Contáctanos

Artículos

Evanescence: Resurgiendo desde las sombras

Publicado

en

Ha pasado mucha agua bajo el puente desde la primera visita de Evanscence a nuestro país. En aquella ocasión, Amy Lee y los suyos, aterrizaron sobre el escenario de la Pista Atlética del Estadio Nacional, para presentarse frente a miles de fanáticos que llegaron para disfrutar del nu metal melódico con algunos toques góticos, elementos que moldeaban el estilo que convirtió a Evanescence en uno de los números más taquilleros en su especie.

Los años de gloria terminaron abruptamente con el cambio de década y Evanescence desapareció del mapa para tomarse un largo receso de cinco años, para luego renacer durante el otoño del año pasado con el lanzamiento del homónimo “Evanescence” (2011). Amy Lee es la gran matriarca de la agrupación, que regresa a nuestro país para presentarse en el Movistar Arena el próximo martes 23 de octubre, en un espectáculo que promete reivindicar el nombre de los americanos.

Surgidos en la ciudad de Arkansas y fundada por el dúo compuesto por Amy Lee en las voces y teclado, y Ben Moody en la guitarra, conformaron la primera encarnación de Evanescence, la que comenzó a hacerse notar en las radioemisoras locales con temas como “Solitude” o “My Immortal”, otorgándoles popularidad en los escenarios de la zona. Los primeros lanzamientos fueron en formato de EP con “Evanescence EP” (1998), “Whisper EP” (1999), “Mystary EP” (1999), para luego lanzar un demo oficial con el nombre de “Origin” (2000), registro que contiene las primeras versiones de temas como “Whisper” e “Imaginary”, las cuales más tarde conformarían parte del primer LP del grupo.

Al tanto del tremendo potencial del grupo, Wind-up Records reclutó de inmediato a la dupla para auspiciarlos y prepararlos para el éxito que estaba por llegar. Luego de dos años, Dave Fortman, productor de bandas como Slipknot o Mudvayne, llegaría para guiar al grupo en la creación de lo que sería “Fallen” (2003), el gran debut de Evanscence. Al grupo se unió John LeCompt en la guitarra rítmica, Rocky Gray en la batería y Will Boyd en el bajo, formación que viviría el mejor de período de la banda, que los llevó a convertirse en un suceso comercial sin precedentes.

Los singles “Bring Me To Life”, con la participación en las voces de Paul McCoy, vocalista de12 Stones, y la balada “My Immortal”, arrasaron con los rankings alrededor del globo, alcanzando el número uno en el Reino Unido con “Bring Me To Life” y el número siete con “My Immortal”. Ambas canciones fueron incluidas en el soundtrack de la película “Daredevil” (2003) y “Fallen” se convirtió en uno de los discos más vendidos de la década.

El gran momento de Evanescence quedo plasmado en “Anywhere But Home” (2004), CD/DVD que incluye un concierto en París, además de un compilatorio que contenía material inédito, como la canción “Breathe No More” parte de la banda sonora de la adaptación cinematográfica de la heroína “Elektra” (2005), y el cover de “Thoughtless” original del Korn.

Por diferencias artísticas, Ben Moody abandonaba la banda, dejando a Amy Lee como la líder absoluta del quinteto. Con la intención de explotar toda su creatividad y realizar una producción meticulosa, La vocalista se tomó tres años para lanzar el siguiente disco de la banda. “The Open Door” (2006) trajo consigo la salida de Will Boyd, para ser remplazado por Tim McCord, sumado a la entrada de Will Hunt y Troy McLawhorn, en batería y guitarra, respectivamente, para conformar la formación definitiva.

“The Open Door” continuó la senda de su predecesor, con un gran éxito mediático y girando con bandas de la talla de Velvet Revolver, Stone Sour y Aerosmith. La agrupación liderada por Amy Lee vivía sus últimos años de gloria en el ocaso del nu metal.

En silencio durante cinco años, Evanescence fraguó con sumo cuidado y pulcritud la producción de su último álbum, que sin mayores epítetos, lleva el nombre de la agrupación. Sin batir los records de hace unos años, “Evanescence” puso de vuelta al ruedo a los norteamericanos, para hacerse parte de carteles como el de Rock In Rio 2011-2012, en sus versiones de Brasil y Lisboa, respectivamente, además de llegar como cabeza de cartel a la primera versión de Maquinaria realizada en Brasil el año 2010.

