la banda en términos musicales, evidenciado en sonidos más ricos, mayor uso de texturas y aparentemente mayor fiato entre los miembros del conjunto, dando como resultado melodías íntegras, sugerentes, donde cada elemento está orientado a un claro horizonte. La técnica vocal de Florence también parece haber alcanzado ciertas mejoras, demostrando un mayor dominio en los extremos de su registro, y también logrando controlar los excesos que la hacían bordear lo ruidoso al alcanzar los momentos de máxima intensidad. De esta forma, se convierten en un excelente exponente de lo que puede llegar a entregar el manoseado género pop cuando existen trabajos de impecable factura. De este último lanzamiento, los sencillos “Ship To Wreck” y “What Kind Of Man” se sitúan como paradas obligadas dentro del setlist, en tanto que “Delilah”, “Third Eye” y la canción homónima al disco se posicionan como muy probables candidatas a ser presentadas en vivo, por ser algunos de los puntos altos del mencionado trabajo.

FLORENCE + THE MACHINE 03Sin embargo, lejos de sólo estancarse en esta última publicación, el show también podría echar mano a los predecesores “Lungs” (2009) y “Ceremonials” (2011), dando como resultado un espectáculo equilibrado y respetuoso con los seguidores de su trayectoria. Una fórmula probada y continuamente mejorada, que ha sido puesta a prueba en los escenarios de festivales extranjeros de renombre con un excelente recibimiento. No olvidemos que la agrupación cargó con la responsabilidad no menor de reemplazar a Foo Fighters como cabeza de cartel en la pasada versión de Glastonbury, recibiendo por ello numerosos elogios de la crítica especializada y hasta del mismo Dave Grohl.

Por todo lo anteriormente expuesto, el debut de Florence + The Machine en nuestro país se ubica como una presentación altamente recomendada, incluso para quienes no se declaran seguidores de los británicos. Se trata de un show de calidad asegurada, gran exponente de su género y, como si esto fuera poco, de una banda que se encuentra en su mejor momento, si es que no es sólo el principio del ascenso acelerado de una agrupación que aún tiene mucho por entregar.

Por Evelyn Munzenmayer

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Chilenos en Lollapalooza 2020, Parte 2: Consolidando escenas

Publicado

en

Lollapalooza Chile

Aunque Lollapalooza Chile 2020 tiene más de cien artistas en total, la mayoría se fija en los cabezas de cartel, en esos nombres que tal vez no vendrán nunca más y que se presentan como oportunidades únicas. Pero también existe una miríada de actos chilenos que complementan la parrilla de forma precisa. Una apuesta por nombres emergentes en lo urbano, mezclado con artistas ya consolidados en el rock o en el indie, el festival que se desarrollará entre el 27 y el 29 de marzo en el Parque O’Higgins tiene múltiples colores, de los cuales te mostramos algunos tonos a continuación:

  • Para leer la primera parte de este artículo, con seis nombres más, entre los que se encuentran Pánico, Camila Moreno o Inti-Illimani & Quilapayún, haz clic AQUÍ.

Saiko

Tal vez la banda chilena más importante que faltaba que debutara en el escenario de Lollapalooza Chile, Saiko no sólo entera una carrera de más de dos décadas llena de éxitos, sino que también lo hace con una solidez escénica que viene de la experiencia y de la confianza que tiene la actual formación: una especie de dream team de la música chilena. A la voz inconfundible de Denisse Malebrán y el bajo de Luciano Rojas, se suma en batería el ex La Ley Mauricio Clavería, además el arreglista, productor y multiinstrumentista Martín D’Alesio.

Luego de muchos movimientos, la banda parece estar en un punto de madurez y tranquilidad que en vivo consigue mezclar efectivamente los éxitos de sus primeros discos (principalmente “Informe Saiko” de 1999 y “Las Horas” de 2004) con los tracks más nuevos, como “Fluvial” (hecho en colaboración con Sebastián Gallardo de We Are The Grand) o “Sabes”. Pop, rock, intensidad, dulzura, convicción y un carácter pionero en la música chilena, hacen de Saiko la última gran banda nacional vigente que debía debutar en el escenario del Parque O’Higgins.

Alain Johannes Trio (performs “Euphoria Morning”)

A estas alturas no debiéramos entregar credenciales de quién es Alain Johannes, pero no es malo recordar una que otra. Por ejemplo, que junto con Natasha Shneider fueron quienes produjeron el álbum solista debut de Chris Cornell, “Euphoria Morning”. Este álbum, salido en septiembre de 1999, tendrá un nuevo giro en el escenario de Lollapalooza Chile 2020, protagonizando lo que será el retorno de Johannes al festival, en formato trío, con los hermanos Cote Foncea (Lucybell, Dracma) y Felo Foncea (De Kiruza).

Johannes muchas veces ha comentado la cercanía que tenía con Chris Cornell y cuán importante fue para todos quienes participaron el hecho de grabar “Euphoria Morning”, un disco que, además de su carga emocional, posee melodías que distanciaron al vocalista de lo que hizo en Soundgarden, llevándolo a un rock más profundo, de texturas más ricas, mucho más parecido a lo que Alain y Natasha cultivaban en Eleven. Y es precisamente ese tipo de sonido el que será evocado en un show único con Johannes y los hermanos Foncea, que son prenda de garantía al momento de sonar en vivo.

Fernando Milagros

Luego de experimentar con múltiples recursos sonoros, pareciera que en “Serpiente” –disco que editó en 2019– Fernando Milagros volvió a la guitarra como muleta única, siendo las seis cuerdas y la garganta del cantautor lo que domina las melodías propuestas en los nueve tracks del sólido y cálido LP.

Esa cercanía orgánica es toda una novedad para el artista que en “Nuevo Sol” (2014) o “Milagros” (2017) tuvo en los trazos electrónicos un complemento clave. También es ese tono más ligado a lo psicodélico, con percusiones orgánicas y bajos más profundos como elementos que terminan de cuajar la mezcla, el que sonará en Lollapalooza Chile, con un músico que vuelve a sus raíces, pero con las enseñanzas marcadas en canciones más directas y llenas de detalles por descubrir ahí donde es más difícil: escondidas a simple vista.

Yorka

Las hermanas Pastenes son un halo de luz y de fuerza en el escenario nacional, haciendo un pop sofisticado, juguetón y bello, pero no por ello menos potente. En eso ayudan mucho las voces de Daniela y Yorka, quienes se apoyan y generan sensaciones de alto impacto, cantando sobre temas variados, con canciones que en el contexto de la protesta social han encontrado más oídos y más lecturas.

Esto también se relaciona al trabajo que ellas han hecho en terreno, con Yorka –quien es profesora– haciendo clases de canto en múltiples contextos, acercando la música a distintos territorios. “La Canción Es Protesta” es una de las mejores composiciones surgidas tras el estallido social, vinculando el sonido del canto nuevo con un pop del siglo XXI, y es ese tipo de conexiones lo que convierte a Yorka en un proyecto relevante, precioso de descubrir y atemporal en su sonido, en su mejor momento.

Slowkiss

La mezcla que hace Slowkiss podría ser un desastre si sólo se ve lo que hay en el papel. Pop, shoegaze, punk, elementos góticos incluso, pueden parecer cosas que en la mezcla podrían perder algo, pero el cuarteto chileno logra mostrar todas sus facetas, en una propuesta que, luego de mucho trabajo y convicción, es parte de los sucesos imperdibles del rock chileno en el último tiempo.

Aunque la masculinidad frágil haga que algunos le enrostren su pasado como parte de Supernova a Elisa Montes, lo que consigue la formación que la tiene a ella, Natalia Diaz, Andie Borie y Ricardo Pozo no pierde el tiempo en el pasado, y entrega rock directo como el que inunda “Patio 29”, el disco que lanzaron en agosto pasado y que será la columna vertebral de lo que promete ser una vibrante presentación en Lollapalooza Chile 2020.

Catana

Una de las voces más interesantes y versátiles dentro de la escena urbana, Catana ganó notoriedad con su mixtape “Qween C” en 2018, un trabajo que dejaba en claro cómo la intérprete podía rapear, cantar, trapear y también mezclar estilos en su voz. Con líricas afiladas, la artista también ha explorado en notas más sostenidas, en el R&B y en más recovecos musicales con colaboraciones múltiples.

“CA” es el último single editado por Catana, que muestra el camino reflexivo, pero lleno de reafirmación, que la tiene como uno de los nombres a seguir no sólo en la música chilena, sino que en la esfera latina. Tal vez porque, en medio de solistas que se ponen al centro como objeto de escrutinio, una voz que observa al resto con la confianza y el carisma que tiene Catana no sólo resulta algo lleno de novedad, sino también ocupa espacios que estaban ahí, a la espera de un talento como el de la oriunda de Cerro Navia, que llegará a Lollapalooza Chile a confirmar las sospechas que hay sobre uno de los secretos mejor guardados del rap chileno.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Providence Providence
DiscosHace 1 día

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 2 días

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 5 días

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 1 semana

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 1 semana

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 2 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 2 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 2 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Punisher Punisher
DiscosHace 3 semanas

Phoebe Bridgers – “Punisher”

En tiempos de pandemia se idealiza la experiencia de la música en vivo, y se extraña, por supuesto, como la...

Publicidad
Publicidad

Más vistas