Evanescence ya no es la gran bomba comercial que conquistó al mundo a mediados de la primera década de 2000. Hoy es una banda que profesa con constancia su sonido y, aunque ya no conquistan los rankings, han sabido renacer en cada una de sus dilatadas entregas para reencontrarse con sus devotos fanáticos. Haciendo justicia al significado de su nombre, Evanescence desaparece entre las sombras para resurgir y recordarnos que la oscuridad melódica sigue presente.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Daniel

    21-Oct-2012 en 4:35 pm

    Muy buena reseña de la banda y por supuesto allá estaremos en el Movistar Arena este martes.

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Parquet Courts

Publicado

en

Parquet Courts

El deseo de rebelión y las ganas de expresar lo que uno siente internamente, siempre serán motivos más que suficientes para desenvolverse en la música de carácter independiente. Bandas de la cultura DIY (Do It Yourself) realizan este ejercicio desde hace muchos años, manifestando todo su pensamiento frente al contexto político, social o cultural que se han encontrado en un determinado momento. Así, en la actualidad, vemos cómo Parquet Courts optó por transitar esa vereda, gestándose en el seno callejero y caótico de Brooklyn, escenario perfecto para que el cuarteto conformado por A. Savage, Austin Brown, Sean Yeaton y Max Savage lograra expulsar todo su estado interior.

Formados en 2010, Parquet Courts cuenta a la fecha con cinco trabajos de estudio, entre los cuales se han deslizado por estilos que van desde el indie rock hasta el post-punk, garage e incluso el rock experimental. Con “Human Performance” (2016) como su último álbum (si no contamos a “MILANO”, su placa colaborativa con Daniele Luppi lanzada este año), el cuarteto se aventura en explorar toda la cultura de violencia propia de Estados Unidos, abarcándola en canciones como “Two Dead Cops” o “One Man No City”, que reflejan el sentido más marginal y arriesgado de una sociedad que constantemente tiene algo que decir contra sus autoridades. Bajo aquel contexto agitado, el interés por inspeccionar a una sociedad en aparente decadencia va creciendo desde una perspectiva personal y exhausta, temática que se tornó un poco más recurrente de manera progresiva a partir de “Light Up Gold” (2012), su segunda placa discográfica.

Pese a estar siendo constantemente aclamados por la crítica de manera general, es cosa de poner algo de atención en la manera que su música es entregada. Parquet Courts no busca sorprender, ni poner excesiva atención en detalles pretenciosos o minúsculos, sus composiciones son directas, certeras y bien seguras del mensaje que quieren entregar, razón por la que quizás la banda se moleste, debido a las comparaciones que regularmente se le hacen con héroes anónimos del rock alternativo de los noventa como Sebadoh o Guided By Voices. Muy por el contrario, Savage y compañía no buscan ser reconocidos como la reencarnación o sucesión de algo, sino más bien como el surgimiento de un movimiento bajo sus propios términos, fuera de las etiquetas y tediosas comparaciones que son tan recurrentes en la actualidad.

“El rock está cambiando y la gente no puede ver cómo avanza porque están esperando que aparezca el próximo Fugazi”, relataba Andrew Savage en una ocasión, algo que probablemente haga referencia a cómo la gente prefiere estar pendiente de manera casi desesperada de la aparición de una nueva banda que venga y lo cambie todo. El único problema de eso es que se ignora lo que de verdad está pasando, privilegiando la manufacturación casi publicitaria en vez de la expresión verdadera y las revoluciones desde una vereda autosustentable.

Tal como poco a poco el mundo comienza a notarlo, Santiago también tendrá la oportunidad de hacerlo cuando el cuarteto traiga toda su potencia y furia al festival En Órbita 2017, donde seremos testigos presenciales de ese torbellino llamado Parquet Courts, uno que promete hacer notar su presencia, desestabilizando toda concepción de lo mal llamado “independiente” en estos días.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Utopia Utopia
DiscosHace 11 horas

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 días

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 5 días

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 7 días

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 1 semana

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 1 semana

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 semanas

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Give More Love Give More Love
DiscosHace 2 semanas

Ringo Starr – “Give More Love”

Si hay algo en lo que siempre podemos confiar, es en el extraordinario poder de Ringo Starr para facturar discos...

MASSEDUCTION MASSEDUCTION
DiscosHace 2 semanas

St. Vincent – “MASSEDUCTION”

Con el lanzamiento del homónimo “St. Vincent” (2014), la guitarrista Annie Clark optó por dar un vuelco en su música,...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